1.639. ANA MATO ADROVER. La Ministra de Sanidad que tiene casa en El Puerto.

Ana Mato Adrover, nació en Madrid el 24 de septiembre de 1959. Tiene casa en El Puerto de Santa María. Pocas personas hay en el PP que conozcan mejor su partido que la  ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, y posiblemente no hay nadie como ella para sentar en torno a una mesa a un grupo de dirigentes y ponerles a trabajar sin que se escape detalle o chirríe el mensaje. Es posiblemente la virtud más destacada de Ana Mato, su facilidad para coordinar equipos, campañas y mensajes, no en balde a eso se ha dedicado prácticamente desde que entró en política a principios de los 80 de la mano de Jorge Vestrynge.

Que es uno de los ojitos derechos de Rajoy --en ese cupo privilegiado también están Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores De Cospedal-- no lo duda nadie, y que el presidente del Gobierno admira de ella su entrega al trabajo, su discreción y su eficacia, tampoco. Por algo la puso a su lado en el Comité de Dirección del PP en 2008 como vicesecretaria de Organización, y por eso también la designó directora de las campañas más exitosas de la historia de los populares, las autonómicas y locales de mayo y las generales de noviembre de 2011 y luego como ministra del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Un departamento que tiene pendiente conseguir un pacto de Estado por la sanidad que asegure la cohesión y la equidad entre las comunidades autónomas y la sostenibilidad del sistema sanitario público en un contexto de crisis económica.

El pasado año, durante la presentación del cartel de la Feria de El Puerto en Madrid, dedicada a los países iberoamericanos, junto al alcalde de la Ciudad, Enrique Moresco.

A sus 53 años, con tres hijos -dos de ellos alrededor de los 20-, a Ana Mato le ha tocado dejar las cocinas del PP y de cocer decisiones para otros y dar la cara para anunciar iniciativas propias. En eso su experiencia es menor, y hay quien en el seno del Partido Popular duda de que se pueda mostrar tan eficaz delante de los medios de comunicación. Pero Mato no es mujer que se arredre y si por algo se caracteriza, dicen sus allegados, es por enfrentarse a los retos dando la cara, sin aspavientos ni histrionismos, sino calladamente, estudiando muchos los pasos que dar. Uno repasa su trayectoria y queda claro, al fin y al cabo la suya es una carrera cuesta arriba que ha hecho despacio, pero sin desfallecer.

Primero en Alianza Popular al mando del departamento de Información, después como subdirectora de José María Aznar en la Presidencia de Castilla y León, donde continuó como asesora del sucesor, Juan José Lucas; luego regreso a Madrid, a la Asamblea autonómica para, por fin, en 1996, integrarse en la Ejecutiva del PP con el padrinazgo del propio Aznar. Desde entonces hasta ahora, y salvo un paréntesis como eurodiputada en Bruselas, destino que ella pidió para familiarizarse con la política europea y perfeccionar un idioma que ya maneja bien, el inglés, no se ha movido de las altas esferas del partido, pero sin asomar mucho por el escaparate, siempre a la espalda del líder:

Hasta procesos verdaderamente complejos ha tenido que gestionar en los reservados de los restaurantes, como aquellas comidas con Francisco Álvarez Cascos para abordar la candidatura a la Presidencia de Asturias. La única que pudo hablar con el exministro fue ella, pues entre sus talentos también está la facilidad para llevarse bien con todo el mundo y no pisar a nadie.

Durante una visita al CEEI (Centro Europeo de Empresas e Innovación) Bahía de Cádiz, en El Puerto, el año 2009.

Mato no es de cavilar ella sola sobre las decisiones que tomar, al contrario: piensa en un equipo, les pregunta, los designa y comienzan las reuniones; ella pone los asuntos sobre la mesa y alienta debates duraderos hasta que sale en claro cómo actuar. Se entrega a este sistema más por devoción que por responsabilidad, a veces ni descansa o se detiene para comer, y ya algunos miembros de su equipo bromean con lo hartos que están de almorzar entre envases de plástico. Ella misma ha reconocido que entraba a trabajar a primera hora y se iba a su casa cuando en Génova sólo quedaban los guardias de seguridad. Entonces, cogía su utilitario, se iba  a su casa de las afueras de Madrid, cena poco, procura charlar con sus hijos y se va a dormir, a veces con un libro entre las manos, a veces sin nada, agotada.

Le encanta perder el tiempo en su casa de El Puerto de Santa María, e incluso irse de viaje con sus hijos a alguna capital europea -antes de la campaña de las generales se reservó su primer fin de semana en meses para irse a París-.

De izquierda a derecha, Teófila Martínez, Ana Mato y Ana Rosa Quintana en un tendido en los Toros de El Puerto.

Quienes la conocen sólo pueden quererla: sus colaboradores, Juan Carlos Vera, José Antonio Bermúdez de Castro, Alfonso Serrano o María Ávila, sencillamente la adoran. Ahora en el Gobierno, sigue trabajando a destajo y pensando en que no ve a sus hijos lo suficiente. Pero lo hará en silencio, entregada, entre comidas de despacho y restos de ensaladas del "Rodilla".  (Texto: Ángel A. Giménez).

6 comentarios en “1.639. ANA MATO ADROVER. La Ministra de Sanidad que tiene casa en El Puerto.

  1. Pepe Salmeron

    Segun este comentario a la sra.Mato habria que beatificarla,claro con eso de compañero de partido,pues es logico.Y ahora que el papa ha dimitido creo que podria acceder perfectamente al pontificado.Tambien hay que recordar el paso del sr.alcalde de el Puerto por I.P.y que se refresquen las memorias.

  2. Pedro Ingelmo DC

    hoy en Diario de Cádiz: El refugio de Ana Mato

    Discreta, casi invisible, Ana Mato veranea desde hace años en El Puerto en un chalé de 108.000 euros

    Es posible figurarse esta escena. El 30 de marzo de 1998 Ana Mato, como portavoz de Telecomunicaciones del PP en el Congreso, lanza un alegato con encendida locuacidad acerca de la importancia del fútbol en abierto. Pese a que ella detesta el fútbol, defiende con convicción el fútbol de interés general, como quiere el ministro Álvarez Cascos para poner zancadillas al fútbol de pago de Canal Plus, donde el grupo editorial Prisa ha apostado muchas fichas. Hay mucho dinero en juego, pero en ese momento en lo que realmente está pensando Ana Mato, actual ministra de Sanidad, niña bien, hija de militar, "muy pija", como la califican incluso dentro de su partido, es en una cantidad mucho más modesta: los 17 millones y medio de pesetas (108.182 euros) que le va a conceder el banco para poder comprarse un chalecito en la que es una de las zonas más antiguas de la urbanización Vistahermosa. Mato ha cumplido su sueño. Una casita en El Puerto, donde acude desde mediados de los 80, cuando era una recién casada aún veinteañera y descubrió la localidad de mano de su amiga Teófila Martínez.

    Hay que situarse en la época, en 1998. La corrupción, la financiación ilegal del PSOE a través de Filesa y la guerra sucia contra ETA habían hecho saltar por los aires el gobierno de Felipe González cuatro años atrás. Ahora gobernaba José María Aznar y en el Camelot 'pijo' de Aznar Ana Mato era una de las damas de honor. Mato forma parte de lo que se conoce como el 'clan de Valladolid', aquellos jóvenes criados en el laboratorio de la Sierra de Madrid en tiempos de Fraga que Aznar se llevó como núcleo duro de su gobierno autonómico en Castilla y León. Estaban, aparte de Mato, Miguel Ángel Rodríguez, Pilar del Castillo y, naturalmente, Jesús Sepulveda. Sepulveda no es muy brillante, pero es extrovertido y, a ratos, divertido. Sepúlveda, asiduo usuario de Pasadena S.L., la agencia de viajes de Francisco Correa, cabecilla de la red Gürtel, se convirtió en marido de Ana Mato y descubrió con ella y con sus dos niñas el paraíso de El Puerto.

    En El Puerto, cuentan los que recuerdan los veranos de la pareja, que ella era reservada y él algo más dado a las relaciones. Que ella era austera y él no tanto, como demuestra que en Pozuelo, la capital mundial del pijerío, el pueblo del que sería alcalde, decidiera comprarse un chalé valorado en millón y medio de euros al lado del que tenía el ex futbolista del Real Madrid Raúl González, dentro de la exclusiva urbanización La Finca. Contrastaba ese chalé lujoso con el elegido por Mato en El Puerto, bastante más modesto.

