2.190. VERANO DE 1957. Cuando el turismo estaba en pañales.

Affiche-El-Puerto-de-Santa-MariaEse cartel promocional de las playas porteñas es de finales de la segunda mitad de los cincuenta del siglo pasado. La candidez del chiquillo de traza angelical que llena de arena dorada un cubo tumbado, con escudo municipal grabado y todo, es metáfora potente de lo que era en esos días la que resulta ser hoy la industria más decisiva para dejar atrás - de una vez por todas y de verdad- crisis, recesiones y demás pegajosas pesadillas de carácter económico.

Similares sensaciones de ternura nos asaltan cuando rescatamos de uno de los textos capitales de la bibliografía portuense, Puerto de Santa María. Ciudad de Historia y turismo, salido de la mano barojiana de don Manuel Martínez Alfonso, esta página que da cuenta de una visión de futuro que hoy leemos con la mirada con la que nos acercamos a una novela de ciencia-ficción de finales del XIX: con entrañable asombro y con respetuosa cordialidad.   /Texto: Ángel Mendoza). (Las imágenes que se reproducen a continuación pertenecen al libro de Martínez Alfonso).

“De hoy, en cambio, es la tercera industria portuense: el turismo.

De hoy, como tal industria. Pues bien antiguos e ilustres precedentes tienen las playas del Puerto como estación balnearia. Nada menos que los infantes Don Francisco de Paula y su esposa doña Luisa Carlota, con sus hijos, entre ellos Francisco de Asís, que luego sería rey consorte por su matrimonio con Isabel II, vinieron con su séquito y servidores –setenta y dos personas en total, sin contar las clases de tropa- a residir en el verano de 1822 al Puerto de Santa María; y hasta cuentan las crónicas de la Ciudad que les obsequió, complacida con su presencia, con un elegante baño flotante, y organizó en su obsequio todo un vasto programa de festejos.

lasredes_1978_puertosantamaria

El Club Las Redes, en 1978.

De hoy, sin embargo, es la verdadera promoción turística de nuestra Ciudad. De hoy y, casi diríamos, de mañana; pues con ser ya firme y eficaz cuanto en este orden de cosas se ha realizado, las posibilidades turísticas del Puerto son tantas y tan buenas, que ofrecen par un futuro inmediato una amplia perspectiva de realizaciones, muchas de las cuales están ya en fase de programación.

Pero, para no adelantarnos a lo que tiene que venir, basta que centremos nuestros comentarios sobre lo que ya son espléndidas realidades.

valdelagrana_1978_puertosntamaria

El paseo marítimo de Valdelagrana, en 1978.

En Valdelagrana, a la orilla izquierda del Guadalete, y en lo que hace pocos años sólo eran terrenos baldíos y playas deshabitadas, se extienden amplias zonas urbanizadas con viviendas unifamiliares, hoteles, residencias y torres de apartamentos, comunicadas por una red de calles y avenidas y enlazadas a lo largo de un hermoso paseo marítimo. Instalaciones comerciales, piscinas, pistas de Tiro Pichón y al Plato, Camping, Estadio Deportivo, completan, entre otras, las instalaciones de este maravilloso complejo residencial que, por otra parte, no ha hecho más que iniciar el desarrollo de sus inmensas posibilidades.

La antigua y tradicional playa de la Puntilla ha sido remozada, con nuevas instalaciones y más cómodos accesos, y construida ya la primera fase de un nuevo paseo marítimo, que llegará, por de pronto hasta la Punta de la Colorá, donde van a iniciarse las obras de un gran puerto deportivo.

1978_puertosantamaria

Vista aérea de la Ciudad en 1978.

Más al Oeste, y hasta el límite jurisdiccional de la Base de Rota, nuevas urbanizaciones con hoteles, chalets y bungalows se suceden a lo largo de la costa: Vista Hermosa, Las Redes, El Manantial, Fuentebravía…

El hotel de ese nombre, con su antigua denominación de “parador” y unas instalaciones por completo transformadas en la actualidad, fue el verdadero pionero del turismo portuense. Eran tiempos –todavía al alcance de la mano- en se iba a aquella playa en cascabelero coche de caballos. Por el camino –cinco largos kilómetros de curvas sorprendentes en medio de una rica vegetación- se cruzaba uno, a lo más, con un par de camperitos soñolientos, algunas muchachas deportistas que pedaleaban en su bicicleta y –eso sí- con el imprescindible carro de los cántaros, todo pintado de verde, que traía a los refinados de la población la provisión de agua, del fresco manantial de Fuenterrabía. Todo ello ha sido superado hoy, aunque lo digamos con cierta nostalgia. Pero en medio de este fecundo desarrollo turístico el Puerto vive hoy en nuestros días y ante las magníficas perspectivas de su todavía porvenir, todavía más prometedoras, bueno es traer aquí, modesta, sencillamente, el recuerdo de aquel “Parador” que sentó las bases del actual turismo portuense.”

'Puerto de Santa María. Ciudad de Historia y Turismo'. Manuel Martínez Alfonso. Editorial EVEREST. León, 1978

Un comentario en “2.190. VERANO DE 1957. Cuando el turismo estaba en pañales.

  1. puerto

    Con todos mis respetos. No estoy de acuerdo. Que el puerto de santa maria sea ciudad de historia y turismo. Lo fue... aun recuerdo esos años en el 1990- 1995 la mejor epoca del puerto. La ciudad de q los veraneantes te preguntaban. Disculpen esq son las fiestas del pueblo? Y yo contestaba toda orgullosa, no! Es asi es el verano... donde se podia ir a multitudes de discotecas, conciertos...donde venían los politicos y famosos a nuestros restaurantes y playas... donde la musica no molestaba yvsi molestaba es normal. Son solo epocas. Lo importante esq el puerto bera riqueza. Donde las calles llenas de locales, comercios varios nos abrian sus puertas. Donde teniamos al emblamatico vaporcito .No q ahora m puede el orror yvel dolor de tenerme q desplazar a los alrededores, como: chipiona ese santipetri repleto devbuenos hoteles, sanlucar donde todas las terrazas de bares permanecen abiartas y los vecinos no se quejan, hasta chipiona q en motoa y verano esta d lujo. Rota con sus grandes actividades deportivas etc...a cadiz a ver los conciertos y a las playas de conil, zahara q te envuelve de ambiente, chiringuitos y musica a pie de playa. Y ni una buena corrida debtoros en el puerto. .. se esta perdiendo, x favor dejar ya de hacer la vida imposible a los ciudadanos. Dejar las zonas naranjas, q somos los que mas impuestos pagamos. ahora te preguntan un tutista con cara triste y aburrido. Disculpe el ambiente x aqui... bares, discoteca u o zona de ocio. Aqui solo son pegas y si haceis algo en valdelagrana como la feria asi. Ni vamos xq siempre te encuentras un control de la policii local. Esos q estan siendo mandados por sus jefes y politicos q nada mas que quieren recaudar dinero a costa de multas de los ciudadanos. Q nos tenemos q ir fuera para divertirnos o no movernos de nuestra zona xq te funden. Ah! Y cuando mas agusto estas en unabterraza a las 2:00 llegan los locales xarpeta en mano con posicion de acquien m fundo ahora. Que multan hasta x respirar. Esos agentes que en sus ciudades son mas tolerantes y parece que se quiern cargar el puerto. En fin seguiria xq esto es de pena. Saludos cordiales

Deja un comentario