Saltar al contenido

4.329. Inauguración del Parque del Vino Fino, la Feria y la variante de Rota

Aquel miércoles 1 de mayo de 1996, día de Velada de la Feria, se formalizaba la apertura de la Variante de Rota, con asistencia de las autoridades de la Junta de Andalucía, que precedía al de inauguración de otra obra pública, la remodelación del cruce del Molino, que quedaban abierto al tráfico esa misma noche. Así que el nuevo Parque del Vino Fino, sería inaugurado por Rafael Alberti, construido sobre el solar triangular que era propiedad de Bodegas Terry. El anteproyecto del monumento al Vino Fino, quedó en el papel. Una vez inaugurado este espacio público la comitiva, presidida por el alcalde Hernán Díaz Cortés, se trasladó al recinto ferial Las Banderas, donde Alberti accionó el mecanismo que daba luz al Real, en una feria pasada por agua. Solo han pasado 24 años. | En la fotografía, de izquierda a derecha, el agente forestal de IMUCONA, Tomás Ramírez, la entonces cargo de confianza de alcaldía, Macarena Gómez Agar, el gobernador civil, Cesar Braña, Rafael Alberti y María Asunción Mateo | Foto: Fito Carreto.

| Anteproyecto del Monumento al Vino Fino, original de Antonio Ariza, en el centro que hubiera sido sufragado ¡! por las bodegas portuenses.

420 botas en pirámide
Antonio Ariza elaboraba el anteproyecto del monumento al Vino Fino que debería ser respaldado y financiado por las bodegas portuenses, algo que ya entonces se demostraba inalcanzable y que, con el tiempo se demostró que sería al revés: el Ayuntamiento financiando a una bodega. El monumento, de mas de 14 metros de altura (el equivalente a un edificio de viviendas de cinco pisos), estaría compuesto por 420 botas de vino, formando una gran pirámide con las distintas marcas de los vinos finos de las bodegas participantes, en cuyo interior habría una gran sala de 16x16 metros cuadrados, que podría servir como escenario para recibir visitas, tanto oficiales, como particulares de las bodegas, y en donde se podrían llevar a cabo distintas catas de vino.

Cada bota contendría 500 litros de agua sulfurosa, para evitar la putrefacción--, y el costa total de la época estaba alrededor de 25 millones de pesetas, gastos de mantenimiento aparte, para asegurar su conservación. (La carabela de la rotonda del puerto comercial adolece de parecido mantenimiento, con lo que un día se convertirá en un esqueleto al estilo de los restos del Vapor). Aquello quedó en una intención que no llegó a buen puerto, si bien durante la etapa de Hernán Díaz al frente de la alcaldía, la apuesta municipal por promocionar e identificar los Vinos Finos con El Puerto de Santa María, fue incluso mayor que la mayoría de las bodegas portuenses: tanto en las Ferias, como en las Jornadas del Vino Fino de la Universidad de Cádiz y el Ayuntamiento, o diversas actividades de promoción.

Viviendas proyectadas en el nuevo Parque
La construcción del parque del Vino Fino no estuvo exenta de polémica. Los vecinos se manifestaron por la pérdida de aparcamientos y el Ayuntamiento dio marcha atrás. Mientras, el portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, el asturiano afincado en nuestra Ciudad Ignacio Pelayo García --con el tiempo sería vicepresidente del Parlamento de Andalucía-- férrea oposición al gobierno de los Independientes Portuenses, argumentaba, que el proyecto de Parque de Vino Fino, que estaba destinado a uso residencial en el PGOU de entonces. Hay que recordar que, en El Puerto se vivieron situaciones parecidas en los años sesenta, cuando se construyeron las viviendas de la Pescadería en la plaza existente frente al Resbaladero, propiciadas por el alcalde Luis Portillo Ruiz; e incluso se quisieron construir viviendas en la  plaza del Polvorista, a lo que se opuso férreamente, entre otros el que con el tiempo sería alcalde de El Puerto, Manuel Martínez Alfonso, evitando el desaguisado de hurtar espacios para uso público.

 

| El parque del Vino Fino en la actualidad | Foto: Google Earth.

El parque del Vino Fino, colindante con el paseo de la Victoria y con el propio cruce del Molino se convertía así en aquel entonces, hace 24 años, en el mayor parque público de la Ciudad, con 10.000 metros cuadrados. | Texto: J.M. Morillo-León.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido