Saltar al contenido

4.798. Caty Beringuier, autora del cartel de la encerrona de Morante

El cartel de la encerrona de Morante de la Puebla, de la artista parisina Cathy Beringuier, en El Puerto de Santa María ha alborotado a la afición taurina. Un diseño que retorna a lo clásico, tratándose de una postal con aires costumbristas: caballistas custodiando a los cornúpetas jaboneros de Prieto de la Cal, la bandera nacional entrelazada con un estoque y una montera, un retrato del maestro de la ribera del Guadalquivir, la fachada de la Plaza Real...

Que Morante es un estudioso y un apasionado de épocas remotas es sabido por toda la afición. Siempre hay un guiño en su estética o en su toreo. Está convencido de la necesidad de rescatar antiguas suerte y usanzas. Un ejemplo es la montera que ha estrenado en esta temporada, de estilo dieciochesco, más habitual en la etapa de Lagartijo y Frascuelo que en el siglo XXI.

Suya va a ser la corrida de mayor expectación del año: seis toros en solitario de la histórica ganadería de Prieto de la Cal, uno de los últimos vestigios de la sangre vazqueña, que es una de las castas fundacionales del toro de lidia. Y para adornar la gesta, un cartel de época.

El diestro cigarrero le encargó la obra a la artista parisina Cathy Beringuier, diseñadora que lleva ejerciendo casi dos décadas en la esfera taurina. La ‘alternativa’ se la dio el rejoneador y empresario Luc Jalabert, encargándole la filmación y edición de cada feria de Arlés. Y actualmente continúa trabajando para el mismo coso, con los hijos de éste: Juan Bautista y Lola.

Fue precisamente la composición que hizo para esta temporada arlesiana la que encandiló a Morante. Un cartel de un estilo muy similar al que finalmente ha realizado para la corrida portuense. Es nieta del cuerpo: su abuelo materno fue novillero de la localidad toledana de La Puebla de Almoradiel.

El genio de La Puebla le dio unas pautas muy sencillas: «--Quiero que tenga un estilo de cartelería antiguo, que aparezcamos la Plaza, los toros y yo».

Según señala la artista, «--No quise reflejar un combate, sino un símbolo de encuentro. El encuentro. Toros blancos que parten desde el campo. Desde el origen, y en dirección a Morante, que estará frente a seis de esos toros, pero que también estará frente a él mismo». | Texto: Jesús Bayort | Fuente: ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Al enviar este comentario estoy aceptando la totalidad de las codiciones de la POLITICA DE PRIVACIDAD Y AVISO LEGAL.
error: Alerta: Este contenido está protegido