    Mato fija el naufragio de su matrimonio en el año 2000, si bien la separación no se hace efectiva hasta 2005. De ese intervalo datan los papeles de la red Gürtel que han puesto contra las cuerdas a la ministra. Según esa documentación policial, hay un total de veinte apuntes con un coste de algo más de 5.000 euros dedicados a la familia Mato-Sepúlveda entre 2002 y 2003. Es lo que pagó Pasadena en viajes entre Jerez y Madrid y en alquileres de coches. No queda muy claro que Ana Mato realizara esos viajes, ya que la mayoría de los apuntes hacen referencia a Sepúlveda o a las hijas, Sol y Ana. Como Ana Mato sólo aparecen dos alquileres de coches por un valor de 400 euros. Muy poco, es cierto, pero están ahí.

    Las personas consultadas, que conocen dentro de lo que es posible conocer a una mujer "pétrea" como Ana Mato, por su estancia en El Puerto, muestran su extrañeza. "Sí, tiene pinta de pija, pero no ejerce de ello. No le gusta el lucimiento ni el figureo. Apenas hace vida social en El Puerto. A la playa iba temprano y se marchaba cuando llegaban el resto de los bañistas. Más joven se le podía ver en un vespino desplazándose por la ciudad. Ahora ya no". Nunca ha sido de joyas ni de ostentación".

    Muy cercana al Opus, Ana Mato debió encajar con dificultad la separación del marido, como demuestra que hubiera un intervalo de cinco años entre la ruptura real y la ruptura legal. Pese a ello, como demuestran las facturas, Sepúlveda seguía acudiendo a El Puerto durante esos años.

    "A Jesús no le hemos vuelto a ver por aquí desde que se separaron. Cuando las niñas eran pequeñas y ellos tampoco eran demasiado en el partido, sí que salían un poco más, pero vamos, no era una pareja que te encontraras tomando cervezas con un cartón de gambas en Romerijo", cuenta un compañero de partido.

    Aunque su vida social en El Puerto se reduce a un par de amigas y sus aficiones son pasear por la playa y cenas benéficas puntuales, Mato acude a cualquier evento en el que se promocione la ciudad. El alcalde, Enrique Moresco, ha propuesto hacerla hija adoptiva de El Puerto después de que Mato interviniera en la presentación del cartel de la Feria de la localidad en Madrid en 2012. Allí Mato confesó que, para ella, El Puerto era "mi refugio de escape y el mejor lugar del mundo".

    "Ahora que las niñas han crecido y que tiene un puesto en el Gobierno no se le ve tanto por aquí. de vez en cuando con el pequeño, Borja. Pero si hubiera que calificar con una palabra lo que me inspira sería melancólica", afirma un compañero de partido que estuvo con ella en su último acto oficial en El Puerto, una visita a un centro empresarial en el que, muy correcta, declaró que "Andalucía merece algo mejor". Por la noche acudió a la tradicional cena en el hotel Santa María de El Puerto con la dirección provincial del partido. Como siempre, habló lo justo, estuvo amable pero distante y se retiró pronto a su refugio.

    Pedro Ingelmo.

  3. Un niño andaluz analfabeto

    Por lo visto cuando vienen al Puerto sus niños entran en el Chiqui Park de gañote, y sacan también el confeti de gorra del chino de al lado del Aldi. Parece también que su marido, o su exmarido, o lo que sea, le hizo el otro día una consulta a Hugo el abogado para ver a qué indemnización tendría derecho si lo despiden del PP, siempre según el Estatuto de los Trabajadores, por supuesto.

  4. Diego Utrera

    Creo que no es el momento oportuno para este cántico de alabanzas a Ana Mato, sin menoscabar sus cualidades, por encontrarse tanto ella como su exmarido entre los presuntos implicados en el caso Bárcenas. No me llevo bien con las casualidades.

  5. puerto

    que casualidad, acaba de salir a la luz publica que posiblemente esta señora este implicada en la trama de corrupcion del Gürtel y hoy sale en la pagina de gente del puerto.
    Esto no será un lavado de cara de esta señora por parte de nuestro ayuntamiento?
    No sera que en el puerto gobierna el pp y quiere que la gente de el puerto admire a esta señora por tener una casa en el puerto??
    Me parece de vergüenza que se ponga en la pagina de gente del puerto a una señora que esta realizando grabes recortes en sanidad y que posiblemente este implicada en un caso de corrupcion, segun dicen algunos medios de comunicación.
    Siento ser tan mal pensado, pero pienso que hay muchos habitantes del puerto que merecen un reconocimiento en esta pagina antes que esta señora.

Deja un comentario