1.058. CURRO LUQUE. El relevo que nunca llegó.

Brindis por un torero portuense, próximo al 32 aniversario de la tragedia que marcará para siempre su vida.

En este mundo que nos ha tocado vivir, hay que tener siempre para todo, es algo inevitable, no sólo en lo personal sino también en lo profesional, y quizás para esto último aún mas: unos nacen con estrella y otros, ya sabemos... Estrellados. Hoy, y gracias a esta nótula, quiero rendir un pequeño homenaje a un chaval que no tuvo a la diosa Fortuna a su lado, no en la profesión que escogió, ni muno menos en su vida particular. Me estoy refiriendo a Manuel Beuzón Luque, más conocido taurinamente por todos, como, ‘Curro Luque’. /En la imagen, Curro Luque el año 2009.

32 ANIVERSARIO DE LA TRAGEDIA.
El 9 de agosto se cumplirán 32 años de aquel terrible accidente que ocurriera en las cercanías de Jerez de la Frontera, y en el que sufriera tan gravísimas consecuencias que le impidieron para siempre, vestir el traje de luces. Este percance se llevaría también las fundadas esperanzas de toda una promesa del toreo. ¡Maldito sea ese día!

Estado en el que quedó el vehículo siniestrado.

Esta vida es injusta con personas como Curro. Manuel es un ser humano afable y cordial, educado, servicial y con un corazón que no le cabe en el pecho: ‘buena gente’, como se dice ahora, y no se merecía esta fatalidad que el destino le tenía guardado. Me gustaría, y se que a él también, que cuando lo veáis por la calle le miréis bien y detenidamente, no lo despreciéis ni tampoco sintáis pena, porque es un hombre y un torero ejemplar, que se vio abocado a esa parálisis parcial, tan solo porque Dios lo quiso así, y él sabrá por qué.

Gregorio Cruz Velez, Manuel Benítez ‘el Cordobés’ y Manuel Beuzón Luque, ‘Curro Luque’.

EL RELEVO QUE NUNCA LLEGÓ.
Curro no pudo ser el relevo torero de toda una afición un poco fanática, y de toda una generación de esta Ciudad ¿Quien sabe si también pudiera haber sido el acicate para otro torero portuense? Personalmente pienso que sí, y creo que todo buen aficionado coincidirá conmigo, puesto que Curro Luque tenía cualidades más que sobradas y demostradas, para entablar esa rivalidad con José Luis Galloso, con nótula núm. 368 en GdP, y así, de alguna manera haber conseguido que éste hubiera seguido encaramado en los primeros del escalafón. Esta rivalidad y este relevo nunca llegarán.

LOS SEIS ASES.
Manuel Beuzón Luque nació en El Puerto el 10 de junio de 1954. Desde pequeño intuyó que su madre lo parió torero, y así fue como debutó con caballos un 23 de enero de 1972 en doble jornada taurina: por la mañana en Ubrique (Cádiz) y por la tarde en El Bosque (Cádiz). Estos dos festejos sirvieron para recaudar fondos para la ciudad de Managua que, en aquellas fechas, fue sacudida por un terremoto. Formó parte del espectáculo que, organizado por los empresarios Canorea, Puerto Peralta y Chopera, para promocionar nuevos valores, fuera titulado ‘los seis ases’. En tal formación intervino con éxito en muchas actuaciones y más tarde en solitario, tras la disolución de dicho espectáculo. Se vio obligado a matar muchas novilladas duras y a pelear corrida tras corrida, por abrirse paso en esta difícil profesión. /Cartel anunciador de novillada sin picadores en Puerto Real, el 28 de marzo de 1971.

1954.
[Ese año de 1954,  el año de su nacimiento, caía el 3 de febrero una gran nevada en la Bahía de Cádiz y en El Puerto, propiciando el espectáculo de ver las playas cubiertas de blanco. Era alcalde de la Ciudad, Luis Caballero Noguera. Se inaugura la Base Naval de Rota, construida parcialmente sobre suelo de El Puerto. La población reclusa en la Prisión Central portuense era de 1050 penados. Mientras volvían a España los prisioneros de la División Azul. Llegan a la provincia de Cádiz los ‘chicucos’ Domingo Marcos Cuevas, Eladio Gutiérrez Quevedo y José María Ruiz Mantilla, fundadores de Eco del Puerto.

