Saltar al contenido

3.992. Llegó la Feria con su Velada a la caseta ‘El Catavino Lloroso’

Cuando todavía el Resucitado no acaba de levantarse, ya tenemos otra fiesta los portuenses, entre los que me incluyo en estos días, porque a mí me va más una juerga que al PSOE local un pacto. En menos de dos meses hemos pasado de homenajear al recordado Pepe 'el del Vapor', con la comparsa de Esquerdo (por cierto, que le gustan a los comparsistas de El Puerto cantarle pasodobles al chófer del barco que hoy está en ruina), a que nos pasen por encima los moteros y a mezclar el olor a incienso con el del humo de la churrería de la feria. Lo dicho, ya estamos todos en Las Banderas. Y desde hoy quedan ustedes invitados a darse una vuelta por mi caseta cofrade, 'El Catavino Lloroso' , homenaje a los lamparones que dejan en los vasos los lavavajillas de todo a 1 Euro. | Instantánea de la saga de peluqueros Hermanos Muñoz, en la feria.

El nombre nos costó trabajito en mi hermandad, la que ha montado la caseta. Después de consumir docena y media de botellas de fino Pavón nos inclinamos, nunca mejor dicho, por tan bonito nombre alegórico. Si miran bien en el plano, 'El Catavino Lloroso'  está un poquito mal ubicada, en una esquina de la calle Miguel del Pino, pero en lo alto del árbol. Nos íbamos a poner junto a la caseta ‘Los que se fueron de IP a Ciudadanos’, pero el otro día nos llegó un gachó con gafas diciendo que con el cambio estaríamos mejor. 

Como ustedes comprenderán a la caseta no le íbamos a poner el nombre Broca del 18, porque íbamos a hacer menos caja que un Leroy Merlin enfrente del Inem. Está claro que en la Bahía, cuando se trata de una fiesta, buscamos lo que hace durante todo el año: mucha relajación. El fin de montar este año nuestra caseta cofrade es recaudar para que todos nuestros penitentes luzcan en la calle capas y jerseys de pico. No saben la cantidad de bajas que tenemos todos los años por los hermanos que quieren hacer estación de penitencia en mangas cortas. 

El viento, la humedad y la lluvia de este año ha hecho estragos. Con decir que los sayones de Barrabás y Martillo iban el jueves pasado estornudando. Aquí no se escatima en gastos. Más de cien mil bombillas alumbrarán la portada. Nada de flexos ni faros antiniebla, que queda chungo.Por lo menos hay luz para leer el Diario. Hasta mañana

No ha pasado ni la noche de la velada y ya llevo tres cajas de Almax. Mi estómago tiene más gases que el globo de Mikimao que le compré a mi niño nada más llegar anoche a Las Banderas. Sólo me he dado una vueltecita por el recinto y ya sé qué va llevar este verano: "opa voy a hacer un corral". Qué más le hubiera dado hacernos un homenaje a feriantes como yo y haber escrito "opá voy a hacer un sofá/ pa está tol día con el cojín apretaíto".

Si no fuera por Los Puitos, empresa a la que habría darle el Alicate de Oro por los servicios prestados al Ayuntamiento, yo no estaría en condiciones de montar una caseta. La mía, 'El Catavino Lloroso' , sería tamaño tienda de camping, porque yo no me iba a esforzar. Me doblo menos que el monumento al Marinero. El único esfuerzo que he hecho para contribuir a mi caseta cofrade ha sido clavar el cartel anunciador de la actuación de Manolo Orta.

| Manolo Orta

Orta, como saben, es un hombre tremendamente alegre. En caso de que no venga a El Puerto, llamamos a las viejas de Las Corraleras. Bueno a lo que iba, que yo no hago ninguna obra en la caseta, no me vayan a tachar como a aquel gachó que dirige el Ayuntamiento que quería cobrar sin ir a trabajar. Incluso temo de mover la freidora, no nos vayan a montar una moción de censura contra los pimientos fritos. Yo no sé si hay qué pedir licencia para eso, me pasa como al Parroquia. Mi cuñado ha montado mu malamente el tablao para bailar sevillanas en nuestra caseta. Es tan chico y tan malo que no caben ni Torrebruno y El Fary juntos.

No se pierdan, si vienen a 'El Catavino Lloroso'  (calle Miguel del Pino, 5ª piña, 4º piñón), el bonito exorno que ha hecho mi mujer. Le ha mangao a un extra del rodaje de la película sobre Lola Flores en Cádiz y con un rotulador carioca ha pintado en el centro del mantocillo la cara del gachó de 'El cuerpo del deseo'.

Esta noche tenemos 'Pinchitada Moruna Popular'. Están invitados. Qué bonito. No hay nada como una caseta. Desde esta web yo le dejaría caer al dueño de Ikea, que me imagino que se llamará Johannson Tablero Koncroquis, que Los Puitos tienen un negocio de escándalo y que ellos podrían también vender casetas prefabricadas. A juí. | Texto: Emilio Gutiérrez 'el Libi'

2 comentarios en “3.992. Llegó la Feria con su Velada a la caseta ‘El Catavino Lloroso’

  1. Ancaren

    La instantánea de la saga de los peluqueros Hermanos Muñoz, me hace retrotraerme a la década de los años 60, y recordar la calle Vicario y los negocios abiertos desde la mañana hasta la noche, entre los que se encontraba la peluquería de los Muñoz, y en donde el patriarca de la familia, el maestro Muñoz, un buen hombre, siempre atento y dispuesto en atender a la clientela. Por aquel entonces la calle Vicario era un hervidero de paso de portuenses de todos los rincones de El Puerto, que iban y venían con sus cestas de la Plaza de Abastos. Ojalá la clase política, inmersa ahora en alcanzar un pacto de gobierno, al menos, pueda cumplir algo de lo prometido y pueda recuperar parte de lo que fue la Plaza de Abastos y zonas colindantes porque es muy necesario actividad y movimiento diario en el centro antiguo de El Puerto.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alerta: Este contenido está protegido