Saltar al contenido

Antonio Morales Pérez. Histórico del toreo portuense #5.361

 | Texto: Curro Orgambides.

El pasado jueves 23 de noviembre falleció en El Puerto a los 82 años, Antonio Morales Pérez, antiguo novillero, empresario y que trabajó en el último cuarto del siglo pasado en la empresa Canorea Barrilaro, al frente de la Plaza Real, un histórico en este rincón taurino.

Antonio nació en Tarifa, pero pronto se afincó en El Puerto de Santa María y quiso ser torero. Se inició toreando en las plazas de El Puerto y Cádiz. Su primera tarde en la Plaza Real fue en diciembre de 1955, en un festival de los Reyes Magos. Toreó en Cádiz al año siguiente erales de Pérez Pacheco en una novillada en la que participó la chirigota ‘Los viejos del 55’. Volvió a Cadiz en 1957 en la parte seria de ‘Andalucía taurina’ alternando con Joselito Rebujina frente a dos erales de Osborne un 13 de octubre.

| En la imagen, de pie Antonio Morales y a su lado el camarero del Caballo Blanco, José Chamero. Sentados, de izquierda a derecha, Gregorio Cruz Vélez, Miguel Ángel, familiar de la desaparecida periodista taurina Mariví Romero, José Cañas Bejarano ‘Cañitas’, Pepe Monje, Cristóbal de Jerez. | Año 1979. | Foto: Colección María Jesús Vela Durán.

Pero donde alcanzó mucho cartel aquellos años fue en la Sierra, recibiendo una cornada en Benaocaz teniendo que ser trasladado al médico a Ubrique, de torero, en el transportín de una moto. Su primera tarde de luces en El Puerto de Santa María fue el 20 de agosto de 1960 con Rojitas y Miguel Paradela pero pese a su mucha afición y valor, vio que su toreo no cotizaba y solo se puso delante de los novillos por plazas de la Sierra cuando era a la vez empresa.

Afincado en la calle Cruces, fue quien vio aquel niño que cuando no estaba en el cole o ayudando a su padre o a su tío en la Destilería Galloso, encandilaba toreando de salón, a los vecinos del Barrio Alto, y lo llevó al campo a Bolaños, cosa que hizo con muchos.

| En un ágape en la Cruz Roja, donde vemos a su entonces presidenta, Tina Aguinaco y quien le sucedió Luis Benvenuty, y los empresarios Diodoro Canorea y Enrique Barrilaro, flanqueando a Jaime Osborne. | Foto: Agustín Álvarez.

Morales comenzó a colaborar con Barrilaro y a la vez ayudaba a chavales que querían ser torero o montaba festivales benéficos. Excelente relaciones públicas, fue la mano izquierda de Enrique Barrilaro en muchas ocasiones y conocedor de las tripas y vicisitudes del toreo en la zona, mediando con su afable carácter con autoridad, veterinarios, ganaderos y toreros en embarques y corrales. Si Antonio contara…

Poco antes del fin de siglo se desvinculó de Barrilaro y del toreo para seguir disfrutando, con sus muchos amigos, en Vistahermosa o Casa Flores, Los Derramaderos o lo de Juan Luis en Tarifa. Descanse en paz tan querido amigo.

Deja un comentario

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido