Saltar al contenido

4.431. Enrique Gómez Bonmati. A su buena memoria

Enrique Luis Gómez Bonmati, Enrique Bonmati, nació el 20 de diciembre de 1957 y pertenecía a la rama sevillana de la familia que regenta el Bar Pepito. Portuense de sentimientos desde la infancia y trianero recalcitrante por nacimiento y convicción, Enrique nos dejaba la madrugada del pasado 29 de julio, a los 62 años de edad, al no poder superar una crisis de salud. Hace unos meses publicábamos un relato suyo “Ancla y uvas, pequeño relato de invierno” en estas páginas, donde rememoraba la memoria colectiva de varias generaciones de portuense, camino de la playa de La Puntilla.

«¡Sevilla, Triana, El Puerto, todo lo que a tu alma
 fue torrente sonoro,
estaría, a esa hora, soñando en una calma
de ilusión y de oro!»
Juan Ramón Jiménez

Raro era el verano que Enrique no venía a El Puerto, o con cualquier otro motivo. Sus recuerdos portuenses, uno de los primeros recuerdos felices, como él mismo recordaba, era el camino diario a la playa en los veranos.

1957
El año de su nacimiento, 1957, era alcalde de El Puerto Luis Caballero Noguera. Ya existían 16 toros de Osborne, diseñados por Prieto, en las carreteras españolas. Ese año se instalaba en la fachada de la Capilla del Hospital San Juan de Dios, el retablo cerámico de N.P. Jesús de los Afligidos. 

El Ateneo de Sevilla se desplazó a nuestra Ciudad para rendir un homenaje a Pedro Muñoz Seca. El historiador Luis Torres Balbás, publica el libro ‘Cementerios Hispanomusulmanes’ en el que hace referencia a una estela funeraria o ‘mqabriya’ depositada en Bodegas Caballero, tras vivir infinidad de traslados. Se construye en la calle San Juan la casa del Cura, en el espacio que ocupaban unos almacenes en mal estado. Se estrenaba en Madrid la versión de Gustavo Pérez Puig de ‘La Venganza de Don Mendo’, con los hermanos Ozores.

Persona culta
Enrique era un gran lector, aficionado y entendido del flamenco, persona culta que siempre estaba disponible para colaborar en cualquier proyecto cultural, o para ayudar a quien requiera su colaboración. En 2003 fue nombrado miembro de Consejo Provincial del Voluntariado de Sevilla.

Socialista y miembro de UGT desde edad muy temprana, pertenecía a la agrupación socialista sevillana de Miraflores. Así lo recuerda un compañero: “Un amigo irremplazable, una persona siempre dispuesta a ayudar a otros, un luchador que venció a todo, un enamorado del flamenco, una persona culta y buen conversador, alguien que siempre estaba para los que le queríamos. Socialista desde muy joven. Compañero del alma”. Era miembro de la Junta Municipal del Distrito Norte de Sevilla, constituida en febrero de 2020, representando al PSOE.

Enrique Bonmati fue miembro del coro y autor de la letra de la Salve en honor de la Virgen de las Mercedes Coronada, titular de la hermandad de Santa Genoveva, realizada con motivo de la coronación canónica...   

| Del boletín de la hermandad Esperanza de Triana.

Su hermana Rosario recuerda: “Amante siempre de los suyos, entregado con todos sus mayores. Cultivó con constancia las amistades que fue encontrando por la vida, y los hacía suyos. A la vista está, la cantidad de palabras de sentimiento que estamos recibiendo de personas de diferentes círculos, que ni siquiera conocemos”. 

Publicamos, como homenaje póstumo, este relato de lugares comunes entre Triana y El Puerto, entre Rafael Alberti y Antonio Machado, de un añorado Enrique Luis Gómez-Bonmati Sánchez-Portillo:

Entre Alberti y Machado. Entre Triana y El Puerto.
Le pedí a La Dama Más Valiente que me llevará una vez más al Salón del Trono, donde únicamente mi corazón republicano se siente súbdito voluntariamente. Sólo un alma gemela a la mía es capaz de llevarme, comprensiva y cómplice de mis devociones por la Reina Bahía.

Le rogué que me llevará despacio, con el fin de conservar en mi recuerdo ese camino entre pinos que lleva a La Mar, al que los del lugar llaman Vereda De Los Locos Que Se Atreven a Intentar Alcanzar Los Sueños. Ella me llevó de la mano y hablándome bajito, tal vez conociendo y respetando mi voluntad más íntima.

