3.996. La Barriada de La Vid, medio siglo en pie

Ocurrió el 2 de Junio, lunes, de 1969 a las 12 del mediodía: han pasado 50 años. Cientos de personas se congregaban en una entonces plaza sin nombre, hoy de la Uva Palomina, para recoger el contrato y las llaves de su nueva vivienda. Para muchos de ellos era un soplo de aire fresco al iniciarse una nueva etapa vital dejando atrás la penuria y el hacinamiento de viviendas de un dormitorio para siete personas. Para ellos significaba prosperidad, dignidad y en cierto modo la ‘recompensa’ de tanta fatiguita a lo largo de tantos años de trabajo. | Foto: Fleming.

50 años lleva en pie la barriada de La Vid, nuestra barriada, nuestro rincón, nuestro hogar. Para los que vivimos, hemos vivido o simplemente tenemos un estrecho vínculo con ella nos es muy grato el alcance de este aniversario. Nuestro barrio ha cambiado, pese a ello sigue manteniendo su esencia, en él vive gente buena y buena gente con un ‘buenos días’ en su boca y una mano siempre dispuesta a ayudarte.

| La calle de la Rosa a mediado de los años sesenta del siglo pasado. A la derecha, en primer término el descampado y fachada en ruina donde irían las viviendas de barriada de la Vid, zona conocida por los niños del colegio de La Salle como 'El Campito'. 

| La misma zona de la calle de La Rosa. "A lo largo de la historia fue, junto a las calles Lechería y Rueda, así como Espelete y otras del Barrio Alto, lugar de residencia de familias gitanas. La chatarrería de Lino Cristo Charneco está señalada con la flecha a la izquierda, justo sobre un caparazón de tortuga". (Antonio Cristo Ruiz).

La zona en la que se encuentra le dio la triste fama de cosas que nos duele escuchar o leer, la realidad es bien distinta, somos una barriada más: digna y de gente humilde, donde quedan vecinos de toda la vida y donde vinieron gente nueva para prolongar la historia de esta barriada. Hoy plasmamos esta ‘primera era’, llena de acontecimientos que merecen ser rememorados para dar lugar en la historia de El Puerto de Santa María a esta gran barriada, la barriada de La Vid.

| Uno de los planos de La Vid correspondiente a los construidos en Calle Rueda | Foto: AHMEPSM

La Barriada
La barriada de La Vid se encuentra en la zona norte de la Ciudad, y la misma está formada por las calles Uva Pedro Ximénez y Uva Moscatel además de la plaza Uva Palomina, creadas a raíz de la construcción de esta. Serían rotuladas como tal, de una forma oficial, a finales de los 70.Linda con las vetustas calles Rueda, San Francisco de Paula y Calle de la Rosa.

Se trata de 156 viviendas construidas para los entonces trabajadores de distintas bodegas comarcales: Osborne, Terry, Domecq… Fueron proyectadas por la extinta promotora inmobiliaria jerezana Darsa del Puerto (1965-2005) y construidas por la empresa AGROMAN, la misma que construiría en 1966 los pisos de la barriada de la RENFE, (vecina de esta), bajo las directrices de los doctores arquitectos Fernando Barandiarán Alday (1925-1993) y José María Anasagasti López–Sallaberri (1920-2012). Su coste total fue nada más y nada menos que un desembolso de unos 45 millones de pesetas, aproximadamente.

| Una vista aérea de la zona en 1966, a la izquierda se aprecian los terrenos donde irían la barriada, y también la fachada de la vivienda del pintor Juan Lara. | Foto cedida por el colegio 'La Salle'.

El prólogo
Nuestra barriada, comenzó a construirse en diciembre de 1967 por la mencionada empresa inmobiliaria. Un año antes, DARSA adquiría los terrenos que presuponemos casi con total seguridad en base a lo hallado en el Archivo Municipal, eran propiedad de los hermanos Manuel y Antonio Muñoz Pacheco. Pese a ello, de acuerdo con las coincidencias encontradas, y teniendo en cuenta la relación que Terry tuvo con la promoción de estas viviendas, pensamos que los terrenos de los mencionados hermanos pasaron previamente a manos de Isabel Merello Álvarez Campana (1907-1996), viuda de Terry, que impulsó numerosas construcciones en las cercanías como la casa de vecinos anexa conocida como ‘Villaperros’ o el colegio de La Salle, y ésta compró o cedió los terrenos para las viviendas a la promotora jerezana. Los Hermanos Muñoz Pacheco eran propietarios además de parte de los terrenos que en su momento fueron cedidos, o vendidos, a la viuda de Terry a finales de los 50 para la construcción del colegio. | A la izquierda, imagen de Isabel Merello, viuda de Terry.

