967. LA UNIVERSIDAD PERDIDA EN LA SIERRA DE SAN CRISTÓBAL

A veces ocurren sucedidos que tuercen el destino de los pueblos. La distancia que regula el tiempo pasado convierte en inexplicables, determinadas decisiones de regidores que apuntan a intereses espurios o nada provechosos para sus pueblos y ciudades. Los hechos son los que son. Que cada cual reescriba su propio epílogo.

En un Pleno de la Diputación Provincial celebrado en nuestra Ciudad el 27 de junio de 1968, se aprobaron las distintas propuestas para el desarrollo universitario de la provincia, entre las que se encontraban las de El Puerto, al amparo del Plan de Expansión Universitaria, para la concesión en la provincia de Centros de Enseñanza Superior, propiciado por el entonces Ministerio de Educación y Ciencia.

Hoja del Lunes. 24 de junio de 1968.

El alcalde de la época, Don Luis Portillo Ruiz vio con clara perspectiva de futuro que aquella era una oportunidad de primer orden para el posterior desarrollo de la Ciudad, tanto en materia educativa, de infraestructuras, como de implementación de El Puerto como ciudad universitaria.

El día 11 de marzo de 1969 el Sr. Portillo se reunió con componentes de distintas entidades culturales de la ciudad y con profesionales de la vecina ciudad de Jerez de la Frontera. De esa reunión nació una propuesta para ser elevada al Pleno Extraordinario que habría de celebrarse un mes más tarde. Acompañado de estos señores concretó visita con Don Julio Rico de Sanz –Gobernador Civil de la Provincia-, el cual se comprometió a trasladar al ministro del ramo y ‘sin polémica de ningún tipo’ las pretensiones de la Comisión que le visitaba. /En la imagen de la izquierda, Julio Rico de Sanz, a la sazón Gobernador Civil de la Provincia de Cádiz.

La propuesta era la que sigue: el alcalde se comprometía a contribuir con 1 millón de pesetas y la cesión gratuita de 30 hectáreas de terrenos en las inmediaciones de la Sierra de San Cristóbal (entre Jerez y El Puerto), y quinientas toneladas de piedra de la Sierra para la cimentación de las construcciones a los efectos de establecer en nuestro término municipal la futura Ciudad Universitaria Gaditana. Al mismo tiempo la industria y el comercio de Jerez aportaban la nada despreciable cantidad de 30 millones de pesetas.

El Pleno del Ayuntamiento que hubo de celebrarse el 16 de abril de 1969, en reunión previa, propuso al alcalde ‘dejar el asunto pendiente’, a lo que éste se opuso y, sometido a votación se acordó por la unanimidad de los concurrentes ‘quedase pendiente ante una mejor información’. El argumento utilizado para justificar tal decisión fue que entre la primera reunión informal del 11 de marzo a la fecha, se tuvo conocimiento que la Diputación Provincial adquirió unos terrenos (compra/cesión por 1 peseta de 300.000,00 m2) a los señores Derqui -adinerada familia de Puerto Real- en el Pinar de la Algaida, habiéndose firmado escrituras para el emplazamiento de la futura Universidad de Cádiz, creyéndose que una precipitada ratificación de los primitivos propósitos podría ser contraproducente para ‘los superiores intereses de la provincia’. /En la imagen de la izquierda, el alcalde Luis Portillo Ruiz.

Corporación Municipal en 1969.

Los miembros de la corporación allí presentes lamentaron que, en la reunión previa a que antes se hace mención, el Alcalde Presidente Don Luis Portillo manifestase su propósito de presentar su dimisión si no conseguía una ratificación unánime e inmediata del expuesto que presentaba. Después de lo cual se despidió del Pleno, cuya presidencia se le ofreció y declinó, ratificándose en su determinación y firmando la renuncia al cargo. El último pleno de la Corporación Municipal al que asiste es en enero de 1969, aunque seguirá asistiendo a las Comisiones Municipales Permanentes de forma intermitente a causa de enfermedad, al menos hasta finales de marzo y en las de abril, figura en las actas que está ‘con licencia’. Luis Portillo fue sustituido por Juan Melgarejo Osborne el 25 de junio de 1969.

No es fácil encontrar a lo largo de la historia políticos que practiquen el derecho a la dimisión y mucho menos, por defender el desarrollo cultural y humanístico de sus representados. Sin embargo, en el caso que nos ocupa, los intereses de los dirigentes de la Diputación Provincial, presidida por Fernando J. Portillo Scharfhausen, aliados con una parte considerable de la corporación municipal, dejaron a El Puerto sin ese polo de desarrollo que hubiera supuesto para la Ciudad un revulsivo cultural y económico con la que sería más adelante la Universidad de Cádiz. /En la imagen de la izquierda, Fernando Jorge Portillo Scharfhausen quien, aunque en esta ocasión no favoreció los intereses de El Puerto  sería nombrado Hijo Adoptivo de nuestra Ciudad el 5 de febrero de 1971.

El Puerto visto desde la Sierra de San Cristóbal. /Foto: Josemanuelav

Jerez visto desde la Sierra de San Cristóbal. /Foto: Josemanuelav

Con el tiempo, El Puerto ha vivido episodios parecidos en los que los intereses de la provincia han primado por encima de los intereses locales, con el inexplicable concurso de miembros de la corporación local. Por lo visto no aprendemos de la historia pasada.
Hoy día, la Sierra de San Cristóbal y su entorno siguen ofertando su magnífico emplazamiento a la espera de que a nuestros regidores se les ilumine la bombilla de las ideas. (Textos: Manolo Morillo).

6 comentarios en “967. LA UNIVERSIDAD PERDIDA EN LA SIERRA DE SAN CRISTÓBAL

  1. Alfonso de la Galia

    Como nota aclaratoria, señalar que aunque el alcalde D.Luis Portillo Ruiz se apedillase igual que el entonces presidente de la Diputación Provincial D.Fernando J.Portillo Scharfhausen no estaban unidos por ningún lazo de parentesco.

  2. Plumilla

    El próximo 16 de abril, a la hora del medidodía, se cumplen 42 años de aquella negativa decisión para los intereses de El Puerto votada en contra por el acalde accidental Juan Melgarejo y los concejales Juan Hernández Navarro, Manuel Pérez Ramírez, Joaquín Gaztelu Díaz, Manuel Rebollo Laínez, Francisco Rábago de Celis, Maximino Sordo Díaz, Juan Ignacio Varela Gilabert y Pedro Osborne Domecq

    “Dejan de concurrir el Tte. de Alcalde Don Francisco Bernardo Fernández por encontrarse enfermo. El Tte. de Alcalde Don Fernando Arjona Cía y los señores concejales Don Federico Jiménez Hernández y Don Alfonso Osborne Vázquez por encontrarse ausentes de la población”, según reza el acta de aquella sesión, en la que al Teniente de Alcalde José Puente lo consideran en contra del proyecto, aunque el ha manifestado en repetidas ocasiones que estaba a favor. Eran aquellas votaciones por aclamació y a Puente le costó algún que otro contratiempo con el régimen. Actuaron como Secretario Accidental José de Caveda Arias y de Interventor Accidental, Luis Macías Rubio.

  3. Ángel

    ¿No era Fernando Jorge Portillo Scharfhausen el propietario de los terrenos cercanos a la Sierra de San Cristobal donde se construyó el Casino y el propietario de todo Vallealto, incluidas las viviendas de los americanos?.

  4. Francisco

    También en esas fechas El Puerto propuso construir en Los Toruños el aeropuerto terminal de Europa, pero no lo consiguió. Jerez hizo el suyo utilizando el aeropuerto militar de La Parra.

  5. Marina

    En los últimos años hemos visto más de lo mismo, Caso Ikea y otros.Esta bien que nos enteremos por donde van los tiros, en cuanto a D. Luis Portillo Ruiz mi aplauso, siempre he oido que fue quizás el mejor alcalde que hemos tenido, ahora se que tenian razón, tenia una mente lucida y grandes perspectivas de futuro para nuestra ciudad, claro que siempre hay quienes abortan todas las iniciativas, a esos encima los premiamos pero¿ a santo de que? es patetico, me imagino su indignacion, al ver el "numerito"

  6. EL ZORRO

    SUPLICO POR FAVOR QUE LE QUITEN A ESE SEÑOR LLAMADO FERNANDO JORGE PORTILLO SHARFFAUSEN EL TITULO DE HIJO ADOPTIVO DE ESTA CIUDAD, ASÍ COMO QUE SE HAGA PUBLICA LOS NOMBRES DE LOS QUE VOTARON PARALIZAR AQUEL PROYECTO Y QUE LO HAGAN PÚBLICO EN EL PUERTO. UNA PLACA BIEN GRANDE QUE DIGA "GRACIAS A ESOS SEÑORES EL PUERTO NO TIENE UNIVERSIDAD Y CON LOS NOMBRES DE AQUELLOS HONORABLES SEÑORES POR DECIR ALGO" PARA QUE A LA GENTE NO SE LE OLVIDE.

Deja un comentario