3.988. Juan José López Amador. Coordinador del libro ‘Paleontología en El Manantial. La bahía de Cádiz hace millones de años’

El portuense Juan José López Amador, Restaurador de Arqueología del Museo Municipal, está considerado uno de los mejores especialistas en su ámbito profesional. Cuenta en su haber con un considerable repertorio de libros escrito solo o en compañía de otros. Coordina y también participa como autor en este volumen publicado por la Universidad de Cádiz en 2017: “Paleontología en el Manantial. La bahía de Cádiz hace millones de años”. Nadie podría pensar que en la playa de El Manantial de El Puerto de Santa María, en pleno corazón de la bahía gaditana, su costa y su fondo marino hayan guardado bajo sus sedimentos los restos fósiles de la fauna marina que hace al menos cinco millones de años habitaban sus aguas. Restos fósiles que pertenecen a mamíferos marinos, sobre todo cetáceos, sirénidos, delfines, tiburones como el megalodón, sargos o aguijones de rayas, caparazones de tortugas, corales, algas y una gran variedad de moluscos y crustáceos, así como restos de un ave (alca). | En la imagen, López Amador delante de la estela menhir de aproximadamente 5.000 años, posiblemente procedente de la Sierra de San Cristóbal, que se exhibe en el Museo Municipal del Hospitalito. 

| López Amador, atendiendo a una visita en la Sala de Restauración del Museo Municipal. | Foto: Asociación Jacobea de Cádiz.

Otros hallazgos de fósiles vegetales son: restos de maderas, grandes fragmentos de troncos, piñas o semillas de Ricinus, en los sedimentos una abundante presencia de foraminíferos-bentónicos (que viven en el sedimento) o planctónicos (que viven en la columna de agua).

| Acantilados en la playa del Almirante (término municipal de El Puerto de Santa María), en el interior de la base aeronaval conjunta de Rota. Se observan su altura, y los diferentes estratos, los fósiles se encuentran en los que están más a nivel del mar. | Foto: JJLA.

López Amador explica la complejidad de reunir un lecho tan disperso y numeroso de restos y evidencias de este vasto espacio arqueológico, labor que había supuesto décadas. Se trata de un concienzudo y prolongado trabajo coral y multidisciplinar que construye una interpretación sobre la formación del espacio de la Bahía gaditana desde el estudio de las evidencias paleontológicas en el yacimiento de la zona denominada ‘el Manantial’.

| Dientes fósiles pertenecientes a una gran variedad de tiburones incluido Carcharodon Megalodon

Un trabajo interdisciplinar, fruto de diversas áreas y proyectos de investigación que, probablemente, se trate de uno de los mejores yacimientos paleontológicos nacionales y europeos.  

López Amador se ha rodeado de varios de los más reputados expertos internacionales en diferentes materias para realizar una catalogación paleontológica lo más completa posible de todos los restos que se encuentran depositados en el Museo de El Puerto de Santa María, con vistas a una valoración científica lo más ajustada posible. 

| Portada del libro.

Los autores que han participado en esta monografía son, en el apartado de Geología,  Francisco Javier Gracia Prieto, profesor titular de universidad y Laura del Río Rodríguez, profesora ayudante doctora, pertenecientes al Departamento de Ciencias de la Tierra, Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales, UCA; en el apartado de Foraminíferos, Juan Usera, catedrático de Paleontología, y Carmen Alberola, colaboradora, adscritos al Departamento de Geología de la Universidad de Valencia; en el apartado de Vertebrados Marinos, María del Carmen Lozano Francisco, perteneciente al Grupo de Investigación Andaluz RNM353 Paleobiología, Bioestratinomía y Tatonomía; en el apartado de Investigación y Gestión, en el capítulo dedicado a los Moluscos, José Luis Vera Peláez, investigador y director del Museo Municipal Paleontológico de Estepona (Málaga); en el capítulo dedicado al Alca, Antonio Sánchez Marco, investigador del Instituto Paleontológico de Cataluña; en el apartado dedicado a las Maderas y Semillas, José María Postigo Mijarra, profesor asociado de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid, y Eduardo Barrón López, titular del Instituto Geológico y Minero de España con sede en Madrid; finalmente, en el apartado dedicado al estudio sobre el yacimiento como Patrimonio Cultural, el portuense José Antonio Ruiz Gil, profesor contratado doctor, del Departamento de Historia, Geografía y Filosofía de la Universidad de Cádiz.

Deja un comentario