442. DON JUAN GAVALA Y LABORDE. Ingeniero de Minas.

juangavalalaborde_puertosantamariaNo es fácil contar parte de la vida de una de las personas más ilustres, de todos los que están relacionados con nuestra ciudad. Una persona que no nació en ella, pero toda su vida estuvo vinculada a la misma. El Excelentísimo Señor D. Juan Gavala y Laborde, nació en Lebrija, Sevilla el 6 de julio de 1.885. Siendo aun muy joven se traslada con su familia a El Puerto de Santa María.

Durante varios años realiza sus estudios en el Colegio San Luis Gonzaga, recibió la ayuda del profesor Reverendo Padre Francisco Torres, quien no solo le enseña Griego y Latín, además, le dió el entusiasmo y aliento que a veces necesitó. Se Doctoró como Ingeniero de Minas, y pronto comenzó su larga investigación geológica, realizada por todo el territorio nacional, y principalmente desarrollada en la provincia de Cádiz. Al mismo tiempo, publicaba los resultados de sus estudios.

CALLE DE LA NARANJA Y PLAZA DE JUAN GAVALA.

Del primero que tenemos noticia data del año 1917, año en el cual soluciona graves desperfectos de la conducción de aguas del Tempul, y es declarado hijo adoptivo de Jerez de la Frontera, y a una calle (Naranja) se le llamará con su nombre hasta el año 1979, cuando de nuevo se le llamara Naranja. Actualmente grupos socioculturales de Jerez, piden de nuevo que la calle se llame de Juan Gavala y Laborde.

plaza_juangavala_puertosantamaria

En nuestra ciudad una pequeña, pero singular plaza lleva su nombre, esta situada en pleno centro histórico de la ciudad, junto a la Iglesia Mayor Prioral, y de donde parte una de las calles más carismáticas del centro, Luna.

familiaruizgolluri_puertosantamaria

Foto familiar realizada en las primeras décadas del pasado siglo en los jardines de la Casa-Quinta de la Familia Ruiz López (actual Hotel Duques de Medinaceli). De pie, de izquierda a derecha, Tula Ruiz Golluri, María Ruiz Golluri, Joaquín Ruiz López, Joaquín Ruiz Golluri y Ana Ruiz Golluri. Sentados, de izquierda a derecha: María Jesús Ruiz Golluri, Emilia Morante Seytre, María Febrés Morante y Eduardo Ruiz Golluri. (Foto e identificación de Antonio Gutiérrez Ruiz, de su trabajo inédito ‘La Quinta de los Ruiz’). Más información en la nótula núm. 377 de Adriano García-Loygorri y Ruiz Golluri.

LA FAMILIA

Se casó D. Juan, en primeras nupcias, con Doña Ana Ruiz Golluri, nacida en nuestra ciudad en el seno de una familia ampliamente conocida, según creemos tuvo tres hijos. Queda viudo, y se casa en segundas nupcias con Doña Concepción Díaz. En su casa, al principio de la calle Cielos, donde los ventanales daban a la Plaza de los Jazmines, poseía una abundante biblioteca, así como una importantísima colección malacológica, con miles de ejemplares de todo el mundo, y con prácticamente todas las especies de la Bahía Gaditana, recogidas o adquiridas por él. Hoy por desgracia, esta colección se halla fuera de nuestra ciudad, adquirida por la Junta de Andalucía.

gavala_03_puertosantamariaPUBLICACIONES

Entre sus publicaciones destacamos las siguientes: Regiones petrolíferas de Andalucía, 1917. Descripción geográfica y geológica de la Serranía de Grazalema, 1918. Manchas Terciarias que rodean la Bahía de Cádiz-Mancha costera Pliocena del Puerto de Santa María, 1919. Mapa geológico de la provincia de Cádiz, 1924. Mapa geográfico de la provincia de Cádiz. Cádiz y su Bahía en el transcurso de los tiempos geológicos, 1927. Los filones argentíferos de Hiendelaencina, 1944. Memoria explicativa de la hoja numero 1.061-Cádiz, 1958. La geología de la costa y Bahía de Cádiz y el poema "Ora Marítima" de Rufo Festo Avieno 1959. El anclaje de las masas continentales. Discurso de ingreso. Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Madrid 1960. La geología, la gran impulsora del progreso. Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Madrid, 1968. Origen de las islas gaditanas. Instituto de Estudios Gaditanos. Cádiz,

pza_j_gavalaNo cabe duda que todos los trabajos causaron impacto entre los investigadores, pero entre estos destacaremos dos, la Hoja 1061, La geología de la costa y Bahía de Cádiz y el poema "Oda Marítima" de Avieno reeditado recientemente por la Diputación de Cádiz y ya agotado (por cierto que el original que se utilizó para realizar el facsímil es propiedad de Luis Suárez Ávila). El primero, porque hasta los últimos planos realizados por satélite, no ha sido mejorado, aunque aun es referencia obligada. El segundo es una obra de obligada lectura, no solo para la información geológica, sino también para la interpretación de la costa española en la antigüedad. La cartografía que acompaña este libro, reconstruye el área costera, especialmente de la Bahía de Cadiz y las marismas del Guadalquivir, en épocas antiguas, con una efectividad realmente asombrosa, como así han demostrado los trabajos dirigidos por las Universidades de Bremen y Sevilla, muy recientemente. (En la imagen, acuarela de Vicente Vega de la Plaza de Juan Gavala, en una vista desde la calle Vicario.).

NOMBRAMIENTOS Y DISTINCIONES.

grancruz_alfonsoX_puertosantamariaEntre otros nombramientos, es requerido para el cargo de Director del Instituto Geológico y Minero de España durante los años 1954-55 así como Director General de Minas. Fue Director General de la Empresa Nacional ADARO, en Madrid, dedicada a la investigación y nuevas tecnologías de la época, donde procuraría empleo a muchos portuenses. Era miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, y del Instituto de Estudios Gaditanos. También fue condecorado en varias ocasiones: Caballero de la Real Orden de Carlos III, Gran Cruz de las Órdenes del Mérito Agrícola, Mérito Civil, Alfonso X El Sabio, y Cardenal Cisneros.

Nos encontramos ante un gran hombre que merece todo nuestro reconocimiento, con méritos realmente extraordinarios, y una profesionalidad claramente expuesta en sus trabajos. Falleció el 8 de diciembre del año 1977 en El Puerto de Santa María. Hoy contamos en el edificio de Cultura, San Luis, donde estudio algunos años, con un retrato en la galería de portuenses-porteños ilustres, en la imagen inferior. (Textos: Juan José López Amador).

juangavalaylaborde_03_puertosantamaria

ADDENDA

Addenda a la revisión del Poema de Avieno 'Ora Marítima' en la que Juan Gavala revisa la última edición de su obra, reeditada por la Diputación y de nuevo agotado: "El estudio que precede del poema «Ora Maritima» de Rufo Festo Avieno se imprimió en el verano de 1957 mientras preparaba el texto y las láminas de la Memoria geológica de la Hoja de Cádiz, trabajo que por circunstancias especiales hube de interrumpir entonces y no pude reanudar hasta el pasado otoño. En los dos años y medio transcurridos desde la impresión de «Ora Maritima» he dedicado muchos ratos, a recordar y repasar los relatos de Avieno, con el afán de lograr localizaciones exactas de los parajes que menciona, y para ello he aquilatado la traducción de frases de sentido no muy claro del texto latino, y que se prestan a torcidas interpreta- ciones si no se da a las palabras el significado justo y el valor exacto con que el autor las empleó. Ese continuo dar vueltas al asunto me ha hecho ver que algunas localizaciones, que por rutina venían considerándolas incuestionables los comentaristas de Avieno, no tienen realmente justificación, y es preciso, en consecuencia, modificar ideas y conceptos, que a su vez influyen en la interpretación de otros pasajes del poema." Para ver el texto completo, pulsar.

2 comentarios en “442. DON JUAN GAVALA Y LABORDE. Ingeniero de Minas.

  1. JBautista

    Pues ya no están ni el busto ni la placa en esa plaza cercana a la iglesia Mayor Prioral... Que ha pasado?

  2. Luis Suárez Ávila

    Esto escribí hace muchos años, en mi habitual columna del Diario de Cádiz:

    DON JUAN GAVALA
    Rafael Alberti a su casa de El Puerto le puso por nombre "Ora marítima", que es el título de su poemario más entrañablemente enraizado con la Bahía. No es un contrafactum del de Avieno, pero, aunque el nombre lo toma de prestado, sus versos son de una frescura, de un ritmo y de una novedad pasmosa, encastrados, casi botánicamente, en el Mar gaditano.
    El caso es que, al hilo de lo que digo, me viene a la memoria que "Ora marítima" de Rufo Festo Avieno (Siglo IV d. C.), el poema latino, fue editado, fijado y corregido su texto, traducido y comentado por Don Juan Gavala Laborde, (Lebrija 1885-El Puerto 1978), hijo adoptivo y predilecto y vecino de esta Ciudad de El Puerto de Santa María. No voy a hacer recuento de sus méritos, que fueron muchos y notables. Tan sólo anticiparé que su cabeza privilegiada estuvo siempre ocupada por el saber y descolló en todo lo que tocó. Yo lo traté, avanzada su edad, pero con claro juicio. Era un pozo de sabiduría y un hombre del Renacimiento.
    Su "Geología de la Costa y Bahía de Cádiz y el poema Ora marítima, de Avieno" vio la luz en 1959 publicada por el Instituto Geológico y Minero de España. Y llevaba muchísimos años agotada. Es una obra imprescindible para conocer la costa de Cádiz en la antigüedad y, desde luego, de mesita de noche para cualquier arqueólogo que tenga interés en esta zona.
    Toma como punto de partida la copia de Pisano, impresa en Venecia en el año 1488, porque es la copia del único manuscrito que se ha podido encontrar de esa obra. Pero lo corrige, hace nuevas lecciones, saca conclusiones novedosas, fija el texto, lo traduce con precisión y acierto y lo comenta escrupulosa y atentamente. Además publica la hoja geológica de este territorio y de su mano levanta los mapas el itinerario de "Ora marítima", de los lugares mencionados por Avieno; de la Isla Cartare, con los esteros del Guadalquivir y del Guadalete.
    La Diputación Provincial de Cádiz, hace años, resolvió publicar esta obra en facsímil y yo presté mi ejemplar que me fue devuelto maltrecho, desencuadernado, cortadas sus hojas con un cúter y, todo en aras de hacer el facsimilar, lo más similar posible al original. Lo doy por bien empleado, porque, con ese sacrificio se ha contribuido a divulgar una parte de la obra de este verdadero maestro.
    Se creerá que Don Juan Gavala fue un filólogo, un geógrafo, un historiador de la antigüedad, cuando nos dejó una obra tan pulida y bien engendrada, rayana en la poesía. Pues no. Don Juan, era Ingeniero de Minas y, además, todo lo demás de afición y de benemérito ejercicio de un amateurismo verdaderamente impagable.
    Para colmo, Don Juan se educó en el Colegio de San Luis Gonzaga, el Colegio de El Puerto, el Colegio de los poetas, de Juan Ramón, de Alberti, de Villalón, de Muñoz Seca, de Rafael de León y del traductor-poeta Juan Gavala, Ingeniero de Minas.
    Luis Suárez Avila

Deja un comentario