2.811. Manuel Reyes. El componente secreto de todos los envases tiene sello portuense.

manuelreyes_puertosantamaria

Manuel Reyes dirige una empresa lider en el mundo de la investigación y fabricación para componentes de los plásticos y envases, HT Masterbatches en el Polígono Industrial portuense Tecnobahía. Nació en Barbate en 1953. Se licenció en Química en la Universidad de Cádiz. Al finalizar los estudios permaneció seis años embarcado como técnico de pesca en Argelia y Marruecos en un barco perteneciente a la familia. En 1986 se incorporó a un proyecto de Cepsa y viajó a Japón, donde se formó en la fabricación de láminas flexibles de plástico. Luego vendrían seis años en la empresa, Derprosa, donde llegó a jefe del departamento técnico. En 1993 se embarcó, pero de otra manera, en el mundo empresarial creando en su municipio natal una asesoría técnica en plásticos industriales, Midaplastic. En ese tiempo comenzó a trabajar con masterbatches, que significa ‘mezcla maestra’, en inglés en el original. /Foto: Javier Galvez

En 2006 crea HT Masterbatch y se instala en El Puerto de Santa María en el Parque Industrial Tecno Bahía, en la carretera de Sanlúcar. Su vida profesional experimenta un nuevo cambio y pone en funcionamiento la empresa High Technology Masterbatch, produciendo ese tipo de material –esa poción mágica-- .para embalajes y envolturas de plástico. Es la combinación de diferentes aditivos que permite dar al plástico las características que se le puedan requerir: adherente, deslizante, antibloqueo, etc. En sus instalaciones del parque TecnoBahía produce los ingredientes imprescindibles para todo tipo de plásticos

El sello porteño está en todo tipo de productos de plástico. Desde bolsas de patatas a tuberías. Se trata de un componente silencioso pero clave que fabrica una compañía asentada en El Puerto de Santa María y sin cuyo material estrella no se podrían desarrollar un sinfín de productos. «Quien quiera aprender cómo funciona este negocio que haga como yo, que durante 12 años pasé 22 días mensuales viajando por el mundo»

HT Masterbatch, ubicada en el Parque Tecnológico Tecnobahía, cumple ahora una década de vida, desde que su fundador, Manuel Reyes, se propusiera trasladar «a mi tierra, los conocimientos adquiridos durante más de veinticinco años, ejerciendo como consulting técnico para importantes multinacionales a nivel mundial, en un sector inexistente en la provincia de Cádiz, la fabricación de compuestos para la industria plástica», explica el promotor de la firma.

«Nuestro peculiar nombre hace referencia a aquello que fabricamos, masterbatches, el cual está presente en multitud de productos que usamos en nuestra vida cotidiana, desde las bolsas de las patatas fritas hasta los libros, pasando por todo tipo de envases para alimentos, cosméticos, etiquetados, film de invernaderos y cultivos e inclusive las tuberías de calefacción y climatización», prosigue Reyes.

ht masterbactch puertosantamaria

De esta forma, la empresa y su fundador han buscado desde sus orígenes contribuir al desarrollo de la industria del plástico en Andalucía, «desarrollar productos no existentes en el mercado, garantizar la eficacia y calidad de todos nuestros procesos y mantener una fuerte actividad investigadora», refiere el director gerente de la compañía.

Se denomina masterbatch al compuesto que se obtiene de la mezcla entre un polímero y algún tipo de aditivo en forma concentrada para facilitar su incorporación al proceso de fabricación de los plásticos destinados a la industria alimentaria y agrícola así como a las de envases, embalajes, farmacéutica, juguetera, construcción, automoción, calzado o textil. «De la correcta formulación de dichas mezclas dependen tanto las propiedades finales de los plásticos como la optimización de los costes y procesos de fabricación de los mismos», sigue Manuel Reyes.

La firma portuense no sólo fabrica este compuesto, sino que ofrece a sus clientes asesoramiento técnico, tanto en productos estándar como en especialidades, así como el desarrollo de productos a medida.

Esta pyme andaluza compite a nivel mundial con cuatro multinacionales de Estados Unidos, Alemania e Italia. «Nuestra única herramienta es el conocimiento. HT Masterbatch ha conseguido combinar con éxito una alta eficacia técnica, a nivel de desarrollo de productos, con una estructura productiva innovadora y eficiente que permite cubrir los requisitos de los clientes, tanto a nivel de demandas técnicas del producto como a la obtención de altos niveles de satisfacción y fidelidad por parte de los mismos», asevera.

Actualmente la empresa tiene una alta cuota de presencia en el mercado nacional, «proveyendo nuestros productos con regularidad a más de un 85% de los fabricantes de film plástico radicados en España. Entre ellos destaca el posicionamiento de nuestros productos en dos productores film plástico para envase y embalaje del top 10 europeo», apunta.

Pero además, High Technology Masterbatches propulsó su salida al mercado exterior, como decisión estratégica para eludir los efectos de la crisis económica. «En este sector, nuestros productos están presentes en grandes clientes de Hungría, Turquía, Eslovaquia, Portugal, Polonia, Israel y Brasil. Y cabe destacar que somos proveedores homologados del segundo mayor productor mundial de film de polipropileno biorientado», continúa.

La clave de su éxito radica en una apuesta decidida por la innovación. «Sin lugar a dudas el departamento de Investigación y Desarrollo constituye la columna vertebral de nuestra compañía y su actividad es clave para su posicionamiento en el mercado», afirma Reyes.

En este sentido, el empresario destaca «nuestra nueva línea de plásticos vegetales, en cuya formulación las materias primas utilizadas proceden únicamente de sustancias de origen vegetal 100% renovables, en una clara apuesta por una industria sostenible que contribuya al mantenimiento y respeto del medio ambiente», concluye con orgullo. Otro de sus logros es la fabricación de la única mezcla antivaho que permite que éste no se forme, por ejemplo, en el envoltorio de las verduras en el frigorífico.

La empresa, que facturó el año pasado cuatro millones de euros, espera incrementar su volumen de negocio un 25% en el próximo ejercicio, para lo que tienen previsto la puesta en marcha de una segunda línea de producción y la incorporación de socios estratégicos. /Texto: Pilar Macías.

Deja un comentario