733. GENTES DE LA PUNTILLA (III). Memorias de un sevillano en El Puerto (*)

playas_1967_puertosantamariaEl Cailla ya viene anunciando  con sus altavoces la corrida de esta tarde. El día antes en su emisora o en el Dato ha anunciado la alineación del Racing. Como hace Levante, en La Puntilla se oye el eco de su voz… (En la imagen, cartel promocional de las playas, del verano de 1967).

Agustín Peralta, Juanlu Perles el de Marbella. Fernandito Bootello, Rascón,  Jaimito Benjumeda, su hermano Ignacio; su primo Fernando, con el que yo me iba de cacería por septiembre a la tórtola, de furtivos, a las seis de la mañana en bicicleta, yo subido en el manillar,  que quiso ser atleta y jugaba al futbol como Nijinski, dando saltos y zancadas con estilo de 400 metros vallas que después se fue a a estudiar al Claret a Sevilla y después se nos perdió por instalaciones petrolíferas según. me dijeron; y su hermano Gorila; Antonio el practicante, el hombre que ha visto mas brazos y culos condenados, para eso estaba en El Penal como ATS; Juanlu el de la Granja: Isidoro y su hermano, que bacila era el Isidoro Nogués; ¡bueno y el que viene ahora es nada mas y menos que Fernandito Gago! y su hermano Benito, que alegraban las reuniones, como si fueran unos Fernando Arriba o Luis Ortiz en Marbella; y Antoñito Ortega que se quedaba prendado de cómo yo jugaba al futbol; y su hermano que no se si quería parecerse a Manolete, pero que llevaba todo el fijador en el tupé de su peinado.

velada_lavictoria_puertosantamaria

Velada de la Victoria.

Un día que en la Kermés o Kermesse --qué palabra mas antigua--, o la Gala del Veraneo que se celebró en la Victoria. Vicente González y yo, nos saltamos por la verja del parque y dos guardias nos estaban esperando en el interior, para sacarnos por la puerta principal de entrada agarrados del brazo y llevarnos a no se que dependencia y, cuando llevábamos un buen trecho andando por la calle Larga,  le insistimos que nos soltaran del brazo y aprovechando un descuido nos dimos a la fuga, corriendo por calles oscuras que daban al cementerio. Cuando comentábamos que nos escapamos de un guardia que decía llamarse ‘el Legionario’, las gentes no se lo creían. Por cierto en aquella fiesta nos acompañaba Manolo ‘el Lechero’, de Sevilla, que también se coló y no paraba de bailar y según nos comentaron no podía salir de la pista ya que había perdido una alpargata que llevaba de esparto y le daba apuros que lo vieran…

lapuntilla_aerea_22_puertosantamaria

Vista aérea de La Puntilla, sin carretera, ni polideportivo, ni camping...

Mañana de La Puntilla. Marea baja. Empiezan a agruparse gentes al comienzo de la playa, en las rocas. Sale una pelota rodando y empiezan a aparecer gentes: va a dar comienzo el partido, aunque nos internemos por la orilla y nos dejemos los dedos ensangrentados con los pelotes. Algunos de los nombrados con anterioridad mas Jacinto Cossi, los Casado, los Rivas, Pepe Benjumeda, leña al mono que es de goma, Joaquín Muñoz Vela, Santiago --que nos llegó de Canarias, para fichar por el Racing y por el Jerez Industrial--. Jaime, portero que estuvo a prueba en el Real Madrid. Mas la saga sevillana encabezada por Miguelito Rodríguez, que no sabía si era mejor baloncestista o mejor portero, ¡que le gustaba una palomita!; su hermano José María, mas baloncestista que jugador: Vicente, ‘el Canijo’, fino pelotero, admiración de la Puntilla, novio de Pili Guerra que junto con el que suscribe constituían el ala mas peligrosa de la banda derecha, la de arena fina.

lapuntilla____puertosantamaria

La Puntilla,desde el Castillito,  aun no estaba construido el espigón.

También entraban en el partido Manolín Guerra, ‘el Magulla’, futbolista que fue del Sevilla juvenil, subcampeón de la Copa del Generalísimo, junto con Miguelito que iba de portero suplente ya que el titular era Galocha. También jugó su hermano Julio,  mucho mas jugador que él, pero quiso ser piloto y encontró pronto la muerte y ‘el Picota’ se quedó solo, o sea Manolín; y se fue a Huelva a la Cope a o Ser para coger la parcela informativa de deportes y mas gentes del Puerto como Alfredo Bootello, si, Alfredo, estaba para darle un color especial, junto con los Corzo, Antonio Gil, ‘el Grúa’, etc…

Hubo un episodio simpatiquísimo. En cierta ocasión, cuando jugábamos un partido, --hay que señalar que entonces como hoy estaba prohibido jugar a la pelota en la playa-- aparecieron dos municipales y, rápidamente, nos metimos en el agua con lo cual no podían detener a nadie. Cuando pasó un tiempo y, dado que los guardias no se iban, decidimos salir del agua, encabezando el grupo Alfredo Bootello, que se convirtió en líder del grupo. Quiso pactar con los guardias, pero no accedieron al ruego de Alfredo, conduciéndolo a la explanada del Autobús, para llevarlo al casco antiguo. La reacción del grupo fue inmediata: nos metimos en el autobús todos en bañador para acompañarlo no se a donde. Cuando llegamos a la ciudad, los guardias ante tal espectáculo se preguntarían  «--¿Y ahora que hacemos con tanta gente?». En el mismo autobús, llegamos de nuevo a La Puntilla, en loor de multitudes. (Texto: José Luis Calle).

(*) No se sabe a ciencia cierta si, por el contrario, es un porteño en Sevilla.

-----------------

EN AGOSTO, EN EL HOTEL PINOMAR, DOS EXPOSICIONES DE ADRIÁN FERRERAS.

ferreras_doble_expo_puertosantamaria

6 comentarios en “733. GENTES DE LA PUNTILLA (III). Memorias de un sevillano en El Puerto (*)

  1. isabel

    ¡¡¡Que recuerdos!!!!; me gustaría preguntarle a José Luis por gente de aquellos años a ver si los conoce y tenemos amig@s en común. Aunque solo habla de chicos, de partidos de futbol , de baloncesto.
    A lo mejor hemos coincidido en algún " guateque".
    ¿ Ibas por el Club Nautico?. Aquellos fueron unos años gloriosos, con orquesta en directo y todos los jovenes aprendiendo a bailar al tiempo.
    Lo que peor llevabamos las chicas era tener que esperar aque algún chico te sacara a bailar. En eso se ha mejorado bastante....

  2. Maria jesús

    Para R.A.L
    No se puede imaginar la ilusión que me haría. Desde hace algún tiempo estoy recopilando fotos e información de mis antepasados. Me esta resultando difícil, pues de las dos líneas- la materna y la paterna- solo me quedan en el Puerto, tres abanderados-a los que Dios Guarde-muchos años. Dos de ellos con una memoria prodigiosa, a pesar de sus -88 – 98 años. El de menos edad-84- apenas se acuerda. La lastima es que mi padre era una –Enciclopedia- se acordaba de todo, con lujo de detalles. Hay personas que al ver las fotos, me dicen que les da -yuy- a mi me da alegría ver las caras de mis antepasado y, conocer sus historias. Algunas muy bonitas pero muy duras. Como dice que nos conocemos, nuestro tfno esta en la guía. Sino el Sr Morillo, puede ayudarnos.
    Se lo agradezco sinceramente.
    Saludos.

  3. R.A.L

    Para Maria Jesus Vela:

    Hola Maria Jesus, te conozco y tu a mi tambien, solo queria decirte que yo tengo algunas fotos de la Granja San Javier del año 1958, en la alberca, entre las lechugas plantadas, entre vacas, a ver si puedo verte o me mandas tu email y te las paso por correo, o dime donde puedo localizarte, desde que cerrasteis la fruteria no os veo a ninguno

  4. María Jesús Vela

    Don Luis, por su comentario, veo Para ACL
    que conoció La Granja San Javier. Desgraciadamente yo no tuve esa suerte. Para mi cualquier comentario a cerca de ella me trae muchos recuerdos heredados. Vd. habla de la alberca, supongo que pasó un día muy agradable, por lo que cuenta. Cuando vivían mis abuelos, en la alberca había peces de colores, eso pudo ser el detonante para que mi tío Jose Luis , de tres años sufriera un terrible accidente. Sé que había dos casas, la de los propietarios – los Hervías López- y la de mis abuelos. En esa casa nacieron mis dos hermanos mayores, lastima que los cinco restante no tuviéramos el privilegio de corretear por ella. Supongo que fue muy duro tener que abandonarla, pues los Vela Mariscal, estaban, enraizados a esa tierra, que tanto trabajo, sudor y lagrimas les había costado levantar. ¡y de que manera levantaron!
    ¿Por favor? Podría describirme, si se conservaba alguna nave, o algo que recordara a mi familia. ¿Como era la alberca?
    Perdone el atrevimiento, pero el único tío que me queda , apenas cuenta nada, siempre dice que no se acuerda, supongo que lo hace porque todavía le afecta.
    La Granja San Javier ha sido muy importante, no solo para los míos, otras familias también han querido a esa bendita tierra.
    Le quedo agradecida si tiene a bien contestarme.
    Saludos.

  5. LSA

    José Luis, todo verídico. ¡Qué tiempos! Seguro que has leido mi comentario que publiqué hace muchos años en Diario de Cádiz "¡A la Playa!" en "Reuniones en la Playa de La Puntilla" en esta página web.
    Los Guerra, hijos de don Manuel Guerra y de doña Carmen: María del Carmen Manolín, Julio y Pili Guerra que vivían en Heliópolis en Sevilla y venían todos los veranos,aunque su padre, don Manuel, era Secretario del Juzgado Municipal aquí. Vivían, cuando venían a El Puerto, en una casa de la calle de la Plata que daba, por dentro a la casa de los agustinos de la calle Larga. Los Guerra tenían la caseta al lado de la nuestra.
    El que llamas Juanlu el de la Granja, era mi amigo Juan Luis Bermúdez Tejada, hijo de Lalo, sobrino del poeta José Luis Tejada.En la Granja San Javier había una alberca en la que nos bañábamos y donde echamos una artesa enorme que tenían los albañiles para hacer mezcla y la utilizábamos de barca donde nos subíamos.La artesa terminó en el fondo de la alberca hundida.
    Miguel, José María y Milagritos Rodríguez tenían la caseta de rayas marillas y blancas en diagonal. Jugaban muy bien al baloncesto en la Plaza de las Galeras.
    ¿Te acuerdas de las primas italianas de Alfredo Bootello?
    Debiéramos dedicar un capítulo a los bailes de disfraces en el Club Náutico.
    Muchas gracias por recordar a tanta gente y tantos hechos y milagros veraniegos en La Puntilla.

Deja un comentario