591. MARÍA TERESA OSBORNE TOSAR. «A mi marido lo asesinaron en Paracuellos».

libro_javieralonsoosborne_puertosantamaria

De izquierda a derecha, Alfonso Ussía, que presentó el libro; Javier Alonso Osborne, su sobrino Bertín Osborne, Carmen Fernández de Blas, directora de la editorial Martínez Roca, y Fernando González Urbaneja, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid. (Foto: Revista Hola).

En la Asociación de la Prensa de Madrid, Javier Alonso Osborne, director adjunto de «Hola», presentó un libro estrictamente histórico y memorial. ¿No queréis memoria histórica? Pues, ea, hijos míos: ahí la tenéis. El libro de Javier Osborne lo escribió su madre, en la guerra. Es el diario de su madre, María Teresa Osborne Tosar, que Javier guardó durante setenta años y que ahora ha transcrito y publica con un título gracias a Dios políticamente incorrectísimo: «A mi marido lo asesinaron en Paracuellos».

He tenido el honor de poner epílogo a este testimonio histórico, que prologa Alfonso Ussía, lo que me ha permitido conocer en manuscrito la inmensa capacidad narradora de María Teresa Osborne. ¡Qué bien cuenta las cosas esta señora! Es como un diario de Ana Frank con acento andaluz del Puerto.

mteosbornetosar_puertosantamariaQué inmensa capacidad para transmitirnos su dolor. Su soledad. Su angustia. Su amor. Su miedo. En el terrible Madrid de la guerra, cuando le acaban de fusilar a su marido, funcionario del Patrimonio Real en El Escorial, y está embarazada de un niño, que habrá de ser nuestro Javier Osborne cuando nazca en aquel infierno rojo.

Y qué maravilla de ciudad el muy literario Puerto de Santa María, que produce estos prodigios de escritura como el largo testimonio, el arrebatador alegato de María Teresa Osborne. La admirable burguesía comercial del Puerto en el primer tercio del siglo XX, la ciudad de Muñoz Seca y de Alberti, produce también personajes tan delicados y refinados, tan cultos como María Teresa Osborne. La autora de este expresionista relato del dolor, el amor y la muerte no era una escritora. No tenía vocación literaria, ni formación humanística. Era una señorita bien del Puerto. Nada más y nada menos que una señorita bien del Puerto, a la que la capacidad narradora, no sé, quizá le viniera de su antepasada Fernán Caballero, a la sombra de las jacarandas en flor del patio de la bodega de Mister Thomas Osborne, sombra morada del martirio familiar, morada de la franja usurpadora colocada a la bandera de España.

Qué temple tenía aquella señorita bien del Puerto de Santa María que escribía como los ángeles. De este libro me ha impresionado la capacidad de tirar para adelante de esta mujer admirable. En las peores circunstancias. Sola de toda soledad en el ojo del huracán de la mayor tragedia de España que vieron los siglos. En un Madrid hostil, sin familia, con los suyos en zona nacional, con el marido asesinado por los rojos y con un hijo en su vientre. Bendito fruto de tu vientre, María Teresa Osborne, que ha guardado este rito de fidelidad a la memoria de su madre y ha podido, ha sabido y ha querido rescatar los papeles escritos con su letra picuda de entereza de señorita bien del Puerto que siguiendo el destino de un amor se tuvo que convertir, a la fuerza, en mujer fuerte en el Madrid rojo, bombardeado, hambriento, oscuro, sucio, donde nadie conocía a nadie ni quería conocerlo, no fuera que lo delatase. Qué cercano nos hace el terror María Teresa Osborne, cómo consigue que lo sintamos con ella, sola, con un niño en brazos, en una España partida en dos, con la familia inmensamente lejos. Tan lejos como la mar de la bahía.

paracuellos_cementerio_madrid

En la fotografía, uno de los lugares donde ocurrieron estos episodios de represión de la Guerra Civil Española, erigido en recuerdo y memoria de los asesinados. Al fondo de la imagen, una cruz blanca de grandes dimensiones, en la ladera del ”cerro de San Miguel”, es visible desde la proximidad del aeropuerto de Barajas.

antonioburgosbGracias, Javier Osborne,  por este homenaje a tu madre en forma del libro de su memoria triste, que te honra. Muchas gracias, Javier, porque nunca la masacre de Paracuellos, que es nuestro Auswich en el genocidio que ahora silencian, fue contada con tan hondas, sentidas, certeras, precisas palabras por una joven viuda española a la que le asesinaron el marido. Era una señorita bien del Puerto de Santa María que en la espera y la esperanza de un hijo se creció ante la injusticia del destino, ante la locura colectiva, y nos dejó la reciedumbre en letra picuda e inglesa de este impresionante testimonio de una mujer fuerte en una España martirizada. (Texto: Antonio Burgos).

Javier Osborne ha guardado el diario de su madre durante setenta años y ahora ha decidido publicarlo en forma de relato. Un testimonio real que cuenta cómo María Teresa Osborne Tosar, embarazada de tres meses y sin recursos, huyó de Madrid después de que su marido, Francisco Alonso, fuese arrestado en su casa de El Escorial en noviembre de 1936. María Teresa regresaría a la capital tiempo después para buscarle, pero no volvió a tener noticias de su paradero. Su hijo, por tanto, nunca llegó a conocerle y se enteraría en su casa familiar de El Puerto de Santa María de que fue asesinado durante los primeros meses de la Guerra Civil.

javieralonsoosborne_puertosantamariaEn palabras de Javier Alonso Osborne (en la imagen de la izquierda), su hijo: “Este libro era el ‘reportaje’ que me quedaba por hacer", dijo el autor durante la presentación. En su obra, Javier explica: "No tengo más remedio que responder a las preguntas cada vez más insistentes de mis hijos y mis nietos... De pronto me acordé del diario de mi madre, que tuve olvidado durante setenta años, pero que la "memoria histórica" había desenterrado... por su incesante búsqueda de fosas y trincheras, dormida en la injusticia de los tiempos, para reivindicar a un abuelo muerto, cuando en casi todas las familias españolas hay un padre, un abuelo... cuya foto -ni roja, ni azul- permanece en la cómoda del pasillo, en cualquier cajón, sin que ni los hijos ni los nietos pregunten detalles de aquella guerra que debería ser una lección para aprender a vivir en paz."

21 comentarios en “591. MARÍA TERESA OSBORNE TOSAR. «A mi marido lo asesinaron en Paracuellos».

  1. Lula

    Hola, soy de El Puerto y ojeando cosas de la ciudad di con está noticia. Lo curioso es que conozco de vista a éste señor Alonso, de verle veranear en nuestra ciudad durante años sin saber que su madre fue una Osborne de aquí.
    Y por otro lado conozco de oídas al Sr. Marroquin, por un amigo común, y creo que se crió en la Rivera al igual que mi madre. Ambos en sus posturas, e historias personales, tienen su razón, verdad, y experiencia.

    Sólo decir que siempre me ha gustado la historia, las cosillas locales, oír a mi familia contar relatos de personas con las que se criaron, como vivieron, etc.. Y por la parte, esta la triste guerra que toco vivir a mis mayores, puedo decir que en mi caso se dio de todo: Tío abuelo por parte paterna que siendo secretario de ayuntamiento, afiliado al partido socialista, buen hombre,marido sin hijos aún, también fue fusilado -estoy buscando información sobre el tema, pues él murió sin hijos, y mi padre así como la mayoría de sus hermanos han fallecido, y casi no se hablo del tema cuando yo era joven, me enteré de casualidad, como tantas otras cosas que luego hemos ido sabiendo los nietos, o sobrinos, y no se lo siento como una triste cuenta pendiente-. Un sobrino suyo fue reclutado apenas con 18 años por el bando de Franco, nunca supe si fue del todo afin o no, pero tuvo que ir al frente con el bando nacional, no le quedo otra. Pensemos cuanta gente sin una idea concreta de política, o no violenta, tuvieron que luchar por la fuerza, muchas veces en el bando ni siquiera elegido, muchas historias, como bien decís cada casa tuvo una, y algunas muy duras o surrealistas..
    Mi abuelo materno, analfabeto, de origen humilde, sin padre, mi bisabuela fue madre soltera, -no se si engañada, o no-,él, decía que su padre era un señor..de Jerez..
    -condición que nunca acepto, y le trunco la vida, pues se refugiaba a veces en el alcohol, el cante, etc.. y entonces la tomaba con mi abuela, o mi madre y sus hermanos, no creo fuera mal hombre, pero le hizo la vida un tanto difícil a mi buena abuela, y los demás, imponiendo miedo por respeto-. El, en el movimiento fue reclutado por el bando de Franco, se sabía que o colaborabas, o colaborabas...si no.. Pero él fue un admirador de esté hombre, de pequeña veía su foto en el salón de la casa de mis abuelos, sin saber porque estaba allí ese señor, junto al Cristo Nazareno. Luego, me fui enterando,claro.. No hablaba directamente de él, pero cuando la democracia empezaba a bullir como mi adolescencia, decía que aquí lo que hacía falta era otro Franco, y se arreglaba todo...

    En fin, historias hay muchas, cada uno tiene una cerca, como bien contáis, pero me sumo a lo de: Libertad, democracia -buena, no corrupta, ni adulterada-, y un respeto para todas las víctimas, de todas las guerras, o injusticias.. Las historias que más me agobian, son las de seres pacíficos, que por ser miembros de un partido, ser profesor republicano, joven poeta, pobre minero reivindicando algunos derechos, o las chicas de las 13 rosas.. Por poner algunos ejemplos, o éste señor por ser Monárquico. Y sus viudas..hijos, padres..Sufrieron toda la injusticia que trae una guerra: miedo, hambre, dolor, y muchos luego más dolor e injurias, humillaciones.

    Siempre me sentí del bando de los débiles, del lado de la democracia y la libertad, eso creo que no se inculca. Y quizás es lo que nos pasa a todos, creemos estar en el bando acertado. Pero como hemos ido viendo no hay un bando ideal. Cada uno lucho por lo que creía, según vivió o lo sentía.

    Veo como está todo con la crisis, perder el bienestar no ha gustado mucho a la mayoría, pero siempre hay alguien que no lo tuvo, pensemos un poco más en quien está peor que nosotros, seamos comprensivos con el dolor de muchos, y quizás no necesitemos guerras.. o calentar a la gente, como viene pasando casi a diario en ciertos diarios, radios, o programas, por favor, sensatez, paz, aprendamos del pasado, y no cometamos, sino los mismos errores, parecidos. Respeto a todos los que quieran seguir con su memoria histórica, sean del bando que sean, y pido tolerancia para los que no lo entienden. Y por favor, en el plano político, pido seriedad a nuestros representantes políticos, los que de verdad nos informamos sabemos que lo que ocurre es una crisis internacional, y hay que lidiarla lo mejor que se pueda, y a eso animo, si pueden bien, y sino, dejen sitio a otros miembros de sus partidos que seguro tienen ganas y buenas ideas para seguir.
    Un saludo a todos, paz y tolerancia.

  2. C.P.S.

    Pués yo veo muy bien que el hijo de esta señora haya escrito un libro (ya que el es periodista), sobre el diario de su madre, que desde luego debe ser muy interesante, lo pienso comprar, ya está bien de tanto aguantar Memoria Histórica por un lado, y los demás qué, yo no vivía en esas fechas, pero sé que murieron de un lado y de otro.
    Cuando vivia en el Puerto, soy del Puerto, a esta señora, la conocia solo de nombre, no salia, decian que estaba siempre triste, a su hijo lo veiamos alguna vez y siempre con traje negro era pelirojo y como anecdota algunas niñas y niños decian ahí viene "el panarria" por su vestidura, aúnque la camisa era blanca, yo decia no, se llama Piccolo.
    Venga, un abrazo a todas las gentes del Puerto...........

  3. Teresa Marroquin Nieto

    Me pregunto yo que pasaria si mi abuela Carmen hubiese dejado un diario? me pregunto si con el apellido Travieso seria de igual calidad que el de Osborne??Pondria el interes de saber lo que mi abuela sufrio cuando mi abuelo Miguel cayo preso por sus ideales politicos, y dejo a su mujer con en chorro de pequeños??...en fin, como mo tio dijo !!QUE VIVA LA LIBERTAD Y QUE NUNCA MUERA LA DEMOCRACIA!

  4. Delpuerto

    En una guerra civil nunca habrá vencedores ni vencidos, todos pierden, prevalece el odio, luchando hermanos en ambos bandos, la venganza y el odio ganarán a las ideas políticas y sentidos de libertad y democracia.
    España en los años 70 se decidió por la libertad y por la democracia por la mejor de las vias, la transición pacífica. La historia y el tiempo aclarará lo del golpe, pero no creo que estén tan claros los bandos como lo era en la guerra del 36.
    Lo que no hay derecho, que ahora politicos y jueces, utilicen aquellos recuerdos, politicos y militares de la época y deudas historicas con fines de interés propio y electoral, y consiguiendo que la oposición y el pueblo llano "entre al trapo".
    Algún día este querido pueblo de la piel de toro madurará, y ninguno de los politicos actuales (de cualquier color actual) no tendrá cabida en nuestro pais, comunidad o ciudad.

  5. J.J.ORGAMBIDES.

    Este gobierno está fomentando la división de España en dos bandos para distraer a la opinión pública de su inoperancia e ineptitud, y fomenta el odio entre españoles para que el electorado confunda la derecha democratica, que no existía en 1936, con los fascistas de la época y así arañar parte de los votos que va a perder por su mala gestión. Es una pena que gente de buena voluntad entre al trapo y sea utilizada como punta de lanza de esta maniobra.

    El gobierno de Felipe Gonzalez, ocupado en construir una España moderna, obra rematada por Aznar y en trance de destrucción por Zapatero,no tuvo necesidad de usar a sus propios muertos en maniobras evasivas. Y gobernó durante 14 años.

    Por otra parte casi todos asesinados por el bando republicano fueron honrados y enterrados durante la dictadura,por consiguiente es justo y necesario que ahora sean honrados y enterrados los asesinados por el bando vencedor.

    Aprendamos de nuestros errores y miremos hacia delante, si no podemos tropezar.

  6. Rafael Ángel

    En casa de mis padres aún cuelga junto a una pequeña foto de un joven militar, ( mi tío Eduardo; de la quinta de los biberones) , un antiguo diploma en el que se le nombra a título póstumo; HÉROE NACIONAL.
    Nunca mas dolor fraterno...por Dios

  7. angel

    ¿Cuánto tiempo ha de pasar para que los españoles dejemos de hecharnos en cara unos a otros nuestros muertos?.

  8. miguel marroquin

    No Luis, no me he olvidado de los hechos acaecidos en Casas Vieja en 1933 ni tampoco la revuelta de los mineros asturianos de 1934. Lo que pasa es que no he querido abrir un debate esteril y por algunas razones: 1º porque no es el sitio adecuado, 2º Porque las historias pasadas se interpretan, pero esta, que todavía están presente los que la vivieron hay que escribirla como son, sin apasionamientos, rencores y con el animo de superarla, algo que no veo en tus escritos, y 3º si la contamos sesgadamente, estamos engañando a las generaciones futuras. He querido ser excesivamente elegante y entrar en este foro sin apasionamiento, sin rencor ni odio.Mira Luis, el mundo esta lleno de excomunistas, pero nadie reconoce su pasado fascista.
    Pero ya que a sacado lo de CasasViejas y lo de Asturia, una cosa muy simple: Date una vuelta por la exposición permanente de Benaluz y observa en las condiciones que vivian el seisdedos y su familia, te dará cuenta si era justo o no, levantarse contra la república y cualquier poder. (Hay que ver la pelicula Los Santos Inocentes) para tener una idea de como obligaban a vivir a los jornaleros.
    Lo mismo pasó con los mineros asturianos, las condiciones de vida a la que fueron sometido.
    El general africanista Franco, nunca fue leal a la República, y sometió a los mineros a tal represión con los moros a su mando que todavia recuerdan estos hechos.
    Como sabrás, el único gobierno de izquierda que tuvo la República fue, el que salió de las urnas en Febrero de 1936.
    Te recuerdo, que 1956, el partido comunista promulgó la política de RECONCIALIACION NACIONAL, y en 1978 cuando la CONSTITUCION no todos estaban conforme con ella, pero lo del 36 al 39 fue la guerra y pasó, y lo del 39 al 75, no Luis, no podemos meter en un coctelera lo del 36-39 y lo del 39 al 75 y hacer un amasijo de hechos, son cosas muy diferenciadas y así tenemos que verla para superar ese dolor.
    Una anecdota: en el año 1972 con motivo de una de mis detenciones y estando en comisaría interrogándome un fiel funcionario del régimen, me preguntó, "Miguel, cuando España sea republicana me matarás." Le respondí; mire usted, seguramente en mi casa le estén odiando, pero yo no quiero que sus hijos me odien a mi. Y con esto que quiero decir. Según la Biblia Jesucristo dijo; AMAR A VUESTROS ENEMIGOS. Pues bien, todavía viven algunos de los torturadores y que yo sepa, nadie ni le a dicho ni le a hecho nada. Y es que Luis, con odio yo no puedo vivir.
    A principio de la década de los ochenta estando gobernando la izquierda en el ayuntamiento, se exhumó de la fosa común que había en el cementerio a los fusilados del franquismo y se depositaron en un panteón todos los restos, ¿y sabe que hay encima del panteón? UNA CRUZ, y no pasó nada, y no tiene porqué pasar nada ahora. ¿ tu te crees que yo no se quienes eran los que fusilaban, daban el tiro de gracia, daban los purgantes rapaban a las mujeres no de "bien" a las otras, etc,etc,etc. ¿y que? que se consigue ahora con eso, no es pretensión de nadie o por lo menos por nuestra parte, levantar odios futuros. Un abrazo Luis

  9. Francisco Gonzalez

    Al señor Francisco., no se a quien se refiere usted como "los de pluma facil" ya que me gusta escribir y opinar ,segun entiendo en el contexto de su mensaje saca de que somos unos "revanchistas", y que se oculta la verdad de otros asesinados durante la dictadura franquista. En mi comentario, ya que me considero una persona que expongo los hechos de una manera lo mas objetiva posible y de manera imparcial y apolitica , hago entender ,de que la ley de memoria historica tiene que amaparar a las dos partes afectadas durante este tragico acontecomiento historico, lo que pase durante la horrorosa dictadura de Franco, tambien es memoria historica, pero esto esta mas que de sobra condenado por los democratas y la comunidad internacional, ¿o a su entender tambien es memoria historica los asesinatos en Benalup, las duras represiones de los mineros asturianos por manos de la republica? de lo que trata los comentarios que se estan poniendo, es sobre la guerra civil, la dictadura ,es otro tema mas complejo y que estoy con usted que es muy desagradable.Tambien pido memoria historica para los disedentes cubanos, venezolanos, bolivianos, iranies, y un largo sin fin de ciudadanos que tiene mermados sus derechos por el horror de las dictaduras , por la pasividad de la comision del derecho internacional. Nos podemos dar con un canto en los dientes de que tenemos ley de memoria historica, pero tiene que ser para todas las victimas de ambas parte .

  10. Francisco

    Esta muy bien poder sacar a la luz esta historia de doña María Teresa.
    Es triste que muchas personas vivieran situaciones semejantes, y es triste que hoy aun haya familias que no tengan certeza de que pasó con sus seres queridos. Es muy bonito el Campo de Cruces en memoria de los asesinados en Paracuellos mientras otros yacen en cunetas y barrancos desconocidos. No sé cuál es la causa de que algunos, de pluma fácil, se alegren tanto de la publicación de este libro y estén tan en contra de que otros recuperen a sus seres queridos y conozcan que paso con ellos, si es que esto último es posible después de 40 años condenados al silencio y en muchos casos a algo más.
    Mi s respetos a don Javier (Alonso) Osborne, a su querida madre y a todos las madres y esposas que tuvieron que pasar por similares situaciones. Ojala todas ellas tuvieran un “Javier” que les rindieran un tributo similar.
    A los de pluma fácil, dejen de envenenar con frases como: “¿No queréis memoria histórica? Pues, ea, hijos míos: ahí la tenéis.”, “nuestro Auswich en el genocidio que ahora silencian” o va a parecer que los únicos revanchistas son ustedes cuando solo se trata de justicia (sin rencor).

  11. Francisco Gonzalez

    Es una pena este acontecimiento "bárbaro" de la historia de España en el que por unos ideales políticos se fusilaban hermanos contra hermanos, mi opinión es, que tenemos que perdonarnos esta barbarie de nuestros antepasados, pero ahora bien el legislador tiene que amparar ambos bando con la denominada memoria histórica ya que, la administración financia una parte de las excavaciones de fosas en muchas parte de España, pero hay una parte en que se ve desamparados sus deseos de poder también llorar y rezar por los cuerpos de los que un dia se llevaron por arrancarle su ideología Católica, monárquica … y que me consta que universidades o instituciones de investigación forense privadas han tenido que sufragar los gastos de estas exhumaciones por falta de ayudas económicas a esta parte afectada.

    Está claro que el que pierde la guerra es el más sufrido, por la dictadura que se perpetuo en el poder durante cuarenta años sumiendo a este país en el más absoluto de los retrasos culturales, económico y social de este tiempo. Pero el termino ley de memoria histórica, en nuestro marco legal y constitucional ampara a todos los españoles, y si que se ve ,de manera repetitiva en prensa, televisión que la justicia se decanta mas a una parte que otra, a veces pienso que hay más de una información morbosa, que juega con los sentimientos de todo un pueblo que se batió en armas por una sin razón, por eso aquí en este diario de la señora Osborne, se refleja que no solo existe fosas comunes en que el bando sucio "Fascista" aniquilaba sin cesar a compatriotas rojos, no eran fascistas ni rojos ni stanilistas ni nada de eso, eran humanos que por odio , coraje y que se yo se aniquilaban como salvajes, pero eran humanos influidos y sugestionados por dos corrientes políticas que fluían en un momentos de hambre, incertidumbre y de un alto porcentaje de analfabetismos de un país que todavía pensaba solucionar su papeleta con" Hernán Cortes, Pizarro y sus mil carabelas" de un imperio donde ese sol cada vez brillaba menos y se eclipsaba por las nuevas tendencias de comunismo y capitalismo.

    Se deduce sin ser populista y caer en la demagogia que también existe Paracuello de Jarama, revuelta de Casas Vieja, , represión de los mineros asturianos a manos del general Franco bajo mando de la Republica, pozos de mineros en la Mancha y en Madrid donde quedaban sepultados con cal viva los cuerpos de también españoles asesinados por maneras diferentes de pensar, también tienen derecho legitimo los familiares de estas víctimas que por su razón de ser católicos, monárquicos, o por cualquier pensamiento o ideología fueron asesinados y que la ansiada ley les dé garantías de saber donde están sus familiares y llorarles , por eso no solo hay memoria histórica para un bando, si no también la ley de memoria histórica tiene que “amparar “ambas partes, ya que los dos bandos tienen las manos manchadas de sangre por una brutal guerra civil , que solo sirvió para desunir todavía más al conjunto de los españoles, por eso tenemos que perdonarnos mutuamente y caminar todos juntos en la misma dirección y no caer en los desconciertos histórico y hacernos todos mas daño.

  12. LSA

    Miguel, olvidas que en 1934, hubo una intentona de golpe de Estado contra la República en Asturias y en Cataluña por parte del P.S.O.E., y que el General Franco, como militar leal a la República, tuvo que ir a reprimir esos golpes de Estado. Es una cuestiíon que te saltas en el relato de los hechos.
    Y ,ya que haces una síntesis de la República, no dices nada de la matanza de Benalup, por parte de la República (tiros a la barriga) contra personas que ansiaban la libertad.
    De todo eso, con el harakiri que se hizo el Movimiento en las Cortes, se prescindió para darnos una democracia, en que participaran todos los partidos. Fue una transición ejemplar. El perdón mutuo fue la tónica, pero ahora reverdecen otra vez las revanchas. Todas las muertes en las guerras son lamentables y, sobre todo en las guerras civiles en que luchan hermanos contra hermanos. ¡Que nunca más suceda esto!.

  13. miguel marroquin

    Vaya por delante que soy contrario a la muerte en cualquiera de sus manifestaciones.
    En Abril de 1936 desde unas elecciones municipales se proclama la República en uno de los países más atrasado del continente, donde el paro, el analfabetismo era de proporciones descomunales. Esta República formada por todos los sectores pronto se vio acosada; 1932 golpe de estado de Sanjurgo y todavía los partidos de izquierda estaba en embrión. Quiere decir: que los burgueses, terratenientes, banqueros y demás fauna no querían a la República y pusieron todas las trabas posible para hacerla naufragar, con todo ello duró algunos años.
    Pero llega el 18 de Julio de 1936 y se subleva el general Franco contra el sistema legalmente establecido a través de las urnas. Toma Cadiz, Sevilla y Huelva y practicamente los tiros que se pegaron el mismo día 18 fueron contra el palacio de la diputación, como bien se dice en la nótula anterior.
    En Cadiz no hubo guerra, solo represión por los sedisiosos, fusilamientos, encarcelamientos, purgantes y rapados de pelos a las señoras y señoritas no de "bien", si no esposas, madres e hijas de los trabajadores, en Cadiz no hubo guerra sres., solo represion y sedisión contra un gobierno legalmente establecido.
    EN AGOSTO DESAPARECEN COSSI, GARCIA LORCA, BLAS INFANTE, entre otros muchos que no cabrían aquí, y lo de Paracuello fue el 7 DE NOVIEMBRE DE 1936. ¿quien empezó la contienda? ¿quien empezó los asesinatos?.
    En el Madrid de la época, la mayoría de los ciudadanos defendían su república, otros formaban a los quinta-columnistas entre ellos Pedro Muñoz Seca y oficiales sedisiosos contrario a la LIBERTAD Y A LA DEMOCRACIA, se rebelaron no contra al gobierno que salió de las urnas en Febrero de 1936, si no contra la república. De entre los quinta-columnistas, oficiales rebeldes que asesinaron en Paracuellos estoy seguro que habría más de un inocente, pero las guerras por desgracia son así, tendríamos que condenar a quienes las promueven. La misma duró tres años, en la parte republicana se cometieron desmanes, en la parte rebelde hubo ensañamiento y en teoría al acabar la contienda se tenía que haber acabado todo, pero no fue así, hasta su muerte, el dictador estuvo matando, (Septiembre de 1975).
    Se conquista la Libertad y la Democracia, se promulga una amnistía y se perdona todo lo pasado, tanto es así que en democracia a José María Pemán, se le hace una casa museo, a Pedro Muñoz Seca igual, un teatro, un instituto, se mantiene una escultura y el nombre de una calle, etc. Todo está perdonado, pero la historia no debemos olvidarla para que no se repita más. Entiendo perfectamente a este Sr, y a su madre que quieran reivindicar la memoria de su padre y de su esposo, pero quien entiende a las decenas y decenas de miles de familias que quieren recuperar a sus muertos y darle digna sepultura.Los muerto de los vencedores sedisiosos están enterrado en el Valle de los Caidos o en los cementerios, localizados, donde sus familias pueden depositar una flores. ¿que clase de cristianos son que quieren que sigan el las cunetas y descampados muchisimos miles cuerpos?.
    Si decimos que en Paracuello asesinaron a 1500-2500 personas (según algunos historiadodes), tambien hay que decir que en su gran mayoria eras sedisiosos y quinta-columnistas que se oponían la Libertad y a la Democracia.
    ¡¡VIVA LA LIBERTAD!! VIVA LA DEMOCRACIA!! aunque los que se opusieron a ella gocen de los mismos derechos que los que lucharon por ella y desaparecieron por su mantenimiento.

  14. Vicent. Fermavi Brujo

    Las consecuencias de una guerra son terribles para ambos "bandos" pero para el que pierde lo es aún peor.
    Saludos, Vicent.

  15. Barbara Rosario Bocarando Orihuela

    Las personas que murieron durante la guerra en el llamado "bando nacional" está reconocida y en 40 años de dictadura, se les rindió homenaje. El problema es la gente que murió cuando ya no había guerra, que las familias no saben donde estan sus restos, que sus mujeres han muerto o moriran con la pena de que no los enterraran juntos y sus hijos nunca tendrán un sitio al que ir a llorarlos.
    Las guerras son terribles y más cuando son civiles, porque luchan hermanos contra hermanos, padres contra hijos....
    Pero lo peor es que se quiera echar tierra al sufrimiento de los que perdieron la contienda. Eso no tiene nombre.
    Imaginaos que el golpe de estado de Tejero hubiese prosperado...........
    Hubiera sido una repetición del 36. No quiero ni imaginarlo.

  16. Santiago Díaz

    totalmente de acuerdo, las guerras no son buenas ni para unos ni para otros, yo creo que todos pierden

  17. Montse García

    Asesinatos en ambos bandos. Memoria histórica para los dos bandos. Fue una guerra. Ninguna guerra es buena, ni justa. Aqui no hay malos ni buenos.

  18. miguel marroquin

    Un alegato muy bonito el de Luis Suarez, Jose Maria. Solo te pido que me permita contar la otra parte de la pelicula. De lo contrario se cuenta la historia sesgadamente.

    REDACCIÓN ha escrito: A ver que tal esa réplica al Sr. Suárez, Sr. Marroquín.

  19. L.S.A.

    Esto escribi sobreeste libro en Diario de Cádiz:

    Memoria histórica
    Javier Alonso Osborne, Picolo, acaba de presentar en Madrid el cuaderno de 75 u 80 hojas escrito por su madre, María Teresa Osborne Tosar, con letra de niña del Sacre Coeur, vulgo “Las Corazonas”, de la calle Larga. El cuaderno, con un prólogo de Alfonso Ussía y un epílogo de Antonio Burgos, además de infinidad de documentos y notas, se titula “ A mi marido lo asesinaron en Paracuellos”. A cualquiera que en el Madrid del Frente Popular llevara corbata, fuera a misa o se sospechara que era monárquico, lo que le esperaba eran las checas, para martirizarlo, la Cárcel
    Modelo y finalmente, la saca ( se documentaba con la puesta en libertad), el paseillo por los milicianos y, finalmente, el asesinato en Paracuellos, o en cualquier cuenta de la carretera. Y fueron millares los residentes en Madrid que fueron pasados por las armas por el populacho rojo. Varios portuenses, o casados con portuenses, sufrieron este final: Pedro Muñoz Seca, Adriano García-Loygorry Murrieta o Francisco Javier Alonso Sotillo, entre otros muchos. El cuaderno horripila leerlo. Es la memoria de una joven esposa embarazada que no sabe dónde está su marido en el Madrid del terror, que lo busca y que se entera que el 7 de noviembre de 1936 ha sido fusilado en Paracuellos. Francisco Javier Alonso Sotillo era un alto funcionario del Patrimonio Nacional con destino en El Escorial. En el Madrid dominado por el populacho armado, dueño de vidas y haciendas, una mujer encinta, a la que han dejado viuda, que no tiene donde ampararse, halla cobijo y apoyo en Vicente Alberti Merello, representante de Osborne en Madrid, en su casa de la calle Montesa. Vicente Alberti es quien la lleva a dar a luz al Hospital Francés y quien figura como padrino de bautizo del hijo que nació. El médico, Pepe Muñoz Seca, atiende al niño en sus primeros días. Luego, valiéndose de que la madre de María Teresa había nacido en Londres y era “inglesa”, el éxodo a Francia, a través de Valencia, y vuelta a España por San Sebastián y Extremadura hasta plantarse en El Puerto. Lo de Paracuellos fue un genocidio. Honrados e históricos demócratas de vidas “ejemplares”, eso es la historia. La transición de España quiso perdonar todo eso, pero se han abierto sesgada e inmisericordemente las heridas por una parte. Ante eso, la otra parte no puede, ni debe, estar callada.

Deja un comentario