Al llegar, Mi Madre Agua sonrió, contestó a mis preguntas y acogedoramente me permitió no destocarme y sentarme en Su Presencia; incluso quiso, luminosa y plácida, acariciarme con el sol mi espalda fría y destemplada.

Y es que yo aún no fui a visitarla desnudo, como uno más de sus hijos. Aún no.

                                                           - ooo -

Hoy me encuentro aquí, en la banda de estribor del Gran Río Marinero, delante del yunque de Mi Antigua Sangre, intentando fraguar de nuevo algún hierro torcido de mi vida que pueda ser un legado con buen temple y útil para esa mi Nueva Sangre, con vida propia, herederos directos del Fuego y de La Mar.

Más Marinero en Tierra que nunca.

Cuando la Señora que camina sobre la Luna me acompañe a sus dominios marineros, seré arena por fin, y seré Playa. Esa Playa del Trono, donde un niño jugará con su abuela, La Dama, que será feliz cuando el nieto la mire sonriendo y ella le ayude a hacer castillitos de arena con las manos más hermosas del mundo, porque sabrá que esa arena soy yo. | Texto:  Enrique Luis Gómez Bonmati

5 comentarios en “4.431. Enrique Gómez Bonmati. A su buena memoria

  1. Tomás Prieto Martín

    Te has marchado como "quejío" templao de una Soleá en el yunque de un corral de la cava... y al compás de la fragua y de sus silencios trabajados.
    Te has marchado dejando legado cofrade, rima y verso de una copla anclada en la "Zapata"... y defendiendo la orilla correcta del Río Grande, desde donde adivinaste contemplar un puente por dónde una Estrella se pone en noche de domingo y una "Zapatero" sagrado...al que mil veces dejaste depositadas tus súplicas entre sus manos entrelazadas...avanza con el izquierdo por delante.
    Te has marchado tras haber salpicado de sonrisas irónicas los amaneceres y atardeceres de una trayectoria plagada de vivencias peculiares y anecdóticas.
    Te has marchado arrastrando la herencia de un apellido ilustre de tu Arrabal y al amparo del manto de una Virgen hecha niña , que desde el Monte Carmelo y un rincón de la Catedral de Triana... presta su bendición al marinero embarcado y su nombre a la dueña legendaria de una tradición artesana con perfume a puro habano.
    Te has marchado dejando atrás un grito de aviso en el "tendío"...para dar paso a un natural con olor a romero , o a un pase de pecho tremendista de Muñoz o de Belmonte.
    Te has marchado con un palmarés de triunfos rojos y blancos jamás soñado... y que hasta el último minuto compartiste y defendiste con la casta y el coraje preciso...sin aspavientos.
    Te has marchado...y aún no sé ni de qué manera, ni el porqué, ni los motivos...
    Te has marchado dejando una conversación, mil veces salía de tus labios, en el Altozano por parte del señor del Zurraque, tras haber culminado su creación universal.
    Ve con Dios Enrique! Ve con Dios artista! Ve con Dios trianero!!!... Sube por ese puente de plata, despacito, sin prisas, recreandote en las vistas que dejas atrás, como en aquella "revirá" vivida, como en aquella toná del gitano Manué o la brisa marinera del Puerto más gaditano.
    Ve con Dios!! Llama a las puertas de Cielo...y entra. Pasa que hay mucho amor y mucho arte esperando.
    Ve con Dios primo!!

  2. Jab Sentencia

    No tuve el honor de conocerlo en persona, aunque estábamos en ello por eso de que vivo en El Puerto y nuestros caminos se cruzaron en este océano de las redes. Teníamos pendiente un duelo a primera sangre, duelo con las armas de la palabra, con unas cañas, un plato de mojama y el bujío de La gaviota como testigo, duelo que a todas luces habría ganado él.
    Leer esta emotiva y magistral misiva póstuma, me ha permitido conocerlo un poco más, y constatar lo que sospechaba... que era un personaje extraordinario, rodeado de personas extraordinarias. Mi más sentido pésame para usted y toda su familia. Y siga contando cosas de él para que no se pierdan en la memoria, y para que quienes no llegamos a conocerlo personalmente o en profundidad, tengamos constancia de lo que fue, un referente de los que en los tiempos que corren, escasean.

  3. Rosario

    Muchísimas gracias por este emotivo recuerdo a la memoria de mi hermano. Siempre embajador del Puerto. Nuestras raíces siempre siguen fuertemente agarradas a esa preciosa tierra.

  4. Fátima Gómez Novoa

    Primo ,nunca te olvidaré.
    Has dejado en la tierra un talento impresionante.
    Insustituible.
    Cuidamos estés donde estés.

Deja un comentario

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido