2.502. Juan Carlos Arniz Sanz. El Tuerto de Santa María.

eltuerto_1_puertosantamaria

Juan Carlos Arniz Sanz, portuense de 45 años, tuerto por propia voluntad, se desnuda con la mar tatuada por la cara, una decisión tomada en 2013.

--¿Cuando se te pasa por la cabeza la idea de tatuarte la cara?
--La idea de caritatuarme la tenía desde joven, pero soy pobre y esto significa que no siempre se dispone de libertad suficiente: debes trabajar, debes aceptar las órdenes de papá... Si yo hubiese tenido dinero de sobra para vivir a lo grande, me la habría pinchado a los 20 años. Por tanto, mi ilusión de hacerme la cara viene de hace mucho, un deseo que cumplí al fin. La libertad me parece la fruta más dulce, mi verdadero tesoro. Aún así, mi liberación viene, sobre todo, por mi piercing, no por mi tatu facial. Cualquiera puede tener un tatu facial. Pero mi piercing «Tuerto», no.

--¿Cuánto tiempo pasa hasta que empiezas a hacerlo realidad?
--El tiempo desde la decisión hasta el pinchazo es muy breve, cuestión de días. Y digo días porque Montse Manzorro --la tatuadora-- estaba de vacaciones. Yo soy de decir y hacer, especialmente cuando se huele la libertad.

eltuerto_sin_puertosantamaria

--¿Quién te estaba haciendo el tatuaje y qué dijo cuando se lo propusiste?
--Montse Manzorro --deTarambana Tattoo-- lleva años tatuando, pero no tenía la experiencia de una cara. Ella suponía que, técnicamente, no sería ninguna tontería (párpados, nariz, orejas, labios...). Pero me conoce, sabe que tengo mis motivos y sabe que si ella se rajase (negase), iría a otra persona, aunque sea un cualquiera. Es decir, caritatuarme lo haría, con Montse o sin ella. No lo hice yo mismo porque requiere mucho tacto y arte, y yo solamente me he pinchado (a máquina) los dedos de las manos. Ése sería para mí el tatuaje perfecto: autotatuarme la cara. No creo que haya satisfacción mayor en el mundo del tatuaje.

--La pregunta del millón, ¿por qué en la cara?
--¿Por qué la cara? No soy tímido. Soy nudista, estoy acostumbrado a que me miren sin trapos. La cara es el no va más en el mundo del tatuaje. Después de la cara, ya no queda nada. Y no digo esto por estar lleno de tinta, ni mucho menos. Sólo tengo 23 tatuajes, más las chapuzas que me hago en los diez dedos. Mucha gente piensa cuando me ve con manga larga: «estará bien lleno». A la cara le tenía ganas, es un experimento psicológico hacia fuera y hacia dentro, no tiene comparación con un tatuaje en la mano. La cara es un salto, y algunos (los que no se conocen a ellos mismos) se caen pronto. Yo no caeré, me alimento de miradas (especialmente, femeninas).

eltuerto_semi_puertosantamaria

Para llevar la cara hecha debes tener arte, o llámalo como quieras, pero hay que servir para eso. No seré yo quien diga que esto es fácil. Por desgracia, el mundo «moderno» es duro con los tipos raros. El tatuaje en la cara es mi carné elegido, mi carné de tarambana, el signo para reconocerme desde lejos sin equivocarte. Aquí estoy, que continúe la comedia. Quien crea que mi tatuaje facial es chulería... ¡acertará! ¡Ja ja ja ja!.

También soy raro por tener la cara hecha, y todavía no los hombros, el cuello, la espalda, la barriga... Me gusta más así, pues demuestro que me queda mucho espacio por pinchar, pero elijo la cara.

--¿Qué significa el tatuaje para ti?
--El tatuaje es el mar en mi cara. Me volví playa, porque por motivos de salud la perdí, perdí mi corazón, mi playa. Tú dirás «cojones, ponte crema», no, la crema me asquea. Tampoco uso toalla, y ya te imaginas que pájaro raro soy. «Cojones, ve de noche», no, la noche le quita abrigo a mi playa, el sol me abriga psicológicamente. Sabrás que tomar el sol es terapia conocida en todo el mundo, aleja del suicidio.

eltuerto_semi2_puertosantamaria

--¿Tenías en mente desde un principio tatuarte toda la cara o empezó por algo pequeño que fue creciendo?
--Muy buena pregunta. Los tatuajes evolucionan en la mente, se transforman, van haciéndose cariñosos, seductores. Y si tenías pensado un tatuaje de 2 x 3 centímetros, éste se extiende en tu mente, se hace tu amigo, crece contigo, llora contigo, se hace ombligo. Terminas deseando tener cinco o seis caras, para llenarlas de tu rabia, de tu tristeza. «Todo tatuaje es pequeño», te dirá siempre un fanático de este mundillo. «Y ahora quiero además esto, pero ya no cabe», solemos pensar.

