2.980. Francisco García Rico. ‘el Saboné’.

garciarco_sabone_puertosantamaria

Tal día como hoy, pero 80 años atrás, el 13 de noviembre de 1936, fallecía Francisco García Rico, ‘el Saboné’. Durante varias generaciones, al decir el nombre de Paco ‘el Saboné’ se hacía alusión a dos cosas, al conocido crimen de ‘La Lucha’ que contó con dos víctimas mortales en 1929, y a sus vicios carnales y vinateros. No obstante, tenemos que añadir que además de estas mencionadas características, hay una historia detrás, que nada tiene que ver con la imagen que hoy en día se tiene de él a través de los testimonios que se han contado. No pretendemos limpiar su imagen porque lo hecho, hecho está, pero no queremos que los habitantes y gentes de esta querida Ciudad se queden solo con esa faceta suya, ya que a lo largo de su vida hubo muchas más. En la imagen, único retrato que se conoce de Paco el Saboné, fotografiado a principios del Siglo XX. /Foto: Colección Emilio Fleming.

En la madrugada del 29 de noviembre de 1862, nacería en la casa anexa al emblemático edificio de “El Resbaladero”, Francisco de Paula Miguel Saturnino de la Santísima Trinidad García Rico, resumiendo, Francisco García Rico, Saboné, hijo de Francisco García Rodríguez, armador, y de María Milagros Rico Hinostrosa, esta última de Altea, provincia de Alicante.

castillo-resbalon-puertosantamaria

Es probable que su familia proviniera de Italia, ya que el segundo apellido de su abuelo materno era Dondeo un apellido que tenía su origen allí. Probablemente su sobrenombre Saboné viniese de allí también haciendo referencia a la ciudad de Savona. Pocos datos existen de sus antepasados, afincados siempre cerca del Guadalete desde principios del siglo XIX, a los que se le atribuyen ser propietarios en algún momento de la conocida Punta de los Saboneses, de la cual, no existe referencia alguna, dicha punta se encuentra en el extremo sur de nuestra localidad, al final de la playa de Levante, junto a la desembocadura del río San Pedro.

punta-de-los-saboneses-puertosantamaria

Punta de los Saboneses.

Hasta su etapa laboral y cumbre en la vida de Paco ‘el Saboné’, no se cuentan con muchos datos. Entre los años 1863 a 1877 harían varias mudanzas, siempre por la zona de la antigua calle Pozuelo -.-actual Federico Rubio-- y plaza Bizcocheros. Era el primogénito de cinco hermanos, siguiéndole Juan de Dios, Elena, Manuel, que desarrolló durante muchos años el cargo de concejal en el Ayuntamiento y finalmente, Antonio.

Perteneció a la quinta de 1882, concretamente a la de infantería de marina, aunque no llegó a ejercer el Servicio Militar ya que en el informe consta como ‘excluido’ sin conocerse la causa.

rosagutierrezruiz_puertosantamaria

En los archivos parroquiales, solo consta un matrimonio legal de García Rico, pese a que siempre se ha mantenido que tuvo posteriores nupcias y descendientes. Sería el 23 de Julio de 1886 en la Iglesia Mayor con Rosa Gutiérrez Díaz, y fruto de ese matrimonio nacerían once hijos, Francisco, Rosa, Milagros, Antonio, Josefa, Manuel, Carmen, José, Juan Pedro, Emilio y Felisa. En diciembre de 1907 y a causa de una septicemia fallecería Rosa a la edad de 43 años.

Las primeras referencias, de muchas, que aparecen en la prensa de la época, Revista Portuense, dejan claro que Paco era monárquico y que estuvo vinculado a la política conservadora. Sus primeros pinitos en la política fue en el partido Silvelista, del que sería secretario en esta Ciudad. La formación política fue fundada en 1890 durante el gobierno de Cánovas por Francisco Silvela, que desempeñó los cargos de Ministro de la Gobernación, de Gracia y Justicia, Marina y Estado durante el reinado de Alfonso XIII. Tras su muerte en 1905, tomo el relevo Antonio Maura.

titular-rev-portuense-puertosantamaria

Otra ‘gesta’ que relata la Revista en esas primeras referencias es la de un salvamento a una joven de 19 años llamada María Moreno, fue en enero de 1898, la Revista lo relata así: Ayer a las siete de la noche del jueves y cuando la corriente del río Guadalete llevaba más fuerza, se oyeron voces de auxilio que partían del agua y que por el eco parecían dadas por una mujer, se reunieron en la orilla varias personas que a su vez gritaban demandas de socorro. […] En aquellos sitios existe gran cantidad de fango, por lo que nadie se atrevía a entrar. En tales momentos un individuo llamado Francisco R. García –errata- conocido por El Saboné que salía de su casa acabado de comer con desprecio de su vida se tiró al agua. […] con trabajo llegó hasta donde se hallaba la mujer y la agarró por el cabello sacándola con fuerza. […] Teniendo a la mujer en las manos y con el fango a media pierna, fue recibido con júbilo por todo el público reunido en aquel lugar[…].

el-ayuntamiento_peral_antiguo_puertosantamari-copia-copia

La vertiente política
A través de la Revista Portuense, hay constancia de que García Rico, fue concejal en el Ayuntamiento, por aquel entonces situado en el mismo sitio que en la actualidad, y que también se presentó a las elecciones en más de una ocasión, como en 1903 por la candidatura independiente junto con el que posteriormente sería Alcalde en 1924, Alfonso Sancho y Mateos, que obtuvieron 155 votos respectivamente. Posteriormente volvió a presentarse en las elecciones de 1905, esta vez por el partido liberal, del cual resultó elegido concejal, aunque la Revista no especifica que concejalía tuvo en aquel mandato. Como dato curioso, en el Pleno del 11 de diciembre de 1907, toda la Corporación Municipal le mostró su pesar tras el fallecimiento de su esposa.

Hasta 1909, la vertiente política de Saboné, brilla por su ausencia. En la edición del 9 de Julio de la Revista, anuncian la forma en las que quedan constituidas las comisiones municipales, estando nuestro protagonista en Estadística y en Sanidad/Cementerio. No desiste y se vuelve a presentar a las elecciones de 1909, esta vez por la candidatura monárquica con la obtención de 145 votos. La historia se repite de nuevo y pasa a formar parte de la Comisión Municipal de Abastos, Cárcel y Paseo/Policía Urbana. Probablemente, ya que no hubo constancia suya en elecciones siguientes, su andadura política finalizó ahí.

La mar: barcos y pesca
La política en la vida de Saboné fue algo totalmente secundario, la fama --buena o mala-- de su persona se la dio el mundo de la mar. Desde los 22 años hasta su fallecimiento, dedicaría plenamente su vida al mar, e iba incluso más allá, amaba su negocio, siempre inconformista y, aunque tenía afán de expandir su flota pesquera, no quedó nada de aquel joven armador.

sobre-garcia-hermanos-saboneses-puertosantamaria

Sobre de la Empresa de Saboné y Hermanos. /Foto: Colección Mario Fleming.

La empresa no fue solo gestionada por él. Fue una empresa familiar fundada en 1892 por su padre y dos tíos, llamándose por entonces ‘García Rodríguez Hermanos’. No existe constancia documental, pero en base a los padrones municipales Francisco García Rodríguez fallecería en 1898 aproximadamente, y a través de esa herencia los hermanos y Paco obtuvieron el negocio que pasaría a llamarse “García Hermanos Saboneses” ambas situadas en el mismo lugar, en la calle Aurora 1, colindante con la Casa de las Cadenas, vivienda que pasaría a ser de Saboné durante toda su vida y que consiguió a través de un intercambio con una hermana, propietaria por herencia de aquel inmueble. Era una finca bastante grande, de dos pisos y con trasera a la Bajamar, donde quedaba el Cuarto de Redes que a la muerte de este pasaría a manos de su hijo Antonio apodado “Tecle”. La finca estaba comprendida desde la Casa de la Aduana, hasta la casa denominada anteriormente. En ese terreno estaban las Bodegas de Crispulo Martínez y la casa de García Rico. Con el paso del tiempo la empresa sería capitaneada también por sus hijos. Pudo presumir de obtener un gran reconocimiento en 1905, la Cruz de 1ª Orden al Mérito Naval, concedida por Real Decreto con motivo del salvamento del barco La Granadina.

A Paco Saboné se le atribuye, una nueva técnica para la venta del pescado que consistía básicamente en pregonarlo, y también fue uno de los pioneros en introducir en sus barcos el motor de vapor, de lo que más adelante dará fe la Revista Portuense.

