Saltar al contenido

Texto: Juan Luis Rincón Ares

En el colegio de curas en el que yo estudié, nos enseñaban hace medio siglo que los mariquitas eran muy, muy peligrosos. Yo debía cuidarme de ellos. Y algunos profesores y frailes eran oculta, pero manifiestamente homosexuales. Y se defendían a reglazos contra nuestras miradas y nuestras injurias por bajinis. Nosotros los acusábamos solamente de maricones porque lo de torturadores infantiles, que lo eran ellos y muchos más, entraba dentro de la norma. Ya hubiera querido yo que mis padres hubieran tenido libertad para defenderme de aquella agresión ideológica y física diaria. Pero no. Como yo, tenían que tragar.

...continúa leyendo "Juan Luis Rincón Ares. Ya hubiera querido yo … #5.087"

error: Alerta: Este contenido está protegido