Saltar al contenido

Francisco Leandro de Vega. Médico #5.790

El Dr. Leandro de Vega ejerció la medicina en El Puerto, con notable éxito, mediado el siglo XVIII

| Texto: Antonio Gutiérrez Ruiz | A. C. Puertoguía.

Me llevé una sorpresa mayúscula al localizar en internet una, entre las decenas de miles de ofertas para compra de libros, en la que promocionaban con el gongoriano título de: “Censura Crítico-médica Epistolar Sobre El Sistema Del Origen De Las Enfermedades, Uso Y Virtud Universal De Los Polvos Purgativos Del Doctor D. Juan Ailhaud…” La edición está en lengua castellana y relativamente reciente, de septiembre de 2011. Se ofrece al precio de 18,75 $ y el autor de la obra era: Francisco Leandro de Vega.

Parece mentira que 279 años después de haber editado el doctor Leandro esta misma obra, impresa en nuestra Ciudad, en la imprenta de Roque Gómez que, como la de Bollullo, estaba en la calle Cielo, obra que dedicó al Cabildo de la Ciudad y que, al parecer, la biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid, conserva un ejemplar de esta edición de 1745, haya sido “resucitada” por los norteamericanos.

Francisco Leandro de Vega, según el mismo indica en la portada de su libelo, era Médico aprobado, socio de la Real Academia de Ciencias de Sevilla y… residente en El Puerto de Santa María, donde había adquirido un merecido prestigio por “sus diarias tareas notoriamente útiles a sus vecinos (…) persona de tan heroicas y relevantes prendas como concurren en el dicho Don Leandro, cuyo celo de la salud pública no se hacía en el continuo movimiento de día y de noche, para desterrar males de sus convecinos, sino s que vuela más allá del terreno que pisa a fin de desterrarlos también y no dejarlos entrar en otros Pueblos.”

El párrafo anterior, entrecomillado, lo recogemos de un artículo del Doctor Ávila Olivares publicado en el nº 44 de la revista de contenido sanitario “Cultura de los Cuidados”. En el mismo nos desvela otros datos biográficos de nuestro personaje quien, tras su paso por nuestra Ciudad obtiene el puesto de Protomédico de la Real Armada, y como tal acompaña a la Real Familia, de Nápoles a España, y con ellos a Carlos III para sentarse en trono, en el navío “El Fénix”.

Grabado del escudo del rey Carlos III

Mucho debió impresionar Don Leandro al rey para que: “Atendiendo el Rey el mérito que ha contraído en su real servicio don Leandro de la Vega en el empleo de protomédico de su armada naval, particularmente al honor que ha tenido de venir sirviendo de tal en la escuadra en que se ha conducido S.M. real familia de Nápoles a España, se ha dignado concederle el título de médico de su Real Cámara sin ejercicio ni sueldo con todos los honores y preferencias que como tal le corresponden, para que con esta distinción continúe en su empleo de protomédico con el cuidado del Real Hospital de Cádiz, encargo que tiene de maestro del real colegio de cirugía establecido en él”.

Pharmacopea de la Armada

Y para finalizar estos breves apuntes biográficos, decir que en este nuevo empleo escribió una enciclopédica obra titulada ‘Pharmacopea de la Armada’ para uso de los cirujanos embarcados y de los médicos de los hospitales de Marina, obra que fue oficialmente declarada de uso obligatorio en los departamentos marítimos de Cádiz, Ferrol y Cartagena.

Deja un comentario sobre esta nótula

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alerta: Este contenido está protegido