3.202. Juan Antonio Aparicio García. ‘Mamarosca’.

Juan Antonio Aparicio García, conocido como ‘Mamarosca’, apodo de origen familiar. Fue una persona… de las que ahora se llaman ‘emprendedoras’, pero en aquellos tiempos esta palabra no existía. Era charanguero [buhonero], vendedor callejero, ambulante, pero ante todo, un buscavidas. | En la imagen, Mamarrosca con una bandeja de barquillos de canela fina, sobre la cabeza, mostrando una fotografía en la que posa junto a Manuel Benítez 'El Cordobés', de quien se consideraba un gran amigo. Foto: Bar Vicente. Colección Miguel Sánchez Lobato.
Fue padre de una numerosa familia. Siete hijos tuvo doña Socorro Jiménez. La esposa de toda su vida. El agudizaba su ingenio: lo mismo vendía caramelos, barquillos, o muñequitos amarrados entre cañas y guitas. Vivió, junto a su familia, en la barriada '18 de Julio', en la calle del patio grande, como popularmente la llamaba el vecindario, debido a su amplitud. De los siete hijos, solo sobreviven las hembras, ya que Bartolo, Jesús y Juanito --este último conductor de autobuses urbanos--, fallecieron.

 

Gran aficionado a los toros, recuerdo verlo en aquellas antiguas charlotadas en el ruedo, con el canasto en la izquierda y su gorra en la derecha citando a una brava becerra. Mamarrosca destacaba en aquellas tertulias taurinas de barbería. Era tal su pasión que, con el paño del barbero, hacia la faena de su vida.

El Cordobés y Antonio Bienvenida, en la placita de Villalobillos.

Era amigo de Manuel Benítez ‘el Cordobés’, al que visitaba en su finca de Villalobillos (Almodovar del Río. Córdoba), a la que se refería como su ‘segunda casa’.

Fue don Juan Aparicio García ‘Mama-rosca’ , --apodado así porque, al parecer en su infancia, a su madre le pedía de esa forma: "--Mamá rosca"--, una persona buena, llana y querida en El Puerto de Santa María. Su popularidad, y cariño a esta Ciudad, fueron infinitas. | Texto: José Luis Padilla Mendoza.

Deja un comentario