Saltar al contenido

3.974. 50 años del cierre de la revista local ‘Cruzados’

“Lo nuestro necesita de nosotros”. Que sentencia ejemplar del desaparecido periodista Agustín Merello. Me la recordaba hace unos años José Ignacio Buhigas Cabrera, archivero que fue de nuestro Ayuntamiento, a raíz del trasiego de información aquellos días, con motivo del reportaje del aniversario del cierre de la Revista Cruzados. | Portada de Cruzados de aquel 19 de marzo de 1969, que fue secuestrado por la Delegación Provincial de Información y Turismo y no llegó a ver la luz. A partir de ahí la publicación dejaría de existir, tras treinta años de cita con los lectores, en su número 3.000.

262. AGUSTÍN MERELLO. Un hombre bueno.

Escribía Agustín en aquel editorial de hace 50 años: «Que siga siendo acogido, con la mejor simpatía y afecto. Aunque Cruzados no haya tenido, en ocasiones, la justa correspondencia. Porque al esfuerzo constante y ‘doliente’ de los que quisieron llevarlo adelante en esos treinta años recién cumplidos, faltó la ‘atmósfera’. No se trata de acentuar localismo alguno al decir que hemos adolecido, para esto y para otras muchas cuestiones, de amor a lo nuestro, a lo del Puerto. Somos así, inquirimos a titulo de justificación y creemos vernos justificados. No rotundo a la postura, llena de convencionalismo, de malos aburguesamientos, producto único de mentalidades necias. Lo nuestro, sin dudarlo más, necesita de nosotros.» 

218. 40 ANIVERSARIO DEL CIERRE DE CRUZADOS

Antonio Carbonell, en la magistral nótula que firmaba hace 10 años en esta web y cuya efemérides recogía Diario de Cádiz, traía a los porteños muchos recuerdos mientras a otros ha avisado que algo se movía en El Puerto de Santa María hace cincuenta años. A todos nos constataba algo que ya el periodista Mariano López Muñoz escribiera a principios del siglo XX, en la “Revista Portuense”: «El progreso es obra de nosotros mismos. El porvenir, si representa vida y fuerza, es efecto de la voluntad; pero voluntad, no capricho. La voluntad es dinámica, es decir fuerza en movimiento. Los pueblos mientras progresan, están en constante evolución; en cuanto se paran, al detenerse, siguen la ley general de todos los cuerpos orgánicos que dejan de estar vivos, de tener circulación, savia y sangre o ideas, voluntad y talento; se descomponen y desaparecen». 

1.636. MARIANO LÓPEZ MUÑOZ. La esencia portuense.

Y es que El Puerto de Santa María tiende a permanecer anestesiado entre la indolencia, la desidia y la desgana, sucumbiendo ante iluminados que, cíclicamente, toman el poder y saquean la ciudad, o ante esos promotores de la nada que vienen a llevarse, antes que a promover desarrollos de la absurdo, entre la piqueta y el ladrillo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alerta: Este contenido está protegido