2.574. La Giralda

hermanos_cruzvelez_puertosantamaria

En El Puerto tenemos La Giralda desde 1914, y sin ser campanario de ninguna iglesia ni catedral ha sido de alguna manera el sustento material de la educación y el saber que se impartía en la escuela de La Divina Pastora, mi primer colegio, el que guardo en mis recuerdos y que para que no se me olvide veo de vez en cuando sentado con mi hermano mayor José Mª, sentado detrás de un tintero vacío y haciendo como que leíamos un libro in saber leer. De testigo la Virgen del Pilar y un Sagrado Corazón de Jesús que nos cuidada y que desde allí lo veía todo.

la_giralda_esquina_puertosantamaria

Pero no voy desvariar, ahí ha estado siempre en la esquina de San Bartolomé y Luna, anteriormente José Antonio Primo de Rivera y mucho antes Cánovas del Castillo, estratégicamente colocada, mirando de frente a los ultramarinos que le hacía competencia de Genaro que comandaba Pepe en la esquina de Luna y La Placilla en donde de chico iba a comprar fiáo tres y tres de culata para el puchero, y que Pepe liaba convenientemente en papel de estraza previa cuenta marcada a lápiz. Enfrente tenía su sede los carrillos de Severo y más tarde el Rubio.

la_giralda_estanterias_puertosantamaria

La Giralda nos ofrecía sus productos a granel, sus conservas, sus salazones, sus aceites, y como ya se ha comentado hoy, impregnando el ambiente con los aromas del mejor café tostado que ni de lejos sombra le haría en sus mejores tiempos Juan Valdés.

lagiralda_giraldillo_puertosantamaria

Estaba en el centro neurálgico viendo pasar y acompañando a la gente en esos días grandes de fiestas populares, mirando de reojillo albar de Las Columnas y contemplando todos los días la cartelería del Teatro Principal hasta que un fuego se lo llevó. Allí sigue la Giralda sobreviviendo a todos, cumpliendo años, y sin tener un Giraldillo porque ni es campanario ni torre, sigue exponiendo y vendiendo sus productos alimenticios variados. Ella es autónoma, una mas de esas firmas que sustentan el comercio y la economía de esta España tan complicada últimamente.

la_giralda_cancela_puertosantamaria

Como si estuviera en un lugar de clausura, mirando desde detrás de los barrotes de esa puerta que te lleva al rincón privado de las degustaciones, miro y contemplo, hablo para mis adentros, recuerdo y sonrío porque el tiempo pasa nos vence a todos, pero aquello es fantástico, que aunque sin poder revolotear te hace sentir en un pequeño cielo terrenal

La Giralda, esa tienda de ultramarinos en El Puerto, … desde 1914, ayer y hoy. /Texto y fotos: Manuel Cruz Vélez.

Deja un comentario