1.187. MANUEL PÉREZ-BLANCO MUÑOZ. Médico.

Manuel Perez-Blanco Muñoz nació el 2 de Agosto del 1937 en Benalup-Casas Viejas en plena Guerra Civil, cuatro años después de los tristemente famosos sucesos de Casas Viejas: la insurrección anarquista que acabó en tragedia. Sus padres se llamaban Alfonso y Ana Maria, los dos nacidos y residentes en Benalup. Manuel es el segundo de seis hermanos, tres varones y tres hembras.

1937.
El año de su nacimiento, 1937 fueron alcaldes de El Puerto, Francisco Quijano Rosende y Antonio Rives Brest. Rafael Alberti publica ‘De un momento a otro’. Llega a El Puerto el músico Francisco Dueñas Piñero, que entra a prestar sus servicios en el Ayuntamiento. El General Modesto mandaba la 4ª División del Cuerpo del Ejército de Madrid. El 14 de enero fallecía en El Puerto, José A. Ruiz de Cortázar y Sanginés, Interventor de Fondos del Ayuntamiento, casado con Luisa Tosar y Zurututza.

Como consecuencia de la contienda civil, fueron fusilados en el término de El Puerto, la madrugada del 4 de enero, Luis García Sahagún, maestro nacional y ex-primer teniente de alcalde del último ayuntamiento republicano de Sanlúcar, junto a él, el hijo el ‘Quincallero’ de la Plaza de San Roque, ‘el Manga’, secretario que fue de los viticultores y ‘el Chato de la Dehesa’ padre, todos ellos de Sanlúcar. Al mes siguiente, en febrero, el General Franco le concedía la Medalla Militar individual al falangista Fernando Zamacola. El alcalde socialista de Torre Alháquime Pedro Pérez Álvarez fue condenado a muerte y fusilado en El Puerto el 2 de julio de ese año.

Entrada de las Tropas de Asalto en Benalup-Casas Viejas, el 8 de enero de 1933.

El primero por la izquierda, con bata blanca, es Alfonso Pérez-Blanco, médico y padre de nuestro protagonista, observando las víctimas de la revuelta anarquista, en presencia de la Guardia de Asalto.

La infancia de nuestro protagonista transcurrió entre Benalup y en el colegio de los Salesianos de Utrera (Sevilla). En el pueblo estudió en la Escuela Pública y en los Salesianos de Utrera hizo el bachillerato pasando, seguidamente, a la Facultad de Medicina de Cádiz en donde se licenció en Medicina y Cirugía en el año 1964.

Su carrera profesional la comenzó ejerciendo en Alcalá de los Gazules, para pasar a continuación a Puerto Real y terminando definitivamente en El Puerto de Santa María  a donde llegó junto con sus compañeros médicos, ya fallecidos, Jose Gallego Puerto y Lino Corrales. En aquel año de 1968 compatibilizaba el ejercicio médico entre la Casa de Socorro y las urgencias de la Seguridad Social. También estuvo muy relacionado con el sector pesquero, atendiendo a sus afiliados en la Casa del Mar; entonces se fraguó su amistad con Antonio Regordán, celador de aquella institución, amistad que hoy continúa.

Manolo fue directivo del Racing Club Portuense. Aquí le vemos en 1978 con los regidores del club que presidía Francisco Ferrer Palacios con el alcalde aquel año, Francisco Javier Merello Gaztelu en la fila superior con chaqueta blanca entre Ferrer y Toimil. Entre otros vemos  Alfonso Carreto, Adolfo Ortega, Manolo Toimil, Bartolomé Domínguez Sánchez , Paco Díaz Trillo, Daniel Otero Rascón, Antonio Miranda, José Luis García León, Enero, Gandulla, ... /Foto: Rafa.

EL RACING CLUB PORTUENSE.
Manuel Perez-Blanco Muñoz, fue mucho más médico que directivo del Racing Club Portuense, sin percibir una sola peseta. Todo lo contrario. Le costo dinero como a otros directivos... Su etapa estuvo  íntimamente ligada a la presidencia de Paco Ferrer Palacios, a finales de los años 70 y principios de los 80. Además viajaba también acompañando al delegado de equipo en los desplazamientos del Racing a otras provincias, cuando su profesión de lo permitía.

 Ya en tiempos del presidente Bernardo Sancho, por la amistad que unía al doctor con Ferrer Palacios, que ya era directivo por aquel entonces con Sancho atendía a los jugadores en su consulta. Después de salir la directiva de Ferrer Palacios colaboró de la misma manera, durante bastante tiempo, con los jugadores del Racing, atendiéndolos en su consulta y, como siempre, gratuitamente.

Manuel Pérez-Blanco con el ex jugador del Racing José Trujillo, entregándole un reconocimiento el 1 de agosto de 1978. /Foto: Rafa.

Precisamente, el gran "Chicharito", Manuel Jarque Martínez, era quien presentaba en consulta a los jugadores y también a través del añorado Manolo Toimil. Con Pepe Basteiro, Domiciano Rodríguez Hernández, Alfonso Carreto, Paco Ferrer Palacios, Victor Martinez Guerra y Antonio Carbonell se daban cita, finalizada la jornada de mañana en la Cerveceria Skol, actualmente denominada Cervecería El Puerto, todos atendidos por Miguel Ferrer que también se unía a la tertulia, hablando siempre del Cádiz y del Racing y de las anécdotas del día.

LA POLÍTICA DE PARTIDO.
A final de la década de los años setenta del siglo pasado ingresó en el Partido Popular (PP) que por aquellas fechas se llamaba Alianza Popular (AP). Manolo irá en la candidatura a las elecciones municipales de 1983 que presentó dicho partido, resultando elegido concejal para el mandato 1983-1987, junto a Manuel Moreno Romero, Teófila Martínez Saíz, Aurelio Sánchez Ramos, Antonio Nogues Ropero --que procedía de Unión de Centro Democrático (UCD)--, Luis Suárez Ávila y Ramiro Cerezo Magán.

Fila superior, de izquierda a derecha, Ramiro Cerezo, Armario (alcalde de Arcos), Álvarez Cascos a la sazón Secretario General de Alianza Popular, Indalecio Rábago y Manuel Pérez Blanco; fila inferior Teófila Martínez y Hernán Díaz Cortés.

Durante la mayor parte del mandato formó parte de la oposición al gobierno formado primero por comunistas y socialistas, presidido por Rafael Gómez Ojeda y tras la ruptura del pacto de los partidos de izquierda, socialistas y populares le dieron la alcaldía a Juan Manuel Torres Ramírez, al presentarle una moción de censura el 13 de octubre de 1986 (una sesión bochornosa donde simpatizantes comunistas agredieron verbalmente a los votantes de la citada moción), formalizando un pacto de gobierno. Manuel llegaría a ocupar la concejalía de Parques y Jardines, dado que el ejercicio profesional de la medicina le absorbía de tal manera, y esa era una parcela municipal que requería poca atención política.

8 comentarios en “1.187. MANUEL PÉREZ-BLANCO MUÑOZ. Médico.

  1. José Luis Padilla Mendoza

    YA era hora de que por estas páginas saliera pues bien te lo tiene merecido, fuiste eres y lo seguirá hasta que Dios quiera siéndolo una gran y buena persona, amigo de tu amigos, son muchos en tu silencio y sin algarabíos los que tu ha favorecido, entre ellos mi esposa, yo y mis cuatros hijos, fuiste y eres el icono de toda esta familia como profesional y amigo pues todos y tú lo sabes te apreciamos, fuiste para nosotros, el médico de familia, el ginecólogo, y el pediatra de mis hijos. Pues era y tú lo sabes, cuando Mary venia del paritoritorio el primero en llegar a mi casa a reconocer a ella e inspeccionar al crio, esto nunca se nos olvida y por supuesto tampoco a mis hijos. Y lo mejor de todo es que todavía seguimos ocupándonos de ti, pues a Dios Gracias estamos vivos. Amigo Manolo (D. Manuel Pérez Blanco Muñoz) recibes un fuerte abrazo de corazón y con todo el agradecimiento y gratitud que te tiene esta familia.
    Los Padillas-Consuegras e hijos.

