3.498. La Manzanilla…

… es mi vino/ porque es alegre, y es buena/ y porque –amable sirena-/ su canto encanta el camino. Es un poema divino/ que en la sal y el sol se baña…/ La médula de una caña/ más rica que la de azúcar… El color que da Sanlúcar/ a la bandera de España.

“Así nos recuerda el poeta andaluz Manuel Machado, hermano de don Antonio, al vino blanco y seco, elaborado con uva palomino y envejecido bajo una capa de levaduras llamada velo de flor. Da gusto pasear por el Real de la Feria y leer en su portada cayéndosete los lagrimones de emoción esta oda, que más que oda diría yo se ha llegado a convertir en un himno de la Feria de la Manzanilla. Levanto una copa emocionado y brindo contigo por ello, Manolo.”

Esto me viene a decir un buen amigo sanluqueño con una ‘mijita’ de guasa. Y yo le entro por derecho…

Querido amigo, me cuesta entender como la Feria de Primavera y Fiesta del Vino Fino ha sido dedicada a nuestro principal competidor en cuanto a vinos generosos. A Sanlúcar y por ende, a la Manzanilla. De hecho el reglamento de la Feria contemplaba que solo se podía servir en las casetas Vino Fino y, por la tarde, tragos largos. Nada de Manzanilla. Salvo que, tras el enmascaro de los pocos 'votos populares’ que han servido para vestir tal decisión, se esconda la afinidad política, al igual que el año pasado con Jerez, o en anteriores mandatos cuando los populares dedicaban la Feria a comunidades y ciudades regidas por gobiernos del PP.

Yo, que tengo mi corazón a la izquierda, en hablando de El Puerto, no parto peras con nadie si es en detrimento de mi Ciudad. El desconocimiento o el no saber, hacen que se tomen estrategias de dudosa rentabilidad para los porteños. Como también las propias bodegas han apostado por los vinos de Rioja y otras denominaciones de origen y destilados, en menoscabo de nuestros caldos y alambiques. Este es El Puerto (o sus dirigentes) que, una vez más, mira para el lado de los intereses particulares en lugar de los generales.

Y alcé mi copa con él tomándome una copita de Vino Fino de El Puerto. La verdad es que a mi pueblo no hay dios que lo entienda. | Texto: Manolo Morillo.

P.D. En El Puerto es que somos así de 'generosos' con nuestros vinos.

Deja un comentario