249. PRIMERA PIEDRA DEL COLEGIO LA SALLE: 50 AÑOS.

Isabel Merello, siempre manifestó su honda preocupación por mejorar “el estado de miseria y abandono del barrio de la Rosa” Entre sus proyectos estaban la creación de unas escuelas cristianas y viviendas para los trabajadores de las bodegas.

| Dos fotos correspondientes a la jornada inaugural de la barriada el 2 de Junio de 1969. | Foto: JUMÁN.

Comienza nuestra historia, entre desgracias personales y materiales
Las obras de la barriada duraron alrededor de dos años terminando, de forma oficial y definitiva, el día 20 de Octubre de 1969. La construcción no fue un camino de rosas, ya no solo por la dificultad del terreno en sí, tan irregular en forma, sino porque durante la construcción de la misma cayeron varias grúas y contó con una víctima mortal.

La obra llevaba apenas unas semanas cuando un joven de 38 años llamado Francisco recibió un tremendo golpe con un haz de varillas de hierro caídas desde una altura considerable cuyo impacto afectó de lleno en cabeza y cuerpo falleciendo poco después en el Hospital San Juan de Dios. Enrique Rojas, uno de los albañiles que hizo posible la construcción de La Vid, aún recuerda la muchedumbre congregada en el velatorio, y destaca como curiosidad que “El féretro se colocó sobre la mesa de hierro y mármol que hoy se encuentra ubicada en el Cementerio.”

A las desgracias personales había que añadir daños materiales: Cuatro serían las grúas que caerían durante las obras de construcción, tres en 1968 y una en 1969. Las tres primeras caerían estando ya muy avanzadas las obras debido al fuerte viento de Levante que azotaba por la zona, característica que ha perdurado, ya que estas no estaban bien amarradas. Caerían al lado de los pisos de Terry por calle Rueda y Rosa (donde se ubicaría el kiosco de Milagros ‘La Carrasca’) y otra sobre el último piso del bloque 6 de nuestra barriada. Durante el curso escolar de 1969 caería otra grúa durante la noche, por el mismo motivo, yendo a parar al patio del colegio de La Salle, siendo al día siguiente vista por el alumnado, rompiendo la tapia que delimita la propiedad con la Calle San Francisco de Paula. En ninguno de los casos hubo que lamentar desgracias personales.

| El cardenal arzobispo de Sevilla, José María Bueno Monreal durante la jornada inaugural a su paso por la Plaza Uva Palomina. | Foto: JUMÁN.

La inauguración
Llegó el gran día. Hace 50 años, tal y como señalamos al comienzo de esta nótula, cientos de vecinos se congregaban en la hoy plaza de la Uva Palomina para recoger las adjudicaciones de sus viviendas. El mencionado espacio lucía adornado con guirnaldas y banderines con los colores de la bandera nacional que se sostenían en los balcones. Al fondo de la plaza una tarima con sillones, numerosas macetas y una mesa con su correspondiente megafonía para proceder a la entrega de los contratos. El acto contó con alta representación gubernamental y clerical, ya que las viviendas también fueron bendecidas.

Destacar la presencia del gobernador civil de la provincia de Cádiz (1968-1969) Julio Rico de Sanz, el alcalde accidental de El Puerto y mas adelante alcalde titular, Juan Melgarejo Osborne o el Juez de instrucción Conrado Gallardo Roch. Además asistieron los promotores de esta obra Fernando Terry e Isabel Merello, viuda de Terry. La parte eclesial estuvo presidida por el arzobispo de Sevilla (diócesis a la que pertenecía esta parte de la Ciudad), José María Bueno Monreal, quien estaría en el acto de la colocación de la primera piedra, y el entonces párroco de San Joaquín Manuel Salido Gutiérrez.

| Entrega de adjudicaciones y llaves. | Foto: JUMÁN

Tras los pertinentes discursos por parte del prelado tomó la palabra el gobernador civil quien concluiría el discurso manifestando que “No quiero ser pesado que comprendo estaréis deseosos de coger vuestra llave e ir hacia vuestra casita”. Posteriormente la comitiva hizo un recorrido completo por las nuevas calles que compondrían la recién inaugurada barriada de La Vid, visitando uno de los bloques para terminar posteriormente en un local anexo donde la promotora ofreció una copa de vino. Como curiosidad, destacar que desde entonces hasta mediados de los setenta,la promotora contrataría un vigilante, de nombre Paco, cuya labor era velar por la integridad de la barriada. Numerosas serían las discrepancias con los niños a causa de sus juegos, pelota de por medio.

Vecinos ilustres y comercios
Pocos meses después nuestra barriada estaría completamente habitada por familias vinculadas al mundo de las bodegas, en muchas ocasiones casas de vecinos quedaban casi vacías al mudarse todos ellos a estas viviendas. Viviendas donde muchos portuenses de hoy vieron la luz del día y otros tantos crecieron correteando esas calles.

En nuestra barriada han vivido personas relevantes en el panorama local como por ejemplo el actual Secretario General del Ayuntamiento, Juan Antonio García Casas, el histórico sindicalista y comunista Paco Artola, el fotógrafo José Luis Ramos (Cinephot), el añorado saetero Paco ‘El Azotea’ ,el que fuera Presidente de la Plaza Real, Jesús Neva, el concejal comunista en los 80 José Serrano además de Rosario Moreno galardonada, entre otros, con los distintivos deMiss Puerto y posteriormente Miss Cadiz en 1981, el pregonero de los Carnavales de 1995 Jose María Naharro Sucino o el veterano rancinguista Antonio Gil Sánchez apodado ‘Baby’.

| Vecinos relevantes en el panorama local

Todo comenzó a rodar: la calle Rueda se llenaba de comercios en los nuevos locales: carnicería, papelería, tienda de muebles, confitería, pescadería, tienda de tejidos y confecciones, bar… Quedando el último local destinado a la oficina de la constructora DARSA del Puerto donde los inquilinos irían a pagar el alquiler y a plantear cualquier incidencia que hubiera en sus viviendas, permaneciendo hasta finales de los años noventa coincidiendo con la venta de los pisos.En la actualidad resiste el bar ‘Rincón de El Puerto’ regentado por Antonio Rojas ‘Tony’ siendo además la sede de los hinchas del Racing Club Portuense ‘Los Ratones Coloraos’.

La Huelga de la Vid y la Semana Santa
También se vivirían momentos bastante tensos como las desavenencias entre los sindicatos de La Vid con motivo de unas huelgas del sector vitivinícola y bodeguero a finales de los ochenta y principios de los noventa, algo que crisparía el ambiente entre vecinos llegando incluso en una ocasión a aparecer numerosas pintadas en las fachadas con nombres propios.

602. COMO YO TE VÍ, VIRGEN, LA NOCHE DEL MARTES SANTO.

Serían las mismas calles que durante décadas y décadas fueron recorridas por dos hermandades de penitencia, consideradas, aún hoy, del barrio: La Flagelación (Domingo de Ramos) y el Dolor y Sacrificio (Martes Santo). Probablemente, la primera cofradía comenzaría a incluir esta zona en su itinerario a mediados de los setenta mientras que la del Martes Santo lo haría entrados ya en los ochenta, aunque a mediados de los sesenta esta cofradía procesional por la calle Cervantes. A estas dos hay que sumar una a la que hemos visto nacer, la hoy cofradía del Prendimiento del colegio La Salle: desde su fundación ha transitado por las calles de nuestra barriada.

| Jornada Inaugural del local de San Ginés en Marzo de 1997. 

Asociación de Vecinos San Ginés
Habría que añadir un acontecimiento importante para la vida de los residentes de La Vid: la apertura y fundación en 1996 de la Asociación de Vecinos San Ginés, denominada así en recuerdo al desaparecido Montepío de San Ginés de la Jara (patrón de los trabajadores del gremio de la vitivinicultura) , siendo la primera asociación de vecinos del centro de nuestra Ciudad. Fue fundada por José Marroquín, Juan Cumbreras (casado con Patrocinio Villanueva y abuelo de uno de los autores de esta nótula), Manuel Balabonzo, Juan Peinado, José Luis Romo, Enrique Aca, Antonio Arias, Francisco López,Francisco Villanueva, Diego Pérez, Sebastián Monge, Francisco Romero, Antonio Pruaño y Rafael Guillén (todos vecinos de La Vid) e hizo de ésta un barrio con mayor presencia en el panorama local y con mayor participación vecinal siendo durante los primeros años de existencia una constante de actividades para fomentar el buen ambiente humano y social de los cientos de vecinos de esta.

3.407. La Asociación San Ginés, voz del barrio.

3.418. La Ermita de San Ginés de la Jara. Una ermita que no fue.

Hasta entrados en la primera década del siglo XXI, San Ginés organizaría, por ejemplo, dos fiestas en la barriada: Ambas celebradas en Agosto de los años 1997 y 98 en la plaza de Uva Palomina (Creemos que esta tuvo antecedentes en los años 80), donde se hacía espectáculos de baile o entrega de premios a pequeños y mayores. En esos años el Rey Baltasar recorrería en varias ocasiones la calle de nuestra barriada y en la RENFE llenando de ilusión a los más pequeños.

| Fiesta en la Barriada de La Vid en Agosto de 1997. Foto: Rafa García (Colección Mario Fleming)

La existencia de esta Asociación no solo se creó para eventos y celebraciones sino también para actuar en voz de los vecinos de cara a un proceso largo y tedioso en el que jugarían un papel de suma importancia: La venta de los pisos a finales de los 90, algo que merece ser contado haciendo un punto y aparte.

| Membrete de la promotora / Colección Mario Fleming.

El ‘tira y afloja’ con DARSA El Puerto
Aún hoy no sabemos exactamente cuando y como sucedió este capítulo histórico para la barriada, bien porque no hemos dado con la documentación necesaria o porque no haya motivo aparente. Pese a ello, creemos que era lo propio en aquellos tiempos: los organismos públicos y empresas promotoras querían deshacerse de las viviendas que poseían desde hacía más de 30 años, como pasaron en otras zonas de El Puerto.

| Una reunión de vecinos con motivo de la venta de los pisos en la sede de UGT. | Foto: Colección Mario Fleming.

Este ‘tira y afloja’ previsiblemente se inició en 1997 y culminó con la venta de los pisos en Enero de 1999. Los antecedentes de esta disputa estaban claros: en Jerez de la Frontera existe una barriada con el mismo nombre, aunque con algunas diferencias fisonómicas, perteneciente a la misma promotora, sería en 1993 cuando estos vecinos jerezanos procedieron a adquirir su vivienda por una determinada cantidad, algo que crearía precedente para La Vid de El Puerto de Santa María. En conclusión, los vecinos de La Vid portuenses, querían lo mismo que le habían dado a los de La Vid en Jerez varios años antes, algo con lo que DARSA no estaba muy de acuerdo, aunque finalmente la prootora tuvo que ceder.

| Hernán Díaz reunidos con  los vecinos Juan Cumbreras, José Marroquin y representación de DARSA en 1997. Foto: Agustin Álvarez.

El Ayuntamiento, presidido entonces por Hernán Díaz Cortés, actúo en representación de los vecinos (a petición de los mismos) frente a DARSA logrando la administración pública le fuese rebajada la plusvalía a estos vecinos.Hasta 1999 darían lugar todo tipo de episodios con el fin de conseguir esa equidad económica, destacando por ejemplo protestas (simbolizadas en no pagar los alquileres) durante varios meses.

Finalmente, y tras un recorrido que daría para una nótula aparte, vecinos y DARSA llegan a un acuerdo, además la promotora accedió a sufragar parte de los gastos para una reforma íntegra de la Barriada,arreglo de todos los techos de los bloques, reforzar las cornisas… Los vecinos aportaron 30.000 pesetas. Como dato anecdótico, tras la venta de los pisos se procedió a dar un pintado general a la barriada de forma continuada. Las cámaras de la extinta cadena local Tele-Puerto realizaron un pequeño reportaje sobre ello.

| Una vista de la Calle Uva Pedro Ximénez desde los pisos de la RENFE. | Foto: Alicia Serén.

Tras 20 años de aquellas ventas llegamos al tiempo presente. La Vid sigue allí enclavada para afrontar el comienzo de una nueva era, en la que estamos convencidos también se sucederán cosas importantes y beneficiosas para la misma. Consideramos que el mejor homenaje que podemos hacer es continuar con esta historia, continuar dándole vida y si es preciso defendiendo sus intereses.

| Un frontal de la Barriada de La Vid. | Foto: Fleming. 

Sirva el presente como un amplio resumen de los acontecimientos que acompañaron el surgimiento de estas viviendas de La Vid y de sus gentes a lo largo de este medio siglo. Aún queda muchas cosas que aportar y desarrollar con más amplitud, 50 años dan para mucho y esto solo ha sido la punta del iceberg. ! | Texto:Mario Fleming Cumbreras y Francisco Javier Serén Perdigones.

______________________________________________________________________
En recuerdo y memoria de todos los vecinos, que el 2 de Junio de 1969 estuvieron en la Plaza Uva Palomina, y que desde entonces hasta hoy han ido construyendo la historia de nuestra Barriada. ¡Viva La Barriada de La Vid

Queremos agradecer a todas las personas que de una forma u otra han colaborado para que este trabajo, completamente inédito y tras casi un año recopilando datos, haya sido posible haciendo una mención especial al Colegio ‘La Salle Santa Natalia’ a Ana Becerra Fabra delArchivo Municipal, al investigador Antonio Gutiérrez Ruiz, Enrique Marroquín, a diversos vecinos de la zona que han colaborado aportando datos sin olvidar a Alicia Serén fotógrafa que ilustra parte de esta nótula y que ha elaborado un reportaje gráfico sobre La Vid con motivo de esta nuestras ‘Bodas de Oro’. | MFC y FJSP

Deja un comentario