  2. Antonio Pérez Brea

    Este Sr. fue médico de mi madre, Luisa Brea Vila (+), gran profesional y maravillosa persona. Saludos

  3. José Luis

    En la foto de la directiva del Portuense junto a A. Carreto, Adolfo Ortega García, junto a M. Toimil, Fernando Camacho Villegas, Junto a M. Pérez Blanco, Bartolomé Domínguez Sánchez, Abajo: Luis Soriano Gómez, Daniel Otero Rascón, Antonio Miranda y José L. García León, Saludos

  4. Conde Moore

    Hombre, Lucas. Ejemplos hay muchos, como el de Paracuellos, en el lado contrario. Nos guste o no, la historia es la historia y ahí está, viendo pasar el tiempo.

  5. lucas

    Lo que ud. define como revuelta, que como estoy seguro que sabra, no fue otra cosa sino un levantamiento anarquista, que se estaba fraguando en varias localidades, que posteriormente se suspendio, pero que los anarquistas de Casas Viejas, no llegaron a enterarse y prosiguieron con el mismo.
    Lo primero que hicieron fue tomar el Ayuntamiento y atacar al Cuartel de la Guardia Civil, donde efectivamente asesinaron a dos guardiasciviles e hirieron a otros.
    Sobre la actitud de los guardias de asalto y del capitan Rojas, del D.Gral de Seguridad Melendez y del propio Azaña, me remito a sus Memorias.
    En todo caso y lamentablemente, fueron muchos los hechos dolorosos que recuerda la sociedasd española, en otras muchas ciudades, pero que no se les cita tanto.Claro esta que las victimas y asesinados no fueron los idilicos libertarios.

  6. Vicente

    Manolo, aunque tu pueblo natal sea Benalup-Casas Viejas, eres tan Portuense como cualquiera de nosotros. Aprovecho la ocasión para saludar a los benalupenses que conocí durante los 4 años que estuve trabajando allí.

  7. Mcarmen Pomares Romero

    ostias el medico mio d xica ejejjeje ahora m rio pero cuando xica y m cojia d las colas metiendose cnmigo no m hacia muxa gracia la verdad jejejej pero es buena gente mu familiar en la casa del mar

  8. lucas

    Al autor de la notula, decirle que Benalup no solo es conocida por los sucesos a los que se refiere, y no se que tiene que ver en todo caso con la familia Perez Blanco.
    Espero que entienda que los benalupenses, queremos ser y somos algo mas que la identificacion con un grupo de anarquistas violentos,

    REDACCION ha escrito: En ningún sitio se dice que Benalup solo sea conocida por eso ni que se les identifique 'con un grupo de anarquistas violentos', que de todo había, hay y habrá como en cualquier parte. Bien es cierto que, históricamente, en el ambiente de preguerra que vivió nuestro país, los sucesos de Casas Viejas impactaron por su crudeza a la sociedad española y todavía son recordados.

    En cuanto a la relación con el Doctor, que nace en plena Guerra Civil (1937) cuatro años después de los sucesos, el padre de éste Alfonso Pérez-Blanco, médico también, aparece precisamente en una fotografía que ilustra la nótula, delante de un grupo de cadáveres y junto a otro personal sanitario y Guardias de Asalto que perpetraron los asesinatos, como respuesta al levantamiento libertario y muerte de dos números de la Guardia Civil por parte de los sublevados. La trágica forma en que se resolvió la cuestión hizo que se tambaleara la II República y el gobierno de Azaña, cuestionado por las izquierdas.

    Según el periódico El Mundo, en el año 2006, el ayuntamiento de Benalup propuso vender el solar donde ocurrieron los sucesos a una constructora para que edificara un hotel de lujo, contra lo cual recibió la disconformidad de numerosos vecinos de la región y el sindicato CNT. Este hotel iba a tomar el nombre de La Libertaria (hija de Seisdedos, líder de la revuelta) pero tras las noticias del descontento de los benalupenses pasaron a llamarle Utopía.

Deja un comentario