Saltar al contenido

| Para los que no se creen que el pasado jueves nos casamos Lucy y yo, aquí nosotros sujetando una cabaña.

La vida sigue y, resilientes que somos, nos adaptamos a todo. Continúan  sucediéndose hechos cotidianos y a la vez extraordinarios. La llamada a la vida, con una primavera oculta por el confinamiento. La llamada al amor por escrito. La boda de un portuense y una británica: Pablo Bernardo y Lucy Lilley, la semana pasada, en pleno inicio de este re conocimiento de nosotros mismos, en casa. Pablo nos lo cuenta.

"Ella iba preciosa. Yo hice lo que pude.  Conseguimos un hueco y el señor Javier Botella Franco  ofició una bellísima ceremonia legal en un ayuntamiento absolutamente vacío. Maese Julio López Paramio, ataviado con una máscara que excedía el protocolo, y mi hermano, José Luis Bernardo Caveda hicieron de testigos.

...continúa leyendo "4.291. Pablo Bernardo y Lucy Lilley. Una boda en el confinamiento"

error: Alerta: Este contenido está protegido