785. PACO TEJA. Un hombre del Teatro.

pacoteja_1971_puertosantamariaMientras los aliados desplegaban la mayor operación de invasión por mar de la historia en las costas de Normandía anunciando el más que próximo final de la Segunda Guerra Mundial, en la casa de sus abuelos maternos, en la calle San Juan núm. 30 actual nacía circunstancialmente el seis del seis de 1944 Francisco Teja García de Quirós; ese fue a la par, el día D de un porteño recordado y querido por sus paisanos. Curiosamente en la misma casa del Barrio Alto nació nueve años más tarde el torero portuense José Luis Galloso. El arte de Talía primero y más tarde el de Cúchares, revolucionaron la ciudad durante un periodo concreto de su tiempo rozando con sus tirsos mágicos a dos de sus hijos más queridos.

(En la imagen, Paco Teja, con 27 años, en 1971).

Primogénito del capataz del 501 Eduardo Teja Huerta gran aficionado a la caza y socio del Reñidero de la calle Santa Clara, junto a Miguel Ortega, el carnicero. Cuentan que les proporcionaban para las peleas  pollos ingleses  procedentes de Caracas, él los preparaba y entrenaba para las peleas. Paco era nieto de José Luis ‘el Pollo’.

pacoteja_1947_padres_puertosantamaria

Con sus padres, en 1947, con apenas 3 años de edad.

Su madre era la incansable luchadora Lolita Quirós, que divorciada en el año 1962 (todo un hito para la época) y para sacar adelante a su prole (Paco, Loli y Eduardo), lo mismo alquilaba habitaciones de su casa familiar, como vendía agua o impartía clases de labores y costura, criaba gallinas y vendía huevos, fabricaba jabón y los vendía a los Ultramarinos, lavaba y planchaba para la calle, incluso compró un televisor y las tardes de toros  cobraba una entrada simbólica para que la vecindad disfrutara de la corrida. «--Yo sacaba un duro de una peseta», solía decir.

En la calle Zarza núm. 35, -donde naciera el dramaturgo portuense Pedro Muñoz Seca, y fuera lugar de encuentro más tarde en la taberna ‘El Níspero’ de personajes tan entrañables como ‘El Chumi’, los hermanos ‘Guarigua’, ‘La India’…- creció rodeado del cariño de los suyos, el director teatral Paco Teja.

pacoteja_escolaridad_puertosantamariaSAFA, EL SEMINARIO Y 501.
A los cinco años comenzó sus estudios en los Jesuitas bajo el hálito protector del padre Martínez. Allí comenzaron también sus primeros escarceos con el mundo del teatro, participando en las adaptaciones teatrales exclusivas para varones muy propias de la época. Tras un breve paso por el seminario de Sanlúcar en donde comprendió que ese no era su camino, con 20 años entró como administrativo en las Bodegas de Carlos y Javier de Terry (501) junto a su padre y a su hermano pequeño, empleo que mantuvo hasta que a principios de los 80 un despido masivo de personal truncó su vida laboral en la bodega.Tras unos años de incertidumbre logró formar parte de la plantilla de la extinta Fundación Municipal de Cultura y Juventud, donde tomó el pulso a la vida cultural de la ciudad y pudo a la vez desarrollar su verdadera vocación teatral que compaginaba con su otras devociones: la lectura, la pesca, la caza y su familia. (Imagen del Libro de Escolaridad de Paco Teja).

AFICIONES.
Era socio de varios cotos de Chiclana, caza menor siempre, conejos y pajaritos que hacían pasar algún que otro disgustillo a su mujer y a sus niñas… Le gustaba ir a cazar con su padre, siempre. También pescaba y le encantaba todo lo relacionado con la Naturaleza (se veía una y otra vez la famosa serie “El hombre y la tierra” de Félix Rodríguez de la Fuente). Amaba la lectura, pasaba horas y horas junto a montones de libros de novela y teatro. Para Paco, un libro y un cigarro, eran todo un placer.

pacoteja_ana_montecorto_puertosantamariaLA FAMILIA.
Paco era un buen amigo de Pepe Valle, hijo de Rafalito, el Barbero del Callejón Espelete. En el año 70, Pepe invitó a Paco a visitar el pueblo de sus padres, Montecorto, por aquel entonces una pedanía de Ronda de unos 500 habitantes. Y allí conoció a Ana García Orellana, a quien visitaría en su Lambretta que vemos en la imagen de la izquierda, durante los dos años que duró el noviazgo. (La imagen de la pareja está tomada en Montecorto).

