664. RAMÓN J. BAYO VALDÉS. El museo de la buena gente.

ramonbayovaldes_puertosantamariaRamón J. Bayo Valdés nos dejaba en su domicilio de la calle San Francisco, en la madrugada del martes 24 de julio de 2007. Casi nonanegario desaparecía con él una parte de memoria de los vinos de El Puerto. Tras el desinterés municipal por recibir gratuitamente la colección de botellas, botellines, etiquetas y otros objetos relacionados con el vino de nuestra tierra, la familia donaba su legado, apenas dos años después, a un particular gaditano que lo tiene expuesto la capital, mientras otra parte de su colección es actualmente subastada en internet.  (Foto: Fito Carreto).

Ramón Bayo Baldés fue responsable,  desde 1940 hasta su jubilación, de los archivos de Bodegas Osborne. Empezó a coleccionar botellines de vinos y licores españoles a partir de 1947, una colección que no tenía parangón en el mundo entero. Además estaban representados con sus vinos o destilados, casi todos los paises del mundo, en aquella colección privada.

finoducal_curroromero_puertosantamariaAdemás inició una colección de autógrafos de toreros, con la particularidad de estar realizados sobre etiquetas de un desaparecido vino de Osborne: Fino Ducal. Cerca de 5000 etiquetas de Ducal componían esta colección de autógrafos, con las firmas de la mayoría de toreros, novilleros y rejoneadores contemporáneos de Ramón, mucho de ellos ya desaparecidos. (En la imagen de la izquierda, etiqueta firmada por Curro Romero).

Además Bayo complementó la colección incorporando a su colección de etiquetas autografiadas, a todo tipo de personalidades y autoridades en cualquier materia, del mundo entero, que respondían a su demanda. Príncipes, reyes, Jefes de Estado y Gobierno, ministros y embajadores, cardenales y obispo (Rafael Bellido, primer Obispo de Jerez se negó siempre a plasmarle a Ramón su firma en una etiqueta de fino), Premios Nobel, astronautas, escritores, músicos, artistas de cine, pintores, campeones olímpicos, reinas de belleza, futbolistas, hasta un secuestrado por ETA, el industrial José Luis Arrasate, recién liberado tras 36 días de secuestro en 1976, estuvo en su museo donde plasmó su firma en una etiqueta de Fino Ducal. Resultaba curioso como recibía cartas desde el extranjero son más señas que «Ramón Bayo. España». Ya era conocido en Correos...

ramonbayo_1972_puertosantamaria

Ramón Bayo, en su casa, en una instantánea tomada en 1972. (Foto: Osborne).

Personajes célebres como el General Perón, el primer médico que hizo una operación de corazón Dr. Barnard, el canciller Erhard, Maurice Chevalier, los astronautas Borman, Lowel, Aldrin y Collins, Arthur Rubisntein, Urho Kekkonen, Eddy Merckx, Paul Samuelson, están entre la colección. Y los toreros Rafael Ortega, Antonio Bienvenida, Curro Romero, El Litri, El Cordobés padre, Marcial Lalanda, Domingo Ortega, Luis Miguel Dominguín, Pepe Luis Vázquez, Diego Puerta, Pierre Pouly, José Luis Galloso, Antonio Ordóñez, Paco Camino, Manolo Vázquez, Rodolfo Gaona, …

ramonbayo_osborne_puertosantamariaLa tradición taurina porteña hizo que Ramón poseyera en su museo de la calle San Francisco, en su casa que siempre tenía abierta a todos los que se acercaban a saludarlo, o visitantes VIP procedentes de Osborne, una colección de recuerdos, carteles, trofeos, banderillas, rejones, muletas, entradas y otros objetos relacionados con la fiesta, muchos de ellos pertenecientes a célebres toreros. (En la imagen de la izquierda, Ramón Bayo posa ante una bota firmada por él, con la leyenda de 'Museo Ramón J. Bayo').

Una colección sobre la Guerra Civil y otra de objetos etnográficos, así como material diverso (recuerdo que, a los pocos días de la explosión frente a las costas de Bretaña del petrolero ‘Amoco Cádiz’ tenía en su poder las cartas de navegación del buque) completaban la colección en una casa atestada, donde familia y colecciones, convivieron hasta la desaparición del admirado portuense.

Ramón Bayo estuvo casado con Maruja de Miguel, con quien tuvo seis hijos. Fue hermano fundador y hermano mayor honorario de la Hermandad del Cristo de la Flagelación, hermandad radicada en la Parroquia de San Joaquín, en la que pasó por todos los cargos de su junta de gobierno: hermano mayor, mayordomo, secretario, tesorero y vocal. El año 2000 se le hizo entrega de la insignia de oro de la Hermandad y en el 2003 del nombramiento de Hermano Mayor de Honor. En multitud de ocasiones colaboró con instituciones y personas, tanto municipales como de cualquier índole. Ramón era una buena persona.

museoramonbayo_puertosantamaria

"Un curioso museo en el que tienen cabida toda clase de objetos relacionados con El Puerto. Cada rincón es un juego de luces y sombras proyectadas al azar por las estructuras arquitectónicas, regias y nobles, que se convierten en una experiencia intimista y llena de color". Revista Joy Sherry. Año 1988. (Foto: Carlos Paz).

cognac_hijosdeybarra_museobayoEL MUSEO SE FUE DE EL PUERTO.
En el Pleno del 12 septiembre de 2003, quedaba sobre la mesa la propuesta del grupo municipal del Partido Popular, entonces en la oposición, interesando se creara el Museo Ramón Bayo en la que se instaba al Area de Cultura a la catalogación y valoración de sus colecciones. Sin éxito.

Más adelante, en el programa electoral para las elecciones de 2007 el PP llevaba en su programa electoral la ubicación de los fondos de la colección de Ramón Bayo en alguno de los bodegones de la plaza de Toros, mientras que el Partido Andalucista, también con responsabilidad de gobierno en la actualidad, proponía directamente la creación de un museo Ramón Bayo.

ramonbayo_colosia_puertosantamaria

El 29 de noviembre de 2003, Ramón Bayo era homenajeado en las Bodegas Colosía por la Tertulia Sangre y Trabajadero. Durante el homenaje, Bayo dejó estampada su firma en una bota de vino. El coleccionista, en la imagen flanqueado a su derecha por Javier Tosar y a su derecha por Juan Carlos Gutiérrez Colosía.

La familia no podía atender adecuadamente el legado de Ramón y su hijo Juan Miguel Bayo de Miguel, al poco de fallecer su padre le escribía a la primera autoridad local, trasladándole "mi mayor disposición para convenir,  junto con mi familia, con ese Ayuntamiento si lo cree oportuno en el camino de conseguir que este legado quede para y en la ciudad de El Puerto". No tuvo eco aquella misiva y ninguno de los grupos políticos, durante sus responsabilidades de gobierno prestó atención a las colecciones de Bayo --al mas puro estilo del desinterés porteño-- por lo que fueron donadas en enero de 2008 --desinteresadamente-- por la familia a un  particular gaditano que las tiene expuestas en una exposición permanente.

vinosytoros_cadizMUSEO TAURINO Y DEL VINO.
A principios de febrero de 2009, se inauguraba a iniciativa de Guillermo Pascual, el Museo Popular del Vino y el Toro, dedicado a los coleccionistas que lo hicieron posible, el porteño Ramón Bayo Valdés y Emilio Rosales y José Mariano Gómez., donde más de 1000 botellines antiguos de vinos de la zona, así como venencias antiguas, soportes publicitarios vintage, botellas de vino dedicadas a los Reyes de España o a Franco, estampaciones publicitarias de bodegas, piedra litográfica o etiquetas de vinos, forman parte de la colección. Igualmente se pueden apreciar objetos del mundo del toro: trajes de torero, revistas, abanicos, mantones, libros del toreo, grabados, litografías, carteles de toros antiguos, y una infinidad de objetos que hacen las delicias del curioso. A la entrada del Museo, localizado en la calle Feduchi, un azulejo recuerda a los donantes de las colecciones, a quienes está dedicada esta exposición permanente (Foto de la izquierda). Cuesta la entrada cinco euros, con precios especiales para grupos, mayores y niños.

ESCRIBE PEPE MENDOZA.
«Decía Ortega que un historiador es un profeta al revés. Don Ramón Bayo Valdés, coleccionista de instantes, aficionado desde chico al recuerdo,  pasó los mejores años de su existencia inventariando enseres, recomponiendo, con paciencia y pulcritud de relojero, las esquirlas desprendidas de un pasado por el que  transitaba convencido de que nada de lo que fue digno un día debe desaparecer. A esa afán consagro el rumbo de las horas, en ese empeño trabajó con vocación de amanuense, sin importarle lo más mínimo que, también sobre su fotografía, un día el tiempo habría de ponerse amarillo.

bayo_y_caamano_puertosantamariaCuentan los que tuvieron la suerte de tratarle que, en su domicilio de la calle San Francisco, se hallaba el código genético de nuestro pasado más decente: fotos de un Puerto con las fachás  encalás, calles de chinos peluos,  etiquetas de botellas de vino que aún conservan el esplendor de una ciudad que vivía las vendimias como una epifanía. Aquella casa era un reverbero humilde que iluminaba, tenaz y orgulloso, la entrada en un porvenir por el que era imposible extraviarse. (En la imagen de la izquierda, Ramón Bayo junto al entonces eurodiputado Esteban Caamaño, en la Sala de Degustación de la Bodega de Mora).

¡Qué quietas están las cosas y qué bien se está con ellas!, escribió Juan Ramón Jiménez, como si conociera de toda la vida a nuestro paisano. Se fue Don Ramón soñando con recogerlas en un museo, aunque  ya intuía, con el pesimismo esperanzado de los sabios, que aquella promesa de ubicar sus colecciones en los bodegones de la Plaza de Toros era una argucia falaz para mercadear unos cuantos votos. "El día de mañana estas piezas se perderán para el Puerto", vaticinó poco antes de partir a explorar otros lugares.

La segunda muerte del señor Bayo, tuvo lugar, como saben, hace unos días. El legado de nuestro coleccionista más inquieto se irá, si nadie pone coto al despropósito, fuera de la ciudad, y será gestionado por manos privadas. Me debo estar quedando sordo, porque aún no he oído a la primera autoridad municipal responsabilizar al anterior equipo de gobierno, a la Junta de Andalucía y a Rodríguez Zapatero, de este desprecio intolerable.» (Diario de Cádiz. 2 de febrero de 2008).

6 comentarios en “664. RAMÓN J. BAYO VALDÉS. El museo de la buena gente.

  1. Manuel Sanchez Guelfo

    Querida familia, me he alegrado de encontrar esta pagina dedicada a mi primo Ramon Bayo, y que me ha ayudado a recordar los buenos momentos vividos con el, sobre todo esos maravillosos veranos porteños,aunque con el dolor de su ausencia, os envio un carilloso abrazo a la familia. De corazon, MANUEL SANCHEZ GUELFO. De esos politicos estupidos que no han valorado su legado,ni media palabra.

  2. adela garcia marchand

    hE ENTRDO AYER, 18 DE OCTUBRE DE 2015 EN TU CASA Y HE SENTIDO UNA PENA INMENSA. ! que vacio tan grande, ramon!. Que lástima al ver que todo lo que tu guardaste en tu museo, con idea de dejarselo a tu pueblo, haya ido a parar a manos extrañas, Siempre te recordaré Ramón, sentado en tu despacho, con tu gata blanca ( a la que yo llamaba "secretaria",) encima de la mesa, buscando información sobre cualquier tema y siempre dispuesto a ayudar- ! Hasta siempre " Portuense entrañable", estés donde estés- Un beso enorme para Maruja y para tí

  3. JOSE M. G. CORDERO

    TODAVIA RECUERDO CUANDO SIENDO NIÑO VISITE SU CASA Y SU MUSEO,ERA IMPRESIONANTE,UN TROCITO DE HISTORIA ,ADEMÁS SIEMPRE DISPUESTO A ENSEÑARTE MÁS Y HABLARTE DE LA HISTORIA DEL PUERTO UNA PERSONA ENTRAÑABLE,DONDE QUIRA QUE ESTE DESCANSE EN PAZ

  4. maria

    solo soy un ama de casa del puerto y personalmente no conocia a don ramon recuerdo verle en semanasanta y siempre me dio buena energia la energia que transmite unapersona umilde y sabia y quiero dejar mi comentario . don ramon nadie es profeta en su tierra usted mejor que nadie lo a podido comprobar pero tenga por seguro que su trabajo es mas que nada la forma de demostrar que de vez en cuando cae una estrella en la tierra y eso no lo aprecia todo el mundo solo saben apreciaarlo la gente que mira con el corazon y no con el bolsillo .yo espero de verdad ver tu museo enel puerto un abrazo de mi para ti en el cielo

  5. francisco lara velazquez

    YO TUVE LA SUERTE DE CRECER CON EL CONOCIENDO TODOS LOS (TESOROS) ASI LO LLAMABA EL A TODO AQUELLO QUE LE OFRECIAN PARA SU MUSEO PARTICULAR, A TODO LE BUSCABA SITIO EN SU CASA TODAVIA RECUERDO A LA BUENA DE MARUJA (SU ESPOSA) ECHANDOLE LA REGAÑINA "NO ME TRAIGAS MAS COSAS CHIQUILLO QUE NO CABEMOS EN CASA" ASI ERA, SU CASA ERA UN GRAN MUSEO DE RECUERDOS, TODO AQUEL QUE ENTRABA EN ESTE SE PASABA LAS HORAS Y HORAS ENCUCHANDOLE PORQUE DE ESO ERA INDISCUTIBLEMENTE EL NUMERO UNO SE ACORDABA DE TODO, Y TODA LA HISTORIA DEL OBJETO EN SI, Y SOBRE TODO LA HISTORIA DEL PUERTO, NO COMPRENDO COMO ESTE GRAN MUSEO DEL PUERTO, Y DIGO DEL PUERTO PUES EL GUARDABA TODAS LAS FOTOS REVISTAS Y EN DIFINITIVA TODO CUANTO FUERA RELACIONADO CON NUESTRA CIUDAD CON LA ILUCION DE QUE ALGUN DIA ESO FUERA EXPUESTO PARA LOS PORTUENSES, LA VERDAD SEA DICHA EN ESTE TEMA TENEMOS TODOS LOS PORTEÑOS QUE RESTAR A TODOS NUESTROS POLITICOS AL MENOS 10 PUNTOS PUES NINGUNO SUPO LUCHAR POR ESTE TEMA QUE EN DEFINITIVA ERA PARA TODOS, PERO BUENO COMO SIEMPRE PASA EN EL PUERTO DESPUES DE PASAR LAS COSAS NOS LAMENTAMOS, BUENO QUERIDO RAMON COMO SI ESTUVIERAS AQUI ENTRE NOSOTROS TUS " NIÑOS" DE LA COFRADIA SIEMPRE TE RECORDAREMOS Y SIEMPRE ESTARAS ENTRE NOSOTROS. UN ABRAZO. DESDE AQUI ABAJO.

  6. Agustín Novoa

    Una de las mejores personas que he conocido. Cualquiera que haya estado en su casa no puede comprender lo que ha pasado con sus colecciones.

Deja un comentario