3.547. El legado de Tina Aguinaco Ibarra

Asturianos de braveza escribía Miguel Hernández. Así eran Jaime y Tina, con una conciencia de clase obrera aprendida en una tierra que de nuevo nos están dando lecciones de no dejarse doblegar: los pueblos mineros de Asturias. Esta mujer menuda en lo físico pero con una fortaleza humana que nos desbordaba a todos, Agustina Aguinaco, Tina, viuda del médico tan querido Jaime San Narciso, nos dejó a los portuenses algo que no debemos perder ni olvidar: la solidaridad con los más débiles de la sociedad”.

Quien así se expresaba en un tribuna publicada en Diario de Cádiz el 20 de junio de 2012 es Elías Py Rodríguez, en su día Secretario Comarcal de UGT y amigo personal de Tina Aguinaco.

| Una antigua imagen de Mieres (Asturias), con el tren minero atravesando las calles.

Tina era natural Villablino (León), pero se crió en Oviedo y de ahí era de dónde se consideraba ella y a causa de la salud de su marido, el recordado Jaime, natural de Mieres (Asturia) --era conocido como el ‘Médico de los Pobres’-- buscaron una zona más cálida como tratamiento a enfermedad, trasladándose a El Puerto de Santa María en abril de 1957, tras haber ejercido su profesión en Soto del Barco y posteriormente en el propio Mieres, ambas poblaciones asturianas. Tuvieron cuatro hijos, Pilar y María del Mar, que son médicos, Begoña que es periodista en Madrid y el malogrado Jaime, que fallecería por un accidente de moto en el cruce de las calles Valdés y San Bartolomé a finales de los años 80 del siglo pasado. Su marido fue nombrado Hijo Adoptivo de El Puerto a título póstumo a finales de 1982.

Nuestra protagonista ejerció como profesora de Literatura en San Luis Gonzaga y en el IES Pedro Muñoz Seca, aunque algún alumno la recuerda como la deliciosa profesora de Filosofía que fue también, por poco tiempo, sustituyendo a un titular prácticamente todo un curso. Precisamente, en 2004 recibió, a título póstumo, la Mención Honorífica Educativa municipal la que se adhirieron los profesores del citado centro público.

En 1991 fue nombrada miembro del Consejo Social de la Universidad de Cádiz, en representación de los intereses sociales, designada por el Parlamento de Andalucía, junto a Juan Vicente Acuña Alonso.

| En la imagen, el actual presidente de la Asamblea Local de la Cruz Roja, Juan Ruiz-Herrera, durante la presentación de la Gala Cruz Roja, dedicada a su memoria.

Fue presidenta de la Asamblea Local de la Cruz Roja, institución que habría de abandonar a causa de su avanzada edad y por una dolencia física, no sin antes dejar una impronta personal por su buen hacer y protección a los más desfavorecidos.

Tanto ella como su marido eran personas sumamente sensibilizadas con los problemas vitales de sus convecinos y muy sencillas que nunca quisieron reconocimientos de ningún tipo. Sus hijos siguieron esa estela de sencillez y bondad. Los reconocimientos vendrían tras su muerte. Así, en 2004 se rotuló una vía urbana con su nombre ‘Paseo Tina Aguinaco’.

| El paseo Tina Aguinaco

La concejalía de Igualdad del Ayuntamiento, que fue creada por Lola Caballero, creó también y convocó el ‘Certamen de Investigación, Mujer y Sociedad Tina Aguinaco’, cuyos trabajos podrían pertenecer a todas las áreas de la ciencia, la cultura o la humanidades, contemplando las perspectivas de género. Aquella primera edición la ganó en 2004 María Jesús Fuentes García por su trabajo “El género femenino en los textos de bachillerato”.

En 2010, el periodista y licenciado en historia, Jefe de TV y Pasarela del Grupo Joly, Francisco Andrés Gallardo, sumaba en su Pregón de la Semana Santa pinceladas de sentimientos religiosos con momentos de nostalgia al recordar a ilustres ciudadanos que destacaron por su entrega hacia los demás, como el doctor Jaime San Narciso y Tina Aguinaco, “dos personas en el sentido machadiano de la palabra buenas”.

| De izquierda a derecha, Elias Py, desconocido, Rafael Valiente Moreno, desconocido, Esteban Caamaño Bernal, Ramón Rubial Cavia presidente del PSOE, Tina Aguinaco, Pepe Valiente, Pablo Expósito, Milagros Sanz Ganaza, desconocida, Fernando Mena, y Rogelio, en una imagen tomada ante el desamortizado Penal, donde estuviera preso el que fuera presidente del PSOE.