Taberna Obregón, abierta en 1954, año del nacimiento del torero.

José Luis González Obregón abría la  taberna en la calle Zarza, en el bodegón de una antigua carbonería. Un grupo de trabajadores de Fernando A. de Terry inician gestiones con la Orden Tercera, para que les sea cedida la imagen de los Afligidos, constituyéndose en cofradía al año siguiente. El 8 de diciembre de ese año procesionó en El Puerto la única Procesión Magna Mariana que se ha celebrado en nuestra ciudad.]

LA RESURRECCIÓN DEL TOREO DE CAPA.
Su trayectoria empezaría a cambiar el 2 de octubre de 1977, día que se presentó en ‘Las Ventas’. Tras dar muerte a un novillo de la ganadería del Jaral de la Mira, direa una clamorosa vuelta al ruedo y además se ganara la repetición para el siguiente 23 de ese mes. En este festejo fue cogido de impresión por su segundo novillo, pero pese a ello dio pie al crítico taurino de ABC, José Luis Suárez Guanes, a que la crónica del siguiente día la titulara: ‘La resurrección del toreo de capa’. /En la imagen, Curro Luque es volteado tras un lance con el toro en la corrida de Madrid del 2 de octubre de 1977. /Foto Enrique.

En 1978 torearía cerca de 30 novilladas, destacando sobremanera la del 12 de octubre, al cortar una oreja de un novillo que lidió en Madrid.

El 19 de marzo de 1979 toma la alternativa de manos de su paisano, el diestro José Luis Galloso, en presencia de Jesús Márquez; los toros eran de Clemente Tassara y al toro de su doctorado le cortó las orejas. Doctorado que confirmaría dos meses después el 17 de mayo --en la sexta corrida de San Isidro--, de manos de Ortega Cano con Macandro de testigo y toros de José Murube.

1979: LA ALTERNATIVA.
Después de todos estos festejos se encontró en sazón para tomar la alternativa el 18 de marzo de 1979 en Fuengirola, de manos de su paisano, José Luis Galloso, y con la testificación ceremonial de Jesús Márquez. Se corrió un encierro de Clemente Tassara y el toricantano cortó las dos orejas del toro que abrió plaza. Confirma en Madrid tan solo dos meses después, demostrando de esa manera la categoría que habría adquirido. Las cosas le empezaron a rodar muy bien.

Paseillo histórico en el coso de El Puerto, 3 matadores de El Puerto: de izquierda a derecha, Fernando Heredia Romero, Curro Luque y José Luis Galloso.

Toreó en su Ciudad natal el 19 de mayo, en un cartel histórico, puesto que los tres matadores eran hijos de El Puerto, obteniendo los máximos trofeos. Gracias a esto, y a sus continuos éxitos le repetirían el 12 de agosto y apalabraría un contrato parra Madrid, pero esto no pudo ser...

DESPUÉS DE AQUELLO...
Toda la felicidad acabó muy pronto, y no en una plaza toreando, como hubiese sido casi normal, sino en una carretera cualquiera de España. Aquel día de aquel mes de agosto de aquel año 1979, recibió la cornada más grave de su vida. ¡Que injusticia! ¡Que fatalidad! Estoy seguro que desde entonces, habrá pensado mil veces en la faena de su vida, en el primer traje de luces alquilado, las novilladas con los ‘Seis Ases’, la oreja de Madrid, su destierro a Fuengirola el día tan ansiado de su alternativa... ¡Que duro fue todo y que pocos frutos le dio tiempo a recoger! La gran familia taurina acudió en su auxilio en la plaza de su natal El Puerto, el 29 de marzo de 1980. ¡Que gran festival se organizó en su homenaje y para su beneficio! --el mas emotivo y multitudinario que se recuerda--. De esta manera se pudo compensar, aunque de una forma parcial, las consecuencias de un serio accidente que cortaron de raíz la ilusión de Curro y parte de su vida. /En la imagen, la noticia del trágico accidente contada por ABC el 11 de agosto de 1979, donde se ponía de manifiesto que el estado del torero era gravísimo y se temía de un momento a otro un fatal desenlace.

De izquierda a derecha, el maestro Muñoz, Curro Luque y Ortega Cano, padrino de confirmación del diestro portuense, durante la emotiva y brillante entrega de los premios de la Tertulia Taurina Portuense "La Garrocha" en su XVI edición, en la que la afición portuense se reencontró con Curro, que llevaba unos años, los mismos que dejó de acompañarlo el recordado "Pileta", sin acudir a esta Cala en la que se entregó el ‘IX Trofeo Curro Luque’ a Muñoz, triunfador de la temporada 2008. Al fondo, a la izquierda, el autor de esta nótula, Paco Moreno. 18 de enero de 2009.

BRINDIS AL TORERO.
No importa nada, Manuel, porque es dos veces torero: todos los matadores utilizan una muleta, y tú, porque Dios lo ha querido así, usas dos. ¡Ojalá Él mismo te conceda muchos años de vida y felicidad!, mientras tanto solo puedo decir: “Va por tí... Curro Luque”. ¡¡Torero!!. (Texto: Paco Moreno). Las fotos en BN son de la Colección de Paco Moreno.

La imagen de la izquierda se corresponde con el cartel anunciador de la corrida celebrada en El Puerto en mayo de 1979, donde Curro actuó junto a sus paisanos Galloso y Heredia.

Para la redacción taurina de ABC, Curro Luque era en su faceta de matador un torero de buen corte, excelente muletero que apuntaba cosas con el capote. Toreó varias veces en Sevilla y el crítico sevillano del periódico lo situó entre los valientes a carta cabal. En ninguna de sus actuaciones en la Maestranza careció de arrestos, dejando un rastro de honradez, torería y pundonor siempre. Por eso le cojían muchas veces los toros, porque salía a jugársela. Pero su peor cornada fue la de agosto de 1979, la que le dió la carretera, como por ejemplo, a Carlos Arruza, otro torero de los que dejaron su vida en un accidente de tráfico.

6 comentarios en “1.058. CURRO LUQUE. El relevo que nunca llegó.

  1. Pingback: Aquellas ferias del Puerto  | El placer es mío

  2. ANTONIO PUERTO

    PENSAR, EN CURRO LUQUE COMO TORERO Y COMO PERSONA, DESPUES DE LO QUE PASO, ME HIZO LLORAR, MUCHAS VECES, QUIERO A CURRO Y LO ADMIRO, MAS, DE LO QUE LAS PERSONAS PUEDAN IMAGINAR. UN ABRAZO TORERO

  3. Maria Jesús

    A Paco Moreno;
    Muchas gracias por traernos este entrañable y bonito artículo. A Curro lo recuerdo en esos primeros meses de mi relación con Gregorio-; era un chaval de carácter reservado y de pocas palabras, pero eso si se veía mucha nobleza en su mirada. En aquellos momentos el Feíto me contaba las vivencias de ambos en La Pensión: La Leonesa en la calle Prado(s) de Madrid, muy cerquita de la” Torera” Plaza de Santa Ana- a los dos los apoderaba Manolo García aunque sin ellos saberlo creo que Jaime Osborne(qepd) también les echaba una mano. Todos los días si no tenían Toro hacían sus entrenamientos en la Casa de Campo ahí se encontraban con otros chavales contagiados por el mismo “veneno-” el Toro-. En esos años Curro creo que trabajaba En La Finca del Ganadero D. LuÍs Sánchez, en labores agrícolas así que entre el trabajo y los entrenamientos a Curro lo veíamos muy poco. La noticia del accidente fue un mazazo, no nos lo podíamos creer; fueron unos días terribles en los que la vida de Curro pendía de un hilo. El maldito destino fue cruel en grado sumo con este Torero, recién tomada la Alternativa, no exenta de problemas y con un futuro prometedor,” pesase a quien pesase” le arrebato mucho más que la movilidad, todo por lo que había luchado, sus ilusiones, como hombre y como Torero, sus ganas de darle Gloria Bendita a su familia, y sobre todo la satisfacción de poder vivir en lo que se sigue sintiendo y es: En ¡Torero! Es muy cierto que se le hizo un gran Festival, que palio en parte su laboriosa rehabilitación, pero la Sanidad para los Toreros en aquellas fechas, -como la de otras tantas personas ,- tengo entendido que no alcanzo para todo lo que el necesitó, amén de otras circunstancias que desconozco. Desde mi modesta opinión las peñas, deberían unirse y no ir cada una por libre, pues en la unión está la fuerza y así promover e implicar a las Figuras para su 2º merecido Festival. Curro no necesita de nuestra lastima, sino de nuestro apoyo y admiración. Sé que todos lo admiráis pero…..el movimiento se demuestra andando. Desde aquí insto a nuestro Ayuntamiento a que se implique, solo tendrían que recordar las veces que los Toreros han acudido exponiendo sus vidas en ayuda de todos los que los han necesitado. Es bien cierto verdad? Pues por favor en cuanto se pueda háganlo, este pedazo de TORERO. Se lo merece.
    Muchas gracias San Paco Moreno, eres para quitarse el sombrero, tu si que vives coherentemente con tu bonita afición, a pesar de lo atareado de tu trabajo siempre estás ahí para demostrar la grandeza del Toreo.

  4. JMAA

    Maestro toreó como es: su temple, valor, clase son las muchas virtudes que lo encumbran como gran persona y gran torero.

  5. Alvaro

    Gran torero de el puerto y no solo por demostrarlo en el ruedo sino en el ruedo de la vida, porque logró triunfar en el ruedo mas comPlicado y lidiar el toro mas jodio lucho por su vida y triunfo, y quien quien se acuerda. Ni políticos ni peñistas ni aficionados. Puerta grande para Curro Luque y cañerías pal este puerto de mojones!!!!!!

  6. AGR

    De la remota época en la que tuve afición por lo taurino, guardo un recuerdo imborrable del paseíllo de aquel 12 de Agosto de 1979, fecha en la que repetía tras su éxito artístico de pocas semanas antes, un paisano recién doctorado: Curro Luque. Su no presencia en el paseíllo, el dramático hueco en el centro de la terna, debido al grave accidente que sufrió unos días antes y el conocimiento por la prensa de la gravedad de su estado me inspiraron algún tiempo después un poema libre, sin métrica, que he rescatado de entre mis papeles para mostrar mi respeto y admiración hacia su persona, evocando con nostalgia lo poco con que nos obsequió de su ARTE, con mayúsculas.

    I - EL PASEILLO
    Un gemido agudo de metal y aire a las siete de la tarde.
    (Batas blancas. Goteros umbilicales llenos de miel refrescante)
    Bailan las manos de los toreros estrujando el sol y su luz. Bailan remos anónimos de caballos.
    (Agujas valientes y sabias. Susurros a media luz y pasos quedos)
    Silencio hondo en el centro de la terna. Un vacío imprevisto. Su ausencia se transforma en presencia, evocada por las mentes de los espectadores.
    (En un templo sin altar ni deidades, la esencia del hombre gravita sobre mascaras de oxígeno y sueros.)
    Subalternos y picadores, tras los alguaciles de luto, pisan sin miedo la luna llena del ruedo.
    (Dos monteras sin canas, elevadas al cielo, y un temblor tenue de almohadas, de sondas y sangre roja, saludan a la presidencia.)

    II- LA LIDIA
    A las siete y veinte, puntualmente, sale el segundo de la tarde.
    Son escasos segundos los que separan al noble animal del silencio del cajón al ruido que estalla en la pandereta del ruedo.
    Y busca, en el horizonte dorado y trágico del redondel, la incertidumbre fatal de su lidia.
    (Con los labios secos y apretados, -¡Ahora Curro!- su barbilla trazó un semicírculo mágico que deslumbró al gentío.)
    Quise, o deseé ver, en cada lance, en cada quiebro, en cada angustia vestida de seda y oro, su luminosa presencia.
    (Con ese compás había desplegado un suspiro en forma de “verónica” que se desvaneció entre las sábanas.)
    Sobre la plaza se situó un hermoso arco iris –tabaco y oro- que nació del sol y mis lágrimas.
    (Y en Garcia Morato, comenzó a disiparse la niebla, justo en el momento del brindis. ¡Gracias Dios mío!)

    AGR.

Deja un comentario