732. GAVIOTAS EN EL GUADALETE

gaviotas7_puertosantamaria

Aquel sábado, aprovechando una insólita y londinense niebla sobre El Puerto, decidí pasear por la recién estrenada remodelación en la orilla derecha del rio Guadalete, antes que la previsión de 36º se hiciera presente con la fiereza del inclemente sol de julio.
La mar se adentraba en el río, con la singular contracorriente de los diarios cambios de mareas.

Mantiene un intercambio de aguas medio depuradas, por las oxigenadas de la bahía,  primoroso reducto del Atlántico, que más generoso, libera una legión de mojarras, robalos, doradas y lisas  dispuestas a engañar, a otra legión de pescadores, que sábados y domingos, se citan a lo largo del espigón de la bocana hasta el nuevo paseo. Justifican la omnipresencia de los cuatro tenderetes en los que se pueden adquirir las albiñocas, cangrejos, muergos y las modernas titas coreanas, que obligan al iluso pescador, a presumir de haber pescado una mojarra, aunque el costo en cebos le hayan supuesto un desembolso de 20 euros. Añoranza de tiempos preteridos en los  que el buen pescador llenaba su cestillo.

gaviotas1_puertosantamaria

gaviotas3_puertosantamaria

Apoyado en la centenaria balaustrada, con mil capas de pintura sobre herrumbres sin sanear, con huellas de viruela en la redondez de sus remates y en los tramos tubulares, oía el escandaloso graznido que cientos de gaviotas, en vuelos circulares sobre la lonja de la orilla opuesta, protestaban por el exceso de limpieza. Ni un pescado, ni un detritus, nada que llevarse al pico, solo el olor de lonja.  Sus desgarrados y lastimeros gritos, debían ser consecuencia de olores que excitaban sus pituitarias y su desesperación por la ausencia de alimentos.

gaviotas4_puertosantamaria

Absorto en el espectáculo, no percibía el alegre “plop- plop” del motor de Adriano III, el vaporcito de El Puerto, nieto de aquel Adriano que nació en 1.929 para  unir El Puerto y Cádiz, a través de la bahía y que se aproximaba a su embarcadero cargado de turistas. Solo unas gaviotas abandonaron su esquizofrénica rueda de protesta y con un vuelo suave, planearon hacia la estela de espuma que dejaban las hélices del barco. Sobre ella, batieron sus alas y sus graznidos tenían un tono entusiasta. Rozando con su pico la superficie, hicieron presa en algún pececillo atraído por las agitadas aguas.

gaviotas2_puertosantamaria

Mientras remontaban el vuelo, deglutían y emitían otro tipo de graznido. Las seguí con la vista y comenzó su planeo sin movimiento en sus alas. Me vino al recuerdo de inmediato, el día, que sentado en un risco, al borde de un cortado de cien metros en las Hoces del Duratón, al lado de la Ermita de  San Frutos, vi desfilar a veinte metros de mi nariz, el majestuoso vuelo de los buitres leonados, procesionando una y otra vez ante mis ojos, sin mover las alas, apenas un giro milimétrico de sus rémiges para variar su rumbo, sin más ruido que el suave roce de sus plumas en el aire, fueron en aquel momento, trasunto de mi visión, del vuelo de las gaviotas escapadas del carrusel de la lonja sobre el rio Guadalete en El Puerto de Santa María. (Texto: Alberto Boutellier).

-------------

COMIENZA EL CICLO CULTURAL DE CABALLERO VERANO 2010 CON  EL TEATRO 'LA SOMBRA DEL TENORIO'. ACTÚA:  ENRIQUE MIRANDA. JUEVES 5 DE AGOSTO.

Más información: www.caballero.es

ciclocaballero2010_puertosantamaria


9 comentarios en “732. GAVIOTAS EN EL GUADALETE

  1. alberto boutellier

    Estimados amigos: Gracias a todos por vuestros generosos comentarios. No he respondido antes porque, sinceramente, no sabía que nuestro entrañable Jose María lo había incluido en su blog. Como aclaración a alguna de las preguntas, diré que mi artículo es del pasado mes de julio. Habitualmente, los sábados, me doy una vuelta por el mentidero del Puerto (Placilla), donde cada dia descubro personajes insólitos en los que solo tienes que rascar un poco de su barniz y te aparece la persona. Llevo bastantes escritos y si JoseMaría cree que vale la pena, tiene mi autorización para disponer lo que le plazca.
    Un afectuoso saludo para todos y nuevamente gracias.

  2. Maria jesús

    Precioso articulo, he vuelto a releerlo porque tenía la sensación, de que se me escapaba algo. De lo que me he dado cuenta, es que estaba muy relajada leyéndolo, sin prisas, sin agobios, disfrutando mucho de la palabra escrita. Ahora recuerdo que tuve la misma sensación, cuando salí del cine Central Cinema, después de ver- Juan Salvador Gaviota- Recuerdo que cuando nos acomodamos en nuestras butacas, faltaban pocos asientos para completar el patio de butacas. Sorprendentemente, cuando acabo la película solo estábamos tres personas La película nos encantó por el texto, y las espectaculares vistas.
    Lo dicho, precioso.

  3. ACL

    No aparece el autor de las instantáneas en la nótula de hoy, es posible que sea el mismo Alberto ¿verdad? En cuanto a la fecha de la remodelación da la impresión que se trata de la actual, es decir de las obras recientemente inauguradas. A todo esto, pregunto sobre pequeños detalles de la nótula de Alberto Boutellier, por cierto llena de una prosa, sencillamente magnifica. Es referente a la fecha ya que el documento gráfico que aparece al principio de la nótula, creo que corresponde a la anterior Lonja de Pescados, que estaba situada frente al Muelle del Vapor y las retamas que sobresalen delante de la barca fondeada, estaban situada en el cantil de esta banda, margen derecha del río, como bien indica Alberto. Sin embargo, la duda me sobreviene cuando Alberto, al principio dice que: “decidí pasear por la recién estrenada remodelación en la orilla derecha del río Guadalete”. Digo esto, porque entiendo que se refiere a la primera remodelación, es decir cuando desapareció el Edificio de la Aduana y Ayudantía Militar de Marina de esta banda situado en la Avenida de la Bajamar. En fin. De cualquier manera, el relato precioso.

    REDACCION ha escrito: Querido Antonio: las fotografías son de varios autores, algunos de ellos sin identificar, alguna de esta redacción, que nos han parecido las más idóneas para ilustrar este relato tan extraordinario, con tanta sensibiliad y tanto conocimiento de causa y de vida, de Alberto, que por supuesto está invitado a seguir escribiendo en estas páginas sus estampas costumbristas del siglo XXI de este Puerto, durante un tiempo y hasta hace pocos años, de Arrebatacapas. [*]. Muchas gracias por tus comentarios, como siempre, enriquecedores y atinados, que vienen a completar con otra visión --y un ojo avizor-- lo que aquí exponermos para todos. Un abrazo.
    ------
    [*] m. coloq. Lugar o casa donde, por la confusión y el desorden y la calidad de las personas, hay riesgo de fraudes o rapiñas.

  4. LSA

    Me ha soprerndido la excelente prosa del Sr. Boutellier. Hay muchas gente de lo que José Luis Tejada llamaba "de la poesía secreta" y de la "prosa secreta". Es menester que se divulguen más.

  5. Antonio

    Gracias Sr. Boutelier por permitirnos disfrutar de su prosa. Tendría un gran placer como lector asiduo de GdP en volver a descubrir su firma en nuevas colaboraciones.

Deja un comentario