Saltar al contenido

4.825. La Casa Grande de Vistahermosa

La Casa Grande en la urbanización de Vistahermosa, en El Puerto de Santa María, se ubica en una colina que domina un panorama admirable hacia cualquier punto del horizonte al que dirija la vista. Su propietario Roberto Osborne Guezala la mandó construir utilizando el estilo vasco-francés, por influencia de su familia materna. | Foto: Andrés Mora.

Actualmente es una de las sedes sociales del Real Club de Golf de Vistahermosa. En los últimos años, con la junta que preside José Manuel Domecq Bohórquez, ha ejecutado una gran remodelación en su decoración adaptándola a las necesidades de la época.

La casa ocupa una superficie de 1.805 metros cuadrados repartidas en planta baja y tres plantas. La nueva decoración ha sido dirigida por la encargada de conservación de patrimonio y protocolo del club, Reyes Pacheco Guardiola, la cual una vez más ha reflejado el conocimiento de la estética, el espacio y la proporción, fundamental en los principios básico de una decoración. Para ello se ha asesorados con diseñadores de interiores y arquitectos de toda la geografía española.

| Reyes Pacheco Guardiola se ha encargado de dirigir la nueva decoración. | Foto: Andrés Mora.

En el hall de entrada de la casa cuelga diferentes cuadros de la pintora Cecilia Ybarra, como homenaje y recuerdo por su implicación en el club. Se han utilizado los materiales de rafia y estera de Murcia para las paredes y el suelo de dicho espacio. Unos apliques con pantallas de la tienda de decoración madrileña ‘Guamaro’, iluminan uno de su rincones.

Otras de las estancias que ha sufrido una gran remodelación ha sido el salón del Hoyo 19, en el cual se ha abierto un gran ventanal dando luminosidad y vista al espacio exterior. Las paredes han sido pintadas a la cal con jabelga y toda su sillería de mimbre, inspirada en los años 50 , ha sido adquirida en el estudio de la decoradora Luisa Olazabal. Como elementos decorativos, se han utilizado diferentes paneles de motivos textiles, de la tienda sevillana Antik, que da colorido combinándolo con las pantallas de Carmen Brujo.

Junto a esta estancia se encuentra el espacio destinado al bar, en el que unas sillas de mimbres del estudio de Beatriz Silveira se combinan con un cuadro abstracto de Ana León. Unos sillones de los años 20 del siglo pasado han sido reciclados y tapizados con telas de ‘Idea Marbella’.

| Espacio recuperado bajo la gran escalera de la Casa | Foto: Andrés Mora.

En el hall principal de la casa se sitúa una relevante escalera de la época de mármol y madera. Debajo de la misma se ha creado un espacio de estar en el que ha tenido mucho protagonismo el decorador Jesús Gómez, con muchas de sus piezas. Esta sala la componen una seria de sillones tapizados con telas de Colefax and flowler. Una colección de grabados antiguos de arquitectura se sirve también como elementos decorativos. Uno de los cuadros que preside este espacio es de la pintora María Luisa Pemán. Entre sus muebles destacamos una antigua cómoda, que ha sido reciclada y lacada en negro. Toda esta estancia conserva el antiguo artesonado de la casa.

| El Gin-Bar bellamente decorado. | Foto: Andrés Mora.

Otro de los salones de la casa es la sala Gin- Bar, inspirada en los club ingleses, en la cual se encuentran tapizadas sus sillas y sillones con tela mallorquina de ‘Idea Marbella’. El anagrama del club con palos antiguos de croquet y golf, da la bienvenida al público. Este salón dedica una de sus paredes a homenajear a los antiguos socios con fotos de los primeros campeonatos de Domecq, Osborne y González, que participaron en el inicio del club. Una original biblioteca se integra dentro de su barra.

En la planta superior destacamos el salón principal. Los tonos de tapicerías son grises y blancos y una mesa realizada con una antigua reja de la casa preside el espacio junto a un cuadro de María Luisa Pemán.

Resalta en toda la decoración la iluminación del exterior de la casa y los jardines que ha sido realizada por el arquitecto argentino especialista en estos efectos Pabo Barone. | Texto: Ignacio Casas de Ciria | Fuente: Diario de Cádiz.

Deja un comentario

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido