241. REUNIÓN DENTRO DEL CLUB TAURINO.

clubtaurino_interior_puertosantamaria

El 25 de noviembre de 1969, en el desaparecido Club Taurino del Parque Calderón, contemplamos una instantánea del fotógrafo Rafa. En la presidencia del acto, sentados, de izquierda a derecha: el Dr. Venancio González, del que solo vemos la mitad de la cara; Luis Prieto, regente del Club Taurino; Juan Melgarejo Osborne, alcalde; Enrique Barrilaro, empresario taurino y Cayetano Román, Ayudante Militar de Marina. Entre el público se puede ver a la izquierda de la fotografía a Juman el fotógrafo; Antonio Márquez, dedicado a la compra-venta y alquiler de viviendas, conocido como Corredor por aquel entonces; Juanito Martín Vélez, secretario particular de la Alcaldía; Francisco Bernal Peregil, mozo de espadas del torero porteño,  ‘Galloso’, conocido por 'Paco Ragel';  Manuel García de Quirós Domínguez, el guardia Quirós y gran aficionado taurino. En el centro de la fotografía,  a la derecha de Juan Martín Vélez, Salvador Ortega,  policía de la secreta conocido por ‘El Patilla’, fue uno de los policías que en 1971 acompañaron al Arropiero en sus viajes por toda España para reconstruir los asesinatos… A la derecha de la fotografía, José Barrero, padre de Juan Barrero el carnicero; Muñoz el peluquero de la calle Cielo próxima a Ganado; Hugo Rodríguez Cortés, el fundador de la Peña ‘El Troncho’; Jiménez Lerdo de Tejada, conocido hermano de la Veracruz, propietario de Repuestos Dyja, que estuvo donde hoy se encuentra el Mesón del Asador en la calle Misericordia; Francisco Rodríguez Gordillo, ‘el Largo’ estibador de pescados en la Lonja del muelle pesquero y cuñado de Francisco García Gil, nieto del ‘Sabonés’; Juan José Lara Barea, hijo del pintor de la luz, fallecido prematuramente y Antonio Sánchez Cortés, sibarita y muy conocido por todos los porteños, hermano de Manolo, el de UGT, entre otros...

parquecalderon02_puertosantamaria1

"Existen en Gente del Puerto, nótulas relacionadas con los personajes que aparecen en la fotografía: Quirós el Guardia, Salvador Ortega, el policía de la secreta, tambien conocido con el ‘patilla’ por su vinculación con 'el Arropiero', el vagamundo dela muerte; Hugo Rodríguez Cortés, con la Peña ‘El Troncho’; Antonio Sánchez Cortes, con su hermano Manuel, de la UGT, y también sobre el Club Taurino. Al fondo hay un cartel dedicado a la Festividad de la Patrona de la ciudad, la Virgen de los Milagros, y apreciando que se celebraba una velada en el Paseo de la Victoria. Sin embargo, lo más llamativo, la Cucaña Marítima, por lo que deducimos que ese cartel es de 1948 y que se celebró en el Guadalete a la altura del Bar ‘El Chino’. La Cucaña Marítima volvería de nuevo a celebrase durante los años  1984 y 1985 en el río Guadalete frente al desaparecido Bar Restaurante Guadalete, donde hoy se encuentra el Pub Berebere. En estos dos eventos, con una margen derecha a rebosar, formaron parte del jurado  Basilio Rogado, y Juan Manuel Pedreño Cueto, periodistas de la SER en Madrid y Cádiz respectivamente y Lourdes Zuriaga de TVE..." Antonio Carbonell López.

luisprieto_puertosantamaria"Luis Prieto era  una persona entrañable. Buenísima persona y "restaurador". Tuvo el Restaurante de la rotonda de La Puntilla, Antigua de Cabo y Casa Luis, en El Puerto; "El Pájaro" en Chiclana, y el "Rincon Taurino" en la plaza del Pan, en Sevilla. Reunió una magnífica colección de carteles taurinos de El Puerto y una infinidad de objetos relativos a los toros.: trajes de luces, cabezas de toros famosos, etc. A su iniciativa, a la de Manolo Almagro y a la de Fernando Pasaje, concesionario del Kiosko de cristales de el Parque, se debe la creación del Club Taurino Portuense. ¿Dónde estarán hoy todas las cosas de Luis Prieto? Urge, antes de que sea tarde, la creación de un museo taurino, en los bodegones de la Plaza de toros. Hoy se inaugura uno en las Bodega El Cortijo un museo dedicado al diestro José Luis Galloso, pero el Ayuntamiento debe ir adquriendo colecciones antiguas de carteles y otros recuerdos taurinos de El Puerto, antes de que se dispersen y y se pierdan". Luis Suárez Ávila.

4 comentarios en “241. REUNIÓN DENTRO DEL CLUB TAURINO.

  1. Francisco Bollullo Estepa

    Esta fotografía pertenece al día de la inauguración del Club Taurino del
    cual yo fuí socio, la persona que está detrás del ayudante de marina, era
    Joselete, gran aficionado a los toros, dibujaba y modelaba el barro con
    gran soltura.
    Conservo algunas litografías de La Lidia del dibujante Perea que Luis
    Prieto me regaló dedicadas.
    En aquella época frecuentábamos el Club entre otras personas Antonio Márquez Neto (propietario de la Catedral del Vino "La Colmena"), ´Joaquín Piserra (Jefe de Relaciones Públicas de Caballero), Luis y Juan
    Gallardo Poullet (ambos empleados del Banco Hispano Americano), José
    Pinto Fuentes, José Cuevas (Abuja), Antonio Cuevas (El Mosco) , José
    Dandy empleado de Bodegas Caballero y Pascual empleado de Osborne
    que antes estuvo en el refino de Maraver. Debo tener alguna fotografía, a
    ver si la encuentro y la mando.

  2. Puertomenesteo

    No veo que hayas puesto a Vicente González Rivera, conocido carnicero de la época e hijo de González Villegas (creo Francisco) muy aficionado a los toros en los años 1940/50. De pequeño recuerdo que me daba "pánico" entrar en su casa pues en el patio, que por cierto era bastante oscuro, tenía colgadas unas cabezas de toros. Vicente es el que está a la izquierda de Salvador. Manuel García de Quirós te puede decir el nombre correcto de su padre.

  3. L.S.A.

    Esta ciudad, que presume de Historia, Congresos y Turismo, tiene museos de "medio ganchete", pero no hay campaña electoral en que este de aquí y el otro de allí, no haya prometido un museo de tal o cual cosa. La verdad que el único que medio cumplió fue Antonio Muñoz Cuenca en cuyo mandato, como Concejal de Cultura del P.S.A. logró para El Puerto un Museo, pero solamente eso. En la Casa del Marqués de la Candia se pusieron los cimientos de un Museo con cuatro y medio materiales arqueológicos, que yo, en mi mandato como Concejal de idem, pude ir ampliando con donaciones de particulares que tenían alguna pequeña colección antigua o con ánforas y ajuares que yo, de mi bolsillo, iba comprando a mariscadores y chamarileros. En pintura se recurrió a donaciones. Total que hay un Museo de tres al cuarto, y desde que Juan Gómez Fernández y Enrique Moresco García fueron Concejales de Cultura se comenzaron las obras del Hospitalito para destinar todo el edificio a Museo, pero, la verdad es que sólo hay una sala-sucursal y nada más. Los materiales de Doña Blanca se fueron al Museo de Cádiz.

    Millán Alegre prometió nada más comenzar su mandato, un Museo de Cargadores a Indias, en el Palacio de Aranibar, pero la cosa es que se habla que ese Palacio se va a dedicar a dependencias municipales. En la hoy Bodega de San José, Javier Maldonado y su equipo de Patrimonio, en los 80, organizaron una magnífica Exposición del Vino, que bien tuvo el porte de un gran museo. En cada campaña se habla de un Museo Taurino, en los bodegones de la Real Plaza de Toros y nada de eso se ha hecho. Las colecciones de carteles y objetos taurinos valiosísimas de Luis Prieto y de Manolo Almagro, desconozco dónde estén. Las de Antonio Ruiz Alcón y de su yerno, algún día las veremos aventadas por esos mundos de Dios. Existen colecciones muy importantes en las bodegas de Osborne y de Caballero. En 1959, en el entonces Instituto Laboral, se organizó la Exposición Taurina con motivo de las Bodas de Diamante de la Plaza de Toros, que causó pasmo y orgullo a el Puerto. Ayer mismo se ha inaugurado un Museo dedicado a la vida y obra de José Luis Galloso, con la iniciativa de su Peña y la colaboración inestimable de Paco Custodio, dueño de las bodegas "El Cortijo" y del Restaurante "Los Portales". Pero, por lo demás, todo se va en palabrerías y en disparar salvas al Rey y no hacer nada positivo y terminado, digno de ser mostrado sin sonrojarnos. ¡A ver si nos despabilamos de una puñetera vez!
    Luis SUÁREZ ÁVILA

  4. Lector Empedernido

    No sé si a ustedes les gustan los puentes viejos y antiguos, a mí me gustan más que los nuevos, me ocurre como a Arturo Pérez Reverte. Tal vez porque a su forma se añade la impronta de los años, la historia conocida o la que uno se haya podido imaginar y también, a veces, porque he pensado en más de una ocasión en la maravillosa película de Clint Eastwood y mejor novela de Robert James Waller. Porque con independencia del magnifico guión, son los lugares los que me vienen al recuerdo. A través de ellos nos sensibilizamos por lo de ayer. Por aquella u otra aventura que algunos llamamos Itacas.

    Sin embargo, es el lugar nuestro punto de partida. Porque, reparareis conmigo, que cuando aludimos en una conversación a ciertos momentos de nuestras vidas, que merecen ser recordadas, mencionamos el sitio e incluso omitimos las fechas ya que dudamos de la precisión de la misma. Para a continuación narrar la historia.

    Soy de los convencidos de que los Puentes de Madison, su autor, más allá de su imaginación para completar tan extraordinaria belleza romántica, también le tuvo que gustar más los puentes viejos. Porque en mi caso, aun recuerdo cuando nos lanzábamos desde el puente de hierro a partir de los dieciséis de julio y antes de los ocho de septiembre porque nosotros, también niños de aquella época, disfrutábamos de lo lindo. Han pasado años, pero siempre me acordaré de aquellos momentos y de sus bellas historias de ensueño juvenil en el Parque Calderón.

    Y digo todo esto porque delante del Kiosko Pasage, el del Club Taurino se encontraba la Fuente de la Canastilla o de la Ranita y si eran malas las condiciones metereológicas, viento de Poniente o de Levante, dependiendo de las mareas, en bastantes ocasiones, nos mojábamos un poco la cara y la cabeza con el agua de la Fuente y fingíamos cuando llegaban nuestras amigas para que creyeran que a pesar de las condiciones del tiempo reinante nos arrojábamos al río. Ellas, acostumbradas a vernos como nos tirábamos, daban por bueno nuestra mentira piadosa.

    Hoy, cuando mi hijo me ha peguntado el porqué no esta el Kiosko ni la Fuente le he referido que tampoco tenemos la parte trasera de la Casa de las Cadenas, el estribo del Puente de San Alejandro, y, lo más grave, desdibujado el pueblo más bonito de España, el Pueblo de Pedro Muñoz Seca y también de Rafael Alberti debido a una deforestación a ultranza que han realizado en los últimos veinte años los servidores públicos. Realmente lamentable, me ha respondido…

Deja un comentario