Se casarían en 1970 en Montecorto. Allí nuestro protagonista exprimía las horas que pasaba en contacto directo con esa naturaleza a la que tanto amaba. Fruto de su matrimonio nacieron Ana Belén y María José, en la calle Santa Clara, 23, junto a las carnicerías de ‘El Lengue’. Si viviera ahora a sus 66 años, sería abuelo de tres preciosas nietas: Ana, Natalia y Berta.

labecerradaGRUPO DE TEATRO BELLAS ARTES.
Su relación con el teatro como ya hemos dicho se remonta a los primeros años de colegio, pero fue en 1964 cuando decide dar un paso al frente para convertirse en el director del Grupo de Teatro de Bellas Artes. Antes, en 1963, tendría la oportunidad de participar en el rodaje de ‘La Becerrada’ con Fernando Fernán Gómez y algunos personajes populares de El Puerto, entre otros, el Chato Guarigua. Paco aparece en la entrada de los toreros en la Plaza Real.

El nombre de Paco Teja comienza a hacerse habitual por los corrillos culturales y de aficionados al teatro de la ciudad. Con un grupo de amigos, entre los que se encontraban sus dos hermanos, Eduardo y Lola, comienza a dirigir a un buen número de jóvenes actrices y actores aficionados portuenses bajo el nombre de “Grupo de Teatro de la Academia de Bellas Artes y Santa Cecilia”.

Entre todos conseguían llevar a escena trabajos realmente complicados para un grupo de esas características; las mujeres realizaban el vestuario mientras ellos ideaban unos decorados imposibles; hacían aportaciones económicas de sus propios bolsillos para las compras de última hora; desvalijaban sus casas y las de sus familias para disponer del atrezzo exacto que Paco necesitaba; trasladaban los enseres en sus propios coches de un lado para otro, y al final de todo actuaban para un público expectante que los esperaba un año detrás de otro.

pacoteja_anacleto_1969_puertosantamaria

En 1968, posando delante del cartelón que anunciaba la obra, en el Teatro Principal.

MUÑOZ SECA, IMPRESCINDIBLE.
El autor de cabecera del grupo –Muñoz Seca- alimentó el repertorio como director teatral durante toda su trayectoria, salvo alguna incursión con Arniches, Darío Fo y Mª Clara Machado que pusieron el contrapunto a su peculiar forma de dirigir. Quiso representar teatro de otros autores para acallar las bocas que le encasillaban con el dramaturgo portuense. Teja mantenía que «--Es Muñoz Seca el que se ha empeñado en que yo sea el que dirigiera sus obras para el pueblo que le vio nacer». Lo tenía claro.

pacoterja_laplasmatoria_puertosantamaria

En 1966, Paco en el Teatro Principal, durante la representación de La Plasmatoria.

Sus estrenos tuvieron lugar en el Teatro Principal hasta que el fuego lo hizo desaparecer, trasladándose con posterioridad al salón de actos de la Casa de la Cultura, lugares ambos que se habituaron a colgar el cartel de ‘agotadas las localidades’ cuando del grupo de Paco se trataba.

pacoteja_muecadelmiedo_puertosantamaria

En 1984, durante la interpretación de 'La Mueca del Miedo' de Darío Fo, quien con el tiempo sería Premio Nobel. Fue censurada -curiosamente- por la administración comunista que regía entonces los destinos de El Puerto. El motivo, un programa de mano, que en su contracubierta llevaba estos versos de Meyerhold: “Puedes burlarte de un león.../puede que hasta te pague con una carcajada,/pero no ironices jamás sobre un político:/son como monos, que si están solos huyen,/pero si tienen a sus espaldas al león, protegiéndoles,/de un  arañazo te sacan los ojos.”

pacoteja_cultura_puertosantamaria

En su despacho de la Fundación Municipal de Cutlura.

El paso del tiempo y las ocupaciones familiares de los componentes de Bellas Artes disuelve a esa gran familia de teatro, que posteriormente volvería a las tablas pero ya con la ausencia de su director. No obstante, su inquietud y amor por el arte dramático no le permite estar mucho tiempo ocioso y crea el Teatro Estable Juvenil Andaluz (TEJA), germen de las actuales Escuelas Municipales de Teatro de las cuales han salido actores que llevan el nombre de El Puerto y el recuerdo de Paco Teja por los escenarios del mundo.

pacoteja_1988_pluff_puertosantamaria

En 1988, tras la representación de 'Pluft el Fantasmita', Joaquín Perles, Paco Crespo y Manolo Morillo, entre otros.

HOMENAJE.
El verano de 1988, con motivo de sus 25 años de dedicación al Teatro, los actores del Grupo Bellas Artes y Teja se unieron para ofrecerle un homenaje, a un Paco que ya estaba enfermo, en el Salón Moderno. Interpretaron ‘El Diluvio’ de Muñoz Seca, que habían ensayado con el mayor de los secretos en atención a Paco. Su temprana desaparición con apenas 44 años, ese año de 1988, dejó un hueco difícil de llenar, pero cada vez que alguno de sus compañeros sale a escena rara es la vez que no tienen un recuerdo para su maestro y amigo.

pacoteja_1987_garisa_madrid

En el madrileño Teatro de la Latina, en 1987, con los actores de 'Los Caciques. De izquierda a derecha, Paco Teja, Manolo Serrano, Antonio Garisa y el director de la obra.

En 1996 el actor y productor Joaquín Perles intervino como ponente en el ‘I Congreso de Historia y Crítica del Teatro’ celebrado en nuestra ciudad, dando título a un acertadísimo discurso: “Paco Teja y Pedro Muñoz Seca: 25 años de complicidad en el teatro portuense”. Diez años después de su muerte, el 13 de junio de 1998, la ciudad de El Puerto de Santa María reconoció su dedicación al teatro inaugurando una plazoleta con el nombre de Paco Teja, junto a la Asociación de Vecinos ‘La Gobernaora’. (Texto:  Manolo Morillo).

pacoteja_dibujo1_puertosantamariaEn una próxima entrega, haremos una semblanza de los dos grupos que dirigió Paco Teja 'Grupo de Teatro de la Academia de Bellas Artes y Santa Cecilia” y el 'Teatro Estable Juvenil Andaluz (TEJA)', con sus obras de teatro, así como las que se representarían después de su desaparición. Nuestro agradecimiento a su familia,: Mariajo y Ana Belén y a su hermana Loli por la documentación y el material gráfico facilitado para la confección de esta nótula.


21 comentarios en “785. PACO TEJA. Un hombre del Teatro.

  1. David

    Una forma realmente emotiva de recordar a un gran artista y una gran persona. A veces solamente hace falta pensar un poco y se nos ocurren grandes formas de homenajear a alguien querido y añorado. Lo bueno en estos casos son la cantidad de buenos recuerdos que dejó , no solamente entre familia y amigos, sino entre el publico que le admiraba.

  2. Carmen Sámico Orellana

    Carmen Sámico Orellana Y mejor ser humano, gracias por recordarle. Muchas veces nos olvidamos de quines fueron niuestros Mentores, esas personas que crean un puente para que podamos acceder al conocimiento de una realidad, integrandonos socialmente. Paco Teja creo... que tendió uno de esos puentes para que pudiesemos participar como actores, directores o tecnicos de teatro.

    A el me une el haber compartido un curso que hicimos en el Teatro Villamarta de Jerez de Escenografia Teatral.

    Nos hizo sonrreir de corazón muchas veces.

  3. Ramón Couso

    Queridos contempornrráneos: Muchísimas gracias por hacer pública la vida de Paco, mi segundo padre. Junto a él aprendí muchísimas cosas, con él compartí muchos días, muchas tardes, nos reímos mucho y sentí muchas cosas que nunca antes había sentido. Vivimos buenos y malos momentos pero nunca nos fallamos el uno al otro. Con él empecé a formarme como el hombre que soy. Su amor al teatro y el cariño que profesaba a los jóvenes que le rodeábamos fue todo un ejemplo para mí. Ay! aquella fundación para la juventud que escalofríos me entran cada vez que la recuerdo. Allí ensayábamos, preparábamos los decorados y atrezzos, merendábamos, y nos enamorámos como bien dice Juanito. Algunos nos enamoramos del teatro y en el teatro. Y esos amores nunca se olvidan. Paco siempre has sido y será parte de mi vida

  4. cristinita

    Mi paso por el grupo TEJA fué fugaz y la verdad es que no llevo arte en mis venas, pero Paco me dio un voto de confianza y me dio un papel importante en una de sus obras. Hoy me doy cuenta de que gracias a esa experiencia pude vencer en gran parte mi timidez e inseguridad y perde muchos miedos y complejos. Por todo eso Gracias Paco.

  5. Juan José Macias Rodriguez

    Siempre supo que yo me dedicaría a este mundo, me conocía desde pequeño porque vivía muy cerquita de él, en el 31 de la calle Santa Clara, jugaba con sus hijas, primero con Ana Belén, luego llegó la siempre risueña María José, siempre recordaré ese patio donde correteábamos con "mueca" su perra, mientras Ani nos gritaba desde la cocina para que no subieramos a la azotea... Ese fué el principio. Después el grupo TEJA: La fudación de cultura, La juventud, los granos , los ensayos, las representaciones, las giras,las excursiones a Montecorto, los primeros amores...pero sobre todo ese amor con mayúsculas que nos inculcó al teatro, tan grande fué para mí que a día de hoy es mi profesión. Gracias Paco, siempre estás cerquita...!

  6. Germán Arjona Cabrera

    Yo estuve presente, siendo un niño, en la representación del Diluvio en el Salón Moderno con motivo del homenaje.
    Yo no he tenido la suerte de trabajar con Paco, pero si dedicamos un espacio de radio, junto a Juan A. Villarreal hablando sobre ...Paco hace unos años.
    Paco Teja dió un gran impulso al teatro en esta Ciudad y prueba de ello es que, a día de hoy, aún sigue vivo su espíritu.

  7. Paco Crespo

    Tuve la gran suerte de trabajar con él desde muy niño, mas tarde aprendí con él las técnicas del teatro, y curiosamente el era autodidacta, nadie se las enseñó, pero era ávido lector y eso le sirvió para producir y dirigir numerosas obras. En los últimos años de su vida se dedicó a formar a jóvenes que aún hoy lo recordamos por todo lo que nos enseñó, un beso a la familia

  8. Pepe Ojeda

    Gracias Manolo por tu artículo. Creo que a los que amamos a Paco y a su bendita afición y tuvimos la suerte de compartir muchas veces escenarios y ensayos con él nos has traido muchos recuerdos de aquella maravillosa época.

    Y por supuesto, Gracias Paco, por ser nuestro maestro en el Teatro y por habernos sentido amigos. Alguien (tu Manolo, por ejemplo) debería recabar todas las anécdotas que hubo con aquellos grupos y sería una publicación muy interesante.

  9. LSA

    Desde pequeño, Paquito Teja, fue un artista. yo lo recuerdo en la azoteas de la casa San Juan, 30, frontera a la casa de mi abuela, tocando una guitarra que le habían puesto los Reyes. Esa es la primera imagen que tengo e él. Luego rompió en aficionado impenitente a leer y al teatro. Llevó a muchos a esta afición y asi los profesionaizó, si no fuera porque no cobraban. Todos, "Como el satre del Campillo, que además de coser ponía el hilo". Su padre, Eduardo Teja Huertas, era entonces, capataz de la bodega de Don Álvaro Picardo Gómez. que después fueron de Carlos y Javier de Terry, pero por entonces estuvieron en la conocida por "Bodega de Mora y pasaron a la calle Valdés cuando la compró Salvador Noguera, quien la vendió a Carlos y Javier de Terry.
    Todo lo que se dice de su madre, Lola García de Quirós, es cierto. Fue una mujer ejemplar y abnegada La recuerdo de cuando vivía en la calle Zarza, frente por frente del callejón Espelete.
    ¡Qué lástima que Paquito muriera tan jóven! Porque yo pensaba que tendría un futuro perfecto como director y actor. Le faltó edad y quien lo lanzara a mayores empresas.
    Como persona fue también excelente, querido por todos los que lo tratamos.

  10. Manuel Noriega

    Yo tuve la suerte de poder asistir a muchos de los ensayos de obras como La voz de su amo, Anacleto se divorcia, El diluvio y otras mas y todavia tengo muchos recuerdos de aquellos ensayos, me aprendia las obras de memoria y varias veces me decia Paco, en la proxima obra te doy un papel, pero desgraciadamente nunca ocurrio.Pedazo de director y persona, seguro que alla por donde este tiene montado su teatrillo. "El cielo podia esperar"

  11. Manolo Morillo

    Amigos y amigas, el verdadero protagonista de esta historia es nuestro añorado Paco Teja. De cualquier forma muchísimas gracias por vuestros comentarios... Versos y abrazos.

  12. Pepe Mendoza

    Leí su artículo en vivo y en directo la misma mañana que salió, Don Manuel. Y volví a esos días azules y a veces nublados de la adolescencia, a aquella novia primera, a los partidos en La Salle, a los cursos en la Fundación Municipal para la Juventud, a las tardes de estreno en en salón de actos de la Biblioteca, a aquel tiempo en que éramos jóvenes y despreocupados. Gracias por su prosa evocadora, elegante y honrada para con aquellos que nos hicieron felices.

  13. Enrique Miranda

    Mantengo viva esa imagen en la casa de la cultura. Fue el primer acercamiento al teatro a través de los ojos de un niño.
    Besos

  14. Ana Belen Teja Garcia

    Manolo, muchas gracias. Un abrazo.

    Es cierto Quique, ni las lentejas, ni el futbol, el preferia un buen cubata sin alcohol con casera de limon, ntros vivimos esos ensayos, ibamos los viernes, cuando nos dejaban ir, y asistiamos a los ensayos con tus hnas Nuria y Barbara y con Estefania Arjona, eramos los mayorcitos....en el ultimo piso de Bellas Artes lo recuerdas?????

  15. Balbo Teatro

    Gracias Manolo por el artículo. Hacen falta más espacios para contar todo lo que fue y significó nuestro querido Paco.

  16. Enrique Miranda

    Paco siempre iba a contrapelo, no le gustaba el fútbol ni las lentejas, y sin embargo amaba el teatro.
    Viva lo no convencional, los jardines de palabras, un gran maestro, el primero y admirado director que conocí.

  17. maría josé teja

    gracias jose maría, gracias manolo
    muy bien encajada, reelaborada y por supuesto redactada la información que nos solicitásteis y que con tanto cariño os hemos preparado
    un beso fuerte y gracias de nuevo, de nuestra parte y de paco teja

  18. jota

    ¡Que sorpresa más agradable la de hoy al ver que la notula está dedicada
    a PACO TEJA y que tristeza a la vez al pensar lo pronto que nos dejó!
    Muchas gracias a la redacción.

  19. Joaquín Perles

    Paco nos enseñó a muchos a amar y respetar el Teatro y el Arte. Hizo una labor excelente para la Cultura y la Juventud, creando generaciones de espectadores, aficionados y profesionales de la actuación, que aprendimos a acercarnos al Teatro con respeto, gusto y pasión.
    Gracias a Gente del Puerto por este necesario artículo, y un abrazo grande a su familia.

  20. Redaccion

    Escrito en 1997, para Diario de Cádiz.

    FO

    Los que reivindican un teatro para esta ciudad, no pueden tener mejor valedor entonces acá, y hoy en el más allá, que a Francisco Teja, director e impulsor del Grupo de Teatro de Bellas Artes. Bastantes horas de risa proporcionó a sus paisanos llevando a los escenarios obras de Muñoz Seca, hasta su fallecimiento.

    Muchos le acusaron de no ser capaz más que de escenificar el humor de risa fácil -¡con lo difícil que es hacer reír!- de Muñoz Seca, y dió un giro vertiginoso a su línea de trabajo en el teatro. Así, representó una obra de un iconoclasta filocomunista italiano, Dario Fo, que miren ustedes por donde es el flamante Premio Nobel de Literatura.

    De un autor de derechas a uno de izquierdas, el cual, a lo largo de su trayectoria no ha dejado de meterse con todos los sectores y estamentos sociales. Y genio y figura, con la edad y el Nobel, el premiado riza hoy el rizo rompiendo los pocos esquemas que había dejado en pié.

    La obra de Fo, que dirigió Teja en 1984, era una sátira política llamada La Mueca del Miedo. Fue censurada -curiosamente- por la administración comunista que regía entonces los destinos de El Puerto. El motivo, un programa de mano, que en su contracubierta llevaba estos versos de Meyerhold: “Puedes burlarte de un león.../puede que hasta te pague con una carcajada,/pero no ironices jamás sobre un político:/son como monos, que si están solos huyen,/pero si tienen a sus espaldas al león, protegiéndoles,/de un arañazo te sacan los ojos.”

    Paco lo pasó mal con la censura, con los métodos que se usaron para llevarla a cabo, y con las represalias que luego tuvo que sufrir. En otra época más pretérita hasta hubiera conocido la cárcel por los versos que ilustraban el prospecto de la obra. Para él, la libertad de expresión, a la vista de lo acontecido, era sólo un espejismo.

    Nosotros no creemos que todos los cargos públicos sean así, pero lo cierto es que, del político censor de entonces, ya nadie se acuerda, ni siquiera del nombre. A Paco Teja -al que por cierto no le vendría mal una calle con su nombre- lo recordamos todos los años. Darío Fo, pasará a la historia como el Premio Nobel de Literatura 1997.

    JOSÉ MARÍA MORILLO
    -Las Siete Esquinas- DIARIO DE CÁDIZ.
    El Puerto de Santa María, 12 de Octubre de 1997.

Deja un comentario