Saltar al contenido

Abelardo Galán Zampaña. Filósofo popular #5.380

| Texto: José Joaquín García de Romeu. [*]

Gente del Puerto, quizás un cronista oficioso de la historia de la Ciudad y sus gentes comienza a ver que falta algo. Las ciudades, todas las ciudades, además de un espacio físico, puede definirse como algo más, y allá cada cual con la definición que quiera darle, siendo un hecho indiscutible que las mismas, son una historia plagada de pequeñas historias, cotidianas, y El Puerto, esta Ciudad tiene muchas. centrándonos en una parte de ella, sus habitantes, y en concreto algunos de ellos, jamás aparecerán en los libros de historia, ni siquiera serán recordados en la posteridad más cercana por no destacar en nada.

Sin embargo, esas personas, si son parte de nuestra historia, como puede ser Abelardo Galan Zampaña, conocido para muchos, merodeador incansable, filosofo popular y entrañable que, sin querer, nos deja su huella en nuestra alma si con el tropezamos. | La foto es de Miguel Sánchez Ivars.

De personas como él destacan brillantes detalles, pues a quien le importa donde y cuando nació, cuando siempre lo recordaremos por sus discusiones sobre futbol y brillantes teorías acerca de alineaciones imposibles que de pronto se transformas en la solución económica del Banco de España, materia que también domina.

| Una imagen  del bar el Reloj, cuya casa ha sido restaurada recientemente por el arquitecto Honorio Aguilar.

Abelardo es parte de la historia de esta Ciudad, imagen imborrable de sus siestas sobre el palo de una escoba y a quien conocí y descubrí en aquel mítico Reloj de la calle cruces, del cual algún día hablaremos. Como parte de la historia puedo asegurar que jamás lo vi discutir, en serio, con nadie, jamás pidió invitación, y jamás le faltó quien quisiera con el tomarse una cerveza. Como digo la historia de esta Ciudad, esa sesuda historia empeñada en robar el alma y volverse fría siempre se olvida de las personas importantes del día a día.

Quizá Miguel, el entrañable Miguelito Durango, nos enseñó a través de sus fotos que hay persona que pueden ser más recordadas que un alcalde, personas que no merecen el olvido, que ayuda a definir al portuense, no a todos, pero si queremos resumir las cualidades sería bueno fijarse en Abelardo, al cual jamás escucho un tono de voz mas alto que el de nadie…

Y ello me trae a la memoria su maestría para quedar bien con todos, pues me enseñó que, habiendo dos bares pared con pared, era de muy buena educación tomar una en cada una de ellos, o un día en uno y otra en la otra. Desconozco su deambular por otra zona, pero desde mi mesa en la Aurora, no es raro ir de Ancalagüela a la Aurora con la misma pasión en uno que en otro. Abelardo es quizás, el ejemplo de esos ciudadanos opacos para la historia, pero como la tinta de los libros, necesaria para que la leamos.

[*] Abogado y escritor.

1 comentario en “Abelardo Galán Zampaña. Filósofo popular #5.380

  1. Alejandro

    Abelardo es hermano de mi madre, y he leído que usted lo conoció en el bar El Reloj, resulta que el bar El Reloj era del cuñado de Abelardo, es decir, mi tío, he leído que quería escribir sobre tan mítico bar portuense, por lo que, si quisiera, puedo ponerle en contacto con usted, por si algún día en Navidad (que precisamente bajo al puerto), quería hablar con mi tío, Jesús Arana y su mujer Teresa Galán, mis tíos y dueños del mismo bar, un saludo y gracias!

Deja un comentario sobre esta nótula

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alerta: Este contenido está protegido