Retomando el inicio de esta nótula queremos finalizarla continuando con el texto que firmaba Elías Py en 2012, haciendo referencia al compromiso de Tina Aguinaco con los jubilados más desfavorecidos, en unos días en las que las personas mayores están reivindicando sus derechos ante toda la sociedad: “Y entre los muchos legados que nos dejó fue el Piso Asistido para ancianos no válidos de la calle Nevería, en una hermosa y solariega casa portuense, con un bello jardín en su portal, conocida por todos. Se inauguró el 6 de noviembre de 1992, siendo Tina presidenta de la Cruz Roja de El Puerto y por iniciativa de la misma y con el apoyo económico del Ayuntamiento, entonces gobernado por Independientes Portuenses en coalición con el PSOE.

Cubría un vacío en la atención de ancianos que ya no podían permanecer en sus casas por su incapacidad y no podían ser acogidos en plazas de residencias de ancianos por faltas de las mismas y en espera de vacantes. La situación de muchos de ellos era urgente y no se podía esperar. Pocos años después, Tina dejó, por su edad y enfermedad, la responsabilidad en la Cruz Roja Portuense.

| Estado actual en el que se encuentra el antiguo piso asistido de Cruz Roja para ancianos desfavorecidos.

Fue sustituida por María de los Ángeles Fernández Cortabarría, la nueva presidenta de la Cruz Roja de El Puerto, que le tocó vivir la amargura de cerrar este primer Piso Asistido, el 9 de julio de 1999, ante la negativa del Ayuntamiento a seguir subvencionando el mismo, la necesidad de una reforma del edificio que no estaban dispuestos a asumir, entre otras razones, por no ser de propiedad municipal y la retirada por ello de la Cruz Roja de la provincia, que tampoco tenía ningún interés por continuar.

Después de una lucha de las trabajadoras y de los sindicatos, no se impidió el cierre pero se sacó el compromiso de una nueva ubicación en el renovado edificio para asuntos sociales, también en la calle Nevería.” El edificio de Nevería fue cerrado y de nuevo abierto a mediados del pasado año 2017.

5 comentarios en “3.547. El legado de Tina Aguinaco Ibarra

  1. Carmen Perdiguero Prado (Fundación Pedro Muñoz Seca)

    Fue profesora en el Instituto Pedro Muñoz Seca en COU. Con ella vi mi primera obra de teatro en el Teatro Falla "Cinco horas con Mario". Excelente profesora, excelente mujer.

  2. Alicia C. San Narciso

    Soy nieta de Tina y Jaime. Que artículo más bonito, a la familia nos ha encantado. Simplemente puntualizar que el que era de Mieres era Jaime, mi abuela nació en Villablino en León, pero se crió en Oviedo y de ahí era de dónde se consideraba ella.

    REDACCIÓN ha escrito: Muchas gracias, ya lo hemos corregido. Nos hubiera gustado contrastar con la familia aún más información que la que hemos publicado, pese a haberlo intentado en distintas ocasiones, pero ya se sabe: las hijas de Jaime y Tina, tus abuelos, son iguales de discretos que ellos y no les la divulgación de su vida, muy a nuestro pesar pues eras personas muy queridas, que dejaron muchos amigos, muchos afectos que han disfrutado recordándolos.

  3. Francisco Andrés Gallardo

    Fue mi profesora de Literatura en el IES Pedro Muñoz Seca en el curso 1981/82. Una gran docente, una gran persona, una excelente mujer.

  4. FERNANDO

    Antes de profesora del instituto, fue profesora de Literatura en el colegio San Luis Gonzaga cuando había hasta 10 jesuitas de profesores.

  5. Ignacio Gago Fornells

    Fue mi profesora de Literatura en el IES Pedro Muñoz Seca en el curso 1983/84. Una gran docente, una gran persona, una excelente mujer.

Deja un comentario