2.581. Los lancheros.

1aguadores1_puertosantamaria

En la imagen, de mediados de los años 40 del siglo pasado, aparecen ‘Lucema’ y ‘Cuchichi’ / Foto: Colección de Uchi Romero García.

Durante gran parte del pasado siglo la entrada de arenas que arrastraban las corrientes litorales y formaban la barra en la boca del río, impedían, al existir peligro de accidente, que los barcos pudieran pasar por el Guadalete a media marea o bajamar escorada, navegando únicamente con marea alta hasta la altura de la antigua pescadería, margen derecha del río, es decir, la que estaba situada en esta Banda Por eso los lancheros, conocidos también como aguadores de la pesca, grupo de personas que por aquel entonces formaban parte de la cadena productiva del sector pesquero, eran quienes suministraban de agua a las embarcaciones.

Los lancheros transportaban el agua utilizando barriles en sus lanchas de remos desde la plaza de las Galeras Reales hasta la antigua pescadería. El agua a la Fuente de las Galeras llegaba desde los manantiales de La Piedad, a los pies de la Sierra de San Cristóbal y se distribuía por un acueducto subterráneo a las distintas fuentes de la ciudad, entre ellas, la de las Galeras de donde se abastecía gran parte de El Puerto, así como los barcos pesqueros locales, a través de los lancheros o aguadores y, de la misma manera, los barcos encargados de transportar el agua hasta Cádiz.

Cabe recordar a los lancheros: Vicente Ortega Reinado, conocido como ‘Cuchichi’; ‘Lucema’, ‘Tranquedo’, Albaiceta, padre de José Vicente Albaiceta Núñez, conocido por ‘Manolico el llamó’, ‘Paiño’ y los Romero, padre y hermano de Antonio Romero García, conocido por ‘Antoñón’, el guardián de barcos, que perdieron la vida en el río Guadalete en una de las descargas que efectuaban a la flota pesquera.

Estas lanchas tenían 7 metros de eslora y muy poco calado y podían trasportar más de 100 barriles de agua. Poco a poco fue desapareciendo la laboriosa y efectiva labor de esta profesión, conocida como la de lanchero o aguadores, por cierto muy popular en el sector de la marinería, concluyendo definitivamente cuando quedó generalizado el suministro de agua corriente a la ciudad. /Texto: Antonio Carbonell.

Deja un comentario