316. INSTITUTO LABORAL. Y Tobío volvió a tocar la campana.

profesores_institutolaboral_puertosantamaria

En la fila superior, de izquierda a derecha: Manuel Martínez Alfonso, José López Ruiz, Francisco Viseras Alcolea, Tomás Quiles Sáchez, José Cepero Peralta, Luis Gutiérrez Calvo, Joaquín Calero Muñoz y Ventura Lozano Moreno. Agachados, de izquierda a derecha: Ramón González Montaño, Ángel Angulo Fernández, Leonardo Romero Maure e Ignacio Pérez Blanquer. 29 de mayo de 1999, en la calle del Instituto Laboral.

Ya han pasado 10 años, fueron lo días 28 y 29 de mayo de 1999, cuando se celebró el primer y único encuentro hasta la fecha de antiguos alumnos del Instituto Laboral y Santo Domingo, para agradecer a la Comunidad Educativa su extraordinaria labor docente ya que desde los inicios de la década de los 50, hasta mediados de los años 70, la dedicación y conocimientos de los profesores que pasaron por el Instituto fueron esenciales para forjar una buena escuela de alumnos. Por eso las ideas fluyen como un torrencial de recuerdos y de añoranzas  al mencionar este emblemático Instituto del que Antonio de la Torre González fue su primer alumno. En aquellos tiempos difíciles la dedicación y los conocimientos del gran elenco de profesores fueron esenciales para forjar una buena escuela de generaciones de alumnos que durante años sucesivos iban a estar dirigiendo y ocupando puestos de responsabilidad en la sociedad española.

santodomingo_patio_puertosantamaria

Patio del Instituto, donde se celebró el acto de homenaje y donde se encontraba la campana que daba los avisos. Una frase publicada en  Diario de Cádiz, y que era el titular de una crónica sobre el homenaje a los profesores allá a finales del siglo pasado, que decía: Y TOBÍO VOLVIO A TOCAR LA CAMPANA…” Fue realizada por el director de Gente del Puerto José María Morillo, alumno que fue también del Instituto.

Durante dos días inolvidables se fundieron en un  solo cuerpo trabajadores y alumnos, pensamientos e ideologías, penas, alegrías, recuerdos y vivencias. Y así ocurrió, todo se desarrolló a pedir de boca. Profesores, colaboradores y alumnos compartieron un montón de cosas. Amistad, compañerismo, ilusión, madurez, anécdotas. Pero sobre todo gratitud en ambos sentidos. Los pupilos por la enseñazas recibidas. Los maestros por las atenciones recogidas.

emilioflory_puertosantamariaEn el Acto Académico recibieron placas  como reconocimiento a todos estos años de entrega en su labor como profesores y colaboradores de la Comunidad Educativa. En la imagen de la izquierda,   Doña Francisca Sánchez Salgado, Paquita, limpiadora del Instituto  durante la década de los años sesenta y setenta del siglo pasado, recibe por parte Emilio Flor Jiménez, director del Centro en la fecha del primer encuentro de antiguos alumnos del Instituto, placa como reconocimiento a todos estos años de entrega en su labor como colaborada de la Comunidad Educativa. Emotivo fue cuando las esposas de los ausentes, de los que nos abandonaron, recibieron el aplauso de todo el alumnado presente en el añorado patio del Instituto.Admirables profesores, sin ningún género de duda y que durante ese primer encuentro pudimos valorar la inmensa calidad humana de los que se fueron y de los que estuvieron presentes en el acto. Todos permanecerán en nuestra memoria.
Comunidad Educativa del familiar Instituto Laboral, salvo error u omisión, que llevó el timón de este Centro durante su periodo de su vida:

profesoressantodomingo_01_puertosantamaria

COMENTARIOS DE ANTIGUOS ALUMNOS

programa_institutolaboral_puertosantamaria“Cuantos buenos recuerdos se agolpan en mi mente y cuanta nostalgia de aquellos tiempos intensamente vividos al amparo de nuestros profesores. Cuanta paciencia tenían con nosotros. Éramos un poco como de familia… por lo que no pierdo la esperanza de que se les vuelva a hacer otro u otros homenajes que bien se lo merecen…” J.M. Fernández Izquierdo
“…aquel maravilloso Centro de Enseñanza Media, en el que, con diez / once años de edad (1952 /3), disponíamos de modernísimos medios (dos laboratorios de química, uno de física, una enorme y bien equipada aula de dibujo, talleres de mecánica, carpintería, electricidad y forja – cada alumno tenía su propio herramental y su banco -, proyector de cine, y la primera emisora de radio que tuvo el Puerto: “Radio Puerto de Santa María, Emisora del Instituto Laboral”, cuyo locutor era, precisamente, el Padre de José Mª Morillo – hermano pequeño de mi padre – según decía él), además, desde esa edad estábamos en manos de extraordinarios y jóvenes licenciados !todo un lujo y gratis total!...” Eloy Fernández Lobo

LOS VERSOS DE JORGE GARRIDO.

De unas décimas y algunos versos que mi amigo y compañero Jorge Garrido García, compuso y dedicó al profesorado, en el recordado Acto Académico celebrado el día 28 de mayo de 1999, transcribo las que dedicó:

enriquebartolome2_cruzados_puertosantamaria

A Don Enrique Bartolomé López-Somoza:

Era enseñanza viviente,
el profesor coloquial
de argumento magistral
y su memoria una fuente
de frescor siempre envolvente
y de expresión atinada;
fue certeza retratada
dato más fidedigno;
atengo, abierto, benigno...
¡la maestra pincelada!

manolomartinez_medusa_puertosantamaria

A Don Manuel Martínez Alfonso.

Aunque la palabra es arte
y su buen uso un orgullo
no era la Lengua chanchullo
seguro en que respaldarte;
aprobar, era algo aparte,
casi lo mismo te daba:
¡Cuantos nervios atenazaba
del dire su efervescencia!
Ayer, que perdió el Valencia
y a ver si se le pasaba.

Jorge Garrido García, natural de la población serrana de Bornos, en  la actualidad ejerce como profesor de enseñanza. Fue pieza clave en la organización del Primer Encuentro de Alumnos del Instituto Laboral, coordinando la presencia en el acto de los alumnos internos del Instituto que se encontraban dentro y fuera de Península en la fecha del Encuentro. El autor de este artículo estuvo a cargo de la Coordinación del Encuentro.

calle_institutolaboral_puertosantamaria

Aquel encuentro culminó con la inauguración de la calle Instituto Laboral colindante con el Colegio Público José Luis Poullet y la calle Giner de Los Ríos, en la que se encuentra las viviendas del profesorado, próxima a la Rotonda de la Puntilla, donde actualmente se coloca el mercadillo de los martes. Todo gracias a un reducido grupo de porteños que decidieron dar el paso adelante y aventurarse en organizar un acto donde quedara grabado con trazos indelebles el nombre de Instituto Laboral. La Corporación Municipal que presidía el exalcalde Hernán Díaz Cortés, que también fuera exalumno, accedió a la petición de los organizadores quienes argumentaron una labor bien hecha por educadores y que con el nombre de Instituto Laboral a la calle en cuestión era motivo de satisfacción de agradecer por parte de las generaciones de alumnos a toda la Comunidad Educativa lo mucho recibido. Finalizado el acto de inauguración de la calle Instituto Laboral, como toda gran historia se improvisó en las instalaciones del Club Náutico un almuerzo como despedida donde asistieron tanto profesores como alumnos venido de todas partes de nuestra geografía. (Textos: Antonio Carbonell López).

5 comentarios en “316. INSTITUTO LABORAL. Y Tobío volvió a tocar la campana.

  1. Julio B.Fuentes Bobo

    El hallazgo de esta página me ha emocionado. A pesar de residir ahora muy lejos (Salamanca), el contacto con mis antiguos compañeros nunca
    se ha llegado a perder totalmente, gracias a mi parentesco con José Cepero Peralta (Q.P.D.). En cambio con los alumnos ha sido, desgraciadamente, casi nulo. Excepciones: Arniz (muy recientemente), y uno de los hermanos Fernández Varela. El encuentro con ellos me produjo en su día gran alegría. Bien me gustaría contactar con alguien más. Saludos.
    P.D. No tengo muchas fotos interesantes de entonces, pero tal vez podría enviaros alguna.

    REDACCIÓN ha escrito: Tus fotos serán bienvenidas. Saludos.

  2. ACL

    De aquellas décimas y algunos versos que mi amigo y compañero Jorge Garrido García, compuso y dedicó al profesorado, en el recordado Acto Académico celebrado el día 28 de mayo de 1999, hoy, traigo para el recuerdo la dedicada a don José Cepero Peralta:

    UNE y DIN, ¡Dogmas de fe!
    ¡Cuadrar, cajetin dibujos
    y rotular sin tapujos
    ni goterón sin porqué!
    Cuanto folio estropeé…
    que el tiralíneas malvado
    la perspectiva ha errado
    con la mancha repentina;
    y la pluma, otra rutina…
    ¡Me tenían "deceperado"!

    A su familia mi más sentido pésame. Descansa en paz, querido profesor.

    http://www.diariodecadiz.es/article/elpuerto/964928/fallece/los/anos/edad/profesor/jose/cepero/peralta.html

  3. Jorge Garrido García

    Si fuéramos el aire sobre el campo
    y nuestra alma sobrevolara la huerta
    recreándose en la acequia llena de agua
    para seguir un cauce con firmeza
    de inmenso azul y pinares...

    Esto es posible, y más, que nos nutrimos de recuerdos.

    ¡Tantos años y vivencias! Y cómo juega el tiempo con nuestras percepciones alejando aquellas más sentidas, pese a cercanas aún; que de aquel "Y Tobío volvió a tocar la campana" hace apenas una década, y parece cubierto por más media vida, nuestra, y no es así...

    Gracias, Antonio Carbonell, por tus palabras.
    Gracias, viejo Instituto, por acogerme.
    Gracias, portuenses, por seguir aquí.

    Desde Bornos, el abrazo de un representante de los antiguos alumnos (internos, externos y "medio pensionistas")
    Jorge Garrido

  4. profesora

    ¿no fue también profesor D. Eloy del Valle?

    EL AUTOR ha escrito: El profesor don Ventura Lozano Moreno, gran colaborador en el homenaje al profesorado en el encuentro reseñado, nos facilitó la información del gran elenco de profesores. Sería acertado por parte de la profesora que nos indique en que periodo recuerda ella que D. Eloy del Valle estuvo de profesor en el Instituto ya qiue es posible que fuera posterior a Ignacio Perez Blanquer. De cualquier manera, se consultará con el bueno de don Ventura Lozano.

  5. josé luis

    No pensaba yo que ya habia pasado tanto tiempo, desde que empezamos a reunirnos en la sala de profesores gentilmente cedida por el director del Intituto Sr. Flor para intentar hacer una celebración en condiciones para los primeros 50 años de vida de nuestro querido Instituto, que bien salió todo aquello, cuantos encuentros con compañeros que hacia años no veiamos, que gran espiritu de camaraderia y de satisfacción en todos los actos programados, en fín se respiró lo que denominamos con gran acierto "EL ESPÍRITU DEL LABORAL", saludos para todos, José Luis Lojo

Deja un comentario