146. QUICO. El fotógrafo de transición del siglo XIX al XX.

quicosanchezperez_puertosantamariaEl fotógrafo Francisco Sánchez Pérez, nació en nuestra Ciudad el dos de abril de 1879. Hijo de Francisco y Ana, era más conocido por Quico. Trabajó en las oficinas de las Bodegas José de la Cuesta (hoy Bodegas Caballero), en la Aserradora Pastor y fue marchante de productos alimenticios. Murió con 64 años en abril de 1943. Aunque la fotografía nunca fue su profesión, si fue una afición que le ocupó bastante tiempo y además dejó sobrada constancia de su oficio en fiestas, bautizos, bodas, acontecimientos civiles, militares y eclesiásticos y fotografías de corte comercial e industrial. Fue radioaficionado -de los que se construían los artilugios- afición que heredaron su hijo Luis Pérez Sánchez y su nieto, José Luis Sánchez Pacheco. Un bisnieto de nuestro personaje, de nombre artístico Kiko Sánchez, (hijo de Sánchez Matabuena y Mercedes Toronjo) es el que ha mantenido la afición fotográfica de la familia, a la que se dedica profesionalmente y del que escribiremos un artículo en su momento.

exposicion_franciscosanchezquico_puertosantamaria

En diciembre de 1989, va a hacer 20 años, se realizó una exposición sobre su legado en la que se recogían escenas de la vida portuense de los primeros cincuenta años del siglo pasado. La crónica periodística de Diario de Cádiz recogía que “la muestra puede considerarse la mejor que se ha realizado sobre fotografía antigua (1900-1950) en la ciudad, tanto por la calidad como por el despliegue de medios realizado». Luis Sánchez Pérez, hijo del fotógrafo recordaba que llegó a tener más de 48 cajas de placas y negativos, de los cuales se donaron al Centro Municipal de Patrimonio Histórico, organizador de la exposición, cinco cajas: las que disponía la familia.

kikoperezsanchez_1_puertosantamaria

En el Folleto de la Exposición de 1989 se afirmaba que «Su acercamiento al arte fotográfico se produjo cuando era muy joven y con otro gran fotógrafo local, Justino Castroverde, al que le unía una gran amistad. Sánchez Pérez se casó con Milagros Pérez Grant y fruto de esta unión nacieron tres hijos varones: Francisco (fallecido) José [continúa a diario en Las Novedades] y Luis [en la actualidad fallecido], que andando el tiempo recogería el testigo y se dedicaría también a la fotografía y por mediación de su yerno Jesús María Serrano, donaron a la Ciudad los documentos gráficos que se conservan de este fotógrafo. Como la mayoría de los pioneros dominaba el arte, a los que sumaba su exquisita sensibilidad, dominio de las texturas, acertadas composiciones y excelente ojo fotográfico». (En la Fotografía, Quico Pérez Sánchez y su amigo Justino Castroverde, en una visita a las Cuevas Cantera de la Sierra de San Cristobal. Foto: colección J.L.S.P.)

kikoperezssanchez_2_puertosantamaria

«Las fotografías y retratos de Quico, están en la inmensa mayoría de los álbumes familiares locales y en los archivos de instituciones y firmas comerciales. Se han utilizado originales de Quico para ilustrar gran cantidad de publicaciones sobre el Sur de Andalucía, en los últimos años del siglo XIX y principios del XX. Fue con su cámara testigo del paso de un siglo a otro y supo recoger las escenas de este paso del tiempo, con una ternura y calidad que aún hoy con los adelantos actuales sorprenden y emocionan, dejándonos su testimonio de lo que fue con su particular toque de artista que elevaba lo cotidiano a la categoría del arte» Del Folleto de la Exposición de 1989. (Fotografía, construcción del muelle de San Ignacio, de Quico Sánchez Pérez).

jesusmariaserranoromero_puertosantamariaEl yerno de Luís Sánchez Pérez, el poeta Jesús María Serrano afirmaba, «Espero que con esta donación, se adhiera a ella otros con más documentos, y aprovecho para decir que la obra del abuelo de mi señora, Francisco Sánchez, ha contribuido al conocimiento de una realidad que ahora se nos escapa de las manos y, que si por estrechez de miras hubiera decidido quedármela para el goce restrictivo de nuestra casa, sin duda alguna nos habríamos equivocado al impedir que otros muchos ojos pudieran contemplar estampas excepcionales». (En la fotografía, Jesús María Serrano Romero, próximo a tenerlo con nosotros con un artículo propio).

colegiogumersinda_1_puertosantamaria1

Casa colegio de la calle Luna, frenta a donde estaba la tienda de reparaciones eléctricas y electrónicas Quicar, Salvatierra Radio, hoy una agencia de alquiler de coches. En el edificio, hogaño deshabitado salvo la planta baja por la cafetería que hace esquina con Nevería. De derecha a izquierda, tres hermanas de Quico Sánchez, Gumersinda, Dolores y Milagros, falta la menor, Carmen que creemos que no está en la imagen. Los demás personajes quizás fueran alumnos o maestras. (Foto Colección Miguel Sánchez Lobato, atribuida a Quico Sánchez Pérez).

colegiogumersinda_1929_puertosantamaria

Alumnado y profesorado en el Patio del Colegio de Gumersinda en 1929. Atribuida a Quico Sánchez Pérez.

luissanchezperez_3_puertosantamaria1El hijo de Quico Sánchez, Luis Sánchez Pérez (1921-1995), autor  material de la donación, también fue fotógrafo influenciado por su padre. Trabajó para lo que hoy es la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, antigua Junta de Obras del Puerto, haciendo fotografías de la evolución de los dragados y rellenos de los puertos pesquero y comercial, -sus hijos le recuerdan trabajando en el cuarto oscuro- jubilándose en la década de los ochenta del siglo pasado. Luis, además, trabajaba en el mundo de la radio. Era un autodidacta que construyó una de las primeras radios super heterodina a válvulas.  Trabajó en Quicar, de Antonio Salvatierra Blanco, después Salvatierra Radio, distribuidor de la Casa Philips, instalando antenas y arreglando la incipiente televisión de la década de los luissanchezperez_04_puertosantamariasesenta del siglo pasado, ayudado por su hijo José Luis. Radioaficionado, colaboró junto con Joaquín Calero en la construcción de la emisora de radio del Instituto Laboral. Trabajó en Hispano Radio, y arreglaba las radios de los barcos pesqueros. Murió con 74 años. Se casó -gracias a los ahorros conseguidos construyendo radios de tres válvulas- con Amalia Pacheco Tejada con la que tuvo cuatro hijos, Inmaculada, José Luis, María Teresa y Fran, gran actor de teatro que da clases en Murcia. (En la fotografía, Luis Sánchez Pérez, poco antes de su fallecimiento. En la otra foto, en blanco y negro, Luis con su mujer, Amalia Pacheco Tejada, de recién casados).

antigualonja_lsp_puertosantamaria

Antigua Lonja del Pescado, hoy Centro comercial y de Ocio. Fotografía de Luis Sánchez Pérez, para la Junta de Obras del Puerto. (Colección J.L.S.P.)

luissanchezperez_5_puertosantamaria1

Foto tomada en la Feria de Ganado en 1959 en el acto de entrega de premios. De derecha a izquierda, el fotógrafo Luis Sánchez Pérez, el funcionario municipal Francisco Sara Sampalo, el niño Ramón Insúa Lavín, el funcionario del Penal Blas Aranda, el premiado, desconocido, el alcalde de la Ciudad, Miguel Castro Merello, y el Juez Fernando Ramos Pasalodo.

sanchezpacheco_puertosantamariaEl nieto de Quico Sánchez, e hijo de Luis, José Luis Sánchez Pacheco ha ido asumiendo parte de las aficiones y trabajos de sus ancestros. Aficionado a la electrónica, igualmente de forma autodidacta, ha llegado no solo a construir radios sino también televisión de aficionado, consiguiendo comunicarse vía televisión con diversos lugares de la geografía utilizando las más altas frecuencias. Antiguo radioaficionado, con el indicativo EA7WJ, ha participado y colaborado en muchas actuaciones humanitarias en la que los radioaficionados ocuparon, en su momento un papel primordial. Como su padre, trabaja en la Autoridad Portuaria en el Departamento de Explotación de Servicios Portuarios. José Luis recuerda que vivieron en la casa familiar de la calle Cielos, casi esquina con Cervantes, tres familias: los Sánchez Pacheco, los Sánchez Matabuena y la familia del repostero local, Pepe Mesa (otro personaje local que merece artículo propio). (En la fotografía,  José Luis Sánchez Pacheco).

luissanchezperez_5_puertosantamaria

Los padres de José Luis, Luis Sánchez Pérez y Amalia Pacheco Tejada -fallecida en el año 2006-, flanqueando a su mujer, María del Carmen Díez.

kikoperezsanchez_3_puertosantamaria

Batalla de Flores en el Paseo de la Victoria. 1930. Fotografía de Quico Sánchez Pérez.

quicosanchezperez_toros_puertosantamaria

Tras el paseíllo en la Plaza de Toros de El Puerto. Foto Quico Sánchez Pérez.

quicosanchezperez_5_puertosantamaria1

Embarque de Botas, fotografía de Quico Sánchez que, como todas las suyas iban firmadas como 'FOTOGRAFÍA F. SÁNCHEZ'.

6 comentarios en “146. QUICO. El fotógrafo de transición del siglo XIX al XX.

  1. María Jesús

    Las    fotos,  de  la  galería y  del  patio,  dan  a  entender  que  es  la  casa  de  la  antigua  “Liga”  es  decir  C/ Luna  38. Propiedad  de  los  Ruiz  Herrera ( Juanofeles)  En  esa  casa  han  nacido  los  hermanos  Cruz  Vélez,  y  ellos  dicen  que  no  es  esa  casa. Cierto  es  ,  que  hubo  un  colegio,  de  las  Hermanas Manoli y Antonia Gil. Anterior  a  ellas  puede  que  hubiera  otro.  Lo  que  ellos  dicen,  es  que  en  la  foto  del  patio, se  ve  a  la  izquierda ,  una  cabeza  de  viga,  que  eso  nunca  lo  han  visto,  y que  no  coincide  la  puerta  de  la  dcha, era  una  puerta  de cristales  y  la  parta baja de  madera.  No  había  reja.  Tampoco  coincide  la  galería,  pues  solo  es  de  barrotes  la  de  la  azotea. ¿ Podria  ser,  la  casa  de  la  Argentina?

  2. Francisco Bollullo Estepa

    AÑADO ALGO MAS AL COMENTARIO SOBRE LUIS SANCHEZ PEREZ Y SU ENTORNO DE TRABAJO

    En la plantilla de la Junta de Obras del Puerto, había otro funcionario que he olvidado reseñar; pero que entiendo por su singularidad merece la pena mencionar.

    Me refiero a Rafael Tejera Ruiz de Mier, no recuerdo dentro del organigrama de la Junta de Obras del Puerto cual era su cometido, lo cierto que era un solterón empedernido que vivió con su madre y fué novio de Lourdes del Cuvillo y Sancho durante toda su vida.

    Ambos se le veían paseando algunas tardes y solían ir juntos a misa. Rafael tenía un retentiva impresionante, pues estabas de conversación él y le decías, bueno Rafael te dejo, porque voy a la peluquería a cortarme el pelo, y te contestaba, hombre si fuistes el 28 del mes pasado, oye y era verdad, que habilidad.

    Tenía en una libreta escrupulosamente anotado todos los números premiados de la Once desde que se fundó, frecuentaba diariamente y allí se veía con tío mio en la taberna que había en la esquina de las calles Federico Rubio y Santa Lucía, que además era almacén de ultramarinos y estanco propiedad de Martin Peris Felices, hoy de su hijo Vicente Peris Tey, con el cual me honra una amistad de más de 55 años.

  3. Francisco Bollullo Estepa

    COMENTARIO A LUIS SANCHEZ PEREZ Y SU ENTORNO DE TRABAJO

    A Luis le conocí en la Junta de Obras del Puerto. La plantilla del personal de oficina, salvo algún error la formaban las siguientes personas:

    Director.-José Antonio Español Caparrós
    Ayudante de Obras Públicas.-José Luis Ruiz Rodríguez
    Delineante.-Manuel Roldán Palenzuela
    José Luis López Franco
    Julio Merello
    Juan Cárave Beato
    Luis Sánchez Pérez
    Luis Peral García
    Ignacio Paullada Verges
    Angeles Lara
    José Albert Gálvez
    Rafael Escudero Eraso (conductor)
    Joaquín Calero Muñoz

    A Luis todos los que teníamos algún problema con cualquier aparato eléctrico, le preguntábamos la forma de solucionarlo, él se frotaba las manos con durante unos segundos con rapidez y los ojos cerrados y a continuación te daba la solución.

    Sé estas cosas, porque durante años frecuentaba, estas oficinas por motivo de trabajo asiduamente.

    Guardo un grato recuerdo de él y su familia.

  4. Jesús María Serrano

    Pues claro que las tenemos: exactamente cuatro cajas completas, (cristales valiosísimos, celuloides y fotografías, amén de una cámara excepcional de Quico padre), que me fueron donadas por mi suegro Luis Sánchez y que a su vez doné a la ciudad. En aquella donación ya decía, que mi pretensión no era otra que se sumaran a ella el resto de las cajas hasta 40 que sabemos existían. Lamentablemente, comprueblo con tristeza que ni el ayuntamiento, ni Patrimonio han cumplido su compromiso de dedicar una sala a Quico padre e hijo en el Hospitalito como quedó claro, ni tampoco el resto de las cajas se han incorporado. Veo con gran pesar como la fotos de estos creadores aparecen como: Colección de Fulano y de Mengano: así se no recupera la historia.

    Y lo que es peor, pululan por ahí pseudoaficionados, mostrando fotos históricas de la donación y ganándose aplausos sin siquiera tener la delicadeza de nombrar a sus autores: ¡Vivir para ver!

    Jesús María Serrano

    REDACCION ha escrito: Lo que comenta Jesús es bien cierto. No se incluye el nombre del autor de la fotografía si esta no es facilitada por el propietario de la misma o de la propia colección. En descargo de quienes comparten sus fotos con todos y la ceden a Gente del Puerto para su visionado público a través de esta página, hay que decir que puede que ni los propios poseedores de dichas colecciones sepan la autoría de las mismas, bien porque no vayan firmadas, bien porque las hayan obtenidos sin más datos. En Gente del Puerto tenemos por norma poner el autor -cuando nos es facilitada esa información- y la pertenencia al coleccionista que la cede.

  5. morgan

    Días pasados hice mención a la persona del recordado y excelente médico Jaime San Narciso, cuya labor y la de otros compañeros, entre ellos, Luis Rincón, favorecieron a cientos de trabajadores allá por la década de los años 60 y 70. Al mismo tiempo Jaime San Narciso, ofrecía gratuitamente sus servicios médicos a familias necesitadas en su domicilio de la calle Alquiladores.

    Digo todo esto porque a Luis Sánchez Pérez, hijo de Quico Sánchez y padre de mi compañero en el añorado Instituto Laboral, José Luis Sánchez Pacheco, al estar muy unido a un sector muy desfavorecido, como es el pesquero, no solo contribuyó profesionalmente como empleado de la antigua Junta Obras del Puerto, sino que además tampoco cobraba a los pescadores mas necesitados las instalaciones de antenas y arreglos de las televisiones.

    Cabe destacar que muchos armadores y patrones de barcos se nuestra flota pesquera por aquellos años de la década de los 60 y principios de la de los 70, una de las más importante del litoral español, recurrieron en multitud de ocasiones en días festivos a la experiencia de Luis con el fin de que le solucionara la avería de la radio, haciendo posible que estos barcos pusieran rumbo a la mar, cobrando por ello insignificantes cantidades y, a veces, ni aún eso. Pues él, conocedor de la importancia de una emisora de radio en alta mar como medio de salvamento, no dudaba un instante en acercase al muelle de esta banda y atender la petición de la marinería. Gracias a su labor en las soluciones de las averías de radio infinidad de familias marineras, como fue mi caso, pudimos saber de los nuestros cuando se encontraban en alta mar a través de la Radio Costera. Entonces las arribadas a puerto se producían cada dos meses en la mayoría de los casos. Eran los tiempos de los caladeros en el sur de Marrueco y en el antiguo Sáhara Español.

    Su sencillez y honestidad impregnaban los hogares que visitaba haciendo muy familiar su presencia.

Deja un comentario