--¿Cuál ha sido la parte más dolorosa?
Hombre, el dolor es subjetivo, y lo que uno soporta bien, a otro lo hace polvo. Pero creo que tengo razón al decir que la nariz, algunos puntos de la oreja y la zona ósea que rodea el ojo tienen cosquillita para rato, ¡ja ja ja ja! no se olvida. Y tengo un truco, Montse dice que solamente me funciona a mí: mi espejo. Porque veo el dibujo, y me animo, he comprobado que duele más si cierro el ojo. A mí me funciona y con eso basta.

eltuerto_sinpelo_puertosantamaria

--¿Qué piensa tu familia y amigos?, ¿te apoyaron?
--Mi familia.... cómo decirlo bellamente... no me mató. Mis amigos, los que me conocen bien, no necesitan apoyarme, pues yo tiro del carro y no miro atrás. Ellos sonríen, y piensan «cada día más majara, cojones». No esperé ningún apoyo, y supe que llegarían insultos. Y llegaron, entraron por mi oreja izquierda y salieron por la diestra. Así soy.

--¿Alguno intentó hacerte cambiar de idea para que no lo hicieses?
--Nadie pudo intentar nada porque yo no comento el futuro atraco a un banco con un poli, valga el ejemplo. Ya me sé todos los cuentos y estoy de vuelta.
Todos sabemos que los niños no se cortan ni un pelo a la hora de hablar, señalar, etc. ¿Cómo reaccionan cuando te ven? Los niños me dan esas pequeñas alegrías necesarias para olvidarse del suicidio. «Mami, mira, ese hombre se ha pintado la cara. ¿Por qué?». Ellos cambiarán el sistema, pero debemos darles las semillas. Yo soy una semilla más, ya somos muchas.

eltuerto_barba_puertosantamaria

--¿Te has sentido discriminado por culpa del tatuaje?
--Me he sentido discriminado por culpa de mi librepensamiento, por ser ateo, desde los 8 añitos, en un colegio de curas (yo solía callarlo). Fui eneurésico --meaba en la cama-- hasta los 17 años. Me puncé voluntariamente el ojo, para largarme de los boinas verdes. El tatuaje facial me la trae floja, no es nada importante en mi «divertida» vida. Pero sí, me siento discriminado, aunque es menos de lo que calculaba, o quizá no quiero notarlo...

--¿Te sientes juzgado por los demás?
--La vida te enseña que, hagas lo que hagas, siempre, siempre tendrás enemigos. Me juzgan por mi tatuaje, pero yo podría juzgarlos por su anillo de compromiso, o por su corbata, o por su café. No importa que me juzguen, pero mejor no enterarse, ¡je je je!. Todo consume energía, cada detalle en la vida y la solemos desperdiciar en pamplinas, ¡ah, homo sapiens!...

--¿Tienes días en los que te gustaría no tener el tatuaje?
--Por cuestiones dermatológicas --falta de tinta--, uno se cabrea al ver cómo cambia la puñetera piel, y expulsa la tinta, y hay que repasar. Lo digo por mi piel, que es difícil, no cuestiono la maestría del tatuador. Hay días en que debería arrancarme la piel a tiras, ¡ja ja ja ja! La piel no tatuada. Normalmente una persona a la que le falta un ojo intenta disimularlo con una prótesis, tú no, incluso te has hecho un piercing en los párpados.

--¿Te gusta llamar la atención?
--Hay una diferencia con respecto a la mayoría: yo soy tuerto voluntario, así lo quise. No quiero disimular nada --ya no estudio con los curas, ¡je je je!--. Quiero decirle a la sociedad que soy tuerto, que lo soy por decisión --o locura-- propia, que ya no usaré ese asqueroso ojo de cristal --muchos disgustos me dió--, que me he perforado los párpados por comodidad y rebeldía --conmigo no valen los parches--, que quiero llamar la atención y decir que sigo vivo.

--¿Tienes planes para más adelante?
--El tatuaje te atrapa, te seduce. Difícil sería pararme ahora. Seguiré insistiendo con mi jodida piel facial y después las manos, rellenarlas a tope. Después, rellenar bien los brazos. Faena queda para largo, hay más tinta que vida... /Texto: Z.T.

2 comentarios en “2.502. Juan Carlos Arniz Sanz. El Tuerto de Santa María.

  1. manuel franco

    El tuerto es así tal cual es muy buen tío lo digo porque tengo la inmensa suerte de conocerlo, es amigo mio, es un tío con una gran inteligencia,muy profundo y sensible y una gran cultura además de............ Bueno me callo. Manuel franco

  2. david

    carlos , rigan , un tio asombroso donde los haya ,lo conoci hace 24 años siendo colegas de gym una persona extraordinaria la que yo conoci , aunque hace años que no hablo con el , nos reiamos mucho de las cosas que nos contabamos , no cambies , tu elegistes sen quien eres y eso no tiene precio.....

Deja un comentario