3.768. Javier Botella Franco. El edil renuncia a su acta ‘por razones políticas’

Javier Botella Franco, concejal de la agrupación de electores ‘Levantemos’, ha comunicado su renuncia como edil en el Ayuntamiento y como integrante de dicha agrupación ‘por motivos políticos’. Al principio del mandato fue Teniente de Alcalde del Área Económica durante el primer año, permaneciendo en la oposición durante los dos siguientes, siendo un duro oponente del gobierno de izquierdas que pasó del tripartito a ser gobernado solo por PSOE-IU. Desde 2017 presta sus servicios profesionales en Gibraltar, en ADA Rainbow, como trabajador de apoyo a personas con diversidad funcional.

| Javier, con sus padres, Carlos y Elena, en la IV Carrera Solidaria por el Cáncer de Mama.

Javier es hijo de Carlos Botella López y Elena Franco del Valle, nacido en El Puerto de Santa María en 1986 en la barriada de Malacara. Diplomado en Trabajo Social, está especializado en salud mental, por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla). Es Técnico Superior en Animación, Actividades Físicas y Deportivas, por el I.E.S. Mar de Cádiz y Máster en Claves del Mundo Contemporáneo, Ciudadanía y Política, por la Universidad de Granada. 

| El ex alcalde Rafael Gómez Ojeda.

1986.
El año del nacimiento de Javier fueron alcaldes de El Puerto Rafael Gómez Ojeda (IU) al que relevó, tras una moción de censura planteado por PSOE y AP, el socialista Juan Manuel Torres Ramírez, el 14 de octubre de 1986. Manolo Prieto era nombrado académico de la Academia de Bellas Artes de Santa Cecilia, mientras el escultor Fernando Jesús y el poeta José Luis Tejada, ingresaban en el Cuerpo de Académicos de dicha institución. Se inauguraba la macrodiscoteca de verano, Joy Sherry, en un palacete estilo ‘Petite Trianón’ en la carretera de Sanlúcar, propiedad de Pedro Trapote a su vez propietario de la madrileña y antiguo teatro Joy Eslava. Se fundaba la Academia de Idiomas Trinity School. El periodista Juan Manuel Pedreño Cueto pregonaba el Carnaval. Nacían el jugador de fútbol Alex Cruz Hernández, el fotógrafo Adrián Morillo González y el historiador y divulgador transmedia Jesús López Sánchez.

| Javier Botella, a 5.000 metros de altura en la provincia de Chimborazo, en Ecuador, coincidiendo con su estancia en dicho país como encargado de desarrollo del proyecto social y deportivo “Creación de una escuela deportiva en Centinela del Condor” Asociación Internacional de Sanitarios Españoles. Zumbi (Zamora-Chinchipe) Ecuador. Año 2013.

Javier Botella ha trabajado de voluntario en proyectos en distintos países como Ecuador, Bélgica, Inglaterra, Grecia y Escocia: en 2013 participa en el soporte logístico de la compañía teatral ‘Vladimir Tzekov, Laboratorio de Acción Escénica’, ejerciendo todo tipo de actividades para la promoción y el correcto funcionamiento de la compañía de teatro durante el festival "Fringe" en Edimburgo, Escocia. Ese mismo año es encargado de desarrollo del proyecto social y deportivo “Creación de una escuela deportiva en Centinela del Cóndor” de la asociación Internacional de Sanitarios Españoles y Fundación Amanecer. Zumbi (Zamora-Chinchipe) Ecuador. Al año siguiente se encarga de supervisar el proyecto “RAPAZ” con jóvenes que temporalmente no estudian y no trabajan. Enmarcado dentro del programa Juventud en Acción, European Voluntary Service (EVS) y la organización Jeugdzorg Emmaüs (Antwerpen). Amberes, Bélgica. Estuvo como voluntario en Grecia ayudando en la crisis de los refugiados sirios y afganos durante un mes.

| Coincidiendo con su voluntariado durante la crisis de los refugiados en Grecia, visitó la Acrópolis, en Atenas. Año 2016.

Se presentó por la agrupación de electores ‘Levantemos El Puerto’ en el puesto número 3 y formó parte del gobierno local de izquierdas en el tripartito de PSOE-Levantemos-IU.

| De izquierda a derecha Ana Galván, Luis Sánchez, Javier Botella y los padres de éste, Elena y Carlos, tras la toma de posesión de la Corporación en junio de 2015.

Desde mediados de 2015 a 2016 fue Teniente de Alcalde Delegado del Area Económica, pasando luego a formar parte de la oposición al ser cesado por el alcalde tras no respaldar Levantemos la construcción del parking de Pozos Dulces. Javier Botella respaldaba en privado la construcción de dicho equipamiento, aunque la disciplina de voto le llevó a ser consecuente con lo aprobado en su grupo y que habían mantenido durante la campaña electoral: la no construcción del aparcamiento subterráneo.

| Su imagen más controvertida y polémica dio la vuelta a España el pasado 2017 cuando, en plenos Carnavales, casó en una ceremonia civil en el Ayuntamiento a una pareja de amigos, disfrazado de cura y con una bufanda del F.C. Barcelona.

En esta carta abierta, Javier Botella explica las razones de su renuncia: 

Razones políticas, nada del tópico de razones personales. Abandono la agrupación de Levantemos por motivos políticos. Aunque siempre viene bien recordar a todos que lo personal es político.

Abandono Levantemos voluntariamente y entregaré el acta de concejal porque Levantemos en su democrática y multitudinaria asamblea así lo pidió.

A mí me hubiese gustado terminar la legislatura, me hubiese gustado estar presente cuando aprueben, si se atreven, el reglamento de subvenciones a los grupos políticos, me gustaría estar presente cuando se haga el centro de protección animal, me gustaría estar presente cuando el alcalde mueva un solo papel para recuperar la gestión del agua y un largo etcétera, pero como todo depende de un gobierno aletargado, estoy en una incertidumbre que puede ser infinita y quedarme como concejal no adscrito podría crear más astillas que soluciones en lo que rodea la izquierda portuense, así que por el bien común, ahí la dejo.

Existen muchas razones para abandonar Levantemos, no voy a entrar en detalles porque esto no es un ataque a los compañeros de la formación, si tuviese una balanza tengo con diferencia más alabanzas que reproches. Las gracias, admiración y cariño hacia todos sus componentes son inmensas y me sería imposible de describir por aquí.

El resumen de mi crítica hacia Levantemos, podría decir que pese a construir una buena herramienta, no hemos sabido darle uso. Un martillo no puede atornillar el más simple de los tornillos.

¿El resto? Formas, decisiones y futuro. Lo normal en cualquier formación política. Con la diferencia de que nosotros no debíamos ser una formación política normal. Yo entiendo la gracia de una agrupación de electores sobre todo en dos sentidos. Su composición a través de la recogida de avales y su desaparición tras finalizar la legislatura.

Entiendo que un grupo quiera seguir participando en la vida política en el futuro, yo mismo lo intentare hacer, pero no me gusta usar una agrupación de electores, sus recursos, su tiempo que exclusivamente deberían ser para la presente legislatura con miras a la siguiente legislatura. Esto que puedo sonar muy pulcro, para mí es un pilar fundamental del juego.

| Javier Botella Franco, durante un pleno de la Corporación Municipal, en el Salón de Sesiones del Ayuntamiento.

Ante lo que se avecina como mensaje y petición, me gustaría hacer publica mi última intervención dentro de Levantemos antes de anunciar mi salida: “Por mucho rencor que se tenga, por mucha contradicción que exista, debemos poner por delante los intereses de la gente y creo que lo ideal sería intentar contar con una figura transversal y con reconocimiento social como Juan Clavero, que ésta liderase una candidatura donde las tres fuerzas puedan ir de la mano. Todo lo que no pase por ahí será un fracaso para el Puerto”. Espero que alguien la recoja.

Cerrar esta etapa con Levantemos deseándoles lo mejor, repetir las gracias de nuevo a todos sus componentes, del pasado y presente. Agradecer y mandar un fuerte beso a todos los miembros de la corporación, concejales y cargos, a las asociaciones y colectivos, medios de comunicación y con un cariño especial al personal de este ayuntamiento que tanto me ha ayudado y tanto luchan por mejorar nuestra ciudad.

A los que no luchan tanto, un saludo cordial y nos volveremos a ver”. Javier Botella.

Deja un comentario