En 1921 fue creado el Pósito de Pescadores de la Ciudad, siendo uno de sus primeros miembros. (ver nótula núm. 2.030 en GdP)

real-patente-de-navegacion-puertosantamaria

Documento Original de la Real Patente de 1922/ Colección Angeles Matiola.

Contó con una flota pesquera de al menos 22 barcos en pareja para la pesca del bou, siendo quizás el más importante el San Germán que contaba con una Real Patente de Navegación firmada por Alfonso XIII y concedida en 1922, hoy conservada por una bisnieta del mismo, a la cual agradecemos la cesión del documento. (ver nótula núm. 1.085 en GdP)

Los años dorados de la empresa y del propio Paco, fueron sin duda el periodo 1910-1915. En 1914 en una edición de prensa hay un sorprendente artículo, casi a portada completa, que lleva por nombre ‘Nuevos Barcos’, y que relataba así: Nuevamente ha demostrado la muy acreditada casa armadora de buques de esta ciudad “García y Compañía Saboneses” la constante labor e incesable actividad en ella […] Es el alma del negocio en explotación, nuestro querido y distinguido amigo Francisco García Rico, que hace muchos años lleva la gerencia de la casa. […] Ayer de mañana notábase en el muelle de Guía inusitado movimiento. Dos nuevos y hermosos barcos parejas anclados en el río frente a la casa armadora atraían todas las miradas. […] Danse vivas a los Saboneses al Puerto de Santa María y a los marineros pescadores. La Bodega del padrino señor Gutiérrez Dosal, estuvo abierta toda la tarde y en ellas fueron obsequiados espléndidamente con vino, jamón y pastas para festejar el bautismo de estas nuevas naves. […] Supimos después, que los barcos llevaban introducidos motores Kelvin. En buques de pesca al bou son los primeros en España que llevan denominado motor […].

barcos-pesqueros-bajamar-ant-puertosantamaria

Foto de época del muelle pesquero, se puede apreciar el cuarto de redes.

En 1920, comienzan los desencuentros entre el armador y el sector pesquero portuense, especialmente con la Sociedad de Marineros. No obstante, no sería la primera vez, desde hacía más de 15 años en esta localidad existió un periódico denominado “El Sudor del Obrero” el cual relataba que Saboné forzaba a los marineros a comprar los artículos de primera necesidad para el armador o por venderle el pan más caro a los marineros de lo que a él le había costado o de robar básicamente, incluso según relatan en las páginas de la publicación, fue amenazado con una paliza a las puertas del Ayuntamiento. Todos estos artículos fueron firmados bajo el pseudónimo de ‘El Cangrejo’, que no llegaron a ningún sitio, ni tuvieron efecto alguno.

Hasta 1929, poco más se sabe de Saboné, asiduo a las colectas para las salidas procesionales, destacando la del Santo Entierro o de la asistencia a algún sepelio de los personajes de sociedad de la época.

El crimen del Saboné
Llegamos al año, 1929, el año del famoso crimen de ‘La Lucha’ (ver nótula núm. 145 en Gente del Puerto) desencadenado por problemas económicos. Ya que por aquel entonces estaba arruinado, había contraído deudas, muchas, pero hay dos que fueron las más considerables, las de Primo Díaz Vélez y Pedro Tomeu Navarro, al parecer, a cuenta de gasolina para los barcos. Estos citados señores más de una vez habían sido convocados para el pago de las deudas, pero nunca llegaban a liquidarse.

ramon_varela_campos_puertosantamaria

Ramón Varela fue alcalde, presidente del Pósito de Pescadores, Procurador en la historia que nos ocupa, y presidente de la Academia de Bellas Artes.

El día 12 de abril de 1929, los enseres de la casa de Aurora 1, iban a ser embargados por no haber podido hacer frente a las deudas. Horas antes, Paco García mandó a uno de sus hijos a llamar a Primo Díaz, residente en la Casa de la Aduana, a Pedro Tomeu Navarro y también al procurador Ramón Varela Campos (ver nótula núm. 2.030 en Gente del Puerto). Eran la una de tarde, el primero almorzaba cuando fue llamado. Al principio se negaba a ir, en vista a las llamadas anteriores sin lograr el resultado, pero al final accedió. Todo era aparentemente normal. Llegan a casa del armador y se encuentran en la mesa del salón tres sobres, supuestamente con el dinero a deber; tomaron asiento, y comenzaron a hablar, hasta que, en un momento determinado, Francisco se levantó y se fue alegando que iba a por una cosa. Cuando los asistentes se quisieron dar cuenta, se encontraron a un Saboné encañonándolos con su escopeta desde el dintel, propinando a Primo y Pedro, según la prensa, dos tiros en el vientre. No fue ni mucho menos en el bar La Lucha’, el crimen fue en su casa y ambos murieron en el Hospital de San Juan Dios, siendo primero el señor Díaz y posteriormente Tomeu, cierto es que el segundo llegó a la puerta del mencionado bar. Al día siguiente se efectuó el sepelio siendo inhumado primero Primo Díaz y después Pedro Tomeu, que murió al poco tiempo. Ramón Varela salió ileso de aquella masacre.

barlalucha_41_puertosantamaria

Pero… ¿Qué ocurrió con Paco? A las horas de tan lamentable suceso, fue acompañado por su hermano Manuel, por entonces concejal y uno de sus hijos al Penal de la Victoria para entregarse. No se sabe con exactitud el tiempo que estuvo en el citado penal, pero se le concedió la libertad provisional a la espera del juicio, que se celebró en Cádiz en febrero de 1930. La noticia del crimen corrió como la pólvora ocupando artículos en periódicos de tirada nacional como lo es ABC o El Diario de Galicia, además del testimonio de la Revista Portuenses y Diario de Cádiz. Este último fue el primero en hacerse eco de la noticia.

El Juicio
El referido juicio fue un acontecimiento sonado en toda la localidad, ocupó al menos tres ediciones de la Revista. Entre los muchos que declararon a su favor se encontraba Ramón de Carranza, amigo personal de Francisco al que conocía desde hacía muchos años; también declaró el hijo, presente en el crimen.

En su declaración alegó no recordar haber disparado a nadie, ya que contaba que Primo Díaz le dio un golpe en el oído, del cual se había operado recientemente en Jerez, que le dejó en el suelo. Tampoco recordaba la escena salvo el lugar que ocupada el procurador Ramón Varela, enfrente del dintel.

En la segunda sesión del juicio, celebrada el miércoles 19 de febrero del 1930, el acusador privado Serafín Álvarez, envía una carta al Juez en la que analiza la personalidad de los dos asesinados y como conclusión final decía, que no entendía como García Rico había matado a sus dos bienhechores de los cuales vivía. Refiere que el procesado le confesó a este que Primo Díaz había sido su paño de lágrimas. En esta segunda sesión, la defensa del procesado alegó de que todo aquello había sido “por el defecto de su afición al vino” y que este no era consciente de ello.

En resumen: Francisco García Rico fue condenado a 40 años de cárcel por doble asesinato y por tenencia de armas de fuego sin licencia. Estuvo en la Prisión Asilo de San Fernando, debido a que en 1930 ya contaba con una edad avanzada.

barlalucha_51_puertosantamaria

El falso indulto
Otro tópico que se ha mantenido siempre, es que García Rico había sido indultado por El Rey Alfonso XIII, del cual según testimonios fue amigo, pero eso no es cierto ya que en España estaba establecido por entonces el Gobierno de la II República. No fue indultado sino puesto en arresto domiciliario en 1933, arresto que duró hasta el final de sus días. Sus últimos años coincidió con el comienzo de la Guerra Civil. Tres de sus hijos estaban en el frente cuando falleció.

Aquel hombre que comenzó en un pequeño negocio, aquel que tuvo una vida de ensueño, que se convirtió en una pesadilla en los últimos años de su vida, murió, anciano y roto, cumpliendo con la Justicia por aquel acto deleznable que jamás tendría que haber ocurrido y que dejó a dos familias desechas.

Murió a causa de una infección en el pie, debido a la diabetes que padecía, y ocurrió tal día como hoy, pero 80 años atrás, el 13 de noviembre de 1936. En la actualidad, sus restos aún reposan junto con los de su mujer y su hija menor en el Cementerio de esta localidad. /Texto y Datos Mario Fleming Cumbreras (descendiente de Saboné), en colaboración con Francisco Javier Serén Perdigones.

 

5 comentarios en “2.980. Francisco García Rico. ‘el Saboné’.

  1. Antonio Carbonell

    Brillante, esclarecedora y acertada exposición. Enhorabuena a los autores, Mario y Francisco Javier.

Deja un comentario