2.683. Mar Álvarez. Escritora de novelas románticas.

maralvarezestevez_puertosantamaria

La escritora María del Mar Álvarez Estévez, --aunque sus libros los firma con el nombre de Mar Álvarez--, nació el Sevilla el 28 de octubre de 1972. Hija de Diego y Josefa, es la más pequeña  de tres hermanos.

Llegó a El Puerto por una buena razón: por amor. Conoció a un portuense del que se enamoró completamente hace casi dieciocho años y con quien se casó un lustro después. Vive en la Ciudad de manera definitiva desde entonces, hace algo más de doce años. Y aunque dejó toda su familia y amigos en su Sevilla natal, nunca se ha arrepentido de venir a vivir a El Puerto de Santa María donde ha creado su propio hogar.


Licenciada en Derecho.
Aunque es licenciada en Derecho, solo ejerció como abogada un año mientras vivía en Sevilla, en un despacho que abrió junto a dos compañeras de facultad. Pero aquel trabajo no la terminaba de satisfacer, por lo que acabó dedicándose a estudiar oposiciones para presentarse a todas las plazas que salían en la provincia de Cádiz, con la intención de trasladarse aquí en cuanto le fuera posible. Mientras tanto, trabajó como administrativo en una empresa de bolsos hasta que finalmente, dos meses antes de casarse, aprobó una plaza en la Diputación Provincial de Cádiz donde sigue trabajando en la actualidad.

mar-alvarez-familia-puertosantamaria

Mar Álvarez, junto a su marido Javier y su suegra, hija de Carmen 'la de los muñecos'.

La literatura romántica.
En su casa siempre se ha leído muchísimo. Sus padres han sido grandes aficionados a la lectura, y especialmente su madre, a la literatura romántica. Y aunque de joven estaba más centrada en los estudios que en las novelas, en el momento en que el primer libro de este género cayó en sus manos, ya no pudo parar de leerlos. Y llegó un momento en que esas historias que leía, se convertían en otras nuevas que creaba en su cabeza y en alguna ocasión hizo intento de plasmarla en papel aunque sin mucha convicción.

La escritura también era algo que le atraía desde pequeña, pero que dejó totalmente de lado en su época de estudiante, hasta que decidió retomarlo cuando comenzó a viajar con su marido, Javier --quien por cierto es familia del belenista portuense Ángel Martínez; su abuela fue la conocida como Carmen ‘la de los muñecos’--, con la idea de plasmar detalles y momentos de todos aquellos lugares nuevos que conocían a fin de que con el tiempo no cayeran en el olvido. Y de ahí, un buen día, decidió que era el momento de escribir sobre lo que realmente le atraía: la novela romántica, si bien este comienzo fue más como una afición de entre otras muchas que posee, que con la intención de que algún día sus escritos vieran la luz, pues por su timidez y su falta de confianza nunca se planteó ir más allá.

maralvarez_rnr_puertosantamaria

Finalista en RNR 2014.
Sin embargo, cuando terminó su primera novela, se la pasó a una amiga para que le diera su opinión al respecto, y fue ella quien,  tras leerla, la animó a presentarla a un certamen anual de novela romántica, en concreto, la V edición del Certamen de Novela Romántica RNR, en 2014. Su sorpresa llegó cuando, aunque no ganó, sí quedó entre las diez finalistas de entre 187 obras presentadas, lo que le dio la suficiente confianza como plantearse la posibilidad de publicarla. Varios meses mas tarde, la editorial LxL, a quien había mandado el manuscrito, se interesó por la historia y hoy en día ha sido la artífice de hacer realidad un sueño hasta entonces impensable para ella.

Sus novelas, la saga ‘Camino del Paraíso’.
Se trata de una saga llamada Camino al Paraíso que está compuesta de tres historias independientes pero relacionadas entre sí y dividida en cuatro libros (la primera parte se ha decidido desglosar en dos al tratarse una historia algo más extensa que las posteriores). Pertenecen al género romántico histórico, ambientada a finales del siglo XV, y cuyos títulos son: A la conquista de tu corazón (publicada) No me rendiré (finalizada y pendiente de publicación) Tiempo de redención (finalizada y pendiente de publicación) Amor o venganza (en elaboración)

Como surge ‘Camino del Paraiso’.
La novela Camino al Paraíso, que en principio solo iba a tratar de una única historia, surgió viendo un documental con su marido sobre el Descubrimiento de América. Javier --tiene el mismo nombre que el protagonista--, le comentó que si hubiera nacido en aquella época, le hubiera gustado formar parte de aquellas expediciones atlánticas, a lo que Mar le contestó que si eso hubiera ocurrido, ella habría ido detrás de él porque no estaba dispuesta a dejarlo escapar. Y de aquel simple comentario en broma, surgió la base de la historia principal. La segunda parte nació mientras trataba de esbozar una nueva novela que nada tenía que ver con la anterior, pero de repente surgió una chispa de una posible continuación y no la pudo dejar escapar. Y actualmente, acaba de empezar la tercera y última parte de la saga, que espera concluir en 2016.

maralvarez_alaconquistadetucorazon_psm

A la conquista de tu corazón. Sinopsis.
Sevilla. Año de Nuestro Señor de 1.493.
Tras haber sido descubierta el año anterior una nueva ruta hacia las Indias Occidentales por el ya Almirante Cristóbal Colón, Javier Alonso, capitán de uno de los diecisiete barcos que han de zarpar en la segunda expedición, está ansioso por volver a embarcar con destino al Nuevo Mundo y formar parte del futuro asentamiento que está previsto formarse en él con visos de continuidad. Junto con Javier viaja también su mejor amigo, Manuel Espinosa, llamado como muchos otros por las riquezas y el oro prometidos, y que está más pendiente en concertar su futura boda con la joven Mariana Balboa que en los preparativos del viaje en cuestión.

Lo que no sabe este último es que la muchacha, de carácter indómito y rebelde, se siente desilusionada por un compromiso impuesto por su familia y que no desea bajo ningún concepto. Para colmo, ha puesto sus ojos en Javier y no está dispuesta a que le obliguen a unirse con un hombre al que no ama. Para ello, hará todo cuanto le sea posible para evitar desposarse con el hombre que su padre le ha elegido y por el que no siente ningún tipo de afinidad, conseguir que el mejor amigo de este se enamore perdidamente de ella y luchar contra los convencionalismos de la época para hacer realidad sus sueños, aún a costa de su buen nombre y el de su familia.

Puede adquirirse tanto en formato digital como en papel, bien a través de la página de la editorial LxL como en las distintas plataformas digitales (tales como Amazon, El Corte Inglés, La Casa del Libro,etc…). Igualmente, se puede encontrar en tienda en la Librería Ferla (C/ San Bartolomé, 21), o en Librería Quorum (C/ Ancha, 27 – Cádiz).

alaconquistadetucorazon_maralvarez

Durante la presentación del libro en Barcelona.

Un fragmento de A la conquista de tu corazón

“—¿Ha tenido usted algún sueño? Quiero decir, no de dormir, sino estando despierto.
—¿Quién no ha soñado alguna vez con algo?
—A costa de ser indiscreta, ¿puedo preguntarle con qué?
Javier se quedó pensativo antes de contestar. Estiró las piernas delante de sí y miró al cielo estrellado.
—Pues sencillamente con lo que hago. Tampoco soy persona de pedir demasiado. El haber tenido la posibilidad de viajar, de haber conocido gente tan distinta a nosotros, otras culturas, ya es suficiente para mí… Por eso, estoy agradecido al destino por seguir teniendo esa oportunidad una vez más.
—Se refiere a su próximo viaje, ¿verdad?
—Si, así es. Me ilusiona la idea de volver de nuevo allí y quedarme algún tiempo. Ya sabe que la intención de nuestro gobierno es establecer allí una colonia más permanente y dotar al lugar de ciertas infraestructuras que podrán beneficiar tanto a los indígenas como a la corona. Siento mucha curiosidad por saber cómo les irá a los compañeros que quedaron allí cuando nosotros nos marchamos. Hubiera deseado ser uno de ellos, pero no hubo ocasión, por eso espero este regreso con gran ilusión.
Las palabras de él cayeron como un jarro de agua fría sobre el espíritu de Mara. ¿Cómo iba a conseguir que él se quedase con ella?
—¿No piensa volver entonces?
—Supongo que algún día lo haré, aunque no sé cuándo.
—¿No hay nadie aquí que se pueda quedar esperando su regreso?
—No tengo familia, solo a D. Felipe y a Manuel, y aunque los aprecio como si realmente fueran algo mío, ellos entienden cuales son mis pretensiones y las respetan, sobre todo D. Felipe que fue quien fomentó mis inquietudes desde niño.
—Debo entender por sus palabras que no hay ninguna esposa en su vida… —dijo mientras aguantaba la respiración esperando la respuesta. El solo hecho de plantear tan directamente una pregunta tan personal le hizo ruborizarse, si bien la oscuridad hizo que pasara desapercibido.
—No, el formar una familia es algo que ahora mismo ni me planteo. Tengo otras prioridades y hasta que no me establezca definitivamente en algún sitio no tengo pensamiento de comprometerme con nadie. No sería justo ni para mí ni para ella.
—Pero si alguna mujer se cruzara en su camino y se enamorara de ella, ¿qué ocurriría? —Dios mío, si su madre la oyera mantener semejante conversación con un desconocido, le estaría tirando de las orejas.
Él se encogió de hombros.
—Quién sabe. Como aún ese momento no ha llegado, pues ni siquiera he pensado en ello. No está bien que sigamos hablando de mí, cuando esta noche se supone que debe ser solo suya.
—¿Le he importunado con la pregunta? Si es así, de veras lo siento.
—No, en absoluto. Es solo que pienso que ya es el momento de que volvamos a la fiesta para que disfrute de la velada como corresponde a una futura esposa.
Mara lo miró y él pudo intuir en su gesto la expresión de desagrado.
—Anímese, ya verá que al final el león no es tan fiero como lo pintan. Tiene unos meses por delante para poder hacerse a la idea, una vez que se acostumbre a ella y lo acepte, quizás vea que no es tan grave la situación.
—No tengo ganas de volver. ¿Por qué no nos quedamos un rato más aquí conversando?
—Porque es cuestión de tiempo que empiecen a buscarla si es que no lo están haciendo ya. La novia no puede desaparecer y encima pretender que ello pase desapercibido.
—Solo un poco más. Después le prometo que me marcharé a hacer el papel de prometida feliz.
—Sabe que no es correcto. Para mí es muy agradable estar aquí con usted, pero debemos volver
Mara suspiró. No podía conquistar Roma en un solo día, y mucho intuía que esta batalla iba a resultar demasiado dura para librarla en tan poco tiempo. Pero después de pasar este rato tan agradable con él, disfrutando plenamente de su compañía, tenía más claro que nunca que Javier era el elegido de su corazón.”

Quien quiera seguir la aventura literaria de Mar Álvarez, puede hacerlo a través de su página  en Factbook, pulsando aquí.

Deja un comentario