3.214. Milagros Marroquín Vázquez. Milagros del Carmen.

El mar o la mar tremendamente brutal en quitar y generosa en dar, ha estado siempre muy presente en la vida de los pescadores y de sus familias. Sin ir más lejos, que se lo pregunten si no a Milagros Marroquín Vázquez porque su ejemplo, por la experiencia que le ha tocado vivir, es digno de resaltar en este día de la festividad del Carmen.

Y digo esto porque Milagros, después de poco más de 44 años, aún mantiene la esperanza de que alguien le explique por qué su esposo Jaime Roselló Zaragoza, estando faenando a bordo del barco pesquero ‘Domenech de Varo’, desapareció tragado por las aguas de la costa atlántica, próxima a Arrecife de Lanzarote, dejando viuda y dos hijos, Jaime Tomás y Francisco Javier, que por aquel entonces, martes 6 de febrero de 1973, tenían respectivamente 8 y 3 años de edad. Una tragedia que marcó la vida de Milagros para siempre y la sumió en una profunda preocupación.

2.722. 43 Aniversario del naufragio del pesquero ‘Domenech de Varo’. 

Hace poco más de cinco meses, cuando se cumplía 44 años de la desaparición de su marido, destacaba: “Aunque haya pasado todo ese tiempo y la vida sigue yo me acuerdo como si fuera hoy. Si bien, la Virgen del Carmen, desde entonces, es el centro de todos los acontecimientos de mi vida”.

Por eso entiendo a Milagros porque a pesar de la pérdida de su esposo, es la fe a la Virgen del Carmen la que ha hecho posible que siga luchando contra viento y marea, afrontando con dignidad los avatares de la vida.

| Salida procesional de la Virgen del Carmen, año 1984. A la derecha, de espalda el recordado capataz del paso de la Virgen, José Amate Cervera. A la izquierda Juan Rodríguez Franco, de la familia de los ‘Rulera’, otro estupendo carmelita, que cuando tuvo que abandonar la pesca, se trasladó a Madrid para buscar el jornal para los suyos, pero nunca faltó a ninguna de las citas del 16 de julio para estar junto a su patrona.

Lo cierto es que poco después del naufragio del barco, Milagros se integró en la Hermandad del Carmen, donde ha sido una excelente colaboradora durante muchos años, siendo apreciada y muy querida en la Parroquia del Carmen.

Es testigo desde muy joven de que el cortejo procesional en el Día del Carmen desfilaba solamente por las calles del centro, es decir por las calles Nevería, Palacios, Larga y Luna, sin pasar por el muelle, donde curiosamente se concentraban muchos portuenses para ver a los barcos tocar las bocinas, con largas pitadas en honor de su patrona y toda la marinería unida junto al cantil del muelle de esta Banda, aplaudiendo a José Fernández San Juan, Pepe ‘el del Vapor’, cuando regresaba, con el Vapor engalanado para la ocasión, de su último viaje del día, desde Cádiz a El Puerto, saludando a todos los barcos con su sonido de bocina que se oía hasta en el Barrio Alto.

Por eso Milagros, con mucho cariño evoca la labor del padre Ramón González Montaño con los sectores más desfavorecido de la sociedad portuense y, sobre todo, recuerda: “Antes de la llegada del Padre Ramón a El Puerto la Virgen del Carmen había perdido hasta la sonrisa”.

Y es muy consciente de que la lucha y los esfuerzos del cura Ramón, con la inestimable ayuda de marineros, rederos y feligreses de la Parroquia del Carmen, se vieron recompensados, por una parte, porque a partir de mediados de los años sesenta, el padre Ramón se enfrentaba al poder militar, civil y al de los señoritos que por aquella fecha pululaban en nuestra ciudad, logrando, desde entonces, que la procesión del Carmen cambiara su recorrido, asomándose al río Guadalete y, por otra parte, para que el gremio de los pescadores fuera tenido en cuenta ya que antes de la arribada del padre Ramón a El Puerto, fue un sector al que se le prestaba escasa atención.

| Padre Ramón González Montaño, párroco de la Parroquia del Carmen (Estepa 1934 –El Puerto 2001).

Destacando Milagros la figura de José Luis Álvarez Sevilla, conocido como ‘Gavina’, amigo del Padre Ramón desde su llegada a El Puerto, maestro redero y un excelente sastre de las artes de la mar, Hermano Mayor de la Hermandad del Carmen y Presidente del Grupo de Viviendas Estrella del Mar, que tanto contribuyó al bienestar de la gente del mar. Así como la gran labor durante años de las familias promotoras de las procesiones marítimas: familia Rasteu Mauri; familia Vázquez Caamaño y familia Otero González.

| En el patio de la Cofradía de Pescadores, 16 de julio de 1978. Homenaje del sector pesquero a la familia Rasteu Mauri por su colaboración en la festividad del Carmen. De izquierda a derecha, los hermanos Diego, Gaspar y Jaime Rasteu Mauri y los militares Julián Fernández sobrino de Juan Martín Vélez y José Nowel del Rio. El joven que aparece detrás es Diego Rasteu Sánchez, hijo de Gaspar Rasteu Mauri. | Fotografía de Rafa.

También la mar ha sido un poco generosa con Milagros, como me explicó el pasado año: “Mira hace mucho tiempo que no hablo contigo pero las excursiones de los pensionistas que organizaba la Cofradía de Pescadores nos hacía mucho bien y tengo muy buenos recuerdos de aquellos años“.

| Visita al Santuario de Regla con los pensionistas del Mar. Julio de 1987. A la izquierda de la imagen Milagros Marroquín Vázquez, una vida entregada a su familia y durante muchos años a la Hermandad de la Virgen del Carmen; en el centro José Herrera de la villa de Rota, colaborador en las excursiones de los pensionistas del mar; a la derecha Manuel Montes Quirós que fue Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores y Gabriel Jácome Jaren, ‘Barriga’, presidente de los pensionistas del mar. El autor de la nótula se encuentra en el centro entregando un catavino al padre Franciscano.

Efectivamente, estas excursiones sirvieron para que los jubilados y viudas de pescadores, en los meses de julio de la década de los años ochenta, como colofón a la festividad de la Virgen del Carmen, vivieran jornadas inolvidables, que de alguna forma, suavizaban los esfuerzos y penas sufridas durante muchos años de sus vidas.

| Caseta Municipal de Rota, 23 de julio de 1986. en una de las excursiones que se organizaron el autor de la nótula se encuentra entre Milagros Marroquín Vázquez y el colaborador Rafael Horta Pérez, entregando trofeos y regalos a las viudas y pensionistas del mar.

Últimamente Milagros no lo está pasando bien debido a las circunstancias por las que atraviesa la Hermandad del Carmen, en la que el pasado 26 de mayo dimitió toda su junta en bloque junto con su Hermano Mayor Jacob Romero, pero está convencida de que María del Mar Vázquez Parra, como nueva Comisaria de la Hermandad, vinculada desde muy joven a las Hermandades de El Puerto e hija del sector pesquero, no va a permitir de ninguna de las maneras que hoy, en su día más azul, oscurezca ni por un momento el Escapulario del Carmen.

| Procesión de la Virgen del Carmen, 16 de julio de 1985, a su paso por la Peña la Marea en la calle Compositor Javier Caballero.

Ante este panorama, Milagros hace un llamamiento general a los marineros, pensionistas del mar, hermanos y devotos de la Virgen del Carmen, en resumidas cuentas, a todos los portuenses para que hoy 16 de julio de 2017, Día de la Virgen del Carmen, participen en los actos programados, insistiendo que acompañen a la Virgen con respeto, que se dejen de política, haciendo hincapié que a partir del día 17 de julio está al servicio de quién la necesite en la Hermandad, “porque lo que se aprende nunca se puede olvidar”, y también que: “La Virgen del Carmen a mí ni me deja, ni me ha dejado nunca y, lo más importante, ni yo a ella”.

| Cartel de los actos de las fiestas de la Virgen del Carmen y del Mar 2017.

La vida de Milagros Marroquín Vázquez, dura y difícil, de sacrificio y de una resignación de gran calado, ciertamente es otro de los milagros de la Virgen del Carmen. | Texto: Antonio Carbonell.

Deja un comentario