3.656. Eugenia Aguilera Fernández. Feminista, pionera y adelantada a su tiempo

 

Eugenia Aguilera Fernández, aunque nacida en Ceuta el 22 de julio de 1934 era una portuense de toda la vida. Andalucista, emigrante en Francia, pionera en muchos asuntos de la mujer luchando por sus derechos desde el asociacionismo --entre otros creando la asociación de mujeres paradas ‘Mujer de ti depende’--, llegó a encerrarse en la catedral de Sevilla cuando se produjo el cierre Hospital Dr. Frontela, allá por los años ochenta del siglo pasado, reclamando su apertura. También fue promotora de coros folclóricos. Nos dejaba a los 83 años el 22 de febrero de este año 2018. | Eugenia, flanqueada por dos de sus nietas.
1934
En 1934, el Ayuntamiento estuvo presidido por tres alcaldes: desde junio del año anterior hasta marzo, por Francisco Cossi Ochoa; de marzo a octubre, por Francisco Tomeu Navarro y, desde octubre hasta enero de 1936 por José Luis Macías Caro, padre de Luis Macías Rubio. Se creaba el ‘Pósito Marítimo y de Pescadores’, siendo su primer presidente José Poquet Cabrera, entidad antecesora de la Cofradía de Pescadores.

Hipólito Sancho publicaba «La Iglesia Prioral del Puerto de Santa María y Antón Martín Calafate». Pedro Muñoz Seca estrenaba «Mi chica», «¡No hay no!», «La Eme», «El Escándalo» y «El Ex». Alberti publicará, ese año, ‘Bazar de la Providencia’ y ‘La farsa de los Reyes Magos, dos farsas revolucionarias’ y fundatá junto a su esposa, María Teresa León, la revista ‘Octubre’ iniciando una gira por diversos países americanos. La vía pecuaria ‘Colada del Cementerio’ fue deslindada y amojonada los días 14 y 15 de marzo de 1934. El Maestro Dueñas –quien sería su consuegro-- era destinado a hacer el servicio militar en El Puerto.

Nacían, también ese año de 1934, Luis Caballero Florido, quien fuera presidente de honor del Grupo Caballero; Juan Muñoz Aparicio, Jefe de Taquillas de la Plaza de Toros. Ana Delgado Ramos, camaronera en la Plaza de Abastos. Roberto Carmé Ramírez, almacenero. Juan Ramírez Ariza, abogado.  José González Vázquez, arrumbador, Pedro Calatayud Ares ‘Pedrusco’.

| Colegio Lope de Vega. Ceuta.

Eugenia era la segunda de los cuatro hijos del matrimonio formado por José Aguilera, natural de Setenil de las Bodegas (Cádiz) y Encarnación Fernández, natural de Campillo (Málaga), junto a Francisco, Teresa y Pepín. Sus padres tras contraer matrimonio se trasladan a vivir a Ceuta, donde el progenitor encontrará trabajo como albañil. Será allí donde nacerá y vivirá nuestra protagonista parte de su infancia asistiendo al colegio “Lope de Vega”, que es uno centros escolares con más antigüedad de la Ciudad Autónoma. Eugenia estuvo asistiendo a clase hasta los doce años, cuando deja los estudios para trabajar como costurera y ayudar así a la economía familiar.

En la búsqueda de una mejor situación laboral su padre se traslada a Cádiz, quedando ella junto a su madre y hermanos en Ceuta. Ante la necesidad de recursos familiares y sin noticias de su padre José, Eugenia con tan solo 18 años viaja sola hasta la capital gaditana Cádiz en su busca.

Tras el reencuentro, la familia que había quedado en Ceuta se traslada a Cádiz a una vivienda situada en el casco antiguo de la capital. Y es Cádiz donde Eugenia conoce al que más tarde sería su marido, Enrique Perdigones Guillén, gaditano y trabajador de la construcción. Años más tarde su padre encuentra trabajo en El Puerto de Santa María, y nuevamente la familia efectúa una nueva mudanza y se instalan en una vivienda en la calle Cielos. A finales de la década de los cincuenta del siglo pasado, Eugenia contrae matrimonio con su novio Enrique y se trasladan a vivir a Cádiz.

Pero la precariedad laboral acuciaba y, ante la falta de trabajo, en 1962 Enrique decide emigrar a Francia. Durante este periodo de tiempo tanto Eugenia como su primera hija del mismo nombre, se trasladan a vivir con su madre en la barriada de los Madrileños.

Pero la distancia y la nostalgia que les produce estar separadas tanto de su marido como de su padre respectivamente les hacen viajar al país galo y normalizar la vida familiar. La armonía familiar se ve gratificada con el anuncio del aumento de familia que se produce ya en nuestra Ciudad con la venida al mundo de su segunda hija, María del Carmen.

Eugenia siempre fue una mujer, alegre, fuerte, trabajadora incansable, inquieta y con un gran don de gentes. A ello hay que sumarle sus inquietudes sociales y sus ideas políticas. Siempre luchando por su tierra y por Andalucía, lo que hará que en 1978 entre a formar parte del PSA (Partido Socialista de Andalucía), como militante activa y comprometida, llegando a crear la Vocalía de la Mujer dentro del partido andaluz en sus inicios, algo que siempre llevó a gala durante toda su vida.

| Eugenia encerrada en la catedral de Sevilla, reivindicando la apertura del Hospital de Frontera, cerrado en 1984. | ABC de Sevilla.

Eugenia Aguilera fue una mujer adelantada a su tiempo, siendo de las primeras en sacarse el carnet de conducir en El Puerto. Tras el cierre del Hospital de Frontela, participó en numerosas manifestaciones en contra de su clausura, llegando incluso a encerrarse en la catedral de Sevilla en 1984 junto al alcalde, a la sazón Rafael Gómez Ojeda, varios concejales y otros porteños, reclamando la apertura de dicho centro hospitalario.

| Recorte de prensa del periódico El País, que se hacía eco de las reivindicaciones de la asociación de mujeres paradas 'Mujer de ti depende'.

Activa participante del movimiento asociativo de El Puerto. Llegó a crear la Asociación de Mujeres Paradas “Mujer de ti Depende”, con sede en la calle Cielos.

Siendo integrante de la “Asociación de Mujeres los Geranios” (pioneras en el movimiento reivindicativo de las asociaciones de mujeres en la Ciudad) creó su primer coro rociero, al que siguieron más tarde el “Coro de la Salle”, el de “El Palmar de la Victoria” y por último en el año 2000 el “Coro del Centro  de Mayores Francisco Guerrero ‘Aire de Antaño’”, y en cada uno de ellos llevando a su tierra, Andalucía, por bandera.

| Eugenia Aguilera con sus nietas, en una de sus últimas fotografías.

El 22 de febrero de este año 2018, Eugenia nos dejaba a los 83 años, dejando un recuerdo imborrable para todos aquellos que tuvieron la oportunidad de conocerla y vivir con ella su ilusión por su gente y su tierra. Aunque deja un vacío difícil de llenar, sus hijas, sus yernos y sus nietas María Eugenia, Ana Isabel e Inés Cecilia, la recordarán siempre como una abuela ‘con mucha marcha’ y rebosante de una alegría que desparramaba allá por donde iba.

| Animando a la selección española de fútbol.

Allá donde esté, estamos seguros que intentará por todos los medios posibles formar un nuevo coro en homenaje a su “Aire de Antaño”. In memoriam.

 | Eugenia, rodeada por la familia.

 

2 comentarios en “3.656. Eugenia Aguilera Fernández. Feminista, pionera y adelantada a su tiempo

  1. basilio

    Estupenda mujer, siempre alegre, nunca le faltaba una sonrisa, se la hecha de menos no verla sentada en la entrada de su casa, se te hecha de menos Eugenia.

  2. Eugenia perdigones

    Muchas gracias a todas las personas que no olvidan a mi madre ellas estará orgullosa como nosotras lo estaremos siempre de ella (SIEMPRE EN NUESTROS RECUERDO TE QUEREMOS MAMA)

Deja un comentario