Saltar al contenido

4.367. Antonio Olmo Civantos, S.J. El párroco de San Francisco se marcha a Sevilla

El sacerdote jesuita Antonio Olmo Civantos, hasta ahora párroco de San Francisco, llegaba en septiembre de 2002, a El Puerto de Santa María. Se marcha a Sevilla 18 años después, a la edad de 80, con la misión cumplida —en lo espiritual y en la administración de los bienes de la parroquia y su patrimonio artístico— donde, en ambas facetas ha dejado un legado para aplaudir. Sobre todo un hombre bueno, discreto, que ha ayudado a muchos y que será gratamente recordado, como así se lo hicieron saber en su despedida oficial de la parroquia, el pasado sábado 29 de agosto. Ha sido delegado episcopal del Consejo Local de Hermandades y Cofradías.

Antonio Olmo hizo el noviciado precisamente en los Jesuitas de El Puerto de Santa María en 1958, con 18 años de edad. Más joven, soñaba con ir de misiones a Paraguay. “Me reclamaron para Américas más cercanas” recordaba. 

| La foto es de hace 33 años. Antonio Olmo, a la izquierda, con el entonces Arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, O.F.M. 23 de octubre de 1987.

Olmo Civantos llegaba a El Puerto aquel 2002 desde de la parroquia de San Antonio de Padua, en la sevillana barriada de Torreblanca, a donde llegó en 1986, procedente de Almería.  Cuando llegó, puso en marcha un comedor escolar para medio centenar largo de niños de familias insolventes y una Academia de Mecanografía e Informática. En 1987, Olmo recupera la salida procesional de San Antonio de Padua que había ido decayendo, creando la Asociación de Fieles. Ese año, un grupo de vecinos recupera la fiesta tradicional De la Cruz de Mayo. En 1988, en una visita al taller sevillano de José María Gamero Viñau, discípulo de Miñarro, se interesa por un busto de una Virgen para formalizar con él la confección de una Dolorosa, para la parroquia, bendecida el 7 de octubre de dicho año como María Santísima de los Dolores. Al año siguiente sale por vez primera un Vía Lucis por las calles de la feligresía. En 1990, realiza la procesión con una cruz arbórea detrás, a modo de soledad. En 1991, el Viernes de Dolores, realiza procesión penitencial bajo palio. En 1992, recupera los cultos y procesión en honor al Santísimo Sacramento como en los tiempos en los que fue erigida la parroquia, 30 años atrás. Con el inicio de aquella década Olmo Civantos va fraguando en los grupos del barrio a los que invitó a colaborar con la revitalización de las actividades de la Parroquia. En 1994  se crea la Hermandad con el título de Humilde y Fervorosa Hermandad Sacramental del Santísimo Nombre de Jesús y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Cautivo, María Santísima de los Dolores y San Antonio de Padua.

| En la parroquia de San Antonio de Padua, en la sevillana barriada de Torreblanca

Diez y seis años estuvo en esta barriada de gente humilde, Torreblanca, ubicada al este de Sevilla en la periferia, donde reivindicó la honestidad, sencillez y laboriosidad de sus feligreses el año de su despedida sevillana, en 2002. Fue interrumpido con aplausos en la misa que ofició para decir adiós a aquellos buenos feligreses: “Que no hacen ruido, no son noticia, no salen en televisión. Por un problema social de una zona del barrio se ha querido meter en el mismo saco a toda la gente; por eso me voy con un sentimiento de pena y de dolor”, afirmaba Olmo Civantos por unos sucesos acaecidos a finales de agosto de aquel año 2002.

Llegada a El Puerto
Tras su llegada a El Puerto de Santa María en 2002, su etapa es celebrada por haber asistido a los más desfavorecidos y dar testimonio cristiano —algo que algunos miembros destacados de la institución eclesial parece que olvidan en otros templos locales— siendo una buena persona, que siempre estaba ahí cuando sus feligreses lo necesitaban. Uno de sus colaboradores en la parroquia ha sido el diácono de dicho templo, Juan Luis Izquierdo.

| Antonio Olmo, flanqueado por el concejal de Fiestas, David Calleja y el alcalde de la Ciudad, Germán Beardo, tras la Misa de Acción de Gracias celebrada el pasado 29 de agosto con motivo de su despedida de la feligresía y su traslado a Sevilla.

Además de recuperar una serie de cultos, en 2006 por su iniciativa se recuperó, también, la fisonomía original de la Dolorosa que se halla en la iglesia de los jesuitas, que fue titular de la orden seglar franciscana. La restauración fue efectuada por el experto sevillano Juan Miñarro descubriendo toda la belleza de la Dolorosa. Nuestra Señora de los Dolores preside un vía crucis parroquial el Sábado de Pasión, con visita a los enfermos del hospital Santa María del Puerto y como manifestación de acercamiento al barrio.

| Olmo creó una Capilla, la del Sagrado Corazón, en la barriada de los Toreros, barrio de trabajadores. 

| En 2016, acompañando a la concejala de Turismo, Silvia Valera, visitando el Museo de Ornamentos Sagrados. | Foto: José María Morillo.

Puso en valor un nuevo recorrido monumental en la parroquia de San Francisco y la creación el Museo de Ornamentos Sagrados de los Jesuitas, de nueva creación, incorporado a la visita histórico artística a la parroquia en 2016, donde se exhiben piezas de gran valor histórico procedentes de las comunidades jesuitas de Cádiz, Jerez y El Puerto de Santa María, y de otras provincias.   

| En 2017 el párroco de San Francisco, Antonio Olmo, durante la visita organizada durante el congreso conmemorativo del 250 Aniversario de la Expulsión de los Jesuitas, ordenada por Carlos III. | Foto: Andrés Mora.

En dicho recorrido se pueden contemplar las obras de arte existentes en el templo entre las que destacan las de Juan de Mesa, San Francisco Javier y San Ignacio de Loyola y el cristo atribuido a Pedro Roldán, así como la nueva sacristía de la que se ha recuperado la puerta original de época franciscana, el patio porticado del Colegio.

| Ha sido delegado episcopal en el Consejo Local de Hermandades y Cofradías y capellán en la Plaza de Toros. En la imagen, tras la toma de posesión del Consejo en 2017.

| El pasado sábado 1 de agosto, una representación del grupo 'Padre Luis Conradi' de antiguos alumnos del colegio SAFA-San Luis homenajearon al ya ex párroco de San Francisco, tras conocerse, su traslado a la ciudad de Sevilla. | Foto: J.L.N.

 

 

Deja un comentario

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido