Saltar al contenido

5.011. Cafés-Cantantes en El Puerto, entre 1850 y 1960 (I)

Los cafés cantantes eran establecimientos públicos en donde se servían café, vinos, licores y en donde además se daban recitales de cante y baile flamenco. Estos representan el lugar en que el cante, tras una primera época de exhibición restringida, aparece ante público numeroso. En ellos, pues, el cante deja de ser un arte minoritario para alcanzar difusión y arraigo populares. | En la imagen, el Café Cantante 'Navío', en el edifico que alberga el colegio de Las Esclavas, esquina Luna con Misericordia. Debajo, rótulo del establecimiento.

En El Puerto de Santa María existieron el Café Navío y el Café León de Oro, en la calle Luna; el Café El Refugio en el barrio de Guía, y el Café del Carbón, en la plaza del mismo nombre.

Además, referiremos otros establecimientos donde también estuvo presente el cante e incluso el baile flamenco: los bares y tabernas El Chico, Rueda, Milindri, La Burra, el Casino de Artesanos en la calle Luna6, La Liga de Cazadores, Casa Paco Barranco, El Brillante junto a la Pensión Las Columnas, La Rosa, El Golpe, El Chino, Manila, Número 2, el tabernón de Merello, los bodegones de La Angelita y Obregón, y la Draga.

| El León de Oro, estuvo enclavado en la calle Luna donde estaba el Cine Macario, Y y por último la sala 'Mucho Teatro', a la derecha de la imagen.

Julián Pemartín da información de los cuatro cafés cantantes de esta Ciudad en la calle Luna: El Navío y El León de Oro; de El Refugio, en el barrio de Guía y del Café del Carbón en la plaza del mismo nombre, hoy de Cristóbal Colón.

| En este edificio de la plaza del Carbón, antiguo número 6, se encontraba el Café Cantante El Carbón

En el invierno de 1884 tenemos noticias a través del libro dedicado al Carnaval por José Ignacio Buhigas y Tily Santiago, de los bailes de confianza y de máscaras que daba Apolinar Estévez y Martín en dicha plaza del Carbón, número 6, refiriéndose también a otros bailes organizados por el Círculo Recreativo.

| A la derecha, Antonia Gallardo, 'La Coquinera', en la etapa final de su vida, en la que tuvo un bar en Cuatro Vientos (Madrid). “donde está al frente de un bar de camareras, en compañía de su cuñado, tipo magnífico de gitano trianero, esposo de la difunta Josefa ‘la Coquinera’ y ex camarero de los más famosos colmados de Madrid” | Texto y foto: Revista Estampa (1935).

En este establecimiento, según aficionados, bailó Antonia Gallardo Rueda "La Coquinera", nacida precisamente en esta plaza. Además, en él actuaron nuestros paisanos el cantaor Juan Gutiérrez "Pavirri, Milagros Camacho, bailaora; Isabel del Puerto cantaora y bailaora que nació en Alcalá de los Gazules, y la bailaora Soledad Montoya, que tuvo su fallecimiento en Buenos Aires, por una bala perdida en 1912. Este establecimiento en 1884 fue el último que tuvo sus puertas abiertas al público en El Puerto.

El Café Cantante El Refugio, estaba situado en el barrio de Guía. Decían que era el más antiguo de El Puerto. Se tiene muy poca información de este café. Lo que se sabe cierto es que otros bares tomaron su nombre por la fama de este local, como ejemplo el Bar El Refugio en la calle Ganado.

Otros establecimientos en los que se cantaba flamenco

| En la Plaza del Castillo estuvo situado, al parecer, otro café en el que se cantaba flamenco en la zona que aparece en la fotografía                                                                

En 1868 fueron autorizados bailes de máscaras que dio Joaquín Caballero en el café cantante que había en la plaza del Castillo, que abrió sus puertas al público en 1868. Por comentarios de aficionados, estaba situado muy cerca de lo que fue la chatarrería de Luis Jiménez "Churrasca", hoy en la plaza de Alfonso X el Sabio.

Del libro de Enrique Pérez Fernández: Bar El Chico, a finales del 20 se hizo cargo Antonio Jiménez Pérez, conociéndole también desde entonces por el apodo de su dueño: El Chico. Hacia 1934 cambio de establecimiento instalándose en esquina calle Nevería con plaza Peral.

Bar café El Chico, este local en los años que lo regentó Antonio Jiménez Pérez, con el apodo del Chico, porque era bajito. Fue el local que mas flamenco ofreció en aquellos años de 1920 a 1934.    Fue una persona muy conocida en nuestro pueblo y dio muchas fiestas flamenca y concursos de cante y baile y por aquí pasaron: El Cueco, Pepe Hano, La Esparraguita, Antonio "El Caneco, La Angustia, Diego Gálvez Fernández "El Gurrino", El Pinalero y Anzonini, entre otros muchos y los guitarristas Ángel Sevillano, Juan Guilloto y El Viejo Agujeta. A esta café venía mucho Canalejas de Puerto Real a escuchar a Pepe Hano y a Diego "El Gurrino". Aquí actuó José Gutierrez Alemán, 'Pepe Hano', meses antes de su muerte, fue apuñalado en la acera de enfrente de la puerta principal de la Plaza de Abastos de la calle Ganado. Hay unos datos muy curiosos de Diego Gálvez "El Gurrino". Fue un hombre según me contaron todos los que le conocieron al que raramente podían oírle cantar ante el público, pero lo curioso del caso es que aparece su nombre en un programa de mano de nuestro Teatro Principal en el año 1936.

| Finales de la década de 1960. El bar Antigua de Rueda, estaba situado en la esquina de las calles Jesús Cautivo y Ganado, frente a la conocida como “Posada de la Fruta” en dicha calle Ganado. Ambos edificios hoy no existen. Al otro lado de la barra, el señor del sombrero es el Cabo Pérez de la Guardia Civil, a su izquierda su hijo, tuvo otro hijo que murió  muy joven ahogado en el canal. Siempre nos lo recordaban para que nos nos bañáramos en el río Guadalete. A la derecha del Cabo Pérez podemos ver de oscuro a Manuel Gil de Reboleño García de Roiz (padre de los Gil de Reboleño Insúa). El segundo por la izquierda era el propietario del Bar “La Muralla” situado en Tomás Cólogan Osborne, 6, en los pisos conocidos como “Los Empapelaos”. El camarero con la mano apoyada en el mostrador, Antonio Rojas, tío de Mario Peluffo Rojas. Detrás de los dependientes, en la parte oscura, el segundo con sombrero, "Tabique" corredor, padre de "Tabique", el camarero de "El Resbaladero" y,  por último y hasta jubilación, en la barra del Bar Vicente. El cuarto por la derecha, con la boina calada, es Eloy Fernández Moro. Agradecemos nos indiquen el nombre de los dependientes y parroquianos. que aparecen en la fotografía. | Foto: Colección EFL.

El Bar Rueda fue un establecimiento muy conocido en El Puerto en el que había un cartel en los años cincuenta y sesenta que decía Prohibido Cantar. Y hablando con mi amigo Luis Espinar que trabajó en este bar varios años, me contó: Que al único que le dejaban cantar en el bar era a Manuel Quintero "El Chumi" y solo le dejaban cantar un par de fandangos y porque tenía un tono de voz muy templado y no vociferaba cantando, y la verdad es porque cantaba muy bien este hombre de 1,50 de estatura.

| En la imagen de la izquierda, Manuel Quintero Rueda, 'el Chumi'.

¡Cuántos papelones de pescado fritos nos hemos comido en los reservados de este local, con los amigos en aquellos años sesenta, y con el inolvidable poeta y amigo Juan Feria!

Del libro Taberna y Bares con Solera, tomamos estos datos: Del Bar Milindri en 1935 se hizo cargo Francisco Sánchez Sordo, y este cántabro amplio el local y cerró sus puertas en los años 70.

| El bar Milindri y El Chico estaban en la calle Sierpes y en frente a la plaza de Abastos, en los ochenta fue una ferretería.

Al Milindri solían venir aficionados al flamenco los fines de semana a echar sus ratos de fiesta, y paraban por este local: Manolo "Anzonini", Antonio El Caneco, José El Negro, Manolito Barrera, "Los Hermanos Vargas" Antonio y Manolo, Fernando Gatica, Luis del Valle Rey "Palomito", José Matiola "El Mono" y el Chumi. Cuando conocí al Chumi ya estaba algo mal de la cabeza y recuerdo que por una chica de vino te cantaba un par de fandangos de Canalejas de Puerto Real.

| Bar Milindri | Año 1952 | Colección Fali Gómez Soberón.

Me crié, durante una parte de mi vida con mis abuelos paternos en esta calle Sierpes, a tres puertas del bar Milindri y a dos puertas de la casa de Pancho y del Lengue, conocido carnicero en aquellos años cincuenta. Cuando Rafael Moreno Porto 'el Lengue' hacía los chicharrones en la azotea de su casa, yo solía subir para probar algunos y me recordaba Rafael: ¡Antoñito no comas los chicharrones calientes que te hacen daño! Tengo como recuerdo de este bar una herida en la ceja.

| Bar la Burra. Estos eran los reservados o camarotes de los bares de aquellos años. | Foto: Fito Carreto

El Bar La Burra, estaba al frente de la taberna Ramón Sordo de la Borbolla. Por este local pasaron muchos artistas del flamenco, según nos decían José El Negro y El viejo Agujeta, entre otros y aquí paraban los fines de semana Manolito Barrera "El Soldao". Este establecimiento se llenaba para poder escuchar y ver bailar a este porteño, y Chano Lobato cogía el vapor de Cádiz a El Puerto, algunos fines de semana para escucharle cantar. Canalejas de Puerto Real, que fue un enamorado del cante de Diego Gálvez "El Gurrino", de Pepe Hano y de Manolito Barrera, solía visitar este local con frecuencia. En la Burra, recuerdo en los años cincuenta escuché cantar al Viejo Agujeta y a José El Negro, en uno de los reservados de este local con el guitarrista Roberto Iglesias y  con varios periodistas.

En este establecimiento parábamos todos los que jugábamos al fútbol en los campeonatos que se celebraban en el Campo de la Gimnástica en los años cincuenta y sesenta, en los equipos: El Troncho, el Imperio Portuense, Casamata y el Volpa, entre otros, y los representantes de los equipos de fútbol que yo recuerde eran: Gatica, el Morro, Antonio el Churra y Juan Chiquete, entre otros, y estas personas nos informaban los días que jugábamos y la hora.

El Casino Artesano fue otro lugar en el que se cantaba. La Revista Portuense recoge que "En el Casino Artesano, el domingo 9 de Enero 1898, a la 10 de la noche, tendrá lugar, a petición de los señores socios, una velada concierto en la que hará su despedida de esta localidad el afamado tenor del cante andaluz Don Manuel Reina, conocido por el "Canario Chico" (a la izquierda de la imagen) dicho artista, --continuó el cronista de la Revista Portuense--, ejecutara los mejores números de su repertorio. Terminando el concierto tendrá lugar la tercera reunión de confianza de 11 de la noche a 3 de la madrugada permitiendo antifaz solo a las señoras". El tenor del flamenco Don Manuel Reina, "El "Canario Chico”, fue muy famoso en aquellos años, fue uno de los primeros cantaores que fusionó el flamenco, se acompañaba con guitarra y piano, su voz era atenorada, y según cuentan fue un enamorado de la guitarra flamenca.

La Liga de los Cazadores también celebró conciertos de flamenco y variedades. La Revista Portuense nos informa: Paco Reina "Catedrático", de clasicismo en el “cante jondo"; gracioso y ocurrente "Manchego".  En este casino cantó María García "La Obispa",  (en la imagen de la izquierda, el Obispo y la Obispa)antes de casarse con el Obispo y del cual le vino el mote, y no tiene nada que ver con la Obispa de Chiclana. Según nos cuenta Antonio Escribano, en su libro de los cantaores de Chiclana, esta mujer se conocía por lo que decía la familia que cantaba y no porque se tenga noticias de los aficionados chiclaneros, Según nos da a entender el mencionado escritor, no informa de su nombre, que según la familia era Antonia Núñez Núñez. También menciona a una prima de nombre Antonia Núñez Núñez, que tampoco fue una cantaora muy reconocida en Chiclana. Mientras María García La Obispa, nos informó José Breíta, que era una cantaora extraordinaria, y que Pepe Pinto y La Niña de Los Peines quedaron asombrados de su cante.  (Continuará) | Texto: Antonio Cristo Ruiz.

| Hemos elaborado este trabajo gracias a las aportaciones de aficionados al flamenco y a la lectura algunas obras como: Carnaval un siglo de historias del Puerto (1836-1936) de José Ignacio Buhigas y Tily Santiago; El Cante Flamenco (Guía Alfabética), por Julián Pemartín; Tabernas y bares con solera de Enrique Pérez Fernández; Diccionario Flamenco de José Blas Vega y de Manuel Ríos Ruiz.

| Como siempre, quiero agradecerle a Ana Becerra Fabra su colaboración.

Deja un comentario

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido