Saltar al contenido

4.205. La Gran Matraca. Bar Rincón del Puerto

Para algunos sonará la matraca antes de que acabe el día. Por muy destemplado que pueda resultar el sonido rauco que emite por estas fechas, el ruido de la matraca quedará siempre alojado en nuestros recuerdos más pretéritos. | La matraca, instrumento de madera, estaba situado en el campanario de la Prioral. Las campanas enmudecían en Semana Santa y los actos religiosos se anunciaban, dando un toque de matraca y en alguna que otra celebración litúrgica, y como acompañamiento de cantos de villancicos, en formato portátil e individual.

| Matraca de la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol (Alicante)

| Imagen de una antigua matraca potable e individual.

Esos instrumentos en donde unas láminas de madera vibran a causa de un molinete dentado que gira y gira sin parar hasta que desfallece el “matraquero”, y que es tradición antiquísima que suenen en los ritos de la Iglesia Católica al enmudecer las campanas entre un “Gloria” y otro “Gloria” en Semana Santa, resulta que curiosamente junto con la socorrida botella de anís, la pandereta y otros chirimbolos domésticos capaces de generar risueñas y animadas marimorenas, también forman parte de nuestro folklore andaluz con un uso mucho más jaranero acompañando el canto de nuestros populares villancicos.

| Bar Rincón del Puerto, organizador de la XIV la Gran Matraca, en la esquina de Cielos con Santa Clara.

De uso común no ha muchos años bien es cierto que su favor ha ido decayendo considerablemente con el paso del tiempo. Pero si algo tiene de particular El Puerto de Santa María y su gente es que del mismo modo que somos capaces de hundir en la miseria al más pintao, un buen día se nos pone entre ceja y ceja rescatar del olvido a un personaje caído en desgracia, una costumbre arrumbada o una usanza confinada, y desde ese mismo instante no hay quien nos pare ni para beber una copita de fino, de anís o de coñac. Bueno de caldos de El Puerto concretamente sí, pero aún así seguiremos con nuestro empeño hasta conseguir lo propuesto.

| Clientes del bar Rincón del Puerto: José María Albaiceta, Moisés Macías Rodríguez, Antonio Jiménez de Haro, Juan Carlos Chico Toba, José Messeguer Peinado, entre otros.

Y eso es precisamente lo que están consiguiendo los propietarios del bar Rincón del Puerto con la “Gran Matraca” que vienen organizando desde hace más de una década, competición que el próximo 31 de diciembre día de San Silvestre cumplirá su XIV edición. 

| Un pliego de matraca mas profano que otra cosa.

En un villancico de 1676 que dice así ya sonaba la matraca: Retumbe, retumbe, / que al Niño le alegran, / a quien la pandorga / le diga por fiesta / zambomba que bulle / zambomba que suena / matraca, bandurria, / pandero, sonaja, zampona, / carraca, cencerro / con la tarrañuela. | Texto: Manolo Morillo.

Deja un comentario

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido