2.900. Ángel Lozano Sordo. Bar Santa María. In memoriam.

angel-lozano-bsm-puertosantamaria

Ángel Lozano Sordo, Angelín, de familia de hosteleros de procedencia cántabra nos dejaba la noche pasada víctima de una afección cardíaca a los 62 años de edad. Desde 1976 regentaba el kiosko bar Santa María, a la entrada del Parque Ruiz Calderón esquina con la plaza de las Galeras, que se construyó en 1949 bajo el diseño del porteño Francisco Ameneiro Lucuix y con la finalización de la obra por parte del arquitecto Fernando de la Cuadra. Ángel y su hermano Pedro, son hijos de de Ángel Lozano García y de Luisa Sordo Díaz ambos de Camijanes (Cantabria) y sobrinos de Maximino, del restaurante El Resbaladero (ver nótula núm. 1.010 en GdP) Ángel, del Cafetín en la Placilla (ver nótula núm. 1.884 en GdP) y Vicente Sordo Díaz, del Bar Vicente (ver nótula núm. 2091 en GdP), respectivamente. Estaba casado con Ana García Ufano y tenían tres hijos:  David, Manuel y Carmen.

bar-santa-maria-ant-puertosantamaria

El Bar Santa María, en sus comienzos. /Foto: Colección Angel Lozano Sordo

El padre de Ángel, Ángel Lozano García había regentado el Bar Buenavista y, tras finalizar el contrato que mantenía con Guillermo Rivas Ramírez (ver nótula núm. 315 en GdP) en 1948 se embarcó de construir el coqueto chalé kiosko de todos conocidos, falleciendo en 1968 tras casi veinte años al frente del mismo. Su mujer, Luisa y su hijo Pedro llevaron el negocio hasta que Pedro en 1976 se hizo del Mini Bar, en los soportales de la Ribera, pasando Ángel Lozano Sordo a ponerse al frente del Bar Santa María, por espacio de 40 años.

barssantamaria_11B_puertosantamaria

Los hermanos José y Ángel Lozano, segundo y cuarto, de izquierda a derecha a mediados de los setenta del siglo pasado. /Foto: J.A. Zambrano.

Nuestro protagonista ha vivido varias crisis económicas y ha conocido periodos más y menos espléndidos en los que, vecinos de El Puerto y turistas han desfilado por el emblemático Bar Santa María, donde Ángel cambiaba dólares por pesetas y luego por euros, para facilitar la vida a los comensales norteamericanos de la vecina Base de Rota. Muchas comidas se han dado en el Bar Santa María a autobuses que venían a embarcarse para Cádiz en el desaparecido Vapor Adriano.

barasantamariab_2_puertosantamaria

El Bar Santa María en sus comienzos.

Conoció diferentes modas y tres remodelaciones del Parque Calderón, como tres remodelaciones del afamado Kiosko, la última incorporando unas cristaleras haciendo mas confortable para sus clientes la comida frente a las inclemencias del tiempo. Ilustres parroquianos fueron el poeta Rafael Alberti o el pintor Juan Lara, cuando la Comandancia de Marina estaba situada en la calle Luna frente a La Mezquita. (Juan Lara fue durante muchos años empleado civil de la Armada Española).

barsantamaria___1_puertosantamaria

Una vista actual del Bar Santa María.

Para el crítico gastronómico Pepe Mendoza, “Esta especie de “chalet” situado en el centro del Parque Calderón, que funciona como bar y restaurante en su planta baja. Se puede tapear en su interior y en una pequeña terraza que tiene con mesas altas y también comer de raciones o de platos en la terraza situada en el mismo Parque Calderón. La especialidad de Angel Lozano ha sido siempre el pescado y la carta depende, en este sentido, de lo que haya entrado en la lonja. Se pueden encontrar pescados de roca o mariscos que se sirven a la plancha o cocidos.

cuellarb_10abril83_puertosantamaria

¡Cuantas veces vio Angel tomar ‘fotos al minuto’  al fotógrafo Cuellar! Estaba instalado frente al Bar Santa María y, por cierto, no se llamaba Cuéllar tiene nótula núm. 399 en Gente del Puerto. La instantánea es del 10 de abril de 1983. /Fotografía Colección Miguel Sánchez Lobato.

A veces tiene quisquillas, una especialidad difícil de encontrar. Como nota interesante este establecimiento sigue haciendo, aunque sólo por encargo, uno de los platos típicos de la ciudad, el ‘caldillo de perro’, (ver nótula núm. 1.655 en Gente del Puerto) ya difícil de encontrar. Angel Lozano utilizaba la receta de su tío Maximino Sordo que la hizo famosa en el restaurante El Resbaladero. Se trata de un guiso, especialmente de pescadilla, que se cuece partida en rodajas en agua con verduras y al que se le añade un chorreón de naranja agria, lo que le da la personalidad al plato”.

Más información: El Bar Santa María en los setenta.

10 comentarios en “2.900. Ángel Lozano Sordo. Bar Santa María. In memoriam.

  1. Juan Antonio del Pino Suárez

    En honor a Ángel Lozano y Paco Guerra.

    Recuerdo cuando nos conocimos...
    éramos corazones libres, independientes,
    fuertes, inquietos...
    Siempre se termina así, con la muerte,
    pero primero ha habido una vida
    escondida bajo el bla, bla, bla, bla...
    Todo está resguardado bajo la frivolidad
    y el ruido... el silencio y el sentimiento;
    la emoción y el miedo...
    Los demacrados en constantes
    destellos de belleza, la decadencia,
    la desgracia y el hombre miserable.
    Todo sepultado bajo la cubierta
    de la vergüenza de estar en el mundo,
    bla, bla, bla,bla,bla...
    En otros lugares hay otras cosas...
    a mi no me importa los otros lugares.
    Así pues, que vuelva la historia;
    en el fondo es solo un truco... sí, solo es un truco.

  2. García de Romeu

    Ahora que no estás, te adelanto, buen amigo, lo que siempre te prometí, tu y yo sabemos lo que era, pero ahora tendrás que leerlo en diferido, pues…

    Mirando al Norte tu Mar,
    y a la espalda… la Montaña,
    mirando al Sur, otro Mar
    más allá de la montaña.

    Sin saber cómo o porque
    te embarcaste en esa nave,
    una nave sin montañas,
    sin verdes mares de pastos,
    sin los fríos de aquellos mares
    sin la fría brisa del Norte
    sin montañas…. Con la mar
    de salada claridad.

    Mirando al sur, otro mar,
    y en tu norte, la Montaña,
    esa a la que ahora vas,
    a tu montaña… tu mar.

    Un Ángel marcha hacia el Norte
    donde ese verde infinito
    son las marismas azules
    que en tu Sur supiste amar.

    Ahora ya no hay Norte o Sur,
    tu rio se transforma en Mar
    y tu Ribera son nubes,
    te imagino en tu Montaña
    y aunque la pena me embargue,
    pues un amigo se va…
    sé que aquí has dejado algo,
    tu estirpe franca y sincera,
    al frente de esa tu nave,
    portuenses que aun del Sur,
    son como tu… La Montaña
    gente sana… portuenses…
    montañeses de verdad.

    Gracias Ángel dale un abrazo a mi padre… nos vemos.

  3. Fernando Sainz Ezquerra

    Conoci este acogedor sitio en junio de este año. Mi más sentido pésame a la familia, empleados, amigos y clientes.

  4. Pepe Garcia Cobos

    Lo siento muchísimo, era un gran amigo de nuestra familia y maravillosa persona, lo echaremos mucho de menos.

  5. Miguel Angel Sainz-Ezquerra

    Apenas lo conocia pero irradiaba que era una bellisima persona. Descanse en paz.

  6. María Romero Sánchez

    La familia Romero les damos nuestro más sentido pésame y un beso muy fuerte lo sentimos mucho iiii

Deja un comentario