Saltar al contenido

4.364. Silvia Trujillo Fort. Pintora y empresaria

Silvia Trujillo Fort nació en El Puerto de Santa María el domingo de feria de 1971. Esta artista portuense agarró los lápices desde bien pequeña; su madre Milagros, malagueña, les hacía dibujos a lápices a ella y sus hermanos y se le daba bastante bien, con lo que parece que a ella se le contagiaron las ganas. Esa es la poesía de su vida, la prosa, su ocupación laboral en la tienda de informática donde trabaja.


| Patio del s. XVI. Sala Milwaukee. El Puerto de Santa María.

1971
Aquel año ocupaba el sillón de la alcaldía Fernando T. de Terry Galarza. En enero era detenido Manuel Delgado Villegas ‘el Arropiero’, el asesino en serie mas grande de la historia de nuestro país. Nacía el Club Ciclista Portuense. Daba comienzo el ciclo de la regata mas antigua en el calendario a nivel nacional, la Semana Náutica Internacional. En abril, el Tribunal de Orden Público, dictaba sentencia de cuatro años de cárcel por asociación ilícita contra el que, unos años mas tarde sería el primer alcalde constitucional del primer periodo democrático: Antonio Álvarez Herrera y otros 20 compañeros del Partido Comunista.

En agosto se celebraba la primera Fiesta del Cante de los Puertos.Se fundaba el Grupo Scout San Francisco. Esteban Fernández Lópiz y Florencio Caldas promovieron la creación de la sección de Rugby del Club Atlético Portuense. Nacían también ese año de 1971, Enrique Miranda, con el tiempo Mister España, actor y presentador, la cantante y actriz Eva Santamaría y el torero Celso Ortega Quintanilla.

| Silvia, pintando desde su azotea.

Silvia es la tercera de 5 hermanos, la del centro para ser mas precisos. Pronto empezó, con 7 años,  su aprendizaje en la Academia de BBAA Santa Cecilia, donde cursó estudios durante 10 años aprendiendo las técnicas básicas de lápiz, carboncillo, sanguina y finalmente óleo de la mano de los recordados maestros Pepe Sánchez y Luis Ortega.

| Un trabajo del cuaderno de Silvia a lo urban sketcher.

La Academia de Bellas Artes

“Recuerdo muy bien mi paso por Bellas Artes, todos los días de lunes a viernes de 8 a 9 de la noche, lo que para una niña suponía un esfuerzo grande y perder tiempo de juegos pero pasaba allí un rato copiando láminas, dibujando objetos de escayola, en fin intentando aprender y mejorar la técnica que tocaba; me asomaba a la puerta de la clase del recordado Luis Ortega García a la que todos queríamos llegar para pintar al óleo con el gran maestro y recuerdo mucho a José Sánchez González --pintor y cartelista--, mi profe Pepe, cuando nos cortaba los pliegos en cuartillas, me ponía los dientes largos al utilizar sus uñas. Los compañeros eran todos mucho más mayores que yo, menos mi compi del alma Rocío Albert, siempre juntas sentadas. Bonitos recuerdos…”

Estudió en el colegio de las Carmelitas (imagen superior) donde hizo grandes amigas “--sólo éramos niñas entonces--“ recuerda, para incorporarse al Instituto de Bachillerato ‘Pedro Muñoz Seca’, donde disfrutó cuanto pudo y quiso además de ser buena estudiante. “Seguía por mi cuenta pintando y altruistamente me inicié en la plumilla, me encantaba navegar por los claros y oscuros de los trazos y echar horas para obtener buenos resultados... aún siguen colgados dibujos míos en casa de mis padres de esa época”.

Empresariales vs Bellas Artes

| Silvia, arriba a la izquierda, en el XXV aniversario de su promoción de Ciencias Empresariales.

En la Universidad estudió Empresariales porque sus padres le decían que tenía que labrarse un futuro seguro y tuvo que renunciar a su sueño que era ir a Sevilla a estudiar en la Facultad de Bellas Artes’Santa Isabel de Hungría’. Aquello no le preocupó mucho “y me centré en hacer lo que debía, pero no abandonaba mis ganas de seguir dibujando y pintando cuando podía.”

La informática

Terminó su carrera en la Universidad de Cádiz y comenzó a trabajar en el mundo de la informática, en los inicios de la era multimedia e Internet. “Me tocó alucinar con el sonido incorporado a los ordenadores y las comunicaciones a distancia con aquellos módems con chicharra que hacían tanto ruido y que nos permitían navegar por los inicios de la red de redes”

La empresa propia

| Silvia, con su pareja familiar y empresarial y su hija, en la pasarela 'Pepe el del Vapor'.

Pero ahora tiene su propio negocio. Hace ahora 15 años, Silvia y su pareja decidieron dar el paso para ser emprendedores, alentados por la gente que les conocía y que confiaba en su trabajo, abriendo Sam Informática: “Estamos contentos de haber dado aquel paso. El tener mi propio negocio me ha permitido seguir pintando y no abandonar mi sueño de seguir creando pequeños momentos retratados, pintar mi Ciudad y seguir aprendiendo. Me adentré en una de las técnicas considerada muy difícil, la acuarela, y no la he abandonado sino perfeccionado; tengo momentos de urban sketcher, sola o en grupo, plasmando en poco tiempo lugares y situaciones”

Aparece la literatura infantil

| 'Cuentos de Princesas', su primer cuento.

Con el nacimiento de su hija, hace 7 años se despiertan en Silvia las ganas de crear historias y dar vida a sus personajes. Así, hace 4 publicó su primer libro de cuentos infantiles “Cuentos de Princesas” apoyada por la Biblioteca Pública Municipal y el Ayuntamiento, en el Palacio de Araníbar --la sede de la Oficina de Turismo--  “me permitió entrar en contacto con los más pequeños yendo a distintos colegios y compartiendo con ellos momentos inolvidables”

El confinamiento

| Calle Alvareda con Chanca.

La reclusión obligada del confinamiento por el COVID-19 le ha servido para crear otro cuento ilustrado “que compartí el Día del Libro con los niños y niñas del colegio de La Gaviota, aún no tenía el libro en mis manos y lo grabé en video para darle una difusión por Internet. También ha producido, ha creado muchas acuarelas, y marcapáginas con su hija, de todo un poco: ilustraciones infantiles, rincones de la provincia de Cádiz, fantasías… mucho creado, y lo que me queda aún.

| Calle Larga esquina con Santo Domingo. | Confinamiento 2020.

5 comentarios en “4.364. Silvia Trujillo Fort. Pintora y empresaria

  1. Nikogg

    Grandes profesionales en su trabajo, siempre te reciben con una sonrisa, generosos en su amistad.
    En sus acuarelas, dibujos representa muchas veces lugares del puerto así como cosas cotidianas, una artista que ha conseguido una familia entrañable a la que aprecio y le deseo todo lo mejor.
    Felicidafes

  2. Manuela

    Silvia es maravillosa, toda sonrisa y eso se plasma en sus acuarelas y en sus cuentos. Felicidades compi amiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido