1.262. ENRIQUE CALVARIO. Escultor.

Enrique Calvario Ceballos nace en El Puerto de Santa María, el 19 de noviembre de 1949. Fallece en 2007, con 58 años de edad. Vive toda su infancia en el campo familiar, siendo el menor de diez hermanos. Desde muy crío tiene inquietudes artísticas, tanto que a la temprana edad de 13 años, talla en madera la que sería su primera ‘obra’, un Cristo crucificado. Con 15 años, se traslada con la familia al centro de la Ciudad para ayudar a su padre en el despacho de cereales que tenía en la calle Cruces, muy cerca de la esquina con San Juan, frente al desaparecido Bar ‘El Golpe’ y el almacén de ultramarinos de Rafael.

Pero mientras trabaja en el despacho, no desatiende sus inquietudes artísticas y es en la casa familiar, en un desván, donde tiene su primer estudio donde comenzó a interesarse por el arte de la escultura. También se matricula en la Academia de Bellas Artes de Santa Cecilia. Es durante este curso, cuando se inicia la entrañable amistad vía postal con el escultor portuense Juan José Bottaro Palmer (ver nótulas núm. 212 y 285), ya retirado de la enseñanza en la Cartuja de Jerez. Juan Bottaro ejerce de profesor de Bellas Artes, sobre todo de escultura, a través de las cartas que se envían. Es él mismo el que pone en contacto a Enrique con una ilustre figura portuense, el pintor Juan Lara, con que que forja una sólida amistad hasta la muerte del pintor, del que realizará un busto en terracota --en la imagen de la izquierda-- que presidiría la exposición póstuma organizada por la Academia de Bellas Artes en la Sala Cai, en octubre de 2009.

A los 18 años, y recomendado por Juan Bottaro, ingresa en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Jerez de la Frontera, donde desarrolla parte de su potencial creativo, porque pronto tendrá que dejar a un lado sus estudios para acudir a sus compromisos familiares. Enrique tendrá que compaginar su trabajo como decorador de interiores con su afición a la escultura. Es, a partir de ese momento, cuando empieza una fructífera época autodidacta que le aportará personalidad a su obra y que dará a luz las cuatro exposiciones de su vida.

Terracotas de la Exposición de Personajes de El Puerto: Tonino, Romualdo y Pepe el del Vapor. Año 1988.

PERSONAJES DE EL PUERTO.
En agosto de 1988 expone por primera vez una colección de Figuras-Retratos en terracota, de personajes en El Puerto. Un largo trabajo de documentación, ya que muchos de los personajes ya habían fallecido, investigación por a las tascas portuenses y fotografía de los personajes más conocidos y queridos de nuestra Ciudad. Una obra completa de 36 retratos que retrata entre otros a Pepe ‘el del Vapor’ (nótula num. 1.026 en GdP), Cándida ‘la Negra’ (nótula num. 214 en GdP), ‘el Papi’ (nótula num. 009 en GdP), o ‘Tonino’ (nótula num. 051 en GdP), ‘el Baba’ (ver nótula núm. 229 en GdP) o ‘La Bilili’.

Picador expuesto en la Muestra de la Plaza Real en agosto de 1999.

Bronce de carro tirado por mulos. Año 2001.

BRONCES Y TERRACOTAS TAURINAS.
En agosto de 1999 inaugura la exposición de Bronces y Terracotas Taurinas en la Real Plaza de Toros. El mundo del toro es una constante en su obra, primero en terracota y, posteriormente en bronce, material que le fascina, y que incluso llega a conseguir fundir en un horno construido por él. Destacan en esta exposición los magníficos bronces de su admirado Curro Romero y Rafael de Paula.

VINO FINO.
También en agosto, pero esta vez de 2001, inaugura la exposición sobre el Vino Fino. Una elaborada colección de 20 piezas, la mayoría de ellas en terracota, algunas otras en bronce, con un laborioso trabajo de documentación a las espaldas. Todas son reflejo del trabajo vitivinícola de nuestra tierra, desde la preparación de las mismas, a las tertulias en la tasca con una ‘chica’ de vino. En esta colección destacan dos piezas excepcionalmente realizadas en bronce como son dos caros transportando cestos de uvas, tirados por mulos. /En la imagen de la izquierda, 'Coquinero' prototipo realizado en terracota y reproducido luego en resina pintada, como regalo promocional de la Oficina Municipal de Turismo.

TIERRA DE BARROS.
De la anterior exposición nace la siguiente, en febrero de 2006, en Almendralejo, titulada Tierra de Barros. El dueño de unas famosas bodegas de aquellas tierras, ‘Viña Extremeña’ (Viñexsa) enamorado de las piezas, le pide a Enrique que las adapte a los utensilios y la forma de cultivar en Almendralejo, trabajo que llevará cinco años. Una bonita colección de 28 piezas enmarcadas a principios del siglo XX que adquirió en parte esta bodega extremeña.

Los evangelistas que realiza para la Hermandad del Nazareno, en la exposición póstuma que organizó la Academia de BBAA el año 2009 en la Sala CAI. /Foto: BBAA.

EVANGELISTAS.
También hay que destacar la magnífica obra de los cuatro evangelistas que realiza para la Hermandad del Nazareno. Delicadas figuras cuidadosamente policromadas que son ya parte de la historia de nuestra Iglesia Mayor.

A lo largo de su vida, da a luz numerosos proyectos, como la colaboración continuada con varias tertulias taurinas esculpiendo sus trofeos. Son muchas las grandes figuras del toreo actual que cuentan con algún trofeo del artista portuense en sus vitrinas, tales como Enrique Ponce, José Ortega Cano o Espartaco.

En su taller de la Glorieta Juan de Austria. / Foto: José Antonio Tejero.

ADMIRADOR DE RODIN.
Gran devorador de libros y admirador de Rodín y como no, Miguel Ángel, siempre investiga nuevas técnicas. Le apasionaba el mundo taurino y el cuerpo humano. Manos y pies fueron una constante para perfeccionar su obra.

A nivel personal, no hay nada que se pueda decir que no se haya dicho o escrito ya. Hombre idealista, generoso, de buen corazón, de verdad, y un poco soñador, trabajó hasta los últimos tiempos en su taller de la Glorieta de Juan de Austria. También modesto, siempre se creyó aprendiz, incluso cuando ya podría presumir de ser un gran artista. Todos los que le conocieron se preguntaban como unas manos tan grandes podían crear con tanto detalle. (Texto: Academia de Bellas Artes).

Familiares de Enrique Calvario con el alcalde de la Ciudad, Enrique Moresco.

PARQUE ENRIQUE CALVARIO.
Un nuevo parque en Vallealto, lleva el nombre del escultor portuense Enrique Calvario. Este nuevo equipamiento, de 5.800 metros cuadrados al final de la calle El Pajar, fue la primera obra terminada con los fondos del Programa de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (Proteja) de 2009 y supuso  una inversión de 231.129 euros. Cuenta con un cerramiento perimetral que lo hace inaccesible a determinadas horas del día y con unos caminos hechos con material reciclable, así como con arbustos y árboles de especies autóctonas.

Azulejo-homenaje que le han rendido los vecinos de su barriada Conde de Osborne en el portal donde tenía su vivienda y le recuerdan con cariño.

El camino central divide al parque en dos zonas, una de césped, que se riega con aspersores, y otra de pradera natural regada por goteo. Como novedad, el control del riego se establece a través de Internet. También cuenta con bancos de hormigón, papeleras e iluminación vertical. En el Parque Enrique Calvario se integra un circuito biosaludable con once elementos para hacer ejercicio.

4 comentarios en “1.262. ENRIQUE CALVARIO. Escultor.

  1. pepe salmeron

    yo tuve la gran satisfaccion de tener un tallercito en el mismo patio donde el tenia su estudio bueno su chavola inolvidable,Pase muchas noches junto a el,el hacia su trabajo y hacia el mio.En aquellos momentos yo ya pensaba que gran oportunidad estaba viviendo junto a un gran artista,me contaba chistes nos reriamos de muchas cosas.Era un cachondo mental,pero muy serio para su trabajo,me enseño mucho de su arte,SERAS RECORDADO POR MUCHO TIEMPO.

  2. PACO MORENO

    ¡QUE INJUSTA SIGUE SIENDO LA VIDA¡.ME ENORGULLECE HABER SIDO AMIGO DE ENRIQUE, Y POR SUPUESTO QUE JUNTOS, EL CON SU ESCULTURA Y YO CON MI AFICION, LLEVARAMOS ADELANTE 17 EDICIONES DE PREMIOS TAURINOS. SE FUE CUANDO MAS COSAS TENIA QUE DECIR AL ARTE. MERECIO UNA ESCULTURA REALIZADA POR EL EN ALGUN PARQUE O GLORIETA DE NUESTRA CIUDAD.....SE INTENTO PERO COMO DIGO LA VIDA ES INJUSTA CON LOS NOBLES Y LOS HONRADOS

  3. Juan C. Teruel Calvario

    Un buen tio, nunca mejor dicho, si señor. Tuve el gusto y el placer de comenzar en el mundo laboral a su lado, en la tienda de decoración que existía en la calle larga, frente a la farmacia. Siempre me trató con respeto y mucho cariño y a parte de lo laboral, me enseñó, de esas cosas en la vida en las que debes de tomar decisiones, orientándome siempre a elegir las opciones correctas.-

  4. alberto boutellier

    Tuve la suerte de contar con su amistad. Su categoría humana estaba por encima de la artística, que hubiera sido espectacular de no haber tenido que luchar contra el tiempo. Se fué muy joven.

Deja un comentario