Saltar al contenido

4.030. ¿Un tsunami en El Puerto? ¿La Gran Ola, pa cuándo? Historia de los tsunamis en nuestras costas

| Sobre fotografía aérea municipal, área urbana y de las marismas (en azul) que se vieron inundadas en el tsunami de 1755, consecuencia del conocido como terremoto de Lisboa.

Lo que pretendemos con este texto podría entenderse de forma distinta a la que queremos contar y constatar. No tratamos de atemorizar ante un riesgo que está ahí, sino que tomemos conciencia de que es imprescindible, en respuesta a ese evidente riesgo, tomar medidas informativas y preventivas. Desde la más remota Antigüedad nuestras costas han sido receptoras de tsunamis de distintas intensidades, que han sido estudiados por científicos de diversas disciplinas.

| El entorno del Golfo de Cádiz se ha visto afectado por 18 terremotos tsunamigénicos, evidenciados entre el 300 a.C. y 1900.

Algunos de estos investigadores lo han hecho de manera muy constante en toda la zona del Golfo de Cádiz, como la doctora Caridad Zazo, (CSIC), el doctor Joaquín Rodríguez Vidal (Universidad de Huelva) o el doctor Javier Gracia (Universidad de Cádiz), entre otros que estudian estos eventos sísmicos en el sur peninsular.

| Registro geológico de tsunamis holocenos en Portugal y sur de España. Hace entre 2140-1700 años (edad calibrada BP/AP ‘antes del presente’), se registra un tsunami que rompe la flecha litoral de Valdelagrana  y crea un abanico de ruptura (Luque et al., 2002).| Joaquin Rodríguez Vidal.

Existe en el registro sedimentario de nuestro entorno huellas de tsunamis desde hace milenios, pero nos detendremos brevemente en los tres últimos más importantes. Buena parte de los estudios de estos sedimentos se han realizado en la playa de Valdelagrana y en las marismas del Guadalete para el estudio concreto del impacto de los maremotos en la zona. Pero estos estudios se realizan por toda la costa del Golfo de Cádiz, aportando cada lugar una serie de datos que se estudian y publican para entender mejor los tsunamis que se han sucedido. Así, los principales y peores tsunamis que afectaron seriamente a la Bahía de Cádiz, comparables con los sucedidos en Indonesia en 2004 y en Japón en 2011, fueron los siguientes:

| Vista aérea de la entrada del tsunami en la costa de Japón del año 2011

219-210 a.d.C. Antes de la llegada de los romanos
El más antiguo que reseñamos tuvo lugar entre los años 219 y 210 antes de Cristo. Lo han estudiado una serie de investigadores coordinados por Joaquín Rodríguez Vidal, cuyos resultados publicaron en las revistas de Elsevier y del IERD (Instituto Español para la Reducción de Desastres). Por los estudios realizados de los sedimentos, se conoce que este tsunami, que sucedió unos años antes de que los romanos se establecieran en la Bahía (206 a.C.), debió ser devastador para Gadir y las factorías de salazones púnicas que en gran número se extendían por el litoral portuense. En los últimos años la arqueología va testificando las huellas de este tsunami, que realmente debió ser catastrófico para los habitantes y su entorno natural.

Año 881. En pleno apogeo de al-Andalus
El segundo gran tsunami, de origen marino, llegó el año 881, en pleno apogeo de al-Andalus, bajo el mandato del emir omeya Muhammad I. Diversos cronistas árabes y andalusíes lo mencionan, siendo numerosos los edificios que destruyó y las vidas que se perdieron. No tenemos constancia de cómo pudo afectar este tsunami a nuestra Ciudad pues se desconoce si entonces ya existía una población en el lugar que más tarde, mediado el siglo X, ocuparía en la desembocadura del Guadalete la aldea de al-Qanatir.

| Plano con la simulación de la afectación en la Bahía de Cádiz de un tsunami como el de 1755, con su misma magnitud y localización. | Fuente: Luz Rodríguez, Fundación Descubre.

| Simulación en 3D de cómo el maremoto afectó a Lisboa. | Instituto Smithsonian (EEUU)

1755. El terremoto de Lisboa
El tercer tsunami es el más conocido, el llamado ‘terremoto de Lisboa’ de noviembre de 1755. En nuestra ciudad provocó que se derrumbaran algunos edificios, pero sin duda fue el posterior tsunami el que causó serias pérdidas, humanas y materiales. Esta catástrofe la contaron algunos testigos de los hechos, que pormenorizadamente dieron cuenta de los daños que se iban produciendo mientras las olas penetraban por las calles de la población (daños que se cuantificaron en 1.300.000 ducados). En la Revista de Historia de El Puerto nº 51, Manuel Pacheco Albalate realiza un estudio y reproduce un documento donde se narra los efectos del tsunami.

| Avance del documental de Fernando Arroyo ‘La Gran Ola’. La comunidad científica plantea la posibilidad de que un tsunami de olas de hasta quince metros alcance la costa atlántica onubense, gaditana y portuguesa, como ya sucedió en 1755, tras el terremoto que arrasó Lisboa. 'La gran ola' habla, a través de expertos, de la necesidad de informar y concienciar a la población sobre la probable llegada de un tsunami, así como de dotar de recursos personales y de sistemas avanzados de detección y alerta. Instituciones como Protección Civil, Puertos del Estado, el Instituto Geográfico Nacional o el de Oceanografía aúnan conocimientos y prácticas en esta materia. Todos coinciden en la necesidad de aceptar que la llegada de un gran movimiento sísmico, seguido de un maremoto es posible.

Se conoce que las olas en nuestra costa alcanzaron 8`50 metros de altura, mientras que en la Ciudad se registraron olas de al menos 3 m. Dos niños, dos mujeres y un joven marinero perdieron la vida. Pocos, si tenemos en cuenta lo sucedido en Conil y otros pueblos costeros, donde sí que hubo un elevado número de víctimas. Y es que en aquella época no había forma de avisar y prevenir a los vecinos. Hoy sí.

| El maremoto de 1755: cuando el mar se levantó como un ejército contra Cádiz. Visita guiada sobre las consecuencias del maremoto en el 261 aniversario.

Como muestra y anécdota de lo que aconteció entonces en El Puerto, contaremos que en el Coto de la Isleta (donde el tsunami de 1755 causó la desaparición de la mayor parte de su masa forestal) sucedió un caso que narró Anselmo Ruiz de Cortázar en su Historia de El Puerto (1764). Cuando las olas de aquel tsunami se acercaron al camino de Puerto Real, cuatro viajeros que por él transitaban, al ver venir las olas de 3 metros, se subieron a un pino por una escalera de las que ponían para coger las piñas, lo que les salvó la vida.

| Animación del tsunami del Atlántico de 1755, según el modelo computacional RIFTPuede observarse cómo en media hora ya estaba barriendo todo el Golfo de Cádiz. Estudio realizado por la NOAA / NWS / Pacific Tsunami Warning Center.

Hemos reseñado los tsunamis más importantes, pero hay constancia de al menos tres tsunamis más entre medias de los anteriores, aunque de menor magnitud. Por tanto, después de leer y escuchar a los distintos especialistas, no cabe duda alguna de que más tarde o más temprano tendremos que afrontar --nosotros o nuestros sucesores-- que un nuevo tsunami se va a producir, con todas sus consecuencias. Hoy día existen sistemas de aviso de tsunamis, que esperemos que nuestro gobierno tenga, como se dice, bien engrasados, por el bien de todos.

| Señalización preventiva en caso de tsunami.

Prevención y rutas de evacuación: lugares sensibles
Pero son las administraciones locales de las poblaciones y núcleos dispersos que se pudieran ver afectados, las que también deben actuar. No se trata de asustar, sino de educar para la protección. Hay muchos colegios, viviendas y lugares de trabajo que se encuentran en suelos propensos a ser abatidos por las olas de un tsunami. Es por esto que debemos plantearnos realizar rutas de evacuaciones por toda la ciudad a lugares altos en el menor tiempo posible. También se deberían realizar actuaciones especiales en Valdelagrana, Las Viñas, en barrios como Crevillet y otros donde los edificios más altos se abran y se utilicen como refugios después del terremoto que anuncia el posterior maremoto. Pero son los técnicos especializados en la materia los que deben ejecutar los planes previsores más adecuados que nos protejan de la imparable fuerza del mar desatado.

 

| Imagen virtual del documental de Fernando Arroyo ‘La Gran Ola’ que muestra cómo sería la llegada de un tsunami a Cádiz

Reiteramos que no se trata de asustar a nadie ante una realidad que nadie sabe cuándo, pero que ocurrirá, sino que no debemos parecer unos inconscientes que miran para otro lado y no afrontan, con plena normalidad, las medidas que se hayan de tomar dado el caso, como ocurre en otros países, que sí están preparados, porque sus ciudadanos lo están, para estas eventualidades. No solo los autóctonos lo agradecerían, también las personas que nos visitan se sentirían más seguros. Los especialistas que han estudiado estos fenómenos naturales, con los que tenemos no solo una relación de trabajo, con algunos también de amistad, no se basan en meras conjeturas cuando nos dicen que nuestras costas y nuestras poblaciones se encuentran en la trayectoria de un posible tsunami que provoque un terremoto en las fallas del Océano Atlántico, frente al Golfo de Cádiz.Más vale prevenir. | Texto: Juan José López Amador.
__________________________________________________________________________________

Para saber más
-C. Alonso, F. J. Gracia, S. Rodríguez-Polo y C. Martín Puertas: “El registro de eventos energéticos marinos en la bahía de Cádiz durante épocas históricas”, en Cuaternario y Geomorfología, ISSN: 0214-1744, pp. 95-117.

- Instituto Geográfico Nacional: Catálogo de Tsunamis en las Costas Españolas, 2003.

-J. A. de Conde: Historia de la dominación musulmana, 1820-21, vol. I, cap. 55, p. 310.

-C. J. Dabrio, J. L. Goyy C. Zazo C. The record of the tsunami troduced the 1755 Lisbon earthquake in Valdelagrana spit (Gulf of Cádiz, souther Spain)”. Geogaceta nº 23, Madrid, 1998.

- Ecologistas en acción de El Puerto de Santa María: "Exposición sobre el Maremoto de 1775 en El Puerto de Santa María “, en revista del IERD (Instituto Español para la Reducción de Desastres).

-F. J. Gracia Prieto, J. M. Gutiérrez Más, S. Domínguez Bella, C. Alonso Villalobos y A.Sánchez Bellón:“Evolución de la Bahía de Cádiz en el transcurso de los tiempos geológicos”. Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Cádiz. En, See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.net/publication/299135286.

-L. de Luque:“El impacto de eventos catastróficos costeros en el litoral del Golfo de Cádiz. Revista RAMPAS nº10, 2008, Universidad de Cádiz.

-J. M. Martínez-Solares y J. Mezcua: Catálogo sísmico de la península Ibérica (880 a.C.–1900). Monografía 18, Madrid, Instituto Geográfico Nacional, 2002.

-J. A. Morales, J. Borrego, E. G. San Miguel, N. López-González y B. Carro: “Sedimentary record of recent tsunamis in the Huelva Estuary (southwestern Spain)”. Quaternary Science Reviews nº27, 2008, págs. 734-746.

-M. Pacheco Albalate: “Nuevas aportaciones sobre el terremoto de 1755 en la ciudad de El Puerto: Relaciones municipales y opúsculo de José de Santa Cruz Vela y Curtido. Revista de Historia de El Puerto nº 51, 2013, pp. 67-120.

-E. Pérez Fernández: El Coto de la Isleta y Valdelagrana (El Puerto de Santa María). Geohistoria de un espacio entre el mar y las marismas. El Puerto, Ed. El Boletín, 2017.

-J. Rodríguez Vidal: “Registros de paleotsunamis en las costas del litoral atlántico de la provincia de Huelva: antecedentes del maremoto de 1755”; en ‘El riesgo de maremotos en la Península Ibérica a la luz de la catástrofe del 1 de noviembre de 1755’, 2017.

-C. Zazoy otros “Paleogeografía sísmica de zonas costeras en la Península Ibérica: su impacto en el análisis de terremotos antiguos e históricos en España. Revista Cuaternario y Geomorfología, vol. 29, nº. 1-2, 2015. www.rediris.es/Cuaternario y Geomorfología.

 

 

 

2 comentarios en “4.030. ¿Un tsunami en El Puerto? ¿La Gran Ola, pa cuándo? Historia de los tsunamis en nuestras costas

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alerta: Este contenido está protegido