2.559. Ignacio Bertran Moreno. Jesuita, director que fue del colegio San Luis Gonzaga.

 

ignacio_bertran__puertosantamaria

El primer destino de Ignacio Bertrán Moreno como jesuita, fue en 1964 en Málaga, ciudad a la que volvió el pasado año tras un largo paréntesis en el que ejerció su labor como director en el Colegio San Luis Gonzaga en El Puerto de Santa María, donde es muy recordado por sus discípulos, Sevilla y Granada. Durante medio siglo, Ignacio Bertrán (Granada, 1943), se ha dedicado a la formación de alumnos en los colegios de la Compañía de Jesús. La educación y el deporte han sido una labor que ha desarrollado con eficacia de la mano de su vocación religiosa. Esa tarea le ha permitido ganar un número ingente de amigos y ser un referente para infinidad de chavales.

Ahora, a sus 71 años, retirado ya de la docencia, desempeña varias funciones. Además de ser el ministro de la comunidad jesuita de El Palo (Málaga), coordina las actividades extraescolares y deportivas de 32 colegios de la Compañía de Jesús en Andalucía, Extremadura y Canarias. También es asistente regional de Andalucía y Canarias del Sector Sur de la Comunidad de Vida Cristiana.

--Por su vocación religiosa y por su actividad laboral, usted es una persona que ha tratado a mucha gente a lo largo de su vida. ¿Qué es lo que más le satisface de su trabajo?
--Pues que he podido conocer a muchas personas. Hace unos días entré en Club Mediterráneo y me saludó gente que hacía bastante tiempo que no veía. Un chaval me dijo que quién no conocía en Málaga a Ignacio Bertrán. Cuando me marché de El Puerto de Santa María, tras haber estado allí cuatro años de director, un grupo de alumnos me regaló una bandejita en la que ponía: «Siempre dejas huella». En otra ocasión me dieron una máquina de juguete con la leyenda: «Siempre allanando el camino a los demás». Ahora, que ya estoy jubilado de la docencia directa, coordino todas las actividades extraescolares y deportivas de 32 colegios jesuitas de Andalucía, Extremadura y Canarias. También colaboro con las escuelas de padres.

--¿Lamentó irse de Málaga en 1983 cuando lo destinaron a El Puerto de Santa María?
--La obediencia es la obediencia, pero somos humanos. Irme de Málaga me sentó como tres patadas. Luego, sin embargo, en El Puerto me fue muy bien y me metí en otras actividades: música, teatro, zarzuela... Me integré en el Orfeón Portuense (ver nótula núm. 118 en GdP). Ahora participo en un coro que se fundó en el colegio de El Palo (Málaga). Si veo que puedo colaborar en algo, lo hago.

--Usted se ha involucrado mucho en el mundo del deporte. ¿Por qué?
Porque a través del deporte se fomenta el grupo y se potencia una serie de comportamientos importantes. Por eso, una vez que se dejaron de celebrar los juegos escolares, fui de los impulsores de los juegos EMDE (Eusebio Millán Deporte Escolar). Eusebio Millán fue un escolapio que introdujo el baloncesto en España.

Encuentro_CVX_AyC_Malaga

Ignacio Bertrán es Asistente Regional de las Comunidades de Vida Cristiana de Andalucía y Canarias.

--Aparte de promocionar la actividad física entre los alumnos, ¿usted ha practicado algún deporte?
--Sí. Me he roto todos los huesos del cuerpo por haber jugado al balonmano. También he sido entrenador de balonmano, baloncesto, voleibol. He arbitrado partidos de baloncesto...

--Su labor en la Compañía de Jesús ha estado ligada a la educación. ¿Por qué esa actividad y no otra?
--Como he dicho antes, me llama la atención poder hablar con la gente; el de la educación es un medio muy bueno para ello. Creo que nosotros tenemos que ayudar a formar a las personas. En el sistema educativo vas teniendo alumnos nuevos cada año a los que puedes ayudar a modificar algún criterio o a tener criterio de alguna forma.

--¿En el medio siglo que lleva formando a estudiantes ha visto un cambio muy profundo
--La situación es muy distinta ahora a cuando empecé. El mundo se ha acelerado mucho. Hace cinco años no existía el whatsa?pp; ahora si no lo tienes parece que eres un marciano. Yo, por cierto, no tengo, porque de tener me freirían a mensajes. La televisión es, asimismo, un extraño que se ha metido en las casas nos guste o no nos guste. Yo me he dedicado también a las escuelas de padres. He tenido programas de radio y de televisión. Lo que hice en la televisión no valdría hoy. La gente se mueve y piensa de otra manera.

--¿Es más complicado formar ahora a los chavales que antes? ¿Son más indisciplinados?
--En la actualidad es mucho más difícil formar. Más que en el término disciplina hay que incidir en el orden y en las relaciones humanas. La disciplina era antes sí o sí; ahora hay que lograr que los chavales se manifiesten con los criterios que posean, que tienen que ser de educación, buena relación y saber estar en los sitios.

--La orden de los jesuitas, a través de la historia, ha sido querida u odiada. ¿A qué se debe?
--En el siglo XVIII, por influencia del rey Carlos III, fuimos eliminados de todo el mundo menos de Rusia. La causa fue que los ministros de Carlos III decían que los jesuitas teníamos mucho poder. Nosotros siempre llamamos al pan, pan y al vino, vino, y eso no gusta escucharlo a nadie.

--¡Cómo ha dado la vuelta la tortilla! De ser expulsados de todas partes a que un jesuita sea Papa.
Es la primera vez en la historia que un jesuita llega a Papa. Vamos, es algo de lo que se habla más en la prensa y entre la gente en general que entre nosotros. Los jesuitas tenemos un cuarto voto de obediencia al Papa que otras órdenes no tienen. /Texto: Ángel Escalera.

4 comentarios en “2.559. Ignacio Bertran Moreno. Jesuita, director que fue del colegio San Luis Gonzaga.

  1. Felipe Bononato

    Un buen hombre. Que Dios te bendiga Ignacio, me alegra oír de ti y siempre te recordare como un referente.

  2. Marta Terry

    Tuve la suerte de tenerlo como profesor, tutor, compañero del Orfeón y y la verdad es que aprendí muchísimo con él, pero sobre todas estas cosas, es una grandísima persona y un gran amigo.

Deja un comentario