Saltar al contenido

José de los Reyes Santos ‘el Negro’. Mis vivencias con el personaje #5.170

| Texto: Antonio Cristo Ruiz.

Viendo en Gente del Puerto, y lo que hay escrito sobre mi amigo José de los Reyes ‘el Negro’, pensé que faltaba por conocer algo más las entretelas, de la personalidad y las vivencias de este humilde flamenco.

José de los Reyes Santos ‘el Negro’, cantaor de romances gitanos, era el que más poemas conocía de este palo del flamenco. Pero bien sabe Dios, que José lo ha cantado todo en el flamenco. Eso lo sabemos quiénes lo hemos conocido en profundidad. El problema es que a ‘el Negro’ le conocieron muy mayor. 

El primer problema de José de los Reyes eran sus desayunos: café, copa de ginebra y bicarbonato sódico para el dolor de estómago, y su pipa cargada de tabaco durante todo el día. Esto para el aficionado al cante no es muy aconsejable.

De donde aprendió

Le preguntamos al Negro, quien le enseño y como aprendió a cantar los romances, y nos respondió: “--De las familias gitanas del Puerto, de Pepe Ano y familia; la Bermudez, madre de Alonso ‘el Cepillo’, Luis ‘el Viejo’ y las hermanas; los Agujeta Santos Gallardo, son de origen del Puerto; Diego Galvez ‘el Gurrino’ y familia; ‘el Veneno’, padre del ‘Cohete’ y familia; Juan Cortés Monge ‘el Cagón; los Cortés Vargas y familia; los Boneos del Puerto, familia de Luisa Santos”. Estos cantes pasaban de padre a hijos. Había familias que ocultaban y no cantaban delante de extraños.

Recuerdo a muchos aficionados mayores como José Paradela ‘el Cuervo’, que había escuchado al Negro, en muchas ocasiones de joven. Me contó: “--Es muy flamenco y muy gitano, para quien le guste el cante sin aditivos”. Sabía mucho ‘el Cuervo’ de Flamenco.

Hablando con Pepa Villar, la matriarca de la familia, la persona que me informó sobre ‘el Carbonerito de Jerez’, le pregunté que tal era el Negro de joven cantado: “--Tenía una voz estupenda. Le recuerdo en las Navidades, se recorría el barrio cantando villancicos”. Algo parecido me comento Julio Pérez Flores, que fue presidente y socio fundador de la Peña de Tomas ‘el Nitri’,. Me reveló que lo fuerte del Negro, era los villancicos.

Se lo comente a José y me dijo: “--De joven me dió por cantar villancicos flamencos, pero yo siempre he cantado los romances, tonás, soleás, seguiriyas y bulerías… y algunas cosas más”. Yo siempre diré que fue un gran aficionado, y le gustaba el flamenco por derecho.

Sus figuras del cante

Los grandes cantaores para el: Manuel Vallejo, Niño Marchena, Valderrama, Pericón de Cádiz, Chano Lobato, el Beni de Cádiz, Antonio Fernández Díaz Fosforito y Don Antonio Chacón. Por el cante gitano: Manuel Torre, Manolo Agujeta, Fernando Terremoto, la Niña de los Peines, Fernanda de Utrera, la Paquera de Jerez, Manolo Moneo, Antonio el Chocolate, Diego el Gurrino, Manolo Caracol, el Sordera de Jerez, Rancapino, Ramón Orillo por fiestas, el Viejo Agujeta, los Perrate, y Pepe Hano que para él era el más completo cantando y bailando de los que han salido de nuestra tierra. “--¡José!, se te olvida Antonio Mairena”, le dije, a lo que me contesto, “--Es muy frio cantando”. Manolo Agujeta pensaba lo mismo que el Negro, y hay muchos aficionados flamencos de esta zona que piensan igual.

Amigos

Tuvo grandes amigos payos y gitanos, voy mencionar a  algunos: Tío Alonso el del Cepillo, Juan Lara, el pintor de la luz, Antonio Muñoz Cuenca, Luis Suárez, Antonio Núñez, Francisco Varó Marchán Cuqui, Roberto Ceballos, José de los Ríos Suárez ‘el Loco’, Juan Núñez ‘el Cojo Farina’, Antonio ‘el Caneco’, Rancapino, y Anzonini, perdón por si se me olvida algunos. José fue muy amigo mío, me quería mucho, cuando pasaba por la puerta de la casa de mis padres, entraba y le preguntaban, “--¿Cómo va el niño por Madrid?”. Se me enfadaba cuando yo llevaba dos días en El Puerto y no iba a verle.

Sus ascendientes

Sus padres y hermanos: Juan de los Reyes Reyes, 1891 de San Fernando, Gabriela de los Santos Suárez, 1891, conocida por la Bilili, del Puerto. De esta unión nacieron siete hijos, José de los Reyes Santos, el Negro, 1911, Manuel, 1916, Juan, 1920, Domingo, 1923, María, 1930, Manuel, 1931, y Fernando, 1935. Todos nacidos en esta ciudad de El Puerto Santa María.

Tenía un hermano que ha cantado muy bien, y era conocido por Cagancho, que no estuvo mucho tiempo entre nosotros. Hay una sobrina, hija de su hermano Fernando, que bailaba de maravilla. Su cuñado Miguel Jarana, cantaba y bailaba, fenomenalmente.

Tuvo un sobrino muy conocido en El Puerto,  que hoy en día no se encuentra entre nosotros, de nombre Juan de los Reyes Pastor ‘el Zopa’, estupendo cantaor y buen amigo, que cantaba los romances. Recuerdo una anécdota de el Negro y de su sobrino el Zopa. Compramos dos papelones de pescado del freidor de la calle Ganado, y nos metimos en un reservado del bar Rueda, y empezaron los dos a cantar. El empleado de la tienda se dirigió a nosotros y nos informó: comerse el pescado y dejar de cantar que voy a cerrar las puertas del bar. Al final nos comimos el cazón sentado en la Plaza Peral.

La familia que creó

El Negro, se había casado con una mujer que no era de raza gitana, de apellido Bocanegra, algo que, en aquel tiempo no estaba muy bien visto entre los gitanos. De esta unión nacieron José de los Reyes Bocanegra y Manuela de los Reyes Bocanegra. Lo paso muy mal cuando falleció su esposa, porque estaba muy unido a ella.

Esta familia había pasado muchas calamidades para sacar a sus dos hijos adelante. Trabajo en todo lo que le salía. Tenía un permiso para recoger todo lo que el mar dejaba en la playa. Recuerdo que se encontró tres cajas de Whisky Chivas Regal de 12 años, aquel día hubo fiesta. Tablones de madera que no los podía llevar en la burra, pues alquilaba un camión para traerlos al Puerto.

Me que contó que la chatarra le quitó mucha hambre en aquellos años de la década de los cincuenta. En las temporadas de la recogida del rejundí (garbanzo en calé), iba con una cuadrilla del barrio. Comíamos garbanzo con pringa todos los días, no había otro plato.

Los grandes cantaores

Hay grandes cantaores que le ha gustado el cante de José el Negro, como el rey del cante gitano Manolo Agujeta quien, en los años sesenta, solía venir dos y tres veces en semana al E Puerto, para escuchar y aprende cantes de el Negro. El Gitano de Bronce, lo puede confirmar que venían todas las semanas. Manolo Agujeta, me decía que el Negro le ocultaba algunos cantes. José, no le ocultó ningún cante, y esto lo sé yo muy bien. Antonio Mairena, escucho cantar escondido a el Negro en casa de Pepa Campos. Hay un texto mío de Pepa Campos, en Gente del Puerto.

Recuerdos y anécdotas

Recuerdo una tarde en víspera de Navidad, hace ya muchos años con los amigos inolvidable Roberto Rodríguez 'Ceballos' Robertito, José el Negro, José Luis Arniz, y el que escribe. Estábamos en casa de Roberto, en una bodeguita que tenía cinco o seis botas de vinos, tomándonos unos vinos. Cuando irrumpió José cantando por soleá y nos quedamos asombrado como cantó este hombre. Le pregunté: “-- José, que ha pasado?”, “--Me acuerdo en estas fiestas mucho de mi mujer”. Cuando yo le he escuchado cantar mejor ha sido sin guitarra. La mejor guitarra que le acompañado fue la del amigo Antonio Núñez, lo conocía muy bien.

Tiene muchas grabaciones del romancero flamenco. Un disco con la guitarra de Antonio Núñez. Estuvo de gira por Andalucía con cantaores mayores del flamenco, por encargo de la Junta de Andalucía. Por cierto, actuaron en El Puerto en una bodega de la calle de La Rosa, que estuve yo presente.

Fue a un programa de TVE, que lo dirigía José María Iñigo. Estuvo en Madrid, que yo sepa, tres veces y en Sevilla en muchas ocasiones. Había grabado varios videos de romances, que se pueden encontrar en YouTube. Grabó para la Magna Antología del Cante Flamenco, de José Blas Vega. En la Fiesta del Cante de los Puerto estuvo en varias ocasiones.

Su última actuación fue en El Puerto de Santa María, con 83 años, fue en Julio 1993, en el memorial a su amigo Alonso Suárez de la O. Que me por cierto me cogió trabajando en Galicia, y no pude venir.

Me llamó Antonio Muñoz Cuenca, y me dijo que había un señor de fuera, quería escuchar a el Negro cantar. Hablé con José y le dije: “--¿Cuánto le vas a cobrar a este hombre?”, y me dijo “Cinco mil pesetas”. Estuvimos en Chiclana y echamos un ratito estupendo. Cuando nos íbamos le dio un sobre a José. Cuando nos metimos en el coche le dijo Roberto Rodríguez Ceballos: “--Mira el dinero que tienes”, había veinte mil pesetas.

El Negro no pronunciaba bien el nombre de Roberto Ceballos y le llamaba Roperto. Le dijo Roberto: “--José, no te voy a pagar el butano todos los meses hasta que no pronuncie bien mi nombre coño”, le contesto el Negro: “--Si Roperto, lo ve Roperto”. Que nos reímos.

Lo llevé a Sanlúcar de Barrameda. Quería escuchar cantar a su amigo el Gordo Agujeta, que actuaba en un festival. También vino mi amigo Eduardo Muñoz Luque y su hermano Paco. Terminando el festival flamenco, nos reunimos varios amigos y entre ellos el inolvidable Cantinflas de Rota, y un contratista de obras, que cantaba muy bien, y varios aficionados que no me acuerdo de sus nombres. Echamos un rato estupendo escuchando a Juan, el Gordo Agujeta, y al contratista de obras. Nos íbamos ya cuando el José el Negro, nos dice: “--Esperarse un momentito que voy a cantar un poquito por soleá”. José era un cantaor que cuando mejor cantaba era haciéndose compás el solo.

Los últimos momentos de José. Calle de La Zarza

Me contó José, el hijo de el Negro, que “--El otro día salió ardiendo el colchón de la cama de mi padre y menos mal que el Chatuti, llegó y apagó el fuego.” Le comente a su hijo que había que buscarle un lugar donde lo cuidaran y estuviera recogido, y lo controlarán por el tema médico. Me dijo el dueño de la habitación: “--Yo puedo estar pendiente de José.” Hable con el Negro: “—José, deja de fumar en la cama, y contrólate un poco”. Se me echó a llorar, no voy a mencionar lo que me dijo. Me dio mucha pena, pero al final se tuvo que ir al desaparecido Asilo de Ancianos de las Hermanitas los Pobres, en la carretera de Sanlúcar. Se nos fue con los que no vuelven en 1995.

"Fue libre hasta que pudo tener libertad"

El Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, le tiene puesto su nombre a una calle de esta Ciudad. En el mes de Julio del 1996, en memoria de José de los Reyes se celebró la IV Reunión del Cante de Cádiz y los Puertos. Actuaron Paco el Monga, Alonso Núñez Rancapino, Fernanda y Bernarda de Utrera, Manuel de los Santos Agujeta, con los guitarristas Antonio Jero, Antonio Núñez, y José de los Ríos.

2 comentarios en “José de los Reyes Santos ‘el Negro’. Mis vivencias con el personaje #5.170

  1. Antonio Cristo Ruiz

    Estimado Jesús Suárez Ávila: Yo me he criado con 'el Negro'. Y para mí, honradamente Luis Suárez, tu hermano, fue el descubrió el romancero de José 'el Negro'. Pero yo he escuchado a José 'el Negro', mucho ante que tu hermano. Yo hablo de mis vivencias con José, no hablo nada más.

  2. jesús suárez ávila

    En el apartado "Amigos" se cita a Luis Suárez Ávila en un grupo de personas.
    Luis Suárez Ávila debería figurar en primer y destacadísimo lugar pues fue quien descubrió a José de los Reyes , "El Negro" y a otros gitanos de El Puerto. Luis Suárez Ávila construyó , basándose en los antiquísimos romances que cantaban estos gitanos de El Puerto, la teoría de que estos romances eran el auténtico origen del cante flamenco. Veo que otros se subieron mucho más tarde al carro vencedor para ningunear a Luis Suárez Ávila, mi hermano. No se cita pero otro que se atribuyó esos méritos fue el escritor Caballero Bonald muchísimos años después de que Luis diera a conocer sus conclusiones. Luis ayudó a mucha gente que luego se colgó las medallas. Pera así somos los Suárez, generosos.

Deja un comentario

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido