Saltar al contenido

4.922. Francisco Romero Vega. Paco, del Bar Rábago

Francisco nace en una familia humilde en la barriada de la Inmaculada, el 23 de septiembre de 1953, siendo el tercero de cinco hermanos, hijos de Jose Romero y Dolores Vega. La familia conocida como de los ‘Chupitos’ muy cercana al mundo de la mar y la pesca de la Ciudad. Fue, durante su vida laboral, desde muy joven, camarero en el Bar Rábago, en la plaza de Abastos, hasta su jubilación por motivos de salud.

1953
El año de su nacimiento era alcalde de la Ciudad Luis Caballero Noguera. Ese mismo día el jugador argentino Alfredo Di Stefano era presentado como nuevo jugador del Real Madrid, y tan solo once días antes John F. Kennedy se casaba con Jacqueline Bouvier, quien cambiaba su apellido por el del presidente norteamericano. Nacían también, ese año, el torero José Luis Galloso, Enrique Naya de ‘Costus’, Pepi García Gil –Miss Carretera—y el poeta Jesús María Serrano.

Rafael Alberti publicaba 'A la Pintura', 'Ora Marítima' y 'Baladas y Canciones del Paraná'. Se empezaba a trabajar en la refundación de la Hermandad del Rocío. Comenzaba la organización del servicio de abastecimiento de agua a El Puerto como órgano de gestión municipal, por el que se suministraba el agua desde los Pozos Municipales de La Piedad. Comenzaba la construcción de la Base Naval de Rota, en parte construida en término de El Puerto. José Mesa González creaba, en el Parador de Fuenterrabía, la Tarta Imperial o Tarta de El Puerto. Eugenio Espinosa, abría su primer restaurante de nombre 'Guadalete' donde haría célebres su afamado ‘lenguado con fideos’.

Niño del trabajo
Desde muy pequeño, Paco tuvo que ayudar en la casa, y con 10 años empieza a recoger algodón subido a un tractor de la época por la carretera de Sanlúcar. Cuando podía iba, junto a su hermana Lola, vendiendo pescados por las casas. Trabajó en taller de bolsos ‘La Fábrica’, situado en la céntrica calle Luna y ya, con 13 años, se coloca como camarero en el bar Rábago, en la plaza de Abastos. Su trabajo en la plaza le llenará de satisfacción ya que su jefe, José Rábago Gallego, lo trata como uno más de la familia, y entre cafés, vinos y brandies, van pasando los años.

| José Rábago Gallego.

Se hace cargo de la familia
Sus hermanos mayores José y Paca se casan y al caer sus padres enfermos, él se hace cargo de sus otros dos hermanos menores, Lola y Manuel, al fallecer los progenitores en el intervalo de un año: 1971 y 1972. Tenía Paco 19 años, librándose Paco del servicio militar al convertirse en el cabeza de la familia. Su hermana Lola, al paso del tiempo, decide irse a vivir a Barcelona ya que allí estaba la familia de su novio, llevándose a su hermano Manuel con ella, donde se afincan.

Boda de luto
Paco plantea a su novia, Mari de la Flor, casarse. La que conoció un miércoles santo mientras la hermandad del Olivo hacía su recorrido procesional, celebrándose la boda el 1 de enero de 1975, sin ninguna celebración por guardar aún luto por sus padres. En agosto de 1977 nace German, su único hijo, lo que les hace muy felices, cumpliendo así el sueño de la joven pareja de ser padre, cambiando la casa de la Inmaculada por un piso en la huerta Malacara, en las promociones del Patronato de la Vivienda que dirigía Manuel Rebollo.

Peña ‘Los Cinco’: la canaricultura
A principios de la década de los ochenta del siglo pasado, ayuda en lo que puede en la “Peña los Cinco”, dedicada al canto timbrado de los canarios, con buen cartel en la Ciudad, de la que su jefe siempre ha sido un gran aficionado.

Catequista en La Milagrosa
También se unió a la comunidad parroquial de la Iglesia de la Milagrosa, ejerciendo por las tardes como catequista, guardando buena amistad con el párroco D. Francisco como con los demás miembros de la feligresía, así como con los chavales que tuvieron en él a un buen catequista, afable y simpático.

| Paco, delante del Bar Rábago.

Bullicio en el mercado
Transcurre su vida entre sus aficiones y la plaza de Abastos, recordando con cariño las noches del Nazareno en el Bar, donde el trabajo era intenso por el gentío en las calles cercanas, los Tosanto con los puestos haciendo referencia a la fiesta, las Navidades con la Cabalgata de los Reyes Magos, los veranos con los turistas, la vez que se rodó una película en el Bar Los Pepes en la que conoció a Victoria Abril,…

La enfermedad
Una vida que se truncó por una enfermedad congénita cerca de la médula, que en febrero de 2003 lo aleja de su trabajo, su piso y su vida tal y como la conocía, ya que desde entonces necesita desplazarse en silla de ruedas y tuvo que dejar de trabajar y cambiar su vivienda. Meses después el bar sería traspasado por jubilación de José Rábago, siendo a día de hoy muy diferente.

Ya en 2006 y 2008 nacen sus dos nietos, German y Laura, lo que le anima para que pueda sobrellevar mejor su enfermedad, sin olvidar su situación y que le llenan de orgullo, por cómo habla de ellos siempre que puede. | Texto: Laura Bueno Ortega.

Deja un comentario

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido