2.959. Manuel Sancho Jaldón. Cardiólogo.

manuelsanchojaldon_puertosnantamaria

Manuel Sancho Jaldón, Manolo Sancho, nació el 28 de diciembre de 1953, el Día de los Inocentes. De familia portuense y bodeguera, emparentado con Hipólito Sancho, hijo de médico y  nació en la calle Santiago de Cádiz, fue un cardiólogo de reconocido prestigio y un hombre bueno y de una gran humanidad.  Estuvo cerca de 20 años en el Hospital Reina Sofia de Córdoba. En el año 1993 se vino a Cádiz a montar la Unidad de Hemodinámica en el Hospital Puerta del Mar --la de referencia en la provincia de Cádiz y Ceuta-- y su jefe de sección. Tenía consulta profesional en la portuense calle Valdés. Muy modesto, viajero por todo el mundo, obtuvo numerosos premios, publicó cientos de artículos en revistas nacionales e internacionales y estuvo en los centros más relevantes de Cardiología Intervencionista. Fallecía, tras atender una urgencia de madrugada y salvar una vida, el pasado 12 de septiembre.

luis_caballero_noguera_puertosantamaria

1953
En 1953 era alcalde de El Puerto de Santa María, Luis Caballero Noguera, en la imagen superior. Rafael Alberti publicaba 'A la Pintura', 'Ora Marítima' y 'Baladas y Canciones del Paraná'. Se empiezaba a trabajar en la refundación de la Hermandad del Rocío. Comenzaba la organización del servicio de abastecimiento de agua a El Puerto como órgano de gestión municipal, por el que se suministraba el agua desde los Pozos Municipales de La Piedad. Comenzaba la construcción de la Base Naval de Rota, en parte construida en término de El Puerto. José Mesa González creaba, en el Parador de Fuenterrabía, la Tarta Imperial o Tarta de El Puerto. Eugenio Espinosa, abría su primer restaurante de nombre 'Guadalete' donde haría célebres su afamado ‘lenguado con fideos’. Nacían el torero José Luis Galloso, Enrique Naya de 'Costus', el artista plástico Felipe Lamadrid, Pepi García Gil --Miss Carretera-- y el poeta Jesús María Serrano.

Los padres
Volviendo a la historia de Manuel, aunque su padre, el también galeno Rafael Sancho Lobo era médico rural  en Villanueva del Rey (Córdoba), su madre Paquita Jaldón Pardo, que es como la conocían sus allegados, vino a Cádiz  a dar a luz a la casa familiar que ésta  tenía en la Calle Santiago, a pocos metros de la Catedral.

sancho-lobo-cordoba-puertosntamaria

Su padre fue su maestro y quien le inculcó la pasión por la medicina. Nacido en El Puerto de Santa María a principios del siglo XX, estaba emparentado con la familia bodeguera Sancho y con el historiador Hipólito Sancho de Sopranis y estudió en el colegio de los Jesuitas. En los Sancho Lobo y sus descendiente hay algunos notables casi todos vinculando a las ciencias, como el tío del difunto el también Dr. Manuel Sancho Lobo, médico rural y forense, muy querido en la población de Castro del Río (Córdoba) donde hay una calle que lleva su nombre, o el hijo de éste y primo hermano de nuestro protagonista, el Dr. Manuel Sancho Ruiz  director durante muchos años del Instituto Nacional de Toxicología.  En cuanto a su madre, los  Jaldón  son oriundos de Cartaya  (Huelva) si bien llevan varias generaciones afincados en Cádiz siendo una familia amplia y numerosa con los que Manuel Sancho tuvo una estrecha relación.

manuel-sancho-jaldon-familia-puertosantamaria

La familia Sancho Jaldón.

Los hermanos
Manuel era el más pequeño de cinco hermanos.  De mayor a menor: Rafael, funcionario jubilado que reside en Jerez;  Indalecio, fallecido en un  accidente en la vivienda gaditana; Julio, boticario, con oficina de farmacia abierta en El Puerto; Lolita,  residente en Jerez; y Francisco Javier, fallecido a los pocos meses de nacer.

manuel-sancho-jaldon-ninio-puertosantamaria

El niño Manuel Sancho

Durante la infancia de nuestro protagonista  hubo un suceso trágico  en la familia , el fallecimiento de su hermano Indalecio que estuvo a punto también  de costarle la vida a su hermana Lolita. Toda la familia se había trasladado a Cádiz desde Espiel (Córdoba) a la casa familiar de la calle Santiago con motivo de la celebración de las Bodas de Plata por la graduación en la Universidad de Cádiz  de su padre, el Dr. Sancho Lobo . Era época de Carnaval  y hermanos y primos se agolpaban en el balcón de la tercera planta de dicha casa  mientras pasaban los coros. El balcón se desprendió falleciendo Indalecio en el acto y  resultando gravemente herida Lolita que pudo salvar la vida gracias a que cayó sobre un toldo que amortiguo parte de la caída.  Indalecio tenía tan solo 15 años.

calle-santiago-cadiz

Calle Santiago, en Cádiz.

Dado que su padre desarrolló casi toda su vida profesional  como médico rural en Córdoba, primero en Villanueva del Rey y luego en Espiel, su infancia estuvo vinculada a Córdoba, aunque la familia, siendo adolescente se trasladó a Cádiz, sin  perjuicio de sus estancias veraniegas con toda la familia  en Cádiz, en Puerto Real, y más tarde en El Puerto de Santa María. De Espiel conserva grandes amigos de la infancia como Gerardo Arévalo, Juan Pintor, Anselmo y Paco Velasco, este último afincado en nuestra Ciudad.

Nuestro protagonista estuvo internado en el Colegio de los Salesianos de Córdoba, trasladándose a Granada a estudiar Medicina, ciudad en la que ya estaban también estudiando sus hermanos Rafael y Julio. Esa época universitaria la recordaba siempre con especial cariño y casi todos los años se trasladaba a Granada con su mujer e hijos a pasar unos días.

hospital-reina-sofia-cordoba

Hospital Reina Sofía. Córdoba.

Hospital Reina Sofía en Córdoba
Tras realizar el servicio militar en Almería, Granada y Jerez licenciándose como Alférez, se prepara el curso de MIR (Médico Interno Residente) y  en 1977 consigue  a la primera una buena nota que le  permite hacer  Cardiología en el Hospital Universitario Reina Sofía (Córdoba), recién inaugurado y que en poco tiempo se convertiría  en unos de los Hospitales de referencia en España en todo lo relativo al corazón. Allí obtuvo los títulos  de  Especialista en Cardiología y en  Medicina Interna y  una plaza por oposición como médico adjunto.

Se inicia en la Hemodinámica o cardiología intervencionista como técnica pionera no invasiva para tratar infartos y otras patologías sin cirugía,  destacando especialmente en este área por su habilidad. Allí comparte trabajo y equipo con prestigiosos doctores como Suarez de Lezo o Manuel Concha y realiza numerosas publicaciones a nivel nacional e internacional.  Ejerce también  como  vocal  por Córdoba de la Sociedad Andaluza de Cardiología , como profesor asociado de su Universidad y hace grande amigos.

manuelsancho_esposa_puertosantamaria

El matrimonio, en un viaje a la Gran Muralla China.

El matrimonio
Pero en Córdoba no solo cosecha logros profesionales sino que conoce a Mercedes,  su futura mujer y se casan después de tres años de relación.  Mercedes Muñoz de Verger Molina, pertenece a una conocida familia cordobesa que era hija del decano del Colegio de Abogados de Córdoba, Antonio Muñoz Ramírez de Verger, a la sazón Presidente  del Real Circulo de la Amistad durante casi 20 años y  teniente Alcalde de Córdoba durante la época de la  Alcaldía  de Antonio Cruz-Conde.

Se casaron el 20 de octubre de 1979 y, fruto de este matrimonio nacieron tres hijos:  Rafael,  abogado en un conocido bufete afincado en Marbella y casado con la portuense Coqui Terry Castro; Manuel que  trabaja en los servicios centrales de un importante banco  a caballo entre  Madrid y Barcelona y casado con la madrileña  Xotchilz Gonzalez Mora; y Alvaro. el más pequeño que ha seguido la tradición familiar y  que actualmente está haciendo la residencia en el hospital Virgen de la Macarena de Sevilla.

Manolo Sancho fue muy querido por toda  su familia política pero especialmente por sus sobrinos María, Marta y Baldomero Sanchez de Puerta, hijo de su cuñada Pili, a los que por circunstancia de la vida fue como un padre.

En Córdoba residen en la Plaza Angel de Torres , en plena Judería, muy cerca de la Puerta de Almodóvar.  Luego se trasladan cerca,  a la calle Doctor Marañón desde cuyo balcón  podían divisar  la Mezquita y  en frente de la plaza  que hay a la puertas de la muralla donde está  la estatua del famoso filósofo y  médico  Averroes .   En esa casa pasan años muy felices:  Los niños, los éxitos profesionales, la comodidad y vitalidad de Córdoba con sus tabernas, callejas y patios, la numerosa y divertida familia política,  el campo y los peroles con los amigos...,  hacen de  aquella época una época muy feliz que nada hace presagiar otro destino.

puertadelmar_cadiz

Hospital Puerta del Mar. Cádiz.

Cádiz
Sin embargo el Hospital Reina Sofia era una cantera de médicos para otras zonas de España donde la cardiología intervencionista no estaba desarrollada por lo que a principios de los años noventa comienza a tentarlo de distintos hospitales: Mallorca, Madrid, Sevilla, Puerto Real y finalmente Cádiz.  En la elección por Cádiz, a priori un sitio con menos proyección,  influye sin duda  el hecho de que ello suponía volver a la infancia y sus orígenes y que su padre había decido jubilarse en Jerez comprándose un casa en la calle Porvera.

Así que en 1992 --el año de la Exposición Universal de Sevilla-- llega a Cádiz procedente para poner en marcha la Sala de Hemodinámica del Puerta del Mar: un reto que suponía  cambiar de un servicio de renombre, la Cardiología en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, a iniciar un proyecto en la capital gaditana donde todo estaba por hacer y sólo contaba con promesas de la administración autonómica . Algunos compañeros  le decían que estaba loco. Sin embargo era consciente de la necesidad de que los pacientes de Cádiz no tuvieran que desplazarse a Sevilla o Málaga para ser intervenidos del corazón.

El Puerto de Santa María
También suponía un gran  cambio personal y familiar para su mujer y tres hijos y entre las opciones que barajan deciden  finalmente afincarse en El Puerto de Santa Maria  que desde entonces  ha sido su feliz hogar para toda la familia.

premios-ateneo-manuelsancho-puertosantamariar

A la izquierda, premiado por el Ateneo de Cádiz.

Poco a poco, con empeño y trabajo duro, fue alcanzado  los objetivos profesionales  y hoy en día se puede decir que el Servicio de Cardiología del Hospital Puerta del Mar es referente para muchas técnicas.  Fruto de ese empeño y  trabajo duro son los reconocimientos que su unidad y él cosecharon, como  el premio que en la rama científica le  concedió el Ateneo de Cádiz como gaditano del año en 2006  junto con otros galardonados  de la talla se Sara Baras, Jose Mercé  o la golfista Belen Mozo o el premio Dr. Rogriguez Morades .

Consulta en El Puerto.
Trabajador incansable, su dinamismo e inquietud hace que su actividad como médico no se limitase a la sanidad pública y desde que llega en 1992 abre su consulta privada  en la Calle Valdés 18 de El Puerto desde donde con los más modernos aparatos atiende cada año a cientos de pacientes de la provincia y fuera de la misma. Asimismo fue durante once años cardiológico del Hospital Americano de la Base Naval de Rota --aquella que se empezó a construir el año que nació nuestro protagonista-- y prestaba sus servicios como hemodinamista en quirófanos en el Hospital Asisa y en la clínica Asema, ambas de Jerez y en la Clínica Novo Santi Petri, en Chiclana.

También en Cádiz fue elegido vocal de la Sociedad Andaluza de Cardiología desde cuyo puesto organizó y celebró el congreso anual en El Puerto en el año 2010.

valdes-18-puertosantamaria

Consulta en El Puerto en calle Valdés, 18.

Continuó su labor docente como profesor asociado de Ciencias de la Salud  en la UCA y fue  miembro del Comité Editorial de diferentes revistas científicas, autor de numerosos  libros y publicaciones en revistas internacionales y  nacionales, siendo ponente y moderador en los congresos más importantes a nivel regional y nacional .

Su pasión por la Cardiología intervencionista le llevó a aprender las últimas técnicas a los centros más prestigiosos de EE.UU y  Europa y  también le permitió  conocer medio mundo: Finlandia, Kenia, Nueva Zelanda, China, Alemania, Suiza, EEUU, Argentina, Brasil, Australia, Singapur, Guatemala… la lista se hace interminable. Estuvo en los centros más relevantes de Cardiología Intervencionista como la Clínica Mayo, John Hopkins o la Universidad de Cambridge.

manuel-sancho-congreso-puertosantamaria

A pesar de todo estos éxitos, era una persona muy humilde, campechana, accesible, y casi pudorosa en todo cuanto tuviera que ver con el ego.  Y, sobre todo era un persona buena, con un corazón inmenso y una sonrisa siempre en la boca,  plenamente dedicado a su familia y a sus pacientes. Esa dedicación le costó la vida pues  a sus 62 años y a pesar de su rango seguía haciendo guardias. Quizás por la adrenalina de levantarse de madrugada y enfrentarse con un caso a vida o muerte, quizás también consciente  de que como jefe tenía que ser el primero y dar ejemplo. En cualquier caso  murió salvando una vida una madrugada de domingo, algo que llevaba haciendo toda su vida.

Sus compañeros de Hospital tenían una relación muy especial con el Jefe de Hemodinámica, con los que compartió y vivió tanto cosas juntos  y que le escribieron una carta en Diario de Cádiz: Ana Toledo, Ernesto Marante, Paco Pepe,  German Calle, Lucas Cano, Juanma Lacal y  mucho otros médicos, residentes, enfermeras y celadores para quien Manolo Sancho era un verdadero amigo.

manuel-sancho-burdeos-puertosantamaria

El último viaje con la familia, a Burdeos (Francia).

Aficiones
Le gustaban los Carnavales y la pintura pero el poco tiempo libre que tenía lo dedicaba casi en exclusiva a su familia, bien a pasar temporadas  en Córdoba, en un precioso cortijo que Mercedes tiene plena en la Sierra cordobesa muy cerca de Las Ermitas, bien viajando y visitando a su hijos. Recientemente había pasado todos una días  juntos en  Burdeos  (Francia) y nada hacía presagiar el fatal desenlace. Era también un excelente cocinero  especialmente de su época cordobesa los arroces en perol con lo que deleitaba a su familia todos los domingos.

La muestras de dolor y cariño  tras su fallecimiento el 12 de septiembre fueron inmensas y deja un enorme vacío a todos cuantos tuvieron la suerte de conocerle, ser sus pacientes o familiares de éstos, y compartir encuentros, charlas y conocimientos con él.  A su buena memoria.

2 comentarios en “2.959. Manuel Sancho Jaldón. Cardiólogo.

  1. Manuela Doñas Navas

    Sentí en el alma la muerte del gran Doctor D.Manuel Sancho.
    Tuve la inmensa suerte de conocerle, desde joven ,en Espiel y años más tarde como Cardiólogo Intervencionista enReina Sofía,pues yo trabajo allí como enfermera en el Servicio de Cirugía General y Trasplantes.
    Solo puedo decir que Dios siempre se lleva con él a los mejores,porque el era bueno en todos los aspectos.
    Mi más sentido pésame a toda su familia.
    Estará siempre entre nosotros con su sonrisa amplia y cariñosa.

  2. Mila gallardo López

    Muy bonito julio , grandiosa labor la de tu hermano manolo , que pena que personas como el tengan que irse de este mundo , mi más sentido pésame a su mujer mercedes y a sus hijos , y un beso para ti, cuidate